Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-08-2016

17 aos despus, las FARC hablan de la masacre de La Moralia

Alexander Escobar
FIPU


Yo recuerdo con pesar, con tristeza, la ausencia de colaboracin de parte del Estado. Ni el Ejrcito, ni la Polica, ni los alcaldes, ni los gobernadores actuaron en favor de la poblacin civil. Fue la guerrilla la que defendi, Pablo Catatumbo.


31 de julio de 1999, la fecha es recordada porque marc la presentacin oficial de los paramilitares del Bloque Calima de las Autodefensas Unidas de Colombia, ms conocidas como las AUC, al departamento del Valle del Cauca. En el documental Memoria y dignidad campesina, los campesinos del corregimiento La Moralia recuerdan aquel 31 de julio.

Despus que nos tenan aqu en el parque, venan unas personas encapuchadas y empezaron a retirar gente de este grupo y los sacaron hacia la va de Monteloro, donde sacaron al seor Oliver Urrea, al seor Orlando Urrea y su hija Sandra, recuerda Pedro Pablo Castaeda, campesino de La Moralia.

Muerte y desolacin trajo el Bloque Calima desde la primera incursin en este corregimiento del municipio de Tulu, donde fueron masacrados Sandra y Orlando Urrea cuando celebraban las fiestas de la Virgen del Carmen. Solo Oliver Urrea sobrevivira, pero igual suerte no acompa a miles de campesinos de esta regin.

Durante cerca de cinco aos, hasta su desmovilizacin, los paramilitares asesinaron en el Valle a ms de 2.300 personas y desaparecieron a cerca de cuatrocientas, desplazaron forzosamente a sus habitantes y cometieron crmenes de violencia sexual. Sin embargo, la poblacin asegura que las Fuerzas Militares y de seguridad del Estado no combatieron a los paramilitares mientras masacraban y desplazaban.

Y si el Estado colombiano no combati a los paramilitares, entonces quin los combati? Para resolver esta pregunta viajamos hasta La Habana (Cuba) y dialogamos con la delegacin de paz de las FARC, organizacin guerrillera que dialoga con el Gobierno colombiano para poner fin a un conflicto de ms de cinco dcadas. Hablamos con Pablo Catatumbo, integrante del Secretariado de las FARC, y esto fue lo que nos cont.

Yo recuerdo con pesar, con tristeza, la ausencia de colaboracin de parte del Estado. Ni el Ejrcito, ni la Polica, ni los alcaldes, ni los gobernadores actuaron en favor de la poblacin civil. Fue la guerrilla la que defendi Y gracias a esos combates de la guerrilla es que los campesinos de Barragn, de Santa Luca, de La Moralia, de Monteloro, de Venus, La Diadema, Piedritas, todas esas regiones, La Mesa Roloro, tienen tierra hoy en da.

Pero esto no es lo nico que tena Pablo Catatumbo para contarnos. Asegura el lder guerrillero que adems sostuvo conversaciones con los mandatarios de esa regin.

Yo llam personalmente al Gobernador, llam alcalde de esa poca. Llam al alcalde de Buga, llam al alcalde de Tulu para ponerlo al tanto de esta situacin. Con ellos sostuve conversaciones personales, solicitndoles hagan algo, por favor, aqu se est produciendo un genocidio. Y nadie hizo nada.

Como dato curioso, y dejando como testigo al periodista Norbey Palacio de Tulu, Catatumbo tambin afirma que inform a los altos mandos militares, recordados por actuar en complicidad con el paramlitarismo.

Yo llam al general Pedraza en presencia de un periodista, Norbey Palacio, creo que perteneca en ese momento al elenco de RCN o de Caracol, y en medio de un combate, del combate que estbamos sosteniendo con los paramilitares en Barragn, lo llam. Y le dije: General, qu pasa, aqu hay un grupo de paramilitares que ya asesinaron a 14 personas de manera inerme y cobarde, y nosotros llevamos combatiendo con ellos ms de cuatro horas, pero el Ejrcito no hace nada. Por qu dejan asesinar a la poblacin! Hagan algo! El general Pedraza, cuando me le identifiqu, que me dijo quin habla, y le dije Pablo Catatumbo, entonces lo que hizo fue insultarme.

De las ms de 2.300 personas asesinadas por los paramilitares, muchas corresponden al centro del Valle del Cauca. Catatumbo afirma que hubieran podido ser muchas ms.

Y por eso yo le puedo decir que ms de cuatrocientas personas que asesinaron en Barragn, Santa Luca, La Moralia, La Marina, todas esas regiones, Alto de Italia, pudieran haber sido ms sino hubiera sido porque los guerrilleros de las FARC, los guerrilleros del Jaime Batteman Cayn, nos enfrentamos a esos paramilitares.

Finalmente el comandante guerrillero sostiene que sin la valenta y entrega del movimiento campesino de la regin no se habra logrado derrotar a los paramilitares.

El movimiento social se recuper y finalmente asumi la lucha por la defensa de su territorio. Y gracias a esa lucha fue que se pudo, dijramos, derrotar al paramilitarismo. Pero, le repito, muy pocas regiones tienen el orgullo de decir que el proyecto paramilitar fue derrotado como en Barragn, como en Santa Luca, como en esa parte del Valle.

Y como afirma Pablo Catatumbo, los campesinos del Valle del Cauca derrotaron al paramilitarismo. Y cada 31 de julio conmemoraran esa lucha recordando la fecha como el Da de la Memoria y dignidad campesina.