Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-01-2017

Campesinos no quieren multimillonario proyecto chino en Sri Lanka

Amantha Perera
IPS


Este es un tpico pueblo rural de Sri Lanka, con arrozales salpicados de pequeas casas y un templo en su mayor elevacin. La modernidad no parece haber llegado hasta Beragama, a pesar de estar muy cerca del segundo mayor puerto del pas y del segundo mayor aeropuerto internacional.

En parte, por eso, los cambios que se avecinan generan ansiedad en este poblado del distrito de Hambantota, unos 250 kilmetros al sur de Colombo, y donde un proyecto chino de unos 1.500 millones de dlares podra tragarse a este casero y a las ms de 6.000 hectreas adyacentes.

anto el presidente Maithripala Sirisena como el primer ministro Ranil Wickremasinghe quieren suscribir un acuerdo con una empresa china, que participara en el nuevo puerto de Magampura y en una futura zona de inversin.

El proyecto aliviara el peso de la enorme deuda nacional de unos 64.000 millones de dlares, 8.000 de los cuales se le deben a China. Entre 2016 y 2017, los pagos de deuda rondaran los 8.000 millones de dlares.

El gobierno necesita desesperadamente ese dinero para recuperar la frgil economa nacional. La situacin lleg a tal punto que a dos aos de iniciada su gestin, acudi a los mismos capitalistas que haba rechazado en 2015.

El expresidente Mahinda Rajapaksa sigui una poltica favorable a Beijing, a pesar del riesgo de molestar a otra potencia regional como es India.

El nuevo gobierno trat de seguir una poltica prooccidental, incluso suspendi el nico gran proyecto de inversin de 1.500 millones de dlares en el puerto capitalino. Pero sin nuevas inversiones, Colombo tuvo que pedir ayuda a China.

No estamos en contra de las inversiones, pero no queremos perder nuestras tierras ni nuestras casas, explic Nandana Wijesinghe, residente de Beragama, al ser consultado por IPS.

La poblacin local se queja de que los chinos quieren las tierras ms frtiles y las reas ms cercanas al puerto. Por qu no toman las tierras con arbustos? Hay mucha, observ Wijesinghe.

Cuando empezaron a circular los rumores de que esta aldea estaba en la mira de los inversores y de que el gobierno avanzaba en el acuerdo, los pobladores locales comenzaron a reunirse en el templo, y all, a mediados de noviembre, decidieron que no abandonaran sus tierras.

Y por tanto, cuando los agrimensores llegaron a mapear la zona, los detuvieron. Le pedimos a las autoridades de Colombo que vinieran a explicarnos la situacin. Hasta entonces, no permitiremos nada de eso, explic S. Chandima, al ser consultado por IPS, mientras otros pobladores rodeaban a los funcionarios que haban llegado para realizar su trabajo.

Los funcionarios locales dijeron a fin de ao, que todava no estaba decidido qu tierras cederan bajo un contrato de arrendamiento de 99 aos.

Por ahora tenemos instrucciones de medir, nada ms. No tenemos informacin de qu tierras se ofrecern, explic S H Karunarathne, secretario del distrito de Hambantota.

Pero las protestas ya empezaron en Hambantota contra el futuro proyecto y, de a poco, se genera un movimiento en contra.

Uno de los elementos que preocupa al actual gobierno es que Hambantota es la tierra natal de Rajapaksa, donde propici inversiones multimillonarias, como el puerto, el aeropuerto, que opera un vuelo diario en su pico de actividad, un estadio de criquet, ahora usado para recepciones de bodas, y un centro de convenciones, que permanece cerrado.

Rajapksa, un defensor de las inversiones chinas en Sri Lanka entre 2009 y 2014, ahora se opone a la cesin de tierras.

Son tierras agrcolas de campesinos. No nos oponemos a que vengan chinos, indios o estadounidenses. Pero estamos en contra de que les den tierras y de las privatizaciones que estn haciendo, declar frente a corresponsales extranjeros en Colombo.

De hecho, segn dijo, discuti el tema con funcionarios chinos que visitaron este pas. Y tambin seal que tena previsto reemplazar al actual gobierno este ao.

El otrora hombre fuerte de Sri Lanka, Rajapaksa goz de gran popularidad, en especial entre la mayora cingalesa de este pas, cuando derrot a los insurgentes tamiles tras tres dcadas de guerra civil.

A pesar de su derrota electoral hace dos aos, sigui siendo un lder importante y en los ltimos meses retorn a una vida poltica ms activa, aunque no ha participado en ninguna de las protestas en Hambantota.

Pero su hijo mayor, el legislador Namal Rajapaksa, s particip en una manifestacin. Toda corriente de apoyo a las protestas contra el gobierno en esta zona del sur del pas podra estar encabezada en cualquier momento por Rajapaksa.

El gobierno ya pospuso una vez la ceremonia de cesin de tierras para fines de este mes. Pero el ministro de Estrategias de Desarrollo y Comercio Internacional, Malik Samarawickrama, confirm que el acuerdo avanzara a fines de enero.

La postergacin no calm los nimos en Hambantota, sino todo lo contrario. Cuando el primer ministro y el embajador de China llegaron para inaugurar la zona industrial, estallaron los enfrentamientos entre la polica y los manifestantes, entre quienes haban monjes budistas contrarios al proyecto.

La inauguracin se realiz igual, a pesar de los camiones lanza agua y de los gases lacrimgenos que se propagaron por doquier, no es un buen presagio para el futuro.

Fuente: http://www.ipsnoticias.net/2017/01/campesinos-no-quieren-multimillonario-proyecto-chino-en-sri-lanka/

Traducido por Vernica Firme



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter