Portada :: Bolivia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 24-01-2015

Entrevista a la europarlamentaria Lola Snchez (Podemos-GUE-NGL)
Las esperanzas del nuevo mandato de Evo Morales y su impacto en Europa

Cristiano Morsolin
Rebelin


El presidente de Bolivia Evo Morales afirm en Tiwanaku que el liberalismo y el socialismo europeo no sirven en un pas descolonizado del mundo, despus de asistir a la ceremonia originaria previa a su tercera investidura consecutiva. "Desde aqu nos proyectamos al siglo XXI como una de las naciones descolonizadas del mundo en donde el vivir bien sea nuestra filosofa. El liberalismo y el socialismo europeo no nos sirven para este objetivo. Ellos pasaron a la historia junto a la Repblica liberal y colonizadora de Bolivia, dijo. "Nos dijeron que haba que modernizarse, haba que civilizarse, y para eso nos ensearon su filosofa de muerte, pero para modernizarnos, para civilizarnos, primero tenan que hacer desaparecer a los pueblos indgenas del mundo, hacer desaparecer nuestro idioma, nuestra cultura, nuestras races, nuestra hoja de coca, nuestros productos naturales, como la quinua, nuestros ganados, nuestros smbolos, nuestra msica, nuestra vestimenta, queran terminar con nuestra identidad", respald. Pero, Morales asever, los pueblos indgenas saban que "nuestro tiempo volvera" y afirm que lucharon permanentemente para comandar su destino. "Hemos vuelto no pudieron hacernos desaparecer, estamos para gobernar nosotros mismos", subray al parafrasear a Tpac Katari, lder indgena que se revel en 1871 contra los colonizadores y antes de ser descuartizado por cuatro caballo dijo: "volver y ser millones (1).

Este artculo analiza algunas perspectivas del Gobierno de los movimientos sociales que el Presidente Evo Morales est construyendo desde 2006, ahora con su tercer mandato constitucional que acaba de iniciar.

Evo Morales: de lder cocalero a presidente

Evo Morales, el primer presidente indgena de Bolivia, reelegido el da 12 de octubre de 2014 para un tercer mandato, fue un nio pastor de llamas que se convirti en lder cocalero, y que se encamina a superar el rcord de permanencia en el poder en Bolivia.

Nacido hace 54 aos en el seno de una familia de pastores de la etnia aymara, una de las mayores de Bolivia, Morales se dedic desde nio a la crianza de llamas en la comunidad de Isallavi, en la desrtica zona andina de Oruro (oeste).

"Vivamos en una casita de adobe y techo de paja de no ms de tres por cuatro metros. Nos serva como dormitorio, cocina, comedor y prcticamente de todo", cuenta sobre su niez el presidente en su biografa oficial.

Con un reconocido olfato poltico y un liderazgo que construy como lder sindical de los cocaleros, Morales gobierna desde hace 8 aos y ha conseguido instalar la estabilidad econmica y social en el pas.

Con su nuevo mandato, entre 2015 y 2020, Morales podr superar el rcord de permanencia ininterrumpida en el poder que ostenta el mariscal Andrs de Santa Cruz que gobern durante 9 aos y 9 meses en el siglo XIX.

Apasionado por el ftbol desde su poca escolar, se traslad en la adolescencia a la ciudad de Oruro, donde para sobrevivir fabric ladrillos, fue panadero y trompetista de una banda de msica folclrica.

Tras migrar a la regin tropical del Chapare, centro del pas, luego que las heladas destruyeran los cultivos de sus padres, Morales comenz a destacar jugando al ftbol y pronto fue elegido dirigente deportivo del sindicato de campesinos cocaleros en el Chapare.

El Chapare se convertira aos despus en epicentro del negocio de la droga que empuj a miles y miles de campesinos a cultivar coca, materia prima de la cocana. Morales siempre defendi el uso tradicional de la planta, que en Bolivia se destina a la prctica ancestral del mascado y a infusiones, entre otros.

A raz del crecimiento del negocio ilcito, Estados Unidos presion por la eliminacin de las plantaciones de coca, lo que desat en Morales un profundo sentimiento antinorteamericano que extrapol a su gobierno, iniciado en 2006.

El Chapare lo catapult como diputado regional en 1995, convirtindose en el lder indiscutido de esa regin.

Tras su sorpresiva victoria en las elecciones de 2005 con una votacin de 54%, el mayor guarismo en el ltimo medio siglo, el mandatario comenz a desarrollar una poltica con fuerte contenido indigenista y estatista, una constante crtica hacia Estados Unidos y estableci fuertes lazos polticos con Cuba, Venezuela e Irn.

Morales nacionaliz los hidrocarburos el da del trabajo, en 2006, poniendo fin a su control por empresas espaolas, britnicas, brasileas y francesas, entre otras, relata La Jornada (2).

Garca Linera expuso, en Pars, sobre el Estado y la va democrtica al socialismo

El Vicepresidente del Estado de Bolivia, lvaro Garca Linera, afirm que en base a dos conceptos claves: el Estado como relacin social y la va democrtica al socialismo, propuestos por Nicos Poulantzas, se puede pensar y actuar en el presente, dijo en el Coloquio internacional dedicado a la obra de Nicos Poulantzas: un marxismo para el siglo XXI, desarrollado en instalaciones de la universidad de la Sorbona de Pars, el da viernes 16 de enero de 2015.

La autoridad boliviana afirm que uno de los mayores aportes de Poulantzas es su propuesta de estudiar el Estado como una condensacin material de relaciones de fuerza entre clases y fracciones de clases, lo que se refiere a que el poder ejecutivo y legislativo se eligen con el voto de la poblacin compuesta por las clases dominantes y las clases dominadas.

Pese a que los sectores populares eligen a representantes de las clases dominantes, pero con cierta tolerancia moral que si llega a ser transgredida generan migraciones hacia otros candidatos o hacia movilizaciones sociales.

La gente del pueblo tambin opta, elige, aprende, conoce, decide y por ello elige a unos gobernantes, reafirma su confianza o revoca sus esperanzas y en esta mezcla de dominacin heredada y de accin decidida, los sectores populares constituyen los poderes pblicos y forman parte de la trama histrica de las relaciones de fuerzas de los poderes pblicos, explic.

Asimismo, indic que cuando el sector popular se siente burlado se asocia con otros indignados y se moviliza, y puede generar opinin pblica o sentido comn, tambin, mediante acuerdos, leyes y otros se convierte en materia del Estado, que se transforma en una trama fluida de relaciones de luchas, conquistas, asedios, seducciones, smbolos y discursos que disputan bienes y recursos, adems, diputan la gestin monoplica de esos recursos, aadi.

El Estado es materia, cuando se presenta como institucin, como leyes y/o procedimientos; y es idea cuando se presenta como saberes, procedimientos y esquemas de percepcin del mundo, tolerancias de la autoridad. Tambin es monopolio de la coercin, de los tributos, de las certificaciones educativas, de las narrativas nacionales e ideas dominantes, asimismo, es la universalizacin de derechos, de pertenencia a una identidad, de esquemas morales sobre el mundo y para el mundo, complement.

Garca Linera asegur que esta es una paradjica magia que solamente puede funcionar con la participacin de toda la sociedad, con la participacin de todas las clases sociales para la propia accin e inaccin de las clases sociales, agreg.

En esta conversin continua del Estado como condensacin de los bienes, de los derechos, de las instituciones universales que atraviesan a toda la sociedad, pero que, a la vez, es monopolizada y concentrada por pocos, sino no sera Estado, radica la clave del misterio del fetichismo de la dominacin, asever.

Al final el Estado est al mando de un conglomerado reducido de la sociedad, por eso es un monopolio y solo puede actuar si interacta en colaboracin con los poseedores de otros monopolios: del dinero, de los medios de produccin y con la inmensa mayora de la poblacin que no posee ningn monopolio, pero que debe sentirse beneficiada, protegida y guiada por esos detentadores del monopolio estatal, seal.

Poulantzas nos invita a reflexionar en el Estado como un punto de llegada de complejos procesos y luchas sociales que dan lugar a la dominacin. El investigador no puede tomar a la dominacin como punto de partida para explicar la sociedad, es por el contrario, un proceso, que deja ciertos espacios vacos que son aprovechados para la emancipacin o la resistencia.

Se construyen nuevos idearios y se destruye a la dominacin desde dentro mismo de ella, se tienen nuevas creencias movilizadoras que alimentan el entusiasmo social y este se expande y se condensa en nuevas autoridades elegidas, revoca a las lites dominantes y se tienen otras representaciones sociales participativas fuera del parlamento, adems, de que se busca sustituir los esquemas mentales profundos que servirn de base para la organizacin moral y lgica de la vida cotidiana de la poblacin, entonces, estamos ante procesos revolucionarios, agreg.

Si el Estado es un monopolio y garante de la dominacin, no hay espacio para la liberacin posible a partir de los propios dominados, en este caso la emancipacin solo puede llegar desde una vanguardia consciente que los especialistas que se encontraran al margen de la dominacin que aplastan los cerebros de las clases populares, afirm.

Este fue el discurso del marxismo del siglo XX y de las llamadas revoluciones socialistas, este es el horizonte derrotado por el neoliberalismo mundial. Pensar el marxismo vivo para el siglo XXI, pensar en el socialismo en nuestros tiempos requiere superar esta trampa instrumentalista del Estado y en eso se basa el aporte de Poulantzas, aadi.

Con esta mirada relacionista, Garca Linera continu y seal que cuando el Estado dominante se aleja de las expectativas de la sociedad, se abren los espacios para una amplia predisposicin para la revocatoria de creencias.

Depender de la correlacin de fuerzas entre los otros emisores discursivos alternativos para que asistamos a un crecimiento de identidades polticas de derecha, de izquierda, de identidades locales, comunitarias o religiosas, complement.

Tambin dijo, que el mismo Estado puede ser el constructor de fracciones de clase movilizada, de movilizaciones ciudadanas, en torno a miedos o defensas colectivas, y que puede llegar a tener un papel influyente en la promocin y reforzamiento de identidades latentes y devaluar otras.

Respecto al segundo concepto utilizado por Poulantzas, la va democrtica al socialismo, Garca Linera afirm que si el Estado moderno es una relacin social que atraviesa a toda la sociedad; entonces, el socialismo, entendido como transformacin estructural de las relaciones de fuerza en el Estado, necesariamente tiene que atravesar al propio Estado.

Poulantzas mencion siete caractersticas de esta va democrtica al socialismo: 1) se trata de un largo proceso; 2) se trata de luchas populares que despliegan su intensidad en las propias contradicciones del Estado y modifica las relaciones de fuerza en el seno mismo del Estado; 3) las luchas transforman la materialidad del Estado; 4) estas luchas reivindican y profundizan el pluralismo poltico e ideolgico 5) profundizan las libertades polticas, el sufragio universal de la democracia representativa 6) desarrolla nuevas formas de democracia directa y de focos autogestionarios y 7) todo esto acontece en la perspectiva de la extincin del Estado.

Cuando Poulantzas habla de que la va democrtica al socialismo es un largo proceso se refiere a que no es un golpe de mano, que el socialismo no es un asalto al Estado, no es una victoria electoral armada ni un decreto; es una transformacin de la correlacin de fuerzas que se materializa en distintos modos institucionales del Estado y que esta transformacin tambin se realiza en el conjunto de ideas fuerza de expectativas, esquemas morales con las que la gente organiza su vida, explic.

Igualmente, Garca Linera seal que por la experiencia boliviana, proceso significa un despliegue simultneo de intensas luchas sociales en cada uno de los espacios de las estructuras estatales donde se dan profundas transformaciones en las correlaciones de fuerza entre los sectores sociales con capacidad de decisin y la misma composicin material de estas estructuras estatales. Esto es vlido para los sistemas de representacin electoral, para la administracin de los bienes comunes y para la hegemona poltica.

Nuestra experiencia en hegemona muestra que se debe irradiar y convencer en torno a un principio de esperanza movilizadora y luego derrotar la estructura discursiva y organizativa de los sectores dominantes, para, posteriormente, integrarlos, de forma desorganizada, al proyecto, explic.

En un proceso se pueden identificar nudos principales, decisivos y estructurales de un trnsito democrtico al socialismo, entre los principales estn: el gobierno, el parlamento y los medios de comunicacin; entre los decisivos: la participacin social en la gestin de los bienes comunes, la experiencia organizativa autnoma de los sectores subalternos, el uso de los recursos pblicos, las ideas fuerza u horizonte de poca; y entre los estructurales se encuentran: las formas de propiedad y gestin sobre las principales fuentes de generacin de riqueza y los esquemas morales y lgicos con los que las personas actan en el mundo.

Cuando se producen un cambio en los tres nudos se est ante revoluciones sociales, aadi la autoridad boliviana.

Adems, dijo que a la propuesta de Poulantzas se aade la defensa y ampliacin del pluralismo poltico de la democracia representativa, esto ahora es una obviedad, hace 30 aos, en el marxismo e izquierda, era una hereja, porque estaba asociada a la democracia burguesa, complement.

Tambin aadi, la ampliacin de los espacios de movilizacin directa, y es que las libertades polticas y la democracia representativa es el resultado de las luchas populares, son su derecho de ciudadana y forman parte de su acerbo, de su memoria, de su experiencia poltica de las propias masas populares, dijo.

Existe una dualidad democrtica representativa y participativa, que es para Poulantzas la clave para el entendimiento de la va democrtica al socialismo, y el socialismo es una ampliacin irrestricta de los espacios deliberativos y ejecutivos de la sociedad en la gestin de los asuntos pblicos y, a la larga, en la produccin y gestin de la riqueza social, aadi.

Poulanztas supo mirar ms all de la derrota temporal que se avecinaba, supo proponer los puntos nodales del resurgimiento de un pensamiento socialista, solo que para ello tuvieron que pasar ms de 30 aos, pero de esta manera los socialistas y marxistas de hoy tenemos mucho que aprender de l para entender el presente y para transformar el presente, concluy el Vicepresidente Garcia Linera (3).

Morales resalta aporte poltico de las mujeres Bartolina Sisa

El presidente Evo Morales resalt el pasado 15 de enero que la Confederacin de Mujeres Campesinas Bartolina Sisa tiene una amplia representacin en la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) por la votacin mayoritaria a favor del Movimiento Al Socialismo (MAS) en las elecciones generales de octubre. "En la Asamblea Legislativa Plurinacional las Bartolinas van a tener la bancada ms grande de la historia de Bolivia, senadoras, diputadas y representantes ante los organismos internacionales", destac en el marco del 35 aniversario de esa organizacin.

El Presidente inst a las afiliadas de ese sector a que "jams se peleen, que jams se pongan zancadillas entre ustedes las mujeres". Demand a ese sector social que aporte con conciencia social y capacidad profesional al proceso de cambio instaurado en Bolivia en 2006. A su juicio, las mujeres tienen "ms conciencia social y honestidad", por lo que encomend la responsabilidad de lograr la victoria de Felipa Huanca como gobernadora de La Paz. Asimismo, invit a otros sectores a unirse al proceso de cambio para consolidar el poder del pueblo. "Nosotros despus de mucho tiempo nos hemos unido, social, sindical y electoralmente ganamos las elecciones y despus nacionalizamos los recursos econmicos y ahora estamos mejor econmicamente", record (4). La bartolina es la madre y la abuela no solamente de los indgenas, sino tambin de los mestizos y de todos los bolivianos que pelean por la liberacin, por la dignidad y la igualdad, enfatiz el Vicepresidente lvaro Garca Linera.

Hemos avanzado polticamente. Tenemos muchas compaeras representantes autoridades, eso significa que nuestra organizacin nos ha enseado a luchar. Para nosotras nuestra organizacin es una escuela, universidad porque nosotras no hemos ido a la universidad, sin embargo, nos preparamos, sabemos defendernos, conocemos leyes, a travs de nuestra organizacin realizamos talleres, permanentemente formacin de lderes, especialmente para actualizar a la nueva generacin, declar Juanita Ancieta. La CNMCIOB-BS se fund el 10 de enero de 1980. Inicialmente fue conocida como Federacin Nacional de Mujeres Campesinas Indgenas Originarias de Bolivia Bartolina Sisa. Bartolina Sisa, esposa de Toms Tpac Katari, fue una herona aymara. Ambos caudillos originarios que enfrentaron en el siglo XVIII al colonialismo (5).

Reconocimiento del trabajo infantil en condiciones dignas y proyecto decolonial

Otro aspecto importante del Buen Vivir y del proyecto decolonial boliviano es el aporte del trabajo de los nios/as a la economa familiar.

Contra la tendencia de las convenciones internacionales que prohben el acceso al empleo por debajo de los 14 aos, el Parlamento del Estado Plurinacional de Bolivia aprob el 2 de julio de 2014 un nuevo Cdigo del Nio y del Adolescente que da paso, bajo ciertas condiciones, al trabajo de los nios a partir de los 10 aos.

Es un proceso contracorriente que yo he acompaado personalmente, realizando varias investigaciones, artculos, libros como por ejemplo Diversidad en movimiento (6) que en junio de 2011 he presentado en La Paz durante el seminario internacional Los nios y la calle en los pases andinos. Precariedad, socializacin y dinmicas urbanas (7) gracias al apoyo de IFEA y de la Embajada de Francia en Bolivia y con una nota publicada en 6 idiomas de la agencia FIDES del Vaticano (8).

Robin Cavagnoud Instituto Frances de Estudios Andinos IFEA La Paz, me ha comentado que el posicionamiento frente al trabajo de los nios y a las estrategias de intervencin para eliminar este fenmeno o, al contrario, proteger la situacin de los nios que trabajan no hace consenso. Esta cuestin es objeto en los pases andinos de discusiones como lo ensea estos ltimos meses el caso de Bolivia. Por un lado, las agencias de la ONU y la mayora de las ONG subrayan la necesidad de aplicar las prescripciones de la Convencin Internacional de los Derechos del Nio y los efectos negativos del trabajo realizado por los nios, considerado como un factor que origina un crculo vicioso de la pobreza y provoca dificultades en cuanto a la asistencia escolar. Desde el punto de vista de estos actores relacionados con el desarrollo, la situacin de los nios en el trabajo es juzgada como ticamente mala e ilegtima. Segn este enfoque, el nio es vctima de su trabajo y simboliza una infancia incierta que debera ser protegida pero que no lo es.

Se fundamenta en un rechazo moral e interpela a las autoridades pblicas mientras toma como testigo la empata de la opinin pblica. Por el otro lado, los movimientos de nios y adolescentes trabajadores, procedentes de la sociedad civil, intenten desempear un rol influyente en las instancias pbicas nacionales (gobiernos, ministros) a fin de oponerse a la orientacin de las polticas contra el trabajo infantil apoyadas por la Organizacin Internacioanl del Trabajo OIT y de acompaar a los nios hacia una mejora de sus condiciones de trabajo sin marginar su escolaridad. Al asociar la crtica de la opresin econmica de los nios con el reconocimiento de su contribucin productiva, estas organizaciones se comprometen con condiciones de trabajo ms humanas as como relaciones sociales que dejen de basarse en la explotacin. Las discrepancias entre los partidarios de la eliminacin del trabajo infantil y los defensores del trabajo de los nios al trabajo radica por lo tanto en definiciones ambivalentes de este fenmeno y de los roles econmicos legtimos e ilegtimos que pueden ocupan los nios en la sociedad y en su universo familiar. En numerosos contextos sociales y culturales expandidos en los pases andinos como Bolivia, las concepciones de la infancia y del trabajo adquieren un sentido en el cual el trabajo de los nios no se considera como una prctica perjudicial.

El mismo presidente boliviano, Evo Morales, se pronunci contra la imposicin de cualquier lmite de edad referido al trabajo de los nios, subrayando la necesidad de eliminacin de las formas de explotacin y las prcticas abusivas que afectan a los nios en situacin de trabajo. Refirindose a su historia personal, ha destacado regularmente los aspectos positivos del trabajo de los ms jvenes como factor de formacin y de solidaridad en el seno de las familias. Segn l, el trabajo es positivo en la medida en que permite a los nios desarrollar su conciencia social. En este sentido, el caso actual de Bolivia representa un ejemplo atpico en el posicionamiento de un Estado frente a los mandamientos internacionales en la eliminacin del trabajo por debajo de los 14 aos. La bsqueda de un equilibrio entre las prescripciones de la OIT (mantenimiento formal de la edad de 14 aos en el Cdigo del Nio y del Adolescente) y la realidad sociocultural del pas (apertura a excepciones que otorgan el derecho al trabajo a partir de los 10 aos) releva a la vez una posicin pragmtica y un desafo riesgoso hacia la comunidad internacional. Al acoger en junio de 2014 en Santa Cruz el G77+China, la voluntad de Bolivia consiste tambin en impulsar un orden internacional alternativo en el plano poltico. Lejos del modelo de la infancia fuera del trabajo procedente de la familia nuclear de tipo occidental, y sin embargo muy generalizado en las clases medias de los pases del Sur, no es imposible que Bolivia busque posicionar, a travs de este Cdigo del Nio y del Adolescente y en una dinmica poltica ms amplia, una representacin de la infancia correspondiendo con las culturas andinas en una voluntad de reivindicacin cultural alternativa al modelo internacional dominante difundido por los organismos internacionales, concluye Cavagnoud.

En Latinoamrica hay ejemplos de democracia valiosos para el sur de Europa

El Observatorio sobre Latinoamrica SELVAS sigue documentado el impacto del proyecto decolonial y del socialismo comunitario en Europa, subrayando los aportes de los bloques GUE-NGL y Verdes Greens Efa en el Parlamento Europeo (9).

El eurodiputado y lder de Podemos, Pablo Iglesias, y el portavoz de la formacin igo Errejn, consideran que, aunque las situaciones de Espaa y Latinoamrica son "muy diferentes", existen en esta regin del continente americano "ejemplos de democracia muy valiosos para los pases del sur de Europa".

As lo han puesto de manifiesto durante el encuentro con periodistas que los dos dirigentes de Podemos han mantenido en La Paz (Bolivia) a finales de septiembre de 2014, que se enmarca dentro de la gira latinoamericana que la formacin arranc este jueves en Bolivia y que tambin les llevar a Ecuador y Uruguay, y durante la que tienen previsto reunirse con los presidentes de estos tres pases, Evo Morales, Rafael Correa y Jos Mujica, respectivamente.

Segn informa Podemos en un comunicado, Iglesias y Errejn han ensalzado "el valor de las experiencias de cambio poltico en Latinoamrica, de recuperacin de la soberana y de puesta en prctica de polticas pblicas que han permitido una dcada de inclusin, desarrollo econmico y democratizacin social, como reconocen todas las instituciones e indicadores internacionales".

Tras matizar que "la sociedad espaola tiene que encontrar su propio camino" porque su situacin es muy diferente a la de estos pases, los portavoces de Podemos han destacado que gobiernos latinoamericanos como el boliviano han "conquistado" esa "dcada ganada" mediante "la activacin popular y derrotando la resignacin del 'no hay alternativa' a las polticas del empobrecimiento y el saqueo dictadas por las lites financieras mundiales".

Adems del encuentro con los medios, los dos portavoces se han reunido ya con las ministras de Desarrollo Productivo y de Autonomas del Estado Plurinacional de Bolivia, as como con diferentes viceministros y miembros del gobierno, con los que han hablado de la situacin poltica de Espaa y del crecimiento de Podemos "como opcin de cambio ciudadano", as como de la poltica boliviana, a escasas tres semanas de los comicios presidenciales.

La delegacin de Podemos tiene previsto reunirse con el presidente de Bolivia, Evo Morales, antes de viajar el sbado a Ecuador, donde tambin sern recibidos por el presidente Correa. El lunes cerrarn la gira latinoamericana en Uruguay, donde se reunirn con el presidente Mjica.

Segn asegur Errejn, para Podemos es un "honor" poder mantener reuniones con tres presidentes que, a su juicio, han sabido "decirle no a los plantes del Fondo Monetario Internacional (FMI)" y han emprendido "polticas valientes" que "han sacado a mucha gente de la pobreza". "Salvando las grandes diferencias que existen, nos parecen Gobiernos valientes dispuestos a servir a su gente. Pueden mejorar la vida de la sociedad y los ciudadanos. Nos parecen un bueno ejemplo y por eso es un orgullo realizar esta visita", manifest antes de iniciar la gira (10).

Evo Morales considera que Podemos es "la esperanza para los hermanos espaoles"

El presidente de Bolivia, Evo Morales, consider el da 29 de octubre de 2014 que la formacin poltica Podemos es "la esperanza para los hermanos espaoles" y que con su ayuda confa en que Espaa sea "la puerta para que Bolivia entre en Europa". "Espaa debe ser la puerta para que Bolivia entre en Europa. Es mi gran deseo. Y con hermanos como Pablo Iglesias (lder de Podemos) puede lograrse este gran deseo que tengo", afirm.

El mandatario latinoamericano hizo estas declaraciones en un encuentro con la prensa tras una conferencia en el Aula Magna de la universidad romana de La Sapienza bajo el ttulo "Solidaridad, complementariedad y autodeterminacin de los pueblos"(11).

Entrevista exclusiva a la Europarlamentaria Lola Sanchez (Podemos-GUE-NGL)

Una delegacin del bloque de izquierda del Parlamento Europeo GUE NGL conformada por Marina Albiol (Izquierda Unida, Espaa), Tania Gonzlez (Podemos, Espaa), Ins Zuber (Partido Comunista de Portugal) ha sido invitada en La Paz por el inicio del tercer mandato de Evo Morales.

Yo he logrado entrevistar a la Europarlamentaria Lola Snchez (Podemos, Gue-Ngl (12), que el pasado mircoles 21 de enero de 2015 ha participado en Bruselas en un debate sobre Bolivia, junto a Ren Fernndez Revollo, Embajador de Bolivia antes la Unin Europea y Manfred Liebel, catedrtico de la Universidad Libre de Berln y coordinador de la Red Europea de Maestras sobre infancia ENMCR.

PREGUNTA: Qu opinin tiene del trabajo infantil?

RESPUESTA: El trabajo puede servir a muchos nios para garantizar su supervivencia, inviable de otro modo, pero tambin puede producirles la muerte o ponerles en riesgo de sufrir maltrato fsico y psicolgico. Hay que tener en cuenta las condiciones laborales, la seguridad, la higiene, los horarios, que se garantice que no sean maltratados y que puedan combinar el trabajo con el estudio.

P: Que novedades presenta el nuevo cdigo de infancia de Bolivia?

R: El Cdigo que entr en vigor en Agosto de 2014 en Bolivia es pionero a la hora de abordar el trabajo de Nios, Nias y Adolescentes porque establece nuevas pautas para la comprensin y la aplicacin de los derechos del nio. Se ha realizado con una importante participacin de colectivo de nios, nias y adolescentes trabajadores. Recoge el respeto de las tradiciones de las comunidades indgenas y de las diferente realidades sociales y culturales del pas que no olvidemos es un estado plurinacional que cuenta con alrededor de cuarenta comunidades indgenas diferentes.

Teniendo todo ello en cuenta la ley, establece disposiciones muy concretas, restrictivas y garantistas para el desarrollo del trabajo por parte de nios, nias y adolescentes mayores de 10 aos y concede derechos y medidas para proteger a estos menores de edad trabajadores de la explotacin y del abuso de poder, garantizando su dignidad.

P: Qu avances considera en trminos de proteccin de la infancia trabajadora?

R: El cdigo supone un avance en la proteccin de los nios trabajadores. Hasta ahora la nica proteccin garantiza era a travs de las regulaciones convencionales de la Organizacin Internacional del Trabajo que simplemente prohiban el trabajo de nios hasta la edad de 14 aos.

Como se ha demostrado en numerosos caso esto simplemente visibilizaba el problema del trabajo infantil, y lo que es an peor suma a los menores en la clandestinidad y en la desproteccin al carecer de cualquier tipo de derecho laboral. Es precisamente esto lo que el cdigo boliviano pretende evitar.

En lugar de invisibilidad, ahora los nios de 10 a 14 aos de edad pueden trabajar en casos excepcionales, derivados de la complejidad econmica, social y cultural del pas ya explicada, y bajo condiciones especiales, adems se les garantiza los derechos laborales correspondientes y proteccin contra la violencia y la explotacin. Para que un menor entre 10 y 14 aos se necesita un permiso concreto del Ministerio de trabajo; Entre los 14 y 18 se precisa contar con la libre voluntad y consentimiento del menor.

Esta ley obliga al Estado, en todos los niveles polticos, a llevar a cabo programas de prevencin y proteccin para nios trabajadores menores de 14 aos de edad y especialmente a apoyar a las familias que viven en extrema pobreza.

El ejemplo de Bolivia debe hacernos ver la cuestin del trabajo infantil desde un prisma diferente. Un prisma que realmente se preocupe por los menores, por su dignidad y sus derechos.

Es necesario superar la prohibicin que solo lleva a la invisibilizacin del problema a la explotacin y a la desproteccin del menor.

Lo prioritario es garantizar los derechos y la dignidad de todas las personas incluyendo los menores, y esto slo puede alcanzarse regulando de forma estricta, con garantas el trabajo de menores, y sobre todo generado las bases de una poltica integral de proteccin con la activa participacin de los sujetos protagnicos de derechos, en este caso los nios. Bolivia ha sido pionera.

Los nios trabajadores son expertos dentro de sus experiencias, sin embargo no son incluidos como legtimos contribuyentes en los debates polticos acerca de sus propias vidas. Los programas y polticas que se preocupan por el inters superior de los nios deben tener en cuenta las perspectivas, deseos y conocimientos de esos nios. Por qu los nios trabajadores y sus organizaciones no estn incluidos de manera activa en las discusiones y debates sobre polticas y programas que pudieran impactar fuertemente en sus vidas? Acaso esto no es una violacin de su derecho a participar y del Artculo 12 de la Convencin de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Nio?

Los conceptos y definiciones de la OIT sobre "trabajo infantil" ni captan ni pueden captar la complejidad de la vida de trabajo de los nios. Por el contrario, estas definiciones dependen de la universalizacin de las afirmaciones morales y legales. El trabajo infantil necesita ser considerado desde una perspectiva mucho ms holstica y compleja, prestando mayor atencin a sus muchas variedades y formas.

La explotacin de los nios y su trabajo es un problema importante y real, pero es un problema que surge de una estructura econmica y poltica (en nuestro contexto contemporneo, de capitalismo global no regulado). Esa estructura debe ser cuestionada. El trabajo y las condiciones de trabajo de los nios (y adultos) pueden y deben ser una experiencia positiva y enriquecedora. Para poner fin a la explotacin de nios, debemos tratar los problemas de este sistema, que est contribuyendo a empeorar las condiciones de trabajo alrededor del planeta llevndonos a una carrera hacia la flexibilizacin, desproteccin y precariedad, concluye la Europarlamentaria Lola Sanchez.

Notas

  1. http://www.paginasiete.bo/nacional/2015/1/21/evo-liberalismo-socialismo-europeo-sirven-44786.html

  2. http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2014/10/12/evo-morales-de-lider-cocalero-a-presidente-4161.html

  3. www.vicepresidencia.gov.bo

  4. http://www.opinion.com.bo/opinion/articulos/2015/0115/noticias.php?id=150287&calificacion=1

  5. http://www.erbol.com.bo/noticia/indigenas/14012015/ancieta_no_fuimos_la_universidad_la_bartolina_fue_nuestra_escuela}

  6. http://www.aporrea.org/internacionales/a125567.html

  7. http://bifea.revues.org/4107

  8. http://www.fides.org/es/news/31560-AMERICA_BOLIVIA_La_distincion_necesaria_entre_trabajo_infantil_y_explotacion#.VMEq7otZjIU

  9. http://alainet.org/active/73946

  10. http://ecodiario.eleconomista.es/politica/noticias/6109633/09/14/Podemos-En-Latinoamerica-hay-ejemplos-de-democracia-valiosos-para-el-sur-de-Europa.html#Kku8wfLDOU6exX5H

  11. http://webcache.googleusercontent.com/search?q=cache:pQsHsj7aTFwJ:www.eleconomista.es/politica/noticias/6200718/10/14/2/Evo-Morales-dice-que-Podemos-es-la-esperanza-para-los-hermanos-espanoles.html+&cd=1&hl=es-419&ct=clnk&gl=bo#Kku8UwC2J3ImuSqB

  12. www.europarl.europa.eu/.../LOLA_SANCHEZ+CALDENTEY_home.html

Cristiano Morsolin, investigador italiano radicado en Latinoamrica desde 2001. Co-fundador del Observatorio sobre Latinoamrica SELVAS (Miln), autor de varios libros, investiga la relacin entre movimientos sociales y polticas emancipatorias.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter