Portada :: Opinin :: La Izquierda a debate
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 27-01-2016

El fracaso de la ultra izquierda

Emir Sader
Alainet


Las corrientes de ultra izquierda y los articulistas vinculados a esa visin son especialistas en hacer el balance critico de lo que consideran el fracaso de las otras corrientes de la izquierda. Hablan siempre con un tono como si se apoyaran en grandes experiencias exitosas, desde las cuales apuntan su voz crtica a corrientes que aparentemente habran sido un fracaso total.

Despus de un silencio relativamente prolongado, por no saber dar cuenta del prolongado xito de los gobiernos progresistas de Amrica Latina, se vuelcan hacia el tema del supuesto fracaso de los gobiernos de Venezuela, Argentina, Brasil, Ecuador, cuando no de todos los gobiernos pos neoliberales. No son capaces, antes de todo, de dar cuenta de las extraordinarias trasformaciones sociales que esos gobiernos han implementado en nuestras sociedades y que han hecho de ellos la izquierda del siglo XXI y referencia hasta para las fuerzas de izquierda en Europa, como en Grecia, Espaa y Portugal, entre otros.

Tampoco consideran que esos gobiernos, coordinados, han sido los responsables por el fortalecimiento y expansin de los procesos de integracin regional, del Mercosur a la Celac, pasando por Unasur, de forma independiente respecto a Estados Unidos.

Mientras tanto, la ultra izquierda no ha sido capaz de presentar ningn resultado de sus posiciones, que no han cuajado en ningn pas del continente, y tampoco en Europa. Las alternativas a los gobiernos progresistas estn siempre a la derecha. Al contrario, cuando presentan candidatos, los resultados que cosecha la ultra izquierda son irrelevantes. Como ltima demostracin, los mismos sectores que hablan con nfasis del fracaso del kirchnerismo en Argentina, que consideran que entre esa fuerza y la derecha no habra diferencias, han propuesto el voto el blanco en la segunda vuelta y han obtenido el 1% de los votos. Hablan con nfasis, desde ese 1%.

Es que, volcados hacia el fracaso de los otros, las voces de la ultra izquierda no se dedican a analizar su propio fracaso. En la misma Argentina, el planteamiento tpico de esa corriente, de la autonoma de los movimientos sociales, que no deberan ni participar ni hacer alianzas con fuerzas polticas, ha llevado literalmente a la desaparicin de los movimientos piqueteros, que haban surgido con gran potencial. No se encuentra ni un balance autocritico de los que han llevado a ese movimiento a su desaparicin. Al contrario, los mismos responsables de esas posiciones y su fracaso total intelectuales latinoamericanos o europeos siguen hablando, con conviccin, de sus tesis, sin aprender nada del xito de los movimientos sociales y fuerzas polticas que han seguido sus promociones, ni del fracaso de los que los han seguido.

Pero el principal fracaso de la ultra izquierda ha sido no haber sabido comprender el carcter de la poca histrica actual, de grandes retrocesos en escala internacional. Siguieron haciendo sus planteamientos verbalmente radicalizados, sin darse cuenta que el objetivo mayor de la izquierda hoy es derrotar y construir alternativas concretas al neoliberalismo, proyecto en que han avanzado tanto los gobiernos de Amrica del Sur.

Por otra parte, sectores de la ultra izquierda han adherido a las tesis liberales en contra del Estado, apoyados en una sociedad civil, como si esa fuera una tesis factible en la lucha en contra del neoliberalismo. No han salido de la fase de resistencia al neoliberalismo, sin participar de la disputa hegemnica del gobierno y sin capacidad de construir fuerzas alternativas. Tienen la compaa de ONGs, pero completamente distanciados de la historia concreta contempornea de la izquierda realmente existente.

En suma, la ultra izquierda es la corriente que ms ha fracasado en la era neoliberal, por el error de sus visiones y por la impotencia recurrente para construir alternativas. Eso se da en Brasil, Argentina, Venezuela, Ecuador, Bolivia, Uruguay, donde se limitan a escribir artculos de crtica. Tampoco logran cuajar en otros pases, como Mxico, Per, Chile o Colombia. Solo existen como columnismo crtico, no tienen peso alguno en la lucha concreta.

El futuro de la lucha en contra del neoliberalismo sigue siendo protagonizado por las fuerzas y los liderazgos como los de Evo Morales, Lula, Rafael Correa, Cristina Kirchner, entre otros que disputan con la derecha y sus proyectos de restauracin conservadora.

Emir Sader, socilogo y cientfico poltico brasileo, es coordinador del Laboratorio de Polticas Pblicas de la Universidad Estadual de Rio de Janeiro (UERJ).

Fuente: http://www.alainet.org/es/articulo/174995


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter