Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Boicot, Desinversiones y Sanciones contra el apartheid israel
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-01-2016

El buque sionista y sus boquetes

Abdo Tounsi
Rebelin


Imgenes publicadas en el sitio del BDS boicotisrael.net

Las noticias: Resumen de xitos del BDS del ao 2015‬‬‬‬‬‬

Hoy el BDS se sita en la mira del sionismo y sus secuaces, hasta el punto que algunos de estos estn creando leyes para castigar a personas, instituciones y empresas que participen en aplicar las siglas del BDS.

Podra parecer a primera vista, que el buque del sionismo, su Estado llamado Israel, va viento en popa y sobre todo, esto se percibe si analizamos sus xitos militares y tecnolgicos. Pero todo barco tiene sus bodegas y sus ratas, y ste en sus bodegas lleva material corrosivo que est haciendo mella en su casco. Llegados a esta sexta dcada de la implantacin en el corazn del mundo rabe de Israel, un Estado que se fragu en base a un colonialismo clsico salvaje, pretendiendo desplazar la poblacin autctona por otra, venida de muchas partes del mundo, bajo la premisa de que son un pueblo que sufri una dispora hace 3000 aos, expulsado de Palestina. No voy a entrar a debatir aqu este mito ni los otros que se crearon a propsito del objetivo fundacional del sionismo, basndose en el nacionalismo religioso, ni la conjura que el colonialismo occidental fabric a medida de este. Todo esto ya est bien documentado por muchos prestigiosos analistas polticos e historiadores que dejaron bien claro, que los mitos no pueden sostener la construccin de un Estado y mucho menos de una nacin.

Volviendo al barco que navega en aguas turbias y de una marejadilla muy fuerte, creo haber encontrado el material corrosivo en sus bodegas, un material al que no se le ha dado la importancia que merece. Me refiero al movimiento del BDS (Boicot, desinversiones y sanciones) el mismo que abri grandes boquetes en el barco del rgimen del Apartheid de Sudfrica. Pues bien, repasando los xitos del BDS contra el rgimen del apartheid sionista de Israel del ao 2015, o desde su creacin en el 2005, entonces naci con un llamado lanzado por ms de 170 organizaciones de la sociedad civil palestina a la comunidad internacional, pidindole que aplicara dichas medidas coercitivas; hasta que Israel cumpla con el Derecho Internacional y los principios universales de los Derechos Humanos. Repasando estos xitos me creo haber dado ya con las primeras grietas en las bodegas de ese barco, aunque no son en el casco exterior del mismo, sino en el interior, pero esto no ha hecho ms que empezar.

El BDS me recuerda a la lista negra que crearon los Estados rabes a travs de su ya ms que muerta Liga rabe, entonces liderados por el Nasserismo y el panarabismo, donde los Estados rabes entonces no firmaban contratos ni compraban materiales y mercancas a empresas que tuviesen relacin con el Estado sionista. No podra decir que funcionaba al 100% pero s haca que las empresas se abstuvieran de colaborar en el mantenimiento de la usurpacin de Palestina, fue una poca en la que el aislamiento de Israel y el enfrentamiento con sus secuaces en el mundo, era una prctica de los Estados rabes que muchos lo seguan no por conviccin ni por patriotismo, sino por miedo a las revueltas populares de aquellas generaciones cargadas de sentido de responsabilidad para con la causa rabe en general y la palestina en particular.

Hoy el BDS se sita en la mira del sionismo y sus secuaces, hasta el punto que algunos de estos estn creando leyes para castigar a personas, instituciones y empresas que participen en aplicar las siglas del BDS. Ya sabemos cmo son y cmo funcionan las democracias donde Doa Hipocresa, duea de mando y orden en cuanto a dictar leyes contrarias a los principios bsicos de los DDHH. No obstante, la marejadilla que el buque insignia del sionismo atraviesa, no le ha dejado margen de maniobra, estas olas tan grandes que se producen por navegar en aguas de los mares de Neptuno, enfurecido por tanta sangre invertida en ellas, estn dejando sin fuerza al timonel que reacciona con espasmos de golpe de timn, lo que le lleva a producir ms y ms sangre asesinando a inocentes en Palestina produciendo ms enfurecimiento de Neptuno.

En la correlacin entre la prdida del sentido comn a consecuencia de un rgimen que cada vez se adentra ms en el integrismo y el rechazo de la inmensa mayora de la humanidad de la poltica de segregacin, apartheid, asesinatos etc. el BDS tiene la papeleta de ganar ms adhesiones y ms apoyo institucional. No nos extraemos que sea el panorama que veamos en este ao que estrenamos, solo hemos de mirar a tantas instituciones como: gobiernos, municipios, universidades, organizaciones etc. que han aplicado ya el boicot a Israel.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter