Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-09-2013

El reformismo neoliberal y las luchas sociales

Adrin Sotelo V.
Rebelin


La desaceleracin de la economa mexicana que, segn estimaciones oficiales y empresariales, fluctuar entre 1% y 2% durante 2013, desvanece el excesivo optimismo mostrado al principio de su mandato por el Presidente de la Repblica que, enftico, aseguraba que en su gobierno dicho crecimiento sera exponencial, por lo menos, superior al doble de ese porcentaje. Por el contrario, la realidad es rebelde y muestra palmariamente que, con reformas o sin ellas que por cierto las ha habido el capitalismo dependiente mexicano, en su actual fase neoliberal, es incapaz de generar histricamente tasas de crecimiento promedio econmico superiores a 4%. Al respecto, recurdese que, si comparamos el perodo anterior al neoliberalismo (1950 y 1982), la tasa promedio de crecimiento econmico del pas fue de 6.6%, contra 2.03% que arroj en el perodo neoliberal (1982-2012).

Evidentemente que la autoridad neoliberal nunca va reconocer esta realidad, incluso, cuando la economa est al borde de ingresar en una nueva recesin. Ms bien dir que, efectivamente, se experimentan problemas, pero que stos quedarn "solventados" y "superados" una vez que entren en funcionamiento las famosas reformas estructurales. Al respecto, el Secretario de Hacienda del gobierno prista, frente a estas dificultades, declar que: "La economa mexicana est creciendo, pero est creciendo menos de lo que puede y debe crecer, por eso debemos acelerar el paso en materia de reformas la reforma en materia de competencia econmica, la reforma financiera, por supuesto la reforma energtica y la que habr de presentarse en los prximos das a la Cmara de Diputados, que es la reforma hacendaria. Son sin duda alguna, nuestro mejor elemento para asegurar el crecimiento econmico no solamente para el prximo trimestre o el prximo ao, sino de manera sostenida para los prximos aos y las prximas dcadas" ("Economa no est en recesin, pero crece a ritmo muy lento: Videgaray", Exclsior, http://www.excelsior.com.mx/nacional/2013/08/29/916129, 29 de agosto de 2013).

Hablando de dcadas, le recordamos al secretario de Hacienda que desde 1982, cuando Mxico ingres formalmente y de manera sistemtica al neoliberalismo salvaje, desde entonces se realizaron infinidad de reformas estructurales, como l las llama, y el pas se sumergi en varias crisis recurrentes como las de 1982, 1994-1995 y 2008-2009, ms la que ahora se avecina, y no se super nunca ni la raqutica tasa de crecimiento econmico, ni los problemas estructurales en materia social tales como pobreza, miseria, reduccin de los salarios y de los ingresos reales de la poblacin, ni se corrigieron los problemas agudos de la balanza de pagos y comercial que histricamente ha sido sistemticamente deficitaria, ni se redujo la deuda externa, ni el desempleo boyante, ni mucho menos la informalidad que actualmente cubre un espectro poblacional de alrededor de 30 millones de personas que constituyen el 60% de la poblacin econmicamente activa del pas.

Simplemente, tambin le recordamos que entre 1982 y 2010 se remataron y vendieron al capital privado nacional y extranjero, pero predominantemente a este ltimo, ms de 1000 empresas pblicas de la nacin y nunca se sali de la crisis o se obtuvieron los recursos de all derivados para invertirlos de forma productiva en el desarrollo nacional, por ejemplo, en infraestructura, en creacin de empleos o en el presupuesto destinado al bienestar social, en la educacin o en la salud. Por el contrario, la economa mexicana se ha precipitado en un deterioro mayor en conjuncin con la aplicacin de las polticas neoliberales y con efectos perniciosos y lacerantes en las condiciones generales de vida y de trabajo de la gran mayora de la poblacin. Lo curioso es que ya se trate de una poca de crecimiento econmico o de crisis y recesin, el gobierno neoliberal siempre encuentra pretextos para ensalzar y justificar su reformismo: en el primer caso, dicen sus voceros y representantes, son necesarias las reformas para preservarlo, pero tambin lo son para "superar" las dificultades, en el segundo. En sntesis, construyen de este modo la racionalidad suficiente para imponer y preservar el modelo neoliberal dependiente de acumulacin de capital con su correspondiente rgimen poltico y de dominacin.

Lo anterior revela que, de manera estructural y sistmica, el capitalismo mexicano opera con caractersticas de cuasiestancamiento productivo que incide de manera importante en el comportamiento de su tasa de crecimiento y de las principales variables de la acumulacin de capital. Esto viene a colacin, en virtud de que los principales voceros empresariales y las autoridades gubernamentales, comenzando por el presidente de la Repblica, han insistido frenticamente y rayando en el fanatismo en que, si no se aprueban y entran en funcionamiento las reformas llamadas "estructurales", el pas no crecer y, ms bien, se mantendr en un "equilibrio inestable" y con un crecimiento mediocre o, aun, regresivo. De aqu deducen, dogmtica y metafsicamente, por consiguiente, que dichas reformas, quien sabe por qu azares del destino, constituyen la panacea del crecimiento y del desarrollo, traducido en la creacin de miles y miles de empleos, en aumentos de la productividad, en un crecimiento importante de la economa nacional, baja inflacin, tasas crecientes de ahorro interno y, por ltimo, en el supuesto beneficio para la poblacin. Obviamente, si lo anterior no ocurre, es decir, si no se concretan las reformas estructurales, lo contrario a estos fenmenos ser la realidad que prevalezca en el futuro.

Pero tan pronto y leemos entre lneas los contenidos de las reformas impulsadas por el gobierno neoliberal descubrimos que existe un ncleo duro que de ninguna manera obedece a la santsima divinidad sino, bsicamente, a la inversin privada de manera predominante a la sacrosanta inversin extranjera directa la cual, en la ideologa neoliberal de las autoridades y de los lumpen empresarios est llamada a superar las dificultades econmicas y sociales del pas. La "burguesa" mexicana confirma, de este modo, su status de burguesa dependiente y subordinada al ciclo del capital que imponen las economas industrializadas y sus empresas trasnacionales, las cuales soncomo lo han sido histricamente las verdaderas beneficiarias de las reformas estructurales y de las polticas econmicas que disea el gobierno mexicano.

Hasta ahora el peismo, en lnea de continuidad con su antecesor, el calderonismo, ha implementado, entre otras, dos reformas (laboral y educativa) que han causado enorme descontento entre la poblacin, destacando las recientes movilizaciones del magisterio nacional en lucha encabezado por la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educacin (CNTE) que exige la derogacin de dichas reformas por su carcter privatizante y lesivo a sus intereses profesionales y laborales.

La respuesta del sistema hasta ahora ha sido obvia por parte del gobierno y de los partidos polticos: la sordera, la arrogancia y la amenaza de represin de autoridades, empresarios, partidos polticos y medios de comunicacin frente a las movilizaciones y demandas de los profesores acompaada de una campaa xenofbica que a veces raya en el racismo y el odio exacerbados orquestada por la derecha y los principales medios de comunicacin e informacin (de manera destacada a travs de la programacin del duopolio televisivo: TELEVISA y TV Azteca y de otros menores como Milenio) para exigir la represin abierta de quienes se oponen a las reformas neoliberales que se han impuesto y las que estn an en vas de imposicin como son la reforma energtica (electricidad e hidrocarburos) y hacendaria que impulsa el aumento generalizado de los impuestos y, en particular, el impuesto al valor agregado ahora incluyendo a los productos bsicos como alimentos y medicinas que evidentemente redundarn en un incremento de la exclusin social, de la pobreza en sus diversas modalidades: "normal" y extrema y de la informalidad.

La consigna esgrimida por estos medios y fuerzas se sintetiza en el mensaje ideolgico dirigido a convencer a la poblacin en el sentido de que estas movilizaciones, que incluyen una variedad de modalidades que van desde bloqueos de avenidas, carreteras, transportes y toma de edificios pblicos, hasta la instalacin de campamentos, demostraciones frente a embajadas y otras medidas de lucha, "estn encaminadas", aseveran, a impedir ser "evaluados" y a "bloquear" la posibilidad de "elevar" la "calidad" de la educacin, como plantean las reformas a la educacin en los artculos modificados y en sus "leyes secundarias" que constituyen un verdadero Caballito de Troya para colar la privatizacin de la educacin, el eficientismo y la imposicin del modelo neoliberal de educacin bsica exigido por el FMI-BM y otros organismos extranjeros como la OCDE que se adjudica el derecho de "recomendar" el tipo de economa y sociedad que debe prevalecer en nuestro pas.

Se puede sintetizar este obsesivo y aguerrido reformismo neoliberal del rgimen prista y de los partidos polticos a l articulados a travs del llamado Pacto por Mxico (PpM) que es una especie de supraparlamento sobrepuesto a los poderes legalmente constituidos del Estado mexicano, en particular, al poder legislativo, el cual simplemente acata los mandatos y decisiones de los lderes de la partidocracia mexicana como un proceso de ajuste estructural y de actualizacin del capitalismo dependiente mexicano a las condiciones de informalidad, precariedad laboral, bajos salarios y competitividad desenfrenada que reclama una economa mundial privada y de mercado sumergida en la crisis y en la devastacin de los recursos naturales y energticos del planeta.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter