Portada :: frica :: Revueltas en el norte de frica
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-11-2013

Entrevista con Kamal Hamdi, Secretario General de la Unin de Escritores de Tnez
"La tarea prioritaria de la izquierda en los pases rabes es unirse y unir a las masas excluidas y marginadas, para enfrentar la contrarrevolucin"

Ernesto Gmez Abascal
Rebelin


EGA.- Hace ms de tres aos se inici en Tnez un profundo movimiento de protestas populares, que prcticamente se extendi por todo el mundo rabe, donde existan problemas comunes que venan acumulndose desde haca aos: corrupcin; falta de democracia y represin; desempleo especialmente entre los jvenes, y graves deficiencias en educacin, salud y otros servicios sociales. Qu balance puede usted hacer hoy, sobre la solucin o no de estos problemas, despus de ms de tres aos de luchas masivas? Qu alternativas se presentan actualmente frente al pueblo tunecino?

KH .- Primero tenemos que ponernos de acuerdo para calificar lo ocurrido en Tnez, consideramos en el mejor de los casos era una Intifada o revolucin incompleta y no lleg a ser una revolucin concluda. Yo personalmente no lo considero ms que la transferencia de las llaves del poder de una persona a otra, o de un partido a otro. EEUU que brind todo apoyo a Ben Ali, quien fuera considerado su hijo predilecto en nuestra regin a lo largo de ms de 20 aos despus de su golpe contra el lder Bourguiba, constructor del Tnez moderno, brindndole todas las herramientas de control del pas, sofocando la voz de la oposicin a cambio de las concesiones, y a expensas de los intereses y dignidad nacional, hasta el colmo de la normalizacin con Israel y sometiendo el pas a las imposiciones del Banco Mundial. Como resultado de esta dependencia absoluta, se ha fomentado y acumulado la corrupcin que se ha diseminado en toda la estructura estatal y se ha vinculado con la pobreza y la necesidad y la falta de equilibrio en el desarrollo de las diferentes regiones del pas.

Para enfrentar todo s estos desafos econmicos y sociales Ben Ali se apoyaba de forma absoluta del aparato policiaco que reprima a todos los movimientos de protesta usando la fuerza y el fuego, y no dudaba en encarcelar a todo opositor en los calabozos. Yo personalmente he sufrido estas injusticias pasando 10 aos de mi vida preso detrs de las rejas del famoso presidio Burj Alrumi en Tnez.

El patrocinador imperialista observaba de cerca lo que est aba ocurriendo, y en un momento determinado valor que la desaparicin de Ben Ali de forma repentina a causa de enfermedad o vejez, podra llevar a algunas fuerzas progresistas al poder, con la consiguiente prdida para EEUU de uno de sus patios traseros, a quien tena asignado el rol de polica local. Fue en esos momentos en que se present el Canal Al Jazeera y la inteligencia occidental, aprovechando el incidente de Elbouezizi, quien fuera un vendedor ambulante que cometi suicidio quemndose en acto de protesta, soplando en el fuego de la pobreza y el sufrimiento que atraviesa el pueblo tunecino, y poniendo a todos los medios de difusin para alcanzar su objetivo y lograr la cada de Ben Ali y su huida del pas, pero dejando detrs muchas interrogantes que siguen sin respuestas hasta ahora. Posteriormente se lanz el calificativo a lo ocurrido como La Primavera rabe, acto seguido el movimiento popular se traslada a Egipto, Libia, Yemen, y Siria que an sigue sangrando.

Aqu surge una pregunta vital: Desde cundo EEUU apoya a los movimientos de liberacin? Cundo en la historia de EEUU, este pas actu contra las dictaduras del tercer mundo? Ellos mismos fueron quienes facilitaron la llegada al poder de Ben Ali y otros semejantes.

Cuando leemos bien la historia, observamos que EEUU apoy el Shah de Irn participando en su golpe contra Mossadeq en 1952. Apoy a P inochet en su golpe contra Salvador Allende en Chile. Puede transformarse la promotora y protectora de las dictaduras repentinamente en una fuerza que derroque a estas dictaduras y combata contra sus injusticias, apoyando a las fuerzas de liberacion que luchan contra sus atrocidades?

Aqu planteamos la parte escondida, no vista , de los acontecimientos de la llamada Primavera rabe, en un momento crucial de la historia del imperialismo en su alianza con los jeques del petrleo la decisin de trasladar las llaves del poder de manos de gobernantes desgastados, que han perdido la legalidad de su existencia para entregarlas a nuevos gobernantes ms eficaces para comercializar sus planes y agendas sin salir de la senda de los anteriores, encontrando en los movimientos islmicos la alternativa ms preparada y dispuesta para aprovecharse de esta oportunidad, despus que Receb Tayeb Erdogan les aplan el camino presentndolos como el modelo de gobierno ideal en la regin, para abortar un movimiento revolucionario (movimiento popular rabe) que dur pocos meses.

El movimiento Al-Nahda en Tnez se encontr gobernando en alianza con dos pequeos partidos. Al-Nahda dirigi sus esfuerzos para sembrar a sus militantes en todas las estructuras del estado y revoc todos los compromisos contrados para terminar el periodo transitorio en un plazo de solo un ao, y se desvi a formar milicias y las denomin Comisiones de Defensa de la Revolucin , que fue el instrumento para atacar a los opositores, llegando hasta el asesinato poltico y la ejecucin fsica que cobr la vida de dirigentes de dos partidos de izquierda: Shukri Baleid, lder de los Nacionalistas Democrticos y Mohamed Alibrahimi, lder de la Corriente Popular Nacionalista rabe, quienes fueron los dos contrincantes ms consecuentes de los islmicos.

Toda la documentacin filtrada apunta hacia la involucracin del Ministerio del Interior tunecino en no garantizar proteccin a estos dirigentes previamente amenazados.

En otro aspecto la situacin social sigue complicndose en medio del aumento de precios y el incremento del desempleo y la ausencia de proyectos y financiamiento para el desarrollo de las diferentes regiones del pas (ausencia de justicia para las regiones). La nica solucin encontrada por el gobierno ha sido endeudarse con el Banco Mundial, quien ha impuesto sus condiciones encima de una economa deteriorada. En lo que va de ao hubo dos aumentos de precios de combustible y ha disminuido el subsidio a los principales artculos, lo que motivo el incremento de los movimientos de protesta donde han participado los partidos polticos y miembros de la Constituyente, quienes se retiraron de esta instancia y presentaron su dimisin por su mala gestin y en protesta por delegar sus funciones y autoridades en un gobierno insuficiente que est llevando al pas al caos.

EGA .-En Amrica Latina, se iniciaron procesos similares hace algunos aos, en los cuales las masas lograron derribar gobiernos corruptos en un grupo de pases y avanzar en cambios importantes en la estructura de poder. Estos cambios se desarrollan en una lucha constante contra la oligarqua que recibe el apoyo del imperialismo estadounidense y la reaccin internacional. No obstante, hoy hay gobiernos de izquierda o que responden en mayor o menor medida- a los intereses populares en Venezuela, Ecuador, Bolivia, Nicaragua, Uruguay, Brasil, Cuba y otros. Considera usted que existen condiciones para llevar adelante un proceso similar en los pases rabes?

KH.- Lo ocurrido en Amrica Latina es completamente diferente cuando lo comparamos con el mundo rabe, y a pesar de que las dictaduras son las mismas, pero la forma de su derrocamiento es diferente e incomparable. En Amrica Latina ha sido un movimiento popular contra la reaccin y el imperialismo, pero lo ocurrido aqu ha sido movido y alimentado por el mismo imperialismo para cambiar una dictadura vieja ineficiente por una ms joven, ms capacitada en ofrecerle concesiones y servicios a los intereses del imperialismo.

En el movimiento popular en Amrica Latina ha participado parte de la iglesia como patrocinadora de algn modo del cambio revolucionario pero aqu, al contrario, la mezquita ha sido una tribuna que elogiaba a los gobernantes incluso cuando cometan la injusticia bajo el pretexto del deber de "Obedecer a los que tienen la Orden" ( es un calificativo en la literatura musulmana que quiere decir los gobernantes) y empezamos a or "fatwas" (autorizacin emitida por Jeque de la jerarqua religiosa musulmana para hacer o dejar de hacer algn cometido), que permiten derramar la sangre de quien desobedece al gobernante.

En Amrica Latina, los preludios de las revoluciones estaban vinculados desde el principio con el pulso del pueblo sufrido por la pobreza, la injusticia y la necesidad. Por esto la brjula era libertaria, girando las manecillas a la izquierda, son autnticos movimientos progresistas que predica el bien del hombre y su liberacin de todas las formas de esclavitud. Por esto parte de la iglesia estaba unida a este movimiento popular, partiendo de que liberar al hombre es un anhelo universal. Mientras lo ocurrido en nuestro mundo rabe llamado primavera, encerraba dentro de s mayor sometimiento y humillacin del ser rabe, con el fin de saquear ms a sus recursos, y la prueba ms fidedigna de esto es el apoyo brindado por los ejrcitos e inteligencia occidental a estas "rebeliones rabes". Histricamente, la inteligencia estadounidense y occidental, cuando han intervenido en un pas, lo nico que dejaban era destruccin y saqueo. Despus de todo esto podremos creer que estn a favor de los rabes? Podremos creer de pronto que han cambiado de estrategia para favorecer los intereses de los pueblos rabes? Es de estpidos pensar que estamos viviendo un proceso revolucionario que lleva a la destruccin de lo viejo y abre camino para construir lo nuevo, y en favor de los intereses populares.

Para m La revolucin solo puede tener es te calificativo si su brjula se dirige hacia la Izquierda, y esta condicin no la tenemos plasmada en los pases de la "Primavera rabe " porque su brjula est an dirigida hacia la derecha. Esto lo confirma el apoyo de EEUU a los islmicos para llegar al poder, aferrndose estos ltimos a este poder cuando es alcanzado, dando la espalda a todos los compromisos contrados por ellos en un principio.

EGA.- Las fuerzas islmicas que han llegado al gobierno en Tnez y otros pases de la regin, as como las fuerzas polticas tradicionales, que han sido parcialmente desplazadas del poder, parecen no tener programas, ni intereses, para resolver los graves problemas estructurales que mantienen a la mayor parte de la poblacin viviendo o subsistiendo en condiciones difciles y a veces de miseria extrema Existen condiciones en Tnez para producir cambios de fondo en las estructuras de poder e iniciar un verdadero proceso revolucionario que pueda satisfacer los intereses populares?

KH.- Las fuerzas islmicas antes de llegar al poder haban predicado por el modelo turco y consideraban a E rdogan como el padrino de las revoluciones rabes, por esto la gente creyente se vi arrastrada detrs de esta ilusin. Pero con su llegada al poder y a gobernar, se confirm su bancarrota e incapacidad de aplicar los programas proclamados por ellos, y la incapacidad de ofrecer soluciones adecuadas y viables para vencer los desafos y problemas, manteniendo a la mayora de ciudadanos en una situacin miserable de empobrecimiento, y el desarrollo de las regiones se qued como consigna sin cumplir, y al contrario aumentaron los precios y la inflacin, y estos gobiernos fueron incapaces de superar estos desafos. Tnez ahora est bajo el gobierno de islamistas aliados con la derecha extremista, responsable de los asesinatos polticos cometidos. Tambin Libia est bajo el control de las milicias islmicas que llev su poder e influencia hasta el secuestro, recientemente, del primer ministro.

Egipto, gobernado durante un ao completo por los islmicos, si no fuera por la alerta del ejrcito, el presidente Morsi hubiera "vendido" el 40% del Sina para terminar de liquidar la causa palestina a favor de Israel en el marco del proyecto del Nuevo Medio Oriente.

Lo acontecido en el mundo rabe ahora, no es ms que un proyecto norteamericano que pretende impulsar el plan del Nuevo Medio Oriente, para garantizar la seguridad de Israel y enterrar la causa palestina definitivamente.

En Siria, el apoyo internacional a los "hombres armados " de parte de la reaccin rabe e Israel misma, brindando miles de millones de dolares y enviando miles de jihadistas no es mas que la demostracin del deseo de desmoronar el ltimo bastin de la resistencia arabe (Siria) que enfrenta a Israel.

EGA.- En medio de la polarizacin que vive la sociedad tunecina entre el gobierno y el movimiento AL-NAHDA por una parte, y por la otra la oposicin con sus diferentes componentes. Cul es la posibilidad de unificacin entre las fuerzas de izquierda, nacionalistas y progresistas, que puedan presentarse como alternativa slida para lograr los objetivos de la revolucin del pueblo de Tnez?

KH.- Desde hace un ao las fuerzas de izquierda se unificaron con fuerzas nacionalistas progresistas en un frente nico: El Frente Popular ** para oponerse a la derecha y las fuerzas islmicas que han logrado llegar al poder. Considero que el "dinero politizado" ofrecido sin lmite por parte del emirato del gas, QATAR, con el apoyo de EEUU y las fuerzas de Occidente, era la razn determinante para lograr la hegemona de esta derecha islamista y su arrogancia frente a la divisin de las fuerzas de izquierda progresista en pequeos partidos divididos por intereses de liderazgo personalizado, adems del idealismo y la confianza absoluta de poder arrasar en las elecciones. Esta errnea apreciacin quedo comprobada en las urnas, lo que motiv a los lderes de la izquierda reconocer la necesidad de unirse juntos con el partido "Nida'a Tnez", fundado como continuacin del pensamiento de Bourguiba y el Movimiento Constitucional, logrando la formacin del Frente de Salvacin Nacional***, que persigue salvar al pas del gobierno del partido islmico quien empez a promocionar una nueva dictadura que no defiere mucho de la dictadura de Ben Ali, sino es ms oscurantista.

EGA.- Lograrn las fuerzas reaccionarias rabes, y sus aliados de la OTAN y el imperialismo, hacer fracasar el movimiento popular rabe y desviarlo hacia una lucha sectaria como ya vienen haciendo en varios pases de la regin? Cmo se pueden enfrentar estos planes que adems persiguen posponer la justa solucin del conflicto palestino?

KH.- Las fuerzas de la reaccin rabe y sus aliados, la OTAN y el imperialismo, no podrn hacer fracasar el movimiento popular y no lograran transformarlo en un enfrentamiento entre sectas religiosas especialmente en Tunes, a pesar de diferentes incidentes de esta ndole ocurridos el ao pasado contra algunos shiitas tunecinos, que se quedaron como hechos aislados y fueron condenados por los diferentes sectores del pueblo tunecino que es tolerante por naturaleza.

El enfrentamiento sectario-religioso en Tnez est excluido como posibilidad porque la inmensa mayora sigue la corriente SUNITA MALEKI, y no hay otras en el pas, y por lo tanto, quien apuesta por estimular este tipo de conflicto interno se enfrentara con un rechazo popular a esta lgica sectarita incluidas las coronas tribales (Consejos Tribales en los pases del norte de frica) que tambin rechazarn esta lgica.

Esto a mi juicio es uno de los puntos luminosos que se adjudican a la labor de Bourguiba, constructor de Tnez moderno, quien elimin todo tipo de diferencias y discriminacin en base religiosa o tnica e hizo de Tnez un pas unido, donde no hay sectas religiosas y complaci a todos los tunecinos independientemente de su corriente o doctrina.

EGA.- Qu posicin deben adoptar las fuerzas de izquierda y progresistas a nivel internacional frente a la situacin que se desarrolla en Tnez y otros pases rabes?

KH.- Las fuerzas de izquierda y progresistas en el mundo estn en el deber de ayudar a los pueblos en los pases rabes que se rebelaron contra la injusticia de las dictaduras, pero siempre para mantener la brjula del movimiento popular hacia la izquierda, en correspondencia con los intereses y el bien de los pueblos que persiguen la libertad de los regmenes totalitarios.

Esta demostrado que la derecha trabaja por robar las rebeliones rabes apoyndose en las fuerzas del imperialismo y la reaccin rabe que la representa utilizando los petrodlares, inyectando miles de millones junto a la maquinaria propagandistica al servicio de esta derecha.

Tarea prioritaria pendiente por las fuerzas de izquierda en los pases rabes es unirse y unir a las masas excluidas y marginadas para enfrentar a la contrarevolucin.

Notas.

*Kamal Hamdi, escritor y poeta tunecino, Secretario General de la Unin de Escritores de Tnez, tiene varios libros publicados. Periodista activo, autor de artculos en la prensa rabe e internacional, activista en defensa de los derechos y libertades, preso poltico durante 10 aos durante la poca del gobierno de Ben Ali.

**Frente Popular: Alianza que agrupa los partidos de izquierda, nacionalistas y progresistas de Tnez.

***Frente de Salvacin Nacional: Alianza de la oposicin que agrupa al Frente Popular, el partido Nidaa Tnez y otras formaciones ms peque as opositoras al gobierno islmico de Al-Nahda.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter