Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-08-2014

Gaza, Ucrania, aviones, derechos humanos y geopoltica

Augusto Zamora R.
Rebelin/Pblico


De forma inesperada, el Gobierno alemn cancel el proyecto conjunto con Rusia para la construccin de un Centro de Estudios Militares en Nizhni Nvgorod, proyecto que ascenda a 100 millones de euros. De esa forma se adelanta Alemania a las sanciones contra Rusia, aprobadas por EEUU y la Unin Europea, con el pretexto del apoyo ruso a los rebeldes ucranios, que segn los miembros de la OTAN son responsables del derribo del avin de Malaysia Airlines, que dej 298 muertos.

Las retaliaciones contra Rusia nos devuelven, de pronto, a los momentos lgidos de la Guerra Fra. Aunque apenas empieza la investigacin del hecho, tanto el presidente Obama, como otros gobiernos de las OTAN, se apresuraron a culpar a Rusia, lanzando una spera campaa propagandstica, seguida de la adopcin de sanciones econmicas, polticas y militares. Desde la cruda realidad, el motivo de las sanciones no es el avin malasio, sino la poltica de Rusia hacia Ucrania. Como ocurra cuando la Guerra Fra, la OTAN aprovecha el derribo del avin para avanzar en su designio de extenderse a la vital para Rusia repblica ex sovitica.

El derribo del avin malasio no es el primero que ocurre en Ucrania. En octubre de 2001, una aeronave de Siberia Airlines, que volaba de Tel Aviv a Novosibirsk, con 70 personas a bordo, fue derribada por un misil tierra-aire. El avin se estrell en el Mar Negro, sin que hubiera sobrevivientes. Aunque inicialmente el Gobierno ucraniano neg cualquier implicacin en el hecho, luego fue obligado a reconocer que el avin ruso haba sido derribado por un misil S-200, durante unos ejercicios antiareos del ejrcito ucraniano. No pas nada. Ucrania indemniz a las vctimas y a Siberia Airlines y cerr el caso.

Mucho ms grave fue el derribo, en julio de 1988, del vuelo 655 de Iran Air, por un misil lanzado desde el buque estadounidense USS Vincennes, pereciendo las 290 personas que iban a bordo. El Gobierno de EEUU aleg que haban confundido el avin con un avin de guerra iran, afirmacin que investigaciones posteriores desmintieron. El USS Vincennes estaba dotado de sistemas de radar suficientes para distinguir qu tipo de avin era. El capitn del buque fue condecorado por su valor. Hasta febrero de 1996 EEUU acept indemnizar a las vctimas, pero no pidi disculpas, ni repuso a Irn la aeronave derribada. No hubo condenas ni sanciones europeas contra EEUU.

El caso del avin malasio recuerda, en el uso propagandstico del hecho, lo ocurrido cuando aeronaves soviticas derribaron, en agosto de 1983, el vuelo 007 de Korean Air que, por un error de los pilotos, cambi de ruta e ingres en territorio restringido de la URSS. EEUU aprovech el incidente para lanzar una furibunda y viral campaa contra la URSS, acusndola de derribo intencionado de una aeronave civil. Hoy se sabe que el derribo fue provocado por los propios EEUU, que el da anterior, haban enviado un avin espa RC-135, a sobrevolar ese territorio sovitico. El da del derribo del vuelo 007, EEUU meti otra vez al RC-135, que vol junto al avin coreano para burlar los radares soviticos. Los pilotos creyeron que el avin coreano era el avin espa y dispararon sin ms. Estos hechos tardaron 30 aos en conocerse.

El derribo de una aeronave civil, con todo lo terrible que es, no provoca por s mismo terremotos polticos. Israel derrib, en 1973, un avin libio de pasajeros y todo se disculp en trminos de seguridad militar. Hay una decena de casos de accidentes areos sin explicacin, incluyendo el vuelo 370 de Malaysia Airlines que, literalmente, desapareci del mundo en marzo de 2014. Estos casos suelen suscitar mucha cooperacin internacional, por todo lo que significa la aviacin civil.

Caso distinto es cuando el avin es derribado en zonas conflictivas o en medio de un conflicto de envergadura, como ocurri con el vuelo 007 de Korean Air. En esos casos, los intereses geopolticos imponen su dinmica y el incidente se aprovecha para golpear cuanto sea posible al adversario. Es lo que ha ocurrido con el avin malasio. Un uso cnico del hecho, para ocultar los objetivos reales perseguidos por la OTAN.

El problema es que Mosc, en Ucrania, juega en serio. Permitir que un pas que form parte de Rusia durante siglos se pase con armas y equipo al adversario es algo que Rusia no puede aceptar sin arriesgar su seguridad y ver reducida a mnimos su condicin de potencia europea. Cuando Mosc decidi responder, de forma contundente, al golpe de Estado que derroc a Yanukvich, resolviendo el tema de Crimea con la anexin, quiso adems de recuperar su histrica pennsula dejar claro las lneas que no deben traspasarse. Si alguien, en la OTAN, soaba con hacer de Crimea la punta de lanza atlntica en el Mar Negro, Rusia cort de cuajo el sueo. No obstante, la OTAN sigue empeada en su juego y rehsa aceptar que la paz, la confianza y el equilibrio europeo requieren que Ucrania no sea un escenario competitivo, sino un escenario neutral, un limes que separe los territorios de la OTAN de los territorios de Rusia.

Occidente olvida adrede que ms de la mitad del territorio actual de Ucrania fue parte de Rusia hasta 1922, cuando la naciente Unin Sovitica redistribuy territorios en la creencia de que sera eterna. No lo fue y ha sido oneroso y ofensivo el precio que ha tenido Rusia que pagar. La OTAN se ha extendido por todo el antiguo Pacto de Varsovia y hasta por repblicas ex soviticas. Desde los parmetros de la Guerra Fra, tiene aos poniendo en prcticas polticas dirigidas a extenderse a Ucrania, es decir, a las entraas mismas de Rusia. Luego seguiran Georgia y Azerbaiyn. EEUU, hoy, est gestionando una base militar en Uzbekistn. Rusia amenaza o es Rusia la amenazada?

En muchos sentidos, la situacin en Ucrania recuerda mutatis mutandis la poltica seguida por la OTAN contra la reducida Yugoslavia de Serbia y Montenegro, en sentido inverso. En 1966 apoyaron con bombardeos implacables la segregacin de Kosovo. En Ucrania quieren impedir, con sanciones y amenazas, la segregacin del este ucranio habitado mayoritariamente por rusos. Pero Rusia no es de lejos Yugoslavia. Resistir las sanciones y, si la OTAN aprieta ms, estar servido un conflicto de envergadura.

Los hechos acontecidos en el mundo desde la desaparicin de la Unin Sovitica sealan a la OTAN como la mayor fuente de desestabilizacin del planeta. Promovi, desde 1991, la matanza en Yugoslavia, que termin baada en sangre. La invasin de Afganistn, en 2001, fue un fracaso militar en toda regla. Iraq exista como pas y estaba en orden; la invasin de 2005 lo destruy y hoy tenemos un Califato islmico y un pas sumido en ms violencia y caos. Libia, se opinar lo que fuera de Gadafi, era un pas ordenado y hoy slo existe en los mapas y es el corazn del yihadismo en el Shara y alrededores. De Afganistn a Nigeria, los atlantistas nos han regalado una inestabilidad creciente, que ha condenado al infierno a los pueblos invadidos y amenaza con crear un arco de grupos extremistas que ya estn afectando a la propia Europa.

La rapidez con que EEUU y la UE han actuado contra Rusia choca frontalmente con la colaboracin y la pasividad cmplice hacia Israel en la carnicera que sucede en Gaza. En la martirizada franja, Israel tiene casi un mes perpetrando crmenes continuados de guerra y lesa humanidad. Desde que iniciara la matanza de inocentes, Israel ha asesinado a casi 2.000 civiles palestinos de ellos unos 500 nios, bombardeado centros de refugiados protegidos por NNUU y aplicado una poltica de tierra arrasada. Zonas enteras de Gaza han sido borradas del mapa. EEUU no slo entiende las razones de Israel, sino que le abastece de todo el material militar que pide el Gobierno israelita. Israel es muy susceptible a las sanciones de Occidente, por su extrema dependencia de Europa y de EEUU; pero para Israel nunca hay sanciones, haga lo que haga. La OTAN, eso s, parece empeada en provocar un nuevo conflicto mundial.


Publicado en el diario PBLICO el 5 de agosto de 2014

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter