Portada :: Venezuela
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 07-01-2014

El nuevo control de cambios: traer ms carros? O ms creacin e innovacin?

Luigino Bracci Roa
El espacio de Lubrio


2013 fue un ao muy difcil para las personas que trabajamos con tecnologas en Venezuela. Tras la sensible prdida del Presidente Hugo Chvez, el empresariado capitalista, ansioso de acabar de una vez con la Revolucin Bolivariana, inici una terrible guerra econmica en la que agujeros y problemas de corrupcin en Cadivi fueron aprovechados por ellos para sacar dlares del pas. Las empresas nacionales se encargaron de elevar de forma inescrupulosa los precios de todo lo trado desde el exterior, desapareciendo muchos productos y encareciendo notablemente muchos otros.

Si bien el BCV habla de 56% como la inflacin acumulada de 2013, quienes trabajamos con tecnologas percibimos que la inflacin rond 400 por ciento o ms. Cualquier equipo, aparato, instrumento o repuesto cuesta hoy al menos cuatro veces ms de lo que costaba hace un ao, y si bien las inspecciones realizadas por el gobierno tuvieron algn efecto, tambin es cierto que muchas tiendas bajaban los precios por algunos das y luego los volvan a subir. En otros casos, haba que hacer colas por muchas horas, algo imposible para los trabajadores asalariados. Las multas y sanciones para estos empresarios fueron irrisorias o, en algunos casos, no existieron.

Hay que entender el uso que las tecnologas tienen en el marco del Socialismo del Siglo XXI: estamos rotundamente en contra del uso de las tecnologas como forma de demostrar ascenso social y como mecanismo de ostentacin: para demostrar que aquellos que cargan un iPhone 5 o un Samsung Galaxy S4 son mejores que aquellos que cargan un celular econmico. Creemos ms bien en el uso de las tecnologas para la construccin de una sociedad distinta, como mecanismo para impulsar el aprendizaje, activar la creatividad y las ganas de innovar, o como herramientas para que los profesionales e innovadores puedan realizar su trabajo. El proyecto Canaima Educativo es el ejemplo ms exitoso que nos dej el Comandante Hugo Chvez de la visin que l tena para las tecnologas en el marco de nuestro proceso revolucionario.

No es ningn secreto que el control de cambios y el llamado cadivismo ha entorpecido la innovacin e investigacin en materia cientfica y tecnolgica. Es imprescindible que los nuevos mecanismos para el control de divisas que est estudiando el Presidente Maduro y su equipo cambien esta terrible realidad y ms bien permitan ayudar a las personas que, por su profesin, requieren del uso de las tecnologas para ofrecer servicios, fabricar bienes o realizar investigaciones: creadores populares, carpinteros, herreros, artesanos, msicos, creadores de instrumentos musicales, investigadores, bilogos, mdicos, veterinarios, cientficos, informticos, diseadores grficos, fotgrafos, comunicadores sociales, trabajadores del rea de audiovisuales, productores independientes, cineastas, y personas que trabajan por su cuenta: en fin, gente que necesita de un computador, de una cmara, de un taladro, de un torno, de una consola o de cualquier aparato (los cuales por desgracia an no se producen en nuestro pas) para realizar su trabajo. Aparatos que se daan, o que requieren repuestos, piezas, consumibles, complementos y similares que a veces cuestan slo unos cuantos dlares, pero que empresarios usureros venezolanos venden obteniendo mrgenes de ganancias que en ocasiones sobrepasan el 1.000 por ciento, como el mismo presidente Maduro y sus ministros han comprobado en las visitas e inspecciones realizadas en las ltimas semanas.


 

Hay muchos innovadores e innovadoras ansiosos de comenzar a investigar, estudiar y fabricar. Gracias a diferentes productos de hardware libre y hardware abierto disponibles (Pingino, Arduino, Raspberry, las impresoras 3D y similares) muchos adolescentes, jvenes y adultos pueden comenzar a experimentar con la fabricacin de aparatos y productos electrnicos, que en el futuro podran reemplazar a los que hoy tenemos que importar.


 


Pero el control de cambios y la ola especulativa empresarial ha hecho que este tipo de productos queden fuera del alcance de los emprendedores, quienes adems contemplan cmo aquellos que prefieren vender sus cupos o dedicarse a la compra y venta especulativa obtienen ganancias muy superiores a las que ellos obtienen con su actividad artesanal, investigativa o de innovacin. Algo terriblemente desmotivante y que, de no corregirse, evitar que nos convirtamos en el pas potencia con el que tanto so el Comandante Eterno y cada uno de sus seguidores.

Tiene que haber alguna forma de permitir a aquellos trabajadores que quieren adquirir un producto en el extranjero, que puedan hacerlo sin tener que pagar los precios especulativos que dictan los empresarios usureros venezolanos.

Las compras por va electrnica

El mecanismo de los 400 dlares para compras por va electrnica debe reconsiderarse seriamente, pues de ser correctamente implementado, vigilado y fiscalizado, puede ser una excelente forma de combatir la inflacin. Este mecanismo, creado inicialmente con un cupo anual de 3 mil dlares para permitir compras personales a la gente, fue limitado a la actual cifra irrisoria debido a que algunos vendan su cupo a personas inescrupulosas, para a su vez revender estos dlares en el mercado negro. Sin embargo, la solucin tomada por el gobierno en aquella ocasin penaliz a justos y pecadores: aquellos que usaban su cupo para adquirir productos que legtimamente necesitaban (incluyendo artesanos, investigadores e innovadores), sintieron que se les castigaba metindoseles en el mismo saco que aquellos que lo usaban para la reventa de cupos.

Otra terrible decisin tomada en aquella ocasin fue hacer obligatorias las tarjetas de crdito para acceder a este mecanismo (antes era posible usar tarjetas prepagadas), excluyendo a quienes, por razones econmicas, bancarias o ideolgicas, no tienen o no desean tener tarjetas de crdito...generalmente personas de sectores populares.


 

El mecanismo de las compras por Internet, sin embargo, puede llegar a ser muy til para combatir la inflacin. Muchas personas podran preferir comprar una cmara, un telfono celular o un par de zapatos mediante esta va, forzando a empresarios locales a bajar sus precios si es que quieren competir contra la capacidad de las personas de importar ellos mismos los objetos que desean usar con fines personales.

El mecanismo para realizar compras por va electrnica debe contar con una regulacin apropiada: Cadivi (o el ente que lo reemplace) debe fiscalizar que quienes usen este mecanismo de compras por va electrnica:

Debe haber una fuerte penalizacin para quienes revendan su cupo al mercado negro. Adems, se pueden considerar diferentes mecanismos disuasivos para evitar el mal uso de este mecanismo; por ejemplo, que se publique automticamente, va web, en qu gast sus dlares cada persona (como tambin debe hacerse con las empresas que reciban dlares de Cadivi). No todo lo personal es privado, y en este caso, el uso que cada persona le da a los dlares suministrados por la Nacin debera ser pblico, auditable y fiscalizable.

Bajo estas condiciones, el cupo podra ampliarse de nuevo a una cantidad mayor a la actual, permitiendo que la gente importe sus propios bienes y servicios.

Otro detalle: El cupo electrnico se renueva automticamente los primeros das del ao, pero esto no tiene por qu ser as. La mayor inflacin ocurre los meses de noviembre y diciembre, cuando los empresarios suben los precios aprovechando que los trabajadores han cobrado sus utilidades y quieren realizar las "obligatorias" compras navideas. Ese es el momento en el que los trabajadores se veran ms beneficiados de tener cupos en Cadivi, pero la gran mayora ya lo ha gastado para ese momento del ao. Y si se renovara el cupo cada 1 de septiembre? O si se renueva una parte en enero y otra en septiembre?

Otras vas: cuentas en dlares para importar... ms carros?

Recientemente, el gobierno venezolano autoriz que las personas pudieran abrir cuentas en dlares en bancos venezolanos, las cuales podrn usar para importar vehculos, encargndose el Estado venezolano de su importacin.

En una ciudad tan atestada de vehculos como Caracas, qu es ms prioritario? Que algunas personas con cierto poder adquisitivo puedan comprar un vehculo para embotellarse en la Francisco Fajardo, o que muchsimos artesanos puedan comprar aparatos para su trabajo? Ms carros, o ms innovadores que puedan acceder a una impresora 3D para fabricar prototipos? Ms colas en la autopista, o ms cmaras, micrfonos y computadoras para los medios alternativos? Ms corneteos en las avenidas, o ms instrumentos para los msicos e implementos para los luthiers? Un carro, o 300 kits de Arduino o Pinguino para que nios y nias de las escuelas bolivarianas puedan aprender hardware libre y software libre?

No es que me oponga a que hayan mecanismos para que aquel que lo desee, pueda comprarse un carrito. Hay lugares donde es imposible vivir sin carro, y hay emprendimientos en los que un vehculo es esencial. Pero s creo que es muy errneo que la creacin de cuentas en dlares slo permita importar vehculos.

La iniciativa de importacin debera abrirse no slo para comprar vehculos, sino para adquirir cualquier instrumento de trabajo para quienes laboran por cuenta propia: el artistaque requiere un aparato para trabajar la madera, el fotgrafo que requiere una nueva cmara y no est dispuesto a pagar Bs. 60 mil por ella, el ilustrador que no quiere pagar 20 mil bolvares por una tableta para dibujar, el electrnico que quiere importar chips Arduino o Pingino para experimentar con hardware libre, el ingeniero de audio que quiere importar una consola para su estudio, o la comunidad que quiere adquirir un transmisor para la emisora de radio. Habr que crear o fortalecer una empresa del Estado encargada de las importaciones, y esperamos que sea ejemplar, rpida, eficiente y libre de corrupcin.

 

No debera haber problemas en que se establezca un precio intermedio para el dlar que se use para adquirir estos productos (digamos: un dlar a Bs. 9 o 10), pues se entiende que el dlar bsico a Bs. 6,30 debe ser principalmente para los productos bsicos e indispensables para la poblacin. Pero tampoco merecemos ser castigados pagando estos productos a 10 veces su valor, que es el precio que uno ve en tiendas y centros comerciales.

Esperamos con ansias que se anuncien los nuevos mecanismos cambiarios, y esperamos que los mismos sirvan para castigar a quien haya que castigar, pero que tambin incentiven y apen el trabajo de todos aquellos artesanos, innovadores, cientficos e investigadores quienes comprenden que su trabajo (y no el revender cupos o televisores) es lo fundamental para cumplir los 5 objetivos del Plan de la Patria y convertirnos en ese pas potencia con el que todos soamos.

La clase media

El tema cambiario tambin es muy importante a nivel de aceptacin del gobierno de Maduro. Los chamos y chamas que optan por estudiar carreras cientficas y tecnolgicas, en muchos casos provenientes de las capas medias de la poblacin, se vuelven antichavistas porque sienten que el gobierno no solventa sus necesidades ni resuelve sus problemas. Con frecuencia, las personas con quienes ellos tienen que tratar en el Estado distan de tener una tica intachable. En muchos casos, son los primeros en pedir una comisin para hacerles una gestin, o en querer comprarles el cupo Cadivi.

Obviamente, nadie les ha explicado a estos chamos y chamas que el gobierno ha preferido darle prioridad a millones de personas que durante dcadas nunca han sido favorecidas, y que es muy difcil salir de las plagas corruptas que pululan en el Estado, pues las leyes laborales los protegen en exceso. Adems, hay que reconocer algo: el gobierno tambin comete errores, y a veces tarda en darse cuenta y corregirlos.

Pero al no poder resolverse estos problemas, muchos de estos chamos -que se forman gratuitamente en las universidades pblicas del Estado-terminan yndose del pas apenas terminan sus carreras, o prefieren trabajar para una transnacional que no comparte nuestro propsito de hacer progresar el pas. Es la generacin me ira demasiado de la que tanto nos hemos burlado, pero que, al formarse con el dinero del Estado y luego irse del pas porque no los supimos captar, evita que la innovacin cientfica y tecnolgica y la creatividad artstica se desarrollen. Y esto ya no es asunto de risa.

Son problemas muy ligados, pero efectivamente hemos comenzado a ver las intenciones del Presidente Maduro de trabajar y dictar medidas que tambin beneficien a la llamada clase media, siempre dndole prioridad absoluta a los sectores populares y ms pobres. Una actitud de convencer, ms que de confrontar y ofender.


Fuente: http://lubrio.blogspot.com/2014/01/el-nuevo-control-de-cambios-mas-carros.html


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter