Portada :: Amrica Latina y Caribe :: La esperanza de Paraguay
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-09-2013

Paraguay
En el departamento de San Pedro hay terrorismo, pero de Estado

Abel Irala
Rebelin


La militarizacin est en marcha en el pas y va marchando a pasos agigantados con un gran manto de impunidad, se desplaza sobre las comunidades campesinas para estigmatizarlas, humillarlas y despojarlas, hundirlas en el miedo para retrotraer un rgimen antidemocrtico que permita profundizar el modelo extractivista y garantizar los intereses privados del gran capital, como lo analiza Ral Zibechi No hay extractivismo, no hay minera, no hay soja, no hay monocultivos sin militarizacin de la sociedad Esto no es que sea un error, la militarizacin, es parte de modelo. No hay minera a cielo abierto, mega minera sin militarismo1.

El sbado 24 de agosto el presidente Horario Cartes firm un decreto para militarizar tres departamentos del pas, fuerzas militares se han desplazado en Amambay, Concepcin y especialmente en San Pedro; despus de que dos das antes el Congreso Nacional haya otorgado al Poder Ejecutivo sper poderes con la modificacin de la Ley de Defensa y Seguridad, que faculta al Presidente militarizar el pas cuando ste considere de que exista una amenaza interna.

El decreto que dispone el uso de elementos de combates de las Fuerzas Armadas en operaciones de defensa interna en los departamentos mencionados, designa como Comandante de Operaciones al General de Brigada Mario Restituto Gonzlez Bentez, quien es el responsable directo de las actuaciones militares en el norte del pas, quien afirma ante los medios de comunicacin que "las armas del ejrcito no sern utilizadas contra la ciudadana"2.

Sin embargo, muy contrario a sus declaraciones, desde la presencia de los militares en el norte se estn registrando una serie de abusos, maltratos y violaciones de derechos humanos en contra de poblaciones campesinas empobrecidas. Existe en San Pedro algo que podramos denominarIncursinmilitarenviviendasdecampesinos/as, que reemplaza a los allanamientos fiscales y policiales que se prevn en Cdigo Procesal Penal de la legislacin paraguaya.

Los militares ingresan a la vivienda de pobladores/as para buscar a personas con orden de captura, lo realizan en horas de la noche y/o madrugada, sin exhibir orden alguna, forzando y rompiendo las puertas de las humildes viviendas, fuertemente armados y en algunos casos con los rostros cubiertos con pasamontaas y sin portanombres para no ser identificados. Actan con gran violencia, fsica sobre los hombres y psicolgica contra las mujeres y nios/as.

Una de las personas que ha sido vctima de los atropellos militares es el docente de escolar bsica Ramn Denis Cardozo, en la Colonia Oondivepa, con 22 aos de experiencia en su profesin, el mismo relata: a las cero horas del jueves 5 de setiembre escuche un ruido muy fuerte, se estaba golpeando la puerta con mazo de hierro, rompieron dos puerta, entraron en mi dormitorio donde yo estaba con mis dos hijitos y mi esposa, entraron con todo y sin mediar palabras ellos me agarraron y me pusieron cuerpo a tierra apretndome la cabeza con un arma.

El seor Ignacio Sosa, poblador de la misma Colonia tambin fue sorprendido en su domicilio por los efectivos militares, quienes ordenaron al dueo de casa a cavar un hoyo en plena madrugada, al preguntar para qu le hacan cavar, los militares le respondieron que era para su tumba.

Una de las mujeres de la Colonia 6 de enero, al ser entrevistada sobre la situacin que viven en la comunidad, angustiada por la forma en que actan los militares contra los campesinos y campesinas, pregunta: AcasosehalegalizadolatorturaenParaguay?.

El modelo extractvisita en Paraguay se expresa a travs de los agronegocios y la presencia cada vez mayor de empresas internacionales en busca de minerales, que priorizan la tierra como fuente de lucro, tiene cada vez mayor inters en la zona norte pas, as lo explica uno de los dirigentes campesinos Isidora Bazn: vinieron primero los norteamericanos y encontraron mucha riqueza, y hacia el Chaco creo que hay una boca de cntaro, a 500 mts. de profundidad se encuentra el agua del Acuifero Guaran. Tenemos Uranio tambin...3.

Palau, explica: un modelo que ya no se basa slo en la explotacin de la mano de obra, sino que prioriza la apropiacin directa de los bienes de la naturaleza: tierra, agua, minerales y biodiversidad entre otros. Un modelo para el que la vida misma es un a mercanca4 y todo aquello que se oponga a su objetivo es visto como una amenza interna; esto se traduce a que organizaciones, comunidades campesinas e indgenas que se nieguen a dar paso libre al avance de los agronegocios pasen a ser criminalizadas, territorios completos militarizados, dirigentes sociales persguidos, encarcelados y asesinados.

Notas:

1 Ver en http://www.wri-irg.org/es/node/20498

2 Ver en http://www.radio1000.com.py/audio_interna.php?id=7219

3 Palau, Marielle (Comp.) La dimension represiva y militar del modelo de desarrollo. 2011. Asuncin, Paraguay.

4 Idem

Abel Irala. Serpaj Py

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter