Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-03-2017

Inundaciones, huaicos, calentamiento global y megaminera

Wilder A. Snchez Snchez
Rebelin


Las inundaciones y huaicos que estn afectando a varias regiones del Per se deben al fenmeno cclico El Nio, es cierto. Pero a medida que vaya aumentando el calentamiento global en el planeta Tierra a consecuencia del aumento de la contaminacin atmosfrica con gases de efecto invernadero (dixido de carbono, metano, xido nitroso, ozono, clorofluorocarbonos), el cambio climtico, los fenmenos El Nio, huracanes, tifones, ciclones, sequas, etc. sern cada vez ms intensos y frecuentes en las regiones en las que ocurren y a nivel mundial; incluso, pueden ocurrir algunos de estos fenmenos en lugares del planeta en donde nunca antes se presentaron (de hecho, esto ya viene sucediendo). El 18 de enero, la NASA, la Organizacin Mundial de Meteorologa (OMM) y la Administracin Nacional Ocenica y Atmosfrica (NOAA) informaron que el 2016 fue el ao ms caluroso desde que comenzaron los registros en 1880 y el tercer ao consecutivo en que la Tierra bati el rcord de aumento de la temperatura, situndose 1.1 grados centgrados ms alta que la registrada en la era preindustrial y 0.07C mayor que la del 2015. Ntese que con un incremento de tan slo 1.1C de la temperatura planetaria promedio desde 1880, los fenmenos climatolgicos como El Nio, huracanes, nevadas, sequas y otros se han ido tornando ms violentos y prolongados, ocasionando desastres, muertes, damnificados y refugiados climticos. Y qu pasara si la temperatura global aumenta 1.5C o 2C?; peores inundaciones y huaicos e incluso huracanes podran ocurrir en donde no los hubo.

Por otra parte, en el Per las cabeceras de cuenca de los ros que desembocan en el Pacfico, en el Maran y en otras vertientes estn siendo destruidas con los enormes tajos, socavones, carreteras, caminos de acarreo, canchas de relaves, pozas de lixiviacin, hangares, etc. de las grandes operaciones mineras, principalmente, que remueven cientos de miles de toneladas de rocas diariamente y destruyen la cobertura vegetal de los cerros de las cordilleras de la Sierra. Por eso, al quedar descompactados los suelos y sin vegetacin los cerros, cuando caen intensos aguaceros los ros y quebradas arrastran rocas, piedras, arena y gran cantidad de tierra removida, que llegan en forma de huaycos a los valles y ciudades de la propia Sierra o de la Costa. En consecuencia, las empresas mineras y los Gobiernos extractivistas tienen mucha culpa y responsabilidad en las desgracias que estn ocurriendo. Este aspecto de los desastres aparentemente naturales que estn ocurriendo en el Per no est siendo abordado, no slo por los gobernantes actuales y sus funcionarios, sino incluso por los ecologistas o ambientalistas, incluyendo a los congresistas de esta orientacin.

Es hora de crear conciencia de la necesidad de proteger las cabeceras de cuenca, los cauces y zonas ribereas de ros y quebradas, y de exigir al rgimen de turno no ms concesiones mineras en cabeceras de cuenca y ecosistemas frgiles, as como el desarrollo de proyectos de recuperacin y manejo de cuencas, respeto a la zonificacin ecolgica-econmica y a los planes de ordenamiento territorial, entre otros. Trabajemos en la perspectiva de la sustitucin del modelo de desarrollo extractivista minero-exportador por un modelo de desarrollo sostenible o sustentable.

Mapa de concesiones mineras a mayo del 2014 (fuente CooperAccion)