Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Boicot, Desinversiones y Sanciones contra el apartheid israel
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-02-2016

Es necesario oponerse a la amenaza del Gobierno de Canad de criminalizar la crtica poltica de Israel

Michel Lambert
Le Journal des Alternatives

Traduccin Susana Merino.


Sus diarios favoritos no lo mencionarn esta maana y, sin embargo, a ltima hora de la tarde de ayer [18 de febrero de 2016] los parlamentarios canadienses debatieron una nueva iniciativa del Partido Conservador con el fin de criminalizar cualquier apoyo a la campaa palestina de BDS (Boicot, Desinversin y Sanciones), una campaa ciudadana que trata de presionar a Israel para que respete el derecho internacional y los derechos de los palestinos.

Propuesto por los diputados conservadores Tony Clement y Michelle Rempel, la iniciativa es la siguiente: Dadas la amistad y las relaciones econmicas y diplomticas de larga data que unen a Canad y a Israel, la Cmara rechaza la campaa del movimiento de Boicot, Desinversin y Sanciones (BDS) que alienta la demonizacin y la deslegitimacin del Estado de Israel y solicita al gobierno condenar todo intento de organismos, grupos o personas canadienses que promuevan el movimiento de BDS en el pas o en el exterior.

La historia no es nueva. En enero de 2015 el ministro conservador de Relaciones Exteriores John Baird firmaba una declaracin de solidaridad y de amistad con Israel que inclua una iniciativa coordinada para luchar contra ese movimiento. Otros pases como Francia y Gran Bretaa tambin discuten nuevas reglamentaciones con el objetivo de reducir al silencio a las y los ciudadanos concernidos por las polticas represivas del Estado judo, que se aferra a su falsa representacin del movimiento de BDS como una versin 2.0 de antisemitismo.

Varios diputados conservadores retomaron ayer esos mismos argumentos en la Cmara y omitieron de paso que la campaa BDS no est dirigida a los judos en tanto judos y que incluso la apoyan muchas organizaciones judas canadienses y de todo el mundo. Tambin olvidaron mencionar las polticas represivas de los sucesivos gobiernos israeles hacia el pueblo palestino. Omitieron las palabras ocupacin, colonizacin, bloqueo, masacres, prohibiciones del derecho al retorno, muro de separacin, desigualdad de derechos para las y los palestinos que viven en Israel, etc.

Pero si bien la iniciativa conservadora no tiene nada de sorprendente, la anunciada posicin favorable de los liberales de Justin Trudeau que, hay que recordarlo, son mayora en la Cmara, es una alucinante afrenta a la libertad de expresin.

Aparentemente todava no estamos en 2016!

#DroitAuBoycott

Lo que los medios tratan de imponer como el conflicto israelo-palestino no existe. Se trata de una ocupacin militar y el derecho internacional impone unas reglas al ocupante israel. Las Naciones Unidas, por ejemplo, han adoptado muchas resoluciones que exigen a Israel detener la construccin de nuevas colonias y, sin embargo, el Estado judo no las respeta nunca. Por consiguiente, las colonias son ilegales. Sus productos son ilegales. Boicotearlas es un derecho y no hay ms que hablar.

En Qubec y en Canad hay decenas de organizaciones que apoyan ya la campaa de BDS. En el ltimo abril una carta abierta firmada por centenares de grupos (incluidos Alternativas, la Coalicin para la Vigilancia Internacional de las Libertades Civiles, la Liga de los Derechos y las Libertades, el Partido Verde de Canad. Qubec Solidario, el Sindicato Nacional de Empleados y Empleadas del Sector Pblico, la Confederacin de Sindicatos Nacionales, el Congreso del Trabajo de Canad, el Sindicato de Trabajadores y Trabajadoras de Correos, el Sindicato Canadiense de Funcionarios Pblicos, la Alianza de la Funcin Oblica de Canad, Unifor y otros) condenaban todos los intentos del gobierno canadiense de atacar a las personas y grupos que hacen visibles los malos tratos infligidos por Israel a las y los palestinos.

Una campaa ciudadana, no violenta, que funciona!

Si a Israel le preocupa tanto la campaa de BDS es porque est produciendo ya importantes resultados. En todo el mundo grupos sociales, sindicatos, partidos polticos, instituciones acadmicas personalidades pblicas, asociaciones de estudiantes, grupos de mujeres y miles de personas la estn apoyando formalmente. El movimiento se ha desarrollado hasta el punto de convertirse en una red mundial de miles de voluntarios que ejercen una importante presin sobre empresas, artistas, instituciones acadmicas y otros para que rompan sus lazos con Israel.

Es necesario recordar que se trata de una campaa de boicot similar a la que forz al rgimen de apartheid sudafricano a liberar a Nelson Mandela y a organizar elecciones libres. El gobierno israel lo recuerda precisamente y por eso incita a sus aliados a criminalizar todo apoyo a una campaa que tiene todo el potencial de hacer inclinar a la opinin pblica internacional a favor del respeto de los derechos humanos de las y los palestinos.

En Quebec y en Canad la campaa se dirige especialmente a exigir que cese toda colaboracin entre las industrias militares y de alta tecnologa canadienses e israeles.

Tenemos que poder decir libremente que la poltica israel es inaceptable

El argumento del antisemitismo es una broma de mal gusto, tanto ms cuanto que las personas rabes (las y los palestinos por lo dems), las arameas y muchas etopes tambin son semitas.

La campaa de BDS no es racista. Es una campaa que tiene por objetivo las inaceptables polticas represivas de Israel. Denunciar esas polticas es un derecho ciudadano del mismo tenor que fomentar que una empresa, una institucin o un gobierno haga opciones ticas.

El Parlamento canadiense debe pronunciarse el lunes sobre la iniciativa conservadora. Todava es tiempo de hacer valer nuestros derechos. Contacten con los diputados liberales que son mayora!Firme la peticin contra la iniciativa de los conservadores. Utilice el tweet # DroitAuBoycott.

Hagan lo que quieran, pero hagan ruido!


Fuente: http://journal.alternatives.ca/spip.php?article8128

Esta traduccin se puede reproducir libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar al autor, la traductora y a Rebelin como fuente de la traduccin




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter