Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Palestina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-02-2017

La reunin Trump-Netanyahu, un coctel de oxgeno para la ocupacin

Suhail Hani Daher Akel
Rebelin


Una de las frases rimbombantes del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, marc la sincera posicin de EEUU y no la continuidad hipcrita de las anteriores administraciones estadounidenses, fue literalmente una burla y un insulto al derecho nacional del pueblo palestino al decir: Por mucho tiempo pens que la solucin de dos Estados era la ms fcil. Pero, honestamente, si Israel y los palestinos estn felices, yo estoy feliz con lo que ellos prefieranIncluso podra aceptar la solucin de un nico Estado (Israel) si ambas partes estn de acuerdo. Podra vivir con cualquiera de las dos soluciones.

En un eco tedioso durante la primera reunin del presidente Trump, con el premier de la ocupacin israel Benjamn Netanyahu, el pasado mircoles (15/2) en la Casa Blanca, Washington, despleg la msica que apeteci los odos de los israeles. Con la satisfaccin desbordante de Netanyahu, Trump, instruy las seales necesarias para despedazar cualquier alternativa palestina de recuperar su patria robada, expresando que los israeles van a tener que mostrar alguna flexibilidad, lo que no es fcil. Tendrn que mostrar que realmente quieren un acuerdo de paz. De su lado, los palestinos tienen que deshacerse del odio que ensean desde temprana edad a los pequeos. Ellos ensean mucho odio. Es algo que yo he visto.

El odio reflejado en el lxico de Trump sacudi positivamente a los halcones sionistas. El fundamentalista lder del ultraderechista partido religioso Hogar Judo y ministro de Educacin, Naftali Bennet, con racistas apreciaciones escribi en su Twitter: Una nueva era. Nuevas ideas. Gran da para los israeles y los rabes razonables. Felicitaciones (Trump). Los rabes razonables, son los rabes proclives a la traicin, incluyendo al gobierno de la Autoridad Palestina de Mahmoud Abbas, que negocia a espalda de su pueblo con el enemigo sionista.

Sin reparar que su reunin es con un responsable de crmenes de guerra e ignorando la resolucin del CS-ONU 2334 que condena los asentamientos israeles, con sutileza, Trump, en un mensaje tolerante con Netanyahu, le dijo: me gustara ver de parte de usted Bib (seudnimo de Benjamn) y del gobierno israel ms contencin con los asentamientos. Vamos a buscar alguna salida, porque me gustara que lleguemos a un acuerdo. La sonrisa de Bib no se hizo esperar cuando se traz en su cara a sabiendas que el Knesset (parlamento) israel acab de aprobar a principio de febrero la colonialista ley de legalizacin para anexar arbitrariamente a los territorios palestinos ocupados en 1948 la mitad de la zona norte de Palestina o Ribera Occidental ocupada en 1967.

L a inmoral ley parlamentaria que robar retroactivamente 800 hectreas de tierras de civiles palestinos, incluyendo Jerusalem ocupada y al menos 3921 viviendas de colonos judos construidas en los ilegales asentamientos que modificar, an ms, la topografa de Palestina, Trump, no slo la ignor, asimilando el odio de la ley, sino aprovech para criticar al CS- ONU por considerar que trat a Israel de forma muy, muy injusta por aprobar a finales de diciembre la mencionada resolucin.

Netanyahu, por su parte, en rueda de prensa, con precoz filosofa esboz prefiero hacer frente a la sustancia... en lugar de lidiar con las etiquetas. Lejos de encontrar palabras de aliento, eludi cualquier solucin de dos estados apostando por su discurso expansionista al justificar la ley de legalizacin y sealar que Israel debe retener el control sobre toda la zona del Valle del Jordn (ocupado en 1967). De lo contrario obtendremos otro estado terrorista islmico radical en las zonas palestinas explosivas para la paz. Diseador del terrorismo de Estado israel y articulador de la vida palestina, Netanyahu, desde la fastidiosa retrica de su semntica aleg: lo que estoy dispuesto a dar a los palestinos no es exactamente un estado con todas sus facultades, sino ms bien, algo as, como un pequeo estado autnomo (no independiente). Evidentemente al mejor calce israel.

Dos Estados

Seguir promoviendo y mendigando un Estado palestino a la potencia ocupante, mientras, con arrogancia desecharon cualquier posibilidad de un Estado Palestino desde los agotados Acuerdo de Oslo, madre de los sucesivos fracasado acuerdos, es un azote a los reclamos palestinos de dignidad y libertad sobre su legitima tierra. Es obligarlos a la capitulacin ante un ilegitimo estado construido por la comunidad internacional sobre el milenario territorio palestino en 1948 y su martirizado pueblo. Es pedir odiosamente a los palestinos que abandonen sus races, sus muertos y sus derechos, y ser, como lo consign Bennet, razonables rabes.

Como jerosolimitano palestino no abandonaremos nuestros muertos, resistiremos con nuestras races y volveremos a nuestras tierras del palestino Jess.
 

Suhail Hani Daher Akel fue el primer Representante de la OLP en Argentina; fue el primer Embajador del Estado de Palestina en Argentina.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter