Portada :: Opinin :: La Izquierda a debate
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 07-04-2015

Movimientos sociopolticos de masas o partido nico de la clase obrera?

Carlos Mendoza
Revista Tesis 11 (n 112)


Los movimientos sociopolticos desarrollados en las ltimas dcadas en Amrica Latina y ms recientemente en Europa, constituyen nuevas formas organizativas que se corresponden con la conformacin actual de los sectores populares como nueva expresin del sujeto social objetivamente enfrentado a un capitalismo oligopolizado y globalizado, en la poca actual de la Revolucin Informacional y de las polticas neoliberales. Relacin de este fenmeno con el sujeto social otrora hegemonizado por el proletariado industrial y su organizacin como partido nico de la clase teorizado por el marxismo para la poca de la Revolucin Industrial.

(Artculo basado en la ponencia expuesta por el autor en el Foro Internacional sobre Lnea de Masas en Xiangtan, China, en Octubre 2014, donde asisti invitado por la Academia Nacional de Ciencias Sociales de China).

En las ltimas dcadas en Amrica Latina, y ltimamente en algunos pases de Europa, se viene produciendo un importante fenmeno social, poltico y cultural con el surgimiento y desarrollo de los denominados movimientos sociopolticos, integrados por una red de organizaciones sociales, culturales, sindicales y polticas del campo popular, con orientacin progresista, que se dan una organizacin poltica y en varios pases una expresin electoral. Varios de ellos han llegado al gobierno donde en general han realizado una gestin alternativa al neoliberalismo, reinstaurando el rol central de Estado, impulsando desarrollo econmico con inclusin social, poltica exterior independiente de los pases centrales del capitalismo, integracin regional, derechos humanos como poltica de estado, e incluso, en algunos pases, plantendose como objetivo la superacin del capitalismo mediante una construccin de carcter socialista.

El movimiento sociopoltico, como realidad de construccin poltica, es muy diferente al concepto leninista y luego gramsciano de partido nico de la clase obrera, entendido como sujeto social con el rol histrico de realizar la revolucin anticapitalista, organizado en forma piramidal y funcionando segn el sistema tericamente expuesto como de centralismo democrtico.

Para interpretar esas diferencias habra que analizar la categora de sujeto social revolucionario, su vnculo con las relaciones econmico sociales, particularmente con las relaciones de propiedad, y su evolucin fenomnica segn cambian dichas relaciones.

El sujeto social revolucionario

El marxismo considera que las personas se dividen en clases sociales segn la posicin objetiva en que se encuentran respecto de la propiedad de los medios de produccin y circulacin de bienes y servicios (genricamente diremos medios de produccin). Por un lado, la clase capitalista, integrada por los propietarios de medios de produccin y tambin aquellos que, aun sin poseerlos, cumplen funciones propias del capitalista y tienen por ello situacin e ingresos privilegiados (gerentes, por ejemplo). Por otro lado, la clase de los desposedos, que no poseen medios de produccin y tienen que vender su fuerza de trabajo (fsica e intelectual) para conseguir ingresos para vivir. As, la clase capitalista explota la fuerza de trabajo de la clase de los desposedos extrayendo una cantidad de trabajo superior al necesario para producir los medios de vida (materiales e inmateriales) de la clase explotada. Entre ambas clases estn las capas sociales medias, constituidas por quienes ejercen profesiones liberales, miembros de empresas familiares o individuales, artesanos, artistas, intelectuales, campesinos, prestadores autnomos de servicios y otros con ingresos provenientes de actividades independientes.

Para Marx y quienes desarrollaron su teora, en el capitalismo se producira una contradiccin creciente entre el desarrollo exponencial de las fuerzas productivas, de carcter cada vez ms social y la apropiacin de carcter cada vez ms privado, y cada vez ms concentrada en pocas manos, de los medios de produccin. Se llegara as a un nivel de contradiccin tal, que el sistema capitalista ya no podra seguir incorporando las fuerzas productivas sin producir crisis general, permanente y sistmica, por lo que objetivamente se requerira de un cambio esencial en las relaciones de produccin que resolviera esta contradiccin, mediante la socializacin de los medios de produccin y la autogestin de los mismos por parte del conjunto de la sociedad. A esto lo denominamos socialismo.

Pero este cambio esencial (y por ello revolucionario) no podra ser realizado por ningn sector de la clase capitalista, por cuanto terminara con sus propios privilegios y se autoeliminara como clase. Solo la clase social explotada, de los que solo poseen su fuerza de trabajo, tiene entonces inters objetivo en ese cambio esencial, para lo cual es imprescindible que tome conciencia de ello y adquiera as tambin inters subjetivo en ese cambio y en actuar polticamente para lograrlo.

En la poca de la revolucin industrial, cuando la libre competencia era aun predominante y la economa no haba sido generalizadamente globalizada, oligopolizada y dominada por la actividad financiera especulativa, la clase social de los que solo poseen su fuerza de trabajo para ganarse la vida, estaba ampliamente hegemonizada por los asalariados de la industria, la denominada clase obrera industrial.

En la poca actual de la revolucin informacional, la industria incorpora crecientemente tecnologas informacionales, como ser mquinas herramientas controladas por computadoras, que requieren cada vez menos fuerza de trabajo para accionarlas; los asalariados del sector servicio predominan sobre los del sector industrial; el trabajo intelectual reemplaza aceleradamente al manual; se desarrollan diversos tipos de trabajo individual; crece el trabajo para terceros desde el hogar; se emplea crecientemente la informtica para el trabajo en red; y otras formas que cambian profundamente las condiciones de explotacin de la fuerza de trabajo.

Asimismo, el capitalismo al reemplazar crecientemente la fuerza de trabajo humana, tanto la mano como el cerebro, por la mquina, fenmeno agudizado por la revolucin informacional, provoca tendencia permanente y estructural al desempleo, mientras que el sector oligoplico, ampliamente dominante, globalizado y hegemonizado por su sector financiero especulativo, impulsa polticas gubernamentales denominadas neoliberales que tienden a aumentar el empobrecimiento y la marginalidad en la sociedad.

Por otro lado, la acelerada depredacin capitalista de la naturaleza hace crecer las vctimas sociales y las reivindicaciones sociales vinculadas con este fenmeno.

Hay entonces una profunda transformacin del sujeto social en s y de las condiciones objetivas para la eventual subjetividad del sujeto social para s.

A esto se agrega que el capitalismo entr desde mediados de los aos 70 del siglo pasado en una crisis de tendencia permanente, estructural y sistmica, lo que se acompaa con crisis en el sistema liberal democrtico representativo, propio del sistema capitalista, cuyas instituciones tienden cada vez ms a ser dominadas por el capital oligoplico, que necesita usarlas para enfrentar la crisis, afirmar su dominio y obtener ganancias extraordinarias.

Esto contradice crecientemente las posibilidades de que a travs de dichas instituciones se resuelvan las reivindicaciones de los sectores populares (la clase de los que viven de su fuerza de trabajo, desocupados, capas medias e incluso pequeos y medianos empresarios).

Por otro lado, la diversificacin del sujeto social y la tendencia a la desocupacin y marginalidad tiende a disminuir la sindicalizacin de la fuerza de trabajo.

Todo esto es crecientemente percibido por los sectores populares, lo cual se expresa en la tendencia a que, en sus luchas por conseguir satisfaccin a sus reivindicaciones, se organicen cada vez ms por fuera de las instituciones tpicas de la democracia representativa, incluyendo partidos polticos y sindicatos tradicionales. Es as que aparecen cada vez ms organizaciones sociales, culturales, sindicales de nuevo tipo, y otras, que tienden a relacionarse entre ellas, atrayendo muchas veces a los partidos polticos progresistas que comprenden la nueva situacin (incluyendo a partidos comunistas), conformando as los denominados movimientos sociopolticos.

La organizacin poltica del sujeto social

El partido nico de la clase obrera, propuesto por los pensadores marxistas en la poca de la revolucin industrial, se corresponda con un sujeto social ampliamente hegemonizado por los asalariados del sector industrial, predominante en la economa capitalista, pero tambin con los tiempos de la democracia representativa y delegataria.

En la poca actual de la revolucin informacional, de la crisis capitalista con tendencia a ser permanente, estructural y sistmica, con un sujeto social muy diversificado y un sistema de democracia representativa y delegataria en crisis, lo que se est construyendo, y sin teorizaciones previas, es el fenmeno de los movimientos sociopolticos y sus expresiones polticas electorales.

Los movimientos sociopolticos constituyen herramientas que permiten vincular diversas y mltiples reivindicaciones de los sectores populares, que cuando son interpretadas y satisfechas por los gobiernos, propios o constituidos por otras vas, suelen provocar una sinergia entre esos gobiernos y las masas populares y, ms particularmente, entre los lderes que encabezan esos gobiernos y las masas.

Este fenmeno ha sido objeto de estudio por varios intelectuales del campo progresista, entre los que podemos destacar al socilogo argentino Ernesto Laclau (particularmente en cuanto a su funcionamiento concreto, sobre todo en Latinoamrica, que l denomina populismo, en un sentido valorativo); o al socilogo marxista francs Jean Lojkine (en cuanto a la temtica del nuevo sujeto social, mayormente referida a lo que sucede en los pases desarrollados del capitalismo).

Movimientos sociopolticos, democracia participativa y relacin de fuerzas

En esta poca del capitalismo, es tan grande el podero del capital oligoplico globalizado, con su dominio de medios de comunicacin tambin oligoplicos, penetracin del sistema judicial, capacidad de lobby ante los poderes legislativos y ejecutivo, y cooptacin de partidos polticos y hasta sindicatos tradicionales, que se requiere objetivamente de una construccin popular de un poder cualitativamente superior, para lo cual es indispensable el desarrollo a un nuevo nivel cualitativo de la conciencia de los sectores populares.

En ese sentido, los movimientos sociopolticos, con su construccin en red de mltiples organizaciones componentes, ofrecen un escenario ms propicio para la participacin democrtica en la construccin y en la gestin de las organizaciones y del propio movimiento, para lo cual se destaca la utilizacin creciente de las herramientas de la revolucin informacional en cuanto a comunicaciones, acceso y transmisin de informacin, coordinacin de acciones usando las redes sociales, etc. Toda esta praxis poltica resulta ser una va muy efectiva para el desarrollo de la conciencia, incluido el conocimiento de que para superar la tendencia actual del capitalismo a la crisis estructural, permanente y generalizada, se requiere de su superacin como sistema por una construccin de tipo socialista y que ello solo puede ser tarea de las propias masas populares, es decir, el desarrollo de una conciencia de clase.

Los movimientos sociopolticos combinan prcticas de democracia participativa y directa, con la utilizacin de formas de la democracia representativa y delegataria, en un proceso objetivamente dialctico de unidad y lucha de contrarios no antagnicos, donde es posible la subsuncin gradual de la democracia representativa por la democracia participativa.

En Latinoamrica tenemos el cambio de poca del que habla el presidente y lder popular ecuatoriano Rafael Correa, producido por la accin de movimientos sociopolticos y los gobiernos y lderes gubernamentales que los expresan o interpretan, como el PT en Brasil, el Movimiento Bolivariano en Venezuela, el MAS en Bolivia, el PAIS en Ecuador, el Frente Grande en Uruguay, el Sandinismo en Nicaragua, el Frente Farabundo Mart en El Salvador, Unidos y Organizados en Argentina y otros en vas de construccin. Movimientos con distintos orgenes y vas de organizacin en sus formas, pero con contenidos esencialmente coincidentes. En Europa aparecen fenmenos emparentados, como el SYRIZA en Grecia o el PODEMOS en Espaa.

Los movimientos sociopolticos vienen demostrando tal capacidad de convocatoria, organizacin, movilizacin, participacin democrtica y tal vitalidad que aparecen como el mejor reaseguro, para el campo popular, cualquiera sea el devenir de los procesos progresistas y los gobiernos que los expresan.

La conceptualizacin de Marx sobre las clases sociales y el sujeto social, al expresar cuestiones de la esencia del sistema, tienen y tendrn vigencia mientras dure el capitalismo. Pero la expresin fenomnica de esa esencia cambia con la evolucin del sistema y por lo tanto deben cambiar las formas organizativas del sujeto social en su lucha contra la clase de los propietarios de medios de produccin. Del partido nico de la clase obrera hemos pasado a los movimientos sociopolticos de los sectores populares.

Es un desafo para los intelectuales progresistas de todo el mundo y para los marxistas en particular, continuar estudiando este nuevo fenmeno, para seguir comprendindolo e incorporarndolo a la teora revolucionaria.

Carlos Mendoza, ingeniero, escritor, especializado en temas de economa poltica, miembro del Consejo Editorial de Tesis 11.

Trabajos de Carlos Mendoza sobre esta temtica, publicados por Tesis 11

Artculos publicados por la revista Tesis 11:

http://www.tesis11.org.ar/categoria/la-revista/revista-nro94/ (El rol de las organizaciones sociales)

http://www.tesis11.org.ar/alternativa-desde-el-campo-popular/ (Alternativa desde el campo popular)

http://www.tesis11.org.ar/%E2%80%9Cdemocracia-y-justicia-social-son-valores-que-tienen-que-ir-juntos%E2%80%9D/ (Democracia y justicia social son valores que tienen que ir juntos entrevista a Martn Sabbatella)

http://www.tesis11.org.ar/%C2%BFson-contradictorias-calidad-institucional-y-eficiencia-en-la-gestion/ (No son contradictorias calidad institucional y eficiencia en la gestin)

http://www.tesis11.org.ar/democracia-participativa-y-alternativa-popular/ (Democracia participativa y alternativa popular)

http://www.tesis11.org.ar/%C2%BFcomunismo-ya/ (Comunismo ya?)

http://www.tesis11.org.ar/la-construccion-del-movimiento-socio-politico-herramienta-imprescindible-para-el-campo-popular/ (La construccin del movimiento sociopoltico: Herramienta imprescindible para el campo popular)

Libros y cuadernos, publicados y/o distribuidos por Tesis 11:

http://www.tesis11.org.ar/wp-content/uploads/2010/02/LAS-NUEVAS-RELACIONES-DE-CLASE.pdf (Las nuevas relaciones de clase. Libro en espaol, distribuido por Tesis 11, con las ponencias en el Congreso Actuel Marx Internacional II, en Pars, donde hay un captulo del autor: Las clases sociales y el sujeto social. Carlos Mendoza, pginas 115 a 126. Las ponencias son de Luis Chauvel, Michel Verret, Paul Bouffartigue, Robert Castel, Marcos Oberti, Laurent Mucchielli, Jean Logkine, Paul Boccara y Carlos Mendoza)

http://www.tesis11.org.ar/wp-content/uploads/2010/02/LOS-LIMITES-TEORICOS-DEL-CAPITALISMO-04-09.pdf (Los lmites tericos del capitalismo. Carlos Mendoza. Cuaderno editado por Tesis 11)

Algunos enlaces recomendados para acceder a trabajos, reportajes y exposiciones, que conciernen a destacados militantes y estudiosos de esta temtica

http://www.cetri.be/spip.php?article597 (Los movimientos sociales en America latina : un balance histrico, por Mnica Bruckmann y Theotonio Dos Santos)

https://www.youtube.com/watch?v=qLW3R7HzUSg (Tendencias de los Movimientos sociales en Amrica Latina Entrevista a Isabel Rauber)

http://www.tesis11.org.ar/video-con-la-intervencion-de-alvaro-garcia-linera-en-el-foro-por-la-emancipacion-y-la-igualdad/ (Exposicin de lvaro Garca Linera, vicepresidente de Bolivia, en el Foro por la Emancipacin y la Igualdad, teatro Cervantes, Buenos Aires, Marzo 2015).

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter