Portada :: Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-02-2014

La crisis en Ucrania
La locura de la intromisin imperial

Paul Craig Roberts
CounterPunch

Traducido para Rebelin por Germn Leyens


En 2004 Hungra se uni a la UE, esperando calles de oro. En su lugar, cuatro aos despus en 2008 Hungra se endeud con el FMI. El rock en vdeo del grupo hngaro Mouksa Underground resume el resultado en Hungra actual de haber cado en manos de la UE y del FMI.

La cancin trata de los resultados decepcionantes de caer en manos de la UE y del FMI, y en Hungra los resultados no son ciertamente alentadores. El ttulo es Desilusin con el cambio de sistema. El texto es el siguiente:

Desde hace unos veinte aos

Hemos estado esperando la buena vida

Para el ciudadano comn

En lugar de riqueza tenemos pobreza

Explotacin ilimitada

Esto es el gran cambio de sistema

Esto es lo que esperabais

No hay vivienda No hay alimento No hay trabajo

Pero eso es lo que nos haban prometido que no pasara

Los de arriba

Nos devoran

Los pobres sufren todos los das.

Esto es el gran cambio de sistema

Esto es lo que esperabais

(Repetir)

Cundo habr un cambio verdadero?

Cundo habr un mundo digno de vivir?

Habr la solucin decisiva

Cuando este sistema econmico sea abandonado para siempre

Esto es el gran cambio de sistema

Esto es lo que esperabais

(Repetir)

No hay ninguna solucin que no sea revolucin

Si tal vez los estudiantes de Kiev hubieran escuchado al grupo de rock hngaro en lugar de a las ONG de Washington, comprenderan lo que significa ser saqueado por Occidente, y Ucrania no estara en el caos y orientada hacia la destruccin.

Como la secretaria de Estado adjunta Victoria Nuland dej en claro en su discurso de diciembre pasado y en la grabacin filtrada de su conversacin con el embajador de EE.UU. en Kiev, EE.UU. gast 5.000 millones de dlares de dlares del contribuyente preparando un golpe en Ucrania que derrib al gobierno democrtico elegido.

El que se trat de un golpe es subrayado tambin por las obvias mentiras pblicas que Obama ha expresado sobre la situacin, culpando, por supuesto, al gobierno derrocado, y por la tergiversacin de los eventos en Ucrania por los medios prostituidos de la prensa de EE.UU. y Europa. El nico motivo para distorsionar los eventos es apoyar el golpe y encubrir la mano de Washington.

No cabe ninguna duda de que el golpe es una accin estratgica de Washington para debilitar Rusia. Washington trat de capturar Ucrania en 2004 con la Revolucin Naranja que financi, pero fracas. Ucrania form parte de Rusia durante 200 aos antes de recibir la independencia en los aos noventa. Las provincias orientales y meridionales de Ucrania son reas rusas que fueron agregadas a Ucrania en los aos cincuenta por la dirigencia sovitica a fin de diluir la influencia de los elementos nazis en Ucrania occidental que haban combatido por Adolf Hitler contra la Unin Sovitica durante la Segunda Guerra Mundial.

La prdida de Ucrania a manos de la UE y la OTAN significara la prdida de la base naval rusa en el Mar Negro y la prdida de muchas industrias militares. Si Rusia aceptara una derrota estratgica semejante, significara que Rusia se habra sometido a la hegemona de Washington.

Sea cual sea el camino que emprenda el gobierno ruso, la poblacin rusa de Ucrania oriental y meridional no aceptar la opresin por ultranacionalistas y neonazis ucranianos.

La hostilidad que ya se ha mostrado hacia la poblacin rusa puede ser vista en la destruccin por ucranianos del monumento a las tropas rusas que expulsaron las divisiones de Hitler de Ucrania en la Segunda Guerra Mundial y la destruccin del monumento al general ruso Kutuzov, cuyas tcticas destruyeron el Gran Ejrcito de Napolen y llevaron a la cada de Napolen.

La cuestin del momento es si Washington cometi un error de clculo y perdi el control del golpe a manos de los elementos neonazis que parecen haber arrebatado el control a los moderados en Kiev pagados por Washington, o si los neoconservadores en Washington haban estado trabajando con los neonazis durante aos. Max Blumenthal dice esto ltimo.

Los moderados ciertamente han perdido el control. No pueden proteger monumentos pblicos, y se ven obligados a adelantarse a los neonazis legislando el programa neonazi. El parlamento ucraniano cautivo ha introducido medidas para prohibir todo uso oficial del lenguaje ruso. Esto, por supuesto, es inaceptable en las provincias rusas.

Como seal en un artculo anterior, el propio parlamento ucraniano es responsable por la destruccin de la democracia en Ucrania. Sus acciones inconstitucionales y antidemocrticas han allanado el camino para los neonazis que ahora tienen el precedente de tratar a los moderados de la misma manera cmo los moderados trataron al gobierno elegido y ocultar su ilegalidad con acusaciones de crmenes y mandatos de arresto. Actualmente el ilegalmente depuesto presidente Yanukovych est en fuga. Estar maana en fuga el actual presidente, Oleksander Turchinov, puesto en su cargo por los moderados, no por el pueblo? Si una eleccin democrtica no asegur la legitimidad del presidente

Yanukovych, cmo asegurar la legitimidad de Turchinov un retazo de parlamento?

Qu puede responder Turchinov si los neonazis le plantean la pregunta de Lenin a Kerensky: Quin te eligi?

Si Washington ha perdido el control del golpe y es incapaz de restaurar el control a los moderados que ha alineado con la UE y la OTAN, una guerra parecera inevitable. No cabe duda que las provincias rusas buscaran y obtendran la proteccin de Rusia. No se sabe si Rusia ira ms lejos y derrocara a los neonazis en Ucrania occidental. Si Washington, que parece haber posicionado fuerzas militares en la regin, suministrara la fuerza militar a los moderados para derrotar a los neonazis tambin est por ver, as como la reaccin de Rusia.

En un artculo anterior describ la situacin como Sonmbulos de Nuevo, una analoga con cmo los errores de clculo resultaron en la Primera Guerra Mundial.

Todo el mundo debera estar alarmado ante la imprudente e irresponsable intromisin de Washington en Ucrania. Al crear una amenaza estratgica directa para Rusia, el demente hegmono en Washington ha urdido un enfrentamiento de Grandes Potencias y creado el riesgo de destruccin del mundo.

Paul Craig Roberts es un economista norteamericano, autor, columnista, antiguo adjunto al Secretario del Tesoro y autor del libro The Failure of Laissez Faire Capitalism, entre otros.

Fuente: http://www.counterpunch.org/2014/02/26/the-crisis-in-ukraine/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter