Portada :: Europa :: Ucrania
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-07-2014

Ucrania
Tambores de guerra en el Este del pas

Jean-Philippe Divs
Hebdo lAnticapitaliste


Aunque no guste a los conspiracionistas, con su extrao arco de fuerzas que va desde grupos estalino-nostlgicos hasta la extrema derecha /1, hay pocas dudas de que el Boeing malasio MH17 ha sido abatido por una unidad militar de la autoproclamada Novorossiya (Nueva Rusia), declarada el pasado 22 de mayo como unin de las repblicas populares de Donetsk y de Luhansk.

Elementos concordantes hacen muy plausible la hiptesis segn la cual los servidores de una de las bateras de misiles suelo-aire entregadas por el gobierno de Putin hayan confundido ese vuelo civil con el de un avin militar ucraniano. Esas 300 vctimas inocentes, un nmero casi equivalente al conjunto de los muertos provocados hasta ahora por la guerra en el este ucraniano, han venido al pelo al gobierno pro-UE y pro-estadounidense del oligarca Porochenko. ste, en efecto, se ha aprovechado de ello para relanzar su ofensiva atascada desde hace meses, a pesar de algunos xitos parciales como la recuperacin el 5 de julio de la ciudad de Slaviansk y de localidades de menor importancia.

Dos campos reaccionarios

La operacin antiterrorista (es el nombre dado por las autoridades de Kiev a su operacin militar) ha encontrado hasta el momento numerosas dificultades. El ejrcito ucraniano, el de un estado en crisis crnica y profunda desde hace muchos aos, est en un estado lamentable. Mientras que, del otro lado, los partidarios de la Nueva Rusia gozan de un apoyo militar y logstico fuerte de su casa madre, desde este punto de vista bastante ms eficaz. Tras la destruccin del vuelo MH 17, Putin se encuentra a la defensiva, con mrgenes de maniobra polticos y diplomticos reducidos.

No hay nada de progresista ni de un lado ni del otro de la confrontacin en curso. No representando ms que a una parte pequea de las poblaciones rusfonas de Ucrania, las regiones de Donetsk y de Luhansk se encuentran hoy bajo el dominio de especuladores y de polticos salidos del antiguo rgimen estalinista, que pretenden defender con uas y dientes sus intereses estrechamente ligados a los del neocapitalismo ruso. Como escriba a comienzos de mayo un militante anarquista de Donetsk, los acontecimientos en nuestra regin pueden ser descritos como un golpe ganstero-policial, con un envoltorio popular. El ala violenta est compuesta de antiguos y actuales empleados del Ministerio del Interior, de antiguos soldados, de paracaidistas y de especialistas militares, con el apoyo de criminales ms o menos grandes y de elementos marginales en el paro /2.

El otro lado es el de un gobierno oligrquico que, a travs de sus acuerdos con la Unin Europea y el FMI, se ha comprometido a aplicar recetas neoliberales que agravarn sensiblemente las diferenciaciones sociales y la miseria para la mayora de la poblacin. En los dos campos predomina una ideologa nacionalista, en ambos lados los grupos reaccionarios tienen la iniciativa y hay grupos fascistas activos. En cuanto a la poblacin, sigue en su gran mayora pasiva frente a un enfrentamiento que le supera pero del que es la principal vctima.

Detener la guerra, permitir la autodeterminacin

Como nuestros compaeros de la organizacin ucraniana Oposicin de Izquierdas escriban en una declaracin el 15 de junio, es imperativo detener los enfrentamientos armados antes de cualquier tipo de discusin poltica sobre el futuro orden constitucional en Ucrania (...) Deberan emprenderse negociaciones sobre un alto el fuego y la liberacin de los rehenes (las poblaciones de ciudades enteras son hoy rehenes) y la creacin de corredores humanitarios debera ser emprendida inmediatamente sobre el terreno por los comandantes militares. Ninguna discusin poltica es sin embargo posible con los paramilitares venidos de Rusia, las cuestiones sobre la organizacin futura del estado y la formacin de nuevos poderes pblicos representativos no pueden ser discutidas ms que con los representantes de las comunidades locales.

En esta va, hay que exigir al gobierno ucraniano, al mismo tiempo que la detencin de todas sus operaciones armadas, el respeto al derecho a la autonoma lingstica y cultural de las poblaciones del Este.


Notas

1/ Resulta que la prensa y la pgina web del Frente Nacional (Francia) repite sistemticamente la propaganda de los separatistas contra la junta liberal-fascista de Kiev apoyada por Washington y los eurcratas de la UE...

2/ Testimonio publicado en la pgina britnica People and Nature, http://peopleandnature.wordpress.co...

Fuente original: http://www.npa2009.org/actualite/ukraine-tambours-de-guerre-dans-lest-du-pays

Traduccin: Faustino Eguberri para VIENTO SUR



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter