Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-02-2017

Para oponerse a Trump, los judos deben unirse a la lucha contra el fascismo y el sionismo

Yoav Litvin
Mondoweiss

Traducido por J. M.


En lo que puede ser el mayor golpe jams ejecutado Donald Trump -un magnate multimillonario de bienes races y una celebridad de programas de espectculos de la realidad en televisin- ascendi a la posicin ms poderosa en el mundo, la presidencia de los Estados Unidos de Amrica. A lo largo de su campaa electoral y desde su toma de posesin, Trump ha mostrado una retrica autoritaria y tendencias que plantean la siguiente pregunta, es el nuevo rgimen republicano una forma de fascismo?

Para determinar si un rgimen o un poltico son de carcter fascista, es til examinar el ensayo de Umberto Eco "Ur-Fascismo". En l Eco construye una lista de 14 caractersticas tpicas del fascismo. Afirma:

"Estas caractersticas no pueden ser organizadas en un sistema; muchas de ellas se contradicen entre s y tambin son tpicas de otros tipos de despotismo o fanatismo. Pero es suficiente que una de ellas est presente para permitir que el fascismo coagule alrededor de ella".

La retrica de Trump y los actos de su administracin hasta ahora extraamente benefician y encuadran en estas categoras, incluyendo el miedo a la diferencia,- que hace eco en una clase media frustrada - y a la prctica de lo que George Orwell llam "neo lengua", entre otras.

La administracin de Trump y el antisemitismo

Desde el surgimiento de Trump se ha producido un aumento de incidentes de antisemitismo y una fuerte escalada de amenazas de bomba destinadas a centros judos. En un caso reciente que recibi la atencin de los medios una familia juda fue atacada por ciudadanos blancos y neonazis en Whitefish, Montana, la ciudad natal de Richard Spencer, un idelogo de la "alt-derecha". Es importante destacar que el antisemitismo es una directriz principal de la teora racial que gua a la supremaca blanca y a la "alt-derecha".*

La propia y matizada historia racista de Trump est bien documentada; su campaa recibi apoyos de los supremacistas blancos famosos y miembros del Ku Klux Klan, y se ha rodeado de gente como Steve Bannon, el ex presidente ejecutivo de noticias de Breitbart, un refugio de la "alt-derecha".

En lo que muchos ven como una pantalla atroz para el antisemitismo e incluso la negacin del Holocausto, en el comunicado de Trump en el Da Internacional de la Memoria del Holocausto se omiti tratar especficamente el sufrimiento de los judos a manos de los nazis, a pesar de la lucha racial y la focalizacin en los judos como un conjunto de grupo tnico a ser exterminado: es decir, (la " Solucin final ") estaban en el ncleo de la ideologa nazi.

Judos, anti-semitas e Israel

Cabra esperar que, lgicamente, la comunidad juda estadounidense se una a la oposicin en torno a la ruidosa resistencia y como respuesta a las tendencias fascistas y los lazos de la nueva administracin republicana con los nacionalistas blancos y neonazis. Aunque algunos rabinos han salido en protesta por la prohibicin de ingreso [en EEUU] para los musulmanes por parte de Trump, la respuesta de la comunidad juda estadounidense a la nueva administracin ha sido dbil y dividida por una razn principal: Israel. Trump y su banda han sacado provecho de la contradiccin inherente entre los valores liberales cosmopolitas judos y un nfasis tico sobre los derechos humanos y las polticas nacionalistas injustas de Israel hacia los palestinos originarios.

Esta contradiccin se puso de relieve en un reciente debate entre el rabino Matt Rosenberg y Richard Spencer en el que ste justific la creacin de un "etno-Estado" que implemente la ideologa y las prcticas del Estado sionista de Israel en forma excluyente. El rabino se qued sin palabras. En consecuencia, el trmino " sionismo blanco " se ha utilizado para describir la ideologa "alt-derecha".

En lnea con el apoyo generalizado a Trump en Israel, el primer ministro Benjamin "Bibi" Netanyahu ha visto como muy favorables, incluso felices, las perspectivas de la nueva administracin republicana. Con Donald Trump como su adalid, el Tea Party representa las actitudes tribales, misginas y nacionalistas que defienden los sionistas de derecha judos como Netanyahu. De hecho, la propia idea de la "alt-derecha" en el sitio web de noticias Breitbart se concibi en Israel y ha servido fielmente como salida para las agendas antisemitas y sionistas en el Tea Party. En el plano personal, Trump y Netanyahu son imgenes especulares entre s en su corrupcin, la extravagancia y el talento en la manipulacin de la prensa.

Pero esto no es nada nuevo. Sionistas y antisemitas han compartido histricamente intereses mutuos. Mientras que los antisemitas han querido deshacerse de los judos, los sionistas han concentrado sus esfuerzos en atraerlos a las costas de Israel, es decir, la judaizacin de Israel como un medio para combatir la "amenaza demogrfica" planteada por los palestinos nativos.

Los colaboradores judos y los falsos amigos

Con el fin de garantizar el apoyo de la comunidad juda estadounidense a Israel, que se manifiesta en el apoyo diplomtico y financiero sin precedentes del gobierno de Estados Unidos, figuras prominentes dentro de la comunidad juda estadounidense han lavado la cara y trivializado la contradiccin entre los valores liberales de los judos estadounidenses y las polticas discriminatorias en Israel. Cualquier persona, pero especialmente los judos, que critica ruidosamente las injusticias perpetuadas por Israel contra los palestinos u otros no judos est marginada y es atacada brutalmente por organizaciones sionistas y sus miembros.

Como era de esperar, algunos de estos mismos apologistas ahora protegen a la nueva administracin Trump. Un ejemplo de ello es el abogado Alan Dershowitz . Durante aos Dershowitz us descuidadamente el peyorativo trmino de "antisemita" para describir a cualquier crtico u oponente al sionismo y al Estado de Israel, incluyendo a Estudiantes por la Justicia en Palestina y el movimiento no violento del BDS boicot, desinversiones y sanciones- En referencia a Steve Bannon, sin embargo, afirm que "no se debe tirar esa frase en el entorno casualmente y "no es legtimo llamar a alguien antisemita, porque no est de acuerdo con sus polticas ". Dershowitz, el llamado guardin de las libertades civiles, tambin sali en defensa del mismo Trump despus de la reciente debacle en la que el presidente irrespetuosamente habl en twitter del juez James L. ROBART como alguien llamado juez . Dershowitz se mantuvo fiel a su Trumpofilia indicando que el presidente "muestra respeto por la independencia del poder judicial".

Algunos afirman que es imposible que los judos o los gentiles que tienen amigos o familiares judos (igual que en la frase 'algunos de mis mejores amigos son negros') sean antisemitas. Adems, de acuerdo con Dershowitz y sus semejantes, los que apoyan los objetivos del sionismo y al gobierno israel son automticamente amigos del pueblo judo.

Se emplea esta lgica para explicar cualquier cosa hedionda que emerge del antisemitismo de la administracin de Trump: por ejemplo, la hija del presidente, Ivanka Trump, est casada con un hombre judo, Jared Kushner. Su familia son miembros del movimiento jasdico Jabad, la ortodoxia poltica de derecha, y el presidente tiene bellos nietos judos. Lo que es ms, David Friedman, el nuevo embajador de Israel, designado por Trump, es un judo ortodoxo y acrrimo sionista que suscribe la fantasa del Gran Israel. Este mismo tipo de razonamiento lo emplea el colaborador e idelogo de Breitbart de la "alt-derecha" Milo Yiannopoulos, que tiene herencia juda y es abiertamente homosexual (otra comunidad perseguida por los nazis).

Estas ancdotas demuestran que las versiones excluyentes del sionismo que Israel ha adoptado desde su inicio son contradictorias con una expresin del judasmo como una tradicin tica no unida por la raza o un Estado nacin. En cambio, la poltica juda sionista se desarroll como una ideologa laica, con tintes nacionalistas y mesinicos inspirados por y procedentes del sionismo cristiano (que es anterior a la versin juda) y el ms contemporneo judo de extrema derecha. Como tal, est directamente alineado con (fascistas) puntos de vista racistas que promueven una forma de apartheid global, ahora defendida por Trump y su nueva administracin republicana.

Contra el fascismo, la supremaca blanca y el sionismo

Israel se inspir en el aspecto de la ideologa sionista que argument la necesidad de un refugio y una patria seguros para el pueblo judo que haban sufrido la persecucin y el trauma. El sionismo ha llevado a logros notables: Israel ha servido como modelo para la construccin nacional y los israeles han logrado revitalizar el hebreo antiguo en un lenguaje moderno y vibrante. El sionismo ayud a crear una imagen de un/a nuevo judo que trabaja la tierra, pelea en todas las dimensiones por sus derechos y levanta su cabeza alto y orgulloso.

Sin embargo, como con todos los colonialismos y proyectos exclusivistas, la poblacin indgena ha pagado el precio. Como resultado de las polticas sionistas e israeles, los palestinos han sido sometidos a un proceso de limpieza tnica y a un genocidio para hacer sitio a los colonos judos no nativos.

A medida que la relacin entre la administracin Trump y los polticos israeles y apologistas de espectculos florece, comparte muchos atributos con el carcter etnocntrico de Israel, y ha sido una fuente de inspiracin para el nacionalismo blanco estadounidense, ahora encarnado en la administracin de Trump.

Con el fin de combatir eficazmente esta nueva administracin y proteger a miembros de la comunidad contra la creciente ola de antisemitismo, los judos estadounidenses tienen que reconocer estas semejanzas, llegar a un acuerdo con el fracaso del sionismo poltico y renunciar a colaboradores como Alan Dershowitz y David Friedman.

Para oponerse a Trump es esencial que los judos estadounidenses luchen contra todas las fuerzas exclusivistas etnocntricas, incluidos el fascismo, la supremaca blanca y el sionismo. La larga historia de trauma y persecucin debe guiar a los judos en un intento de vencer a estas fuerzas por igual, hacia una visin de la justicia, la libertad y la igualdad para todos.


Nota

*Alt , en alemn, vieja. (N del T)

Fuente: http://mondoweiss.net/2017/02/against-fascism-zionism/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter