Portada :: Chile
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-09-2013

Chile, ante los 40 aos del golpe fascista
Venir a Chile y pronunciar un discurso?

Juan Manuel de Pablos
Rebelin

En la sesin de apertura de la IX Bienal Iberoamericana de Comunicacin, celebrada en la Universidad de Chile en agosto de 2013, el profesor Jos Manuel de Pablos, catedrtico de la Universidad de La Laguna (Tenerife), pronunci las siguientes palabras, en calidad de presidente de RAIC, la Red Acadmica Iberoamericana de Comunicacin, bajo la sombra de los 40 aos del golpe fascista en Chile


Acaso lo primero que se debe hacer en Santiago no es guardar un minuto de silencio?

S. Todas las democracias del mundo deben al menos un minuto de silencio a Chile.

Salvador, 1 Vctor, 2 Carlos, 3 Joaqun, 4 Littr, 5 Celicia- Tamara , 6 Marta Lidia, 7 Ral- Jos Miguel 8 , Orlando 9 y tantos otros miles de mujeres y de hombres, mapuches, entre ellos, de edades muy variadas, del campo, de la mar y de la ciudad; de la fbrica, la oficina y de la universidad. De cuando el mundo enter conoci el sentido ms completo de la palabra Missing, 10 lamentablemente vlida todava hoy, de cuando Chile cambi su Ch por una doble S [SS] y Chile pas a ser SShile.

Ninguna mente lcida, cultivada en el amor a la justicia, deja morir aquel Chile.

De modo que Chile, aquel Chile de emociones plenas y solidaridad grande y madura, sigue en lo ms profundo de los corazones de tantas personas de mente abierta.

Hablo de los librepensadores del momento, personas que se ilusionan todava hoy por la teora de los derechos civiles y la justicia social. Personas con ojos conscientes que saben ver que los pobres no los produce la naturaleza sino las leyes econmicas. La miseria no crece de los rboles ni llueve de las nubes. La miseria brota y se extiende al paso de las estrategias financieras para acumular capital, acumular riqueza. La miseria es producida por decisiones de la mala inteligencia, por decisiones de rufianees formados en el mster de las grandes universidades privadas.

Y como toda obra humana, la miseria tambin se puede rectificar.

Para ello es preciso que haya personas inteligentes capaces de analizar con mirada crtica el modo en que a veces se usan ciertas inteligencias.

Y pienso que an hay este tipo de personas.

Hablo de lo que Sartre llam la voz universal que toma partido, donde el intelectual, consciente de su contradiccin de clase, se coloca al servicio de la sociedad para contribuir a la toma de conciencia colectiva.

Pero tambin hoy persiste una gran irresponsabilidad de muchos intelectuales ante lo que viene sucediendo en este momento en el mundo, en este momento en Amrica Latina.

Lo que viene sucediendo es una nueva forma de estar en guerra, de combatir a la gente comn, de explotar la vida ajena, nuevas formas de ataque y agresin a los derechos y al estado del bienestar. Una forma de convertir en un campo de minas la biografa de muchas personas.

Y para qu sirve esta guerra, al servicio de qu o de quines opera? Para que haya unos pocos que amasen ms y ms un dinero que no les hace falta ni tiene procedencia legtima en ocasiones. Son 11 los que viven en el centro del mundo, donde se depositan sus deshechos, que denuncia Franz Kafka (2002: 127).

Estos personajes inhumanos provocan que el mundo camine cojeando, que el mundo camine mal porque El estilo materialista y egosta de la vida contempornea no es inherente a la condicin humana, 12 como dej bien escrito Tony Judt (2011: 17).

Esa poltica que esquilma territorios se aplic contra los pueblos que han decidido liberarse y contra sus dirigentes polticos que han decidido gobernar para los humildes, tal y como acaba de denunciar este mismo mes de agosto 13 el presidente Evo Morales, al recordar su reciente secuestro areo por pases europeos arrodillados ante el imperio.

Este escenario de rendiciones y violencia, material y simblica, es el marco en el que trabajamos todas las que estamos aqu. Es el marco para quienes nos dedicamos al trabajo intelectual, especialmente de quienes trabajamos en el campo de la comunicacin social. Este es el escenario. Y est poblado de palabras.

Le ayer en La Sebastiana , la casa de Pablo Neruda en Valparaso, que l, Neruda, se describa a s mismo como un obrero de las palabras. Del mismo modo, nosotros, los acadmicos, somos obreros, obreros de los conceptos.

Y ante la oleada de corrupcin semntica que invade el discurso de los medios, hemos de actuar.

Un intelectual no es un currculum muerto sobre papel. Un intelectual es una fuerza viva con poder de transformacin.

T ocamos la realidad con las palabras o ya hemos dejado este mundo aunque estemos vivos.

Les propongo por eso repasar algunas de las palabras que sostienen la realidad que nos envuelve hoy

Silencio, fascismo, olvido, solidaridad, miseria...

Estas palabras condicionan las percepciones que acosan al periodismo de nuestros das, que escoltan en su vida diaria al profesional de la Comunicacin Social.

Son autnticas imgenes de la aterradora situacin que asola al mundo.

Vamos a verlas:

Silencio : El silencio, de palabras y de imgenes, es uno de los mayores enemigos de la actual comunicacin social. Fuerzas tenebrosas se empean en que el periodismo deje de ser sinnimo de preguntar. 14

Y, si Periodismo no es preguntar, acaso no deja de ser periodismo?

Sin preguntas qu queda? Compostura, pose, propaganda, apariencia?

Frente al silencio hemos de levantar las preguntas. Solo pregunta quien quiere saber y el comunicador ha de ser persona sedienta de dominar lo sucedido, de rastrear las pistas para atar los cabos, sedienta de desvelar, de apartar con preguntas los velos que tapan la verdad posible.

Y ah encontramos las bases ms llanas del periodismo de siempre. Citar slo cinco:

  1. Tratar de verificar. Contrastar. Confirmar. De ah la imperiosa necesidad de buscar fuentes que den testimonio. Fuentes variada s, no financiadas, plurales, expertas y cr t icas.
  2. Indagar en las posibles contradicciones.
  3. Contrastar los d iferentes argumentos cosechados.
  4. Ser precisos y claros. Ofrecer a los fruidores de la informaci n la historia m s sencilla de entender, m s f c i l de aprehender por los seguidores del medio, con menos zonas oscuras que impidan la mejor comunicaci n , la m s amable y entendible, aunque no sea siempre la m s tranquilizadora.
  5. Por tanto, y esto es clave, molestar si es preciso. Quien investiga ha de est ar dispuesto siempre al riesgo de molestar. Los t m i d os y a sustadizo s no sirven para este oficio.

Hoy, aqu y all, esas fuerzas oscuras pero bien visibles tratan de abortar estas bases, tratan de impedir la curiosidad innata de todo comunicador.

Saben muy bien que solo en la oscuridad pueden seguir medrando. Por eso esas fuerzas oscuras fomentan la versin meditica del concepto pensamiento nico. Y junto al pensamiento nico que les protege de ser criticados, aspiran a instalar la prensa nica, la visin monoltica que les proteger de ser descubiertos.

Qu es la prensa nica? La de nico amo, aunque de apellidos distintos, pero de nico fin. La de nico bando. La divorciada de la sociedad. Los medios de empresa convencional, al servicio de los mismos intereses. La de estatus quo, entretenimiento y evasin. (A veces evasin fiscal). La que no sirve a los que leen sino a los que dictan.

Har falta que citemos los nombres de algunas cabeceras? Lo mismo hace The New York Times que El Pas. El que fuera diario espaol de referencia.

Si lo prefieren, diremos El Real Pas , de Madrid: Real de realeza. El real diario sbdito de Espaa sobre todo, despus de haber pasado a ser digerido financieramente 15 por el fondo de inversiones Liberty, de Estados Unidos. Era la ltima evidencia que faltaba para poder entender sus campaas de prensa contra todo lo que en Amrica Latina suena a liberacin.

Un diario esclavo de sus amos no puede apreciar el deseo de liberacin de ningn pueblo.

De suceder hoy aqu el golpe fascista de hace cuarenta aos a nadie le podra extraar que el asalto fuera apoyado desde la calle Miguel Yuste, 16   donde tiene su sede la direccin de El Real Pas . Ya apoy otros golpes no hace mucho, siempre en lnea con esa guerra contra todo lo que en este continente fraterno moleste al coloso consumista del norte, a quien sirve de forma modlica. Fcil entender que su direccin teledirigida se pusiera al servicio de Eduardo Frei, de Patricio Alwin, de Augusto Pinochet, como hace tan pocos aos hicieron con el golpista Carmona.

Fcil de entender, pero difcil de perdonar.

Por eso es preciso romper el silencio. A riesgo de molestar. En Espaa, en la actual Espaa oficial y realista Decimos realista y nadie como en Amrica Latina entiende mejor el significado colonial del trmino Realeza y alteza, de la que se nutren tantas multinacionales de bandera espaola, s, espaola la bandera pero de capital forneo. Es una nueva forma de burlarse de la ciudadana de la regin.

En la Espaa realista de hoy, deca, llegan a ofrecer conferencias de prensa en las que se rompen todos los cnones informativos, al no dar paso a las preguntas.

Pero Periodismo es preguntar y, despus de preguntar, comunicar el resultado de la pesquisa.

Sin embargo , la prensa adicta al silencio, al silencio cmplice, silencio encubridor, no da paso a las cuestiones. Claro, sucede con el consentimiento de las convencionales empresas colaboradoras, siempre empresas del antiguo rgimen ahora an moderno. Corporaciones, en ocasiones de capital forneo, dispuestas a recibir de brazos abiertos el man gubernativo. Conocen esa merced de dinero pblico tan bien implantada con el diario El Pas por el presidente monrquico Felipe Gonzlez. Hablo, en efecto, del asesor de multinacionales, tan entusiasta l de la energa atmica, eso s, cuando se acumula lejos de su lugar de residencia.

Empresas mediticas, deca, que siguen enviando a ese matadero-del-periodismo a sus obedientes redactores, siempre pendientes de un despido masivo, como viene siendo la norma.

El colmo de tanta estulticia lo encontramos en el plasma.

Las ruedas de prensa bunkerizadas, ltima burla a la accesibilidad: presidente en sala cerrada y compacta. Periodistas en espacio aparte y cerrado. Vnculo de unin, pantalla de plasma. Resultado: la verdad total de la escaramuza de evasin. El falso tiempo del plasma ha llegado. 17 Es otra forma de bnker. Ser cierto que, como seal Schopenhauer (2009: 23), tenemos que mirar la vida como una mentira continua? 18

En ese brete, los periodistas se ven obligados a escuchar el discurso escrito por los amanuenses. Los escribas fabrican el discurso, el plasma lo reproduce, los periodistas lo copian, el pueblo lo digiere. Objetivo cumplido. Alegra y satisfaccin en el bnker: la sociedad sigue sin conocer nada importante.

Pero, ay, qu lstima, a veces la mecnica informativa del dictado sufre deslices. El discurso de fbrica compuesto por los escribas lleva acotaciones de uso interno y el presidente no est advertido. Las frases textuales se cierran con una marca para que el actor se acuerde de cambiar la entonacin. La marca reza: Fin de la cita. Y el ms mentecato de los polticos, llevado por la complacencia de su agilidad en la lectura, no deja de pronunciar Fin de la cita, lo dice con entusiasmo, con firmeza, lo repite cada vez que aparece, marcando el subrayado, Fin de la cita 19 . La audiencia re, y el insigne orador alcanza en segundos el xito mundial de protagonizar un trending topic 20

Cunta insolvencia! Y cunta ofensa a la ciudadana. Circo tambin. Pero estafa sin duda. Pareciera el modelo que tomara Erasmo de Rotterdam (1466-1536) para escribir en su Elogio de la estupidez 21 aquel pasaje que dice: cuando ms cerca estn de la vejez, tanto ms y ms tontos se vuelven. (2011, 28). Si lo prefieren, no es una buena forma de fortalecer la marca Espaa? 22 En eso andan, agregando ms motivos para la burla mundial 23

Segunda palabra. Dijimos fascismo y podramos haber aadido neo-liberalismo. La presente estafa planetaria socio-poltica a la que llaman crisis no es otra cosa que una razia 24 contra poblaciones civiles. Se perpetra sin miramiento alguno.

Nueva ofensiva contra la poblacin ms humilde. Para mantener la tradicin de sacar beneficio de los ms dbiles. Ahora armas de ataque econmico se suman al tradicional armamento sofisticado que siempre llegaba del Norte.

Ese armamento producido en muy rentables factoras, algunas, de propiedad pblica. 25 Sucede siempre, siempre, en actuaciones ideadas en el mismo edificio de forma pentagonal, donde Kissinger hace 40 aos timone su golpe ms depurado, 26 el mismo organismo que mantiene el campo de concentracin en la misma isla caribea donde los engendr aquel general realista empeado en mantener territorios coloniales en la Amrica de habla hispana. 27

Al menos a Weyler no le dieron el Premio Nobel de la Paz, que en ocasiones (Kissinger, Obama) se ha convertido en una muestra de cinismo institucional de gran relieve, grotesca burla a la memoria de Alfred Nobel.

El actual campo de concentracin de Guantnamo mantenido por el presidente Obama, Premio Nobel de la Paz, no lo olvidemos proviene del prototipo ideado por Valeriano Weyler en la Cuba colonial. 28 El general realista origin un modelo de reconcentracin de la poblacin rural que despus fue depurado en frica del Sur por las tropas inglesas para encerrar a los bers o afrikners 29 (granjeros de procedencia europea continental, en guerra contra los ocupantes britnicos). Este modelo se utiliz en la Alemania nazi como centro de exterminio. All lo sufrieron los antecesores de quienes hoy lo han llevado, modificado, eso s, a la franja de Gaza, convirtiendo a Palestina en un gueto. La historia hace un bucle hiriente sobre s misma.

El fotgrafo espaol, Gervasio Snchez, periodista universitario, ha documentado como hizo Goya los desastres de la guerra actual. Gervasio ha visto y desvelado restos de armas made in Spain en rincones indiscretos, ha criticado al gobierno de Madrid que predica la paz y vende la guerra 30 y se ha dolido por tan cida realidad, 31 cantando algunas verdades, como buen periodista desprendido del plasma y de la cantinela de fin de la cita:

Seguimos con otra verdad de Gervasio Snchez:

Esa vergenza por esos polticos profesionalizados, acostumbrados al pesebre del bipartidism o, representantes del lobby de las empresas armamentsticas o al lobby de las empresas biotecnolgicas, 33 esa vergenza, digo, nos ahoga a muchas personas que no somos realistas en sentido borbnico.

Las verdades de Gervasio Snchez!, tan alejadas del tie mpo del silencio forzado y tan crticas con tantas actitudes fascistas. Tienen algo de universal. Son verdades lamentablemente muy actuales, porque hemos sido testigos de las grandes mentiras euro-norteamericanas que llevaron a destruir un pas, Irak, por razones no confesadas ante los periodistas, no expuestas a la opinin pblica.

Y despus de Irak, Afganistn, y tambin el corazn de frica. Y siempre repitiendo la misma dinmica: combatir con peregrinos argumentos blicos a quienes tres minutos antes eran protegidos aliados del coloso consumista.

Y la prensa nica prestando servicio fiel al teatrillo.

Cuando se hace una referencia a los Estados Unidos tampoco se ha de olvidar que all hay una poblacin civil indispuesta con sus grupos de presin, los mismos ciudadanos en activo que nunca se cansaron de denunciar la invasin de Vietnam y hace poco denunciaron Wall Street. Aunque pasen los aos, la historia sigue siendo la misma, marcada por las mismas palabras: verdad ansiada, memoria imborrable, solidaridad humana, frente a cinismo, fascismo y miseria que crean dolor difcil de reparar.

Ahora que nos hemos dado cita en Santiago de Chile 40 aos despus de aquel holocausto no iba a ser posible que nos limitramos a hablar de las formas de titular las no ticias o de analizar la agenda setting, porque caer en el olvido es darle el triunfo final a los partidarios del cinismo, del fascismo establecido y enmascarado y de la miseria impuesta.

Vamos a creer lo mismo que aquel paisano universal que fue don Benito Prez Galds, cuando dej escrito un pensamiento muy clarividente: As como de la noche sale el claro da, de la opresin nace la libertad.

La opresin ya est ejercida. Nos queda por delante dar el paso de la libertad.

Y que sea ms temprano que tarde, porque mientras permanezca la situacin actual, como asegura Julin Casanova, Nos estamos alejando de forma acelerada de la democratizacin de la sociedad y se ha abierto, por el contrario, un proceso de consolidacin de estructuras antidemocrticas del poder. Aqu hay una crisis econmica profunda, de largo alcance, pero lo que tambin est en juego es la conservacin y desarrollo de la democracia. 34

Demos los pasos debidos pues, para el retorno de la democracia sin necesidad de apellido alguno, democracia a secas, porque solo en ella la universidad pblica podr ejercer la funcin social para la que fue ideada, la educacin de la juventud retornar a sus fueros y la mejor defensa de la sociedad quedar garantizada por la fuerza natural del pensamiento y la razn.

La razn, importante palabra.

El hombre inolvidable que muri en La Moneda el 11 de septiembre de 1973 nos dijo en su ltima alocucin un rato antes de morir que la Historia es nuestra y la hacen los pueblos. Y que su muerte, all forzada, quedara para la ignominia de los que intentan hacer la Historia con la fuerza en lugar de la razn.

No hay mejor defensa que la ms intensa educacin en plena igualdad de oportunidades y fomento de la cultura,

Que as sea y que lo veamos todas nosotras, las personas aqu reunidas hoy .

Muchas gracias!

* Catedrtico de la Universidad de La Laguna (Tenerife ) mailto:[email protected]

1 La muerte de Salvador Allende ( enlace )

2 La muerte lenta de Vctor Jara ( enlace )

4 Un general chileno acusa a Pinochet de haber ordenado el asesinato de 53 civiles( enlace )

5 Los presuntos asesinos de Vctor Jara imputados tambin por la muerte de Littr Quiroga Carvajal ( enlace )

6 Cecilia Magni Camino torturada y asesinada por carabineros fascistas en 1988 (revista Punto Final , Santiago de Chile, agosto de 2013, pp. 10 y 11).

7 Marta Lidia Ugarte Romn, detenida, torturada y asesinada, antes de arrojar su cuerpo al mar y aparecer ms tarde en la playa de La Ballena (revista El Siglo , Santiago de Chile, agosto de 2013, p. 15).

8 Ral Pellegrin, asesinado por carabineros pinochetistas y arrojado al ro Tinguiririca (revista Punto Final , Santiago de Chile, agosto de 2013, pp. 10,11y ltima).

9 El diplomtico chileno Orlando Letellier fue asesinado en Estados Unidos.

10 Desaparecido (1982) es una pelcula dirigida por Costa-Gavras y protagonizada por Jack Lemmon y Sissy Spacek. La pelcula, cuyo guin est co-escrito por el director y Donald E. Stewart, est basada en el libro The Execution of Charles Horman: An American Sacrifice , de Thomas Hauser. (Wikipedia) http://www.youtube.com/watch?v=CeE5KaodTBU

11 Franz Kafka, La metamorfosis y otros relatos . Grupo Anaya Ediciones Ctedra, Madrid, 2002.

12 Tony Judt, Algo va mal. Ha llegado el momento de detenernos a decidir en qu mundo queremos vivir . Taurus, Madrid, 2011.

13 Evo Morales Ayma, Un Presidente secuestrado en Europa. Santiago de Chile, agosto de 2013, Le Monde diplomatique , pp. 10 y 11.

14 Jos Manuel de Pablos (2011), Periodismo es preguntar ( enlace ).

15 Los procesos de financiarizacin en los grupos de comunicacin espaoles y el caso Prisa-Liberty - Jos Vicente Garca Santamara (Coord.), Universidad Carlos III de Madrid [ enlace ].

16 Calle donde tiene su redaccin el peridico El Pas .

17 Alusin al receptor de plasma empleado en ocasin tan significativa y escandalosa.

18 Schopenhauer, Los dolores del mundo . Editorial Sequitur / Pblico, Barcelona, 2009.

19 Rajoy lo lee todo, hasta el fin de la cita (entre parntesis) ( enlace ). Id. en Youtube ( enlace ).

20 El #findelacita# de Rajoy se convierte en Trending Topic [ enlace ].

21 Erasmo de Rotterdam, E logio de la estupidez , Akal-Pblico, Madrid, 2011.

22 Sol, playa aviones militares para vender Marca Espaa [ enlace ]; Labrador destaca el ajo como producto unido a la marca Espaa [ enlace ]; Pederasta de la marca Espaa [ enlace ]

23 Julin Casanova, Poltica, democracia y la marca Espaa [ enlace ].

24 Correra en un pas enemigo y sin ms objeto que el botn [DRAE].

25 Espaa ya es el sptimo exportador mundial de armas (2012) [ enlace ].

26 Miles de documentos confirman que EEUU apoy el golpe de Pinochet en 1973 ( enlace ).

27 El inventor de los campos de concentracin ( enlace ).

28 El 25 de octubre de 1898.

29 Campos de concentracin en la guerra de los beres ( enlace ).

30 Discurso de Gervasio Snchez en la entrega de los premios Ortega y Gasset ( enlace )

31 Los desastres de la guerra, por Gervasio Snchez ( enlace )

32 "Morens fue consejero de una firma que venda bombas de racimo [ enlace ]. Morens: ministro de Defensa o intermediario del Bazar de las Armas? [ enlace ]; Espaa: o ministro de Defensa e o lobby das armas (incluidas bombas de fragmentacin) [ enlace ]; Las ONG, ante el comercio de armas y el desarme (Vicen Fisas) [ enlace ].

33 Alusin al paso por los ltimos gobiernos de personas ajenas al partido en el poder, pero representantes de las patronales ASEBIO, Asociacin Espaola de Bioempresas, y SEBIOT, Sociedad Espaola de Biotecnologa, que han ocupado las carteras de Ciencia: Cristina Garmendia, en tiempos de PsoE [ enlace ], y Carmen Vela, en el actual gobierno del PP [Carmen Vela (o como da igual quien gobierne, el lobby biotecnolgico siempre gana)] [ enlace ].

34 Ibdem.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter