Portada :: Brasil
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 03-04-2017

Proyecto coordinado por el MST alfabetiza ms de 7 mil personas con mtodo cubano

Emilio Azevedo
Brasil de Fato

El proceso se dio a lo largo de todo el 2016; la segunda etapa pretende doblar el nmero de personas alfabetizadas


Maranho en la regin norte de Brasil,tiene cerca de un milln de analfabetos, casi 20% de su poblacin, segn los datos ms recientes del Instituto Brasileo de Geografa y Estadstica (IBGE). La situacin se agrava en el medio rural, donde el ndice sube a aproximadamente 40%. Estos nmeros dejan el estado apenas atrs de Piau y Alagoas en la regin nordeste del pas en la tasa de analfabetismo en Brasil, segn la Investigacin Nacional por Muestra de Domicilios (PNAD) de 2013.

Debido a ello, el Movimiento de Trabajadores Rurales Sin Terra (MST) coordin un curso de alfabetizacin de jvenes y adultos en el estado de Maranho a lo largo de todo el ao de 2016, desarrollado por medio de una asociacin con el gobierno del estado a partir de una propuesta del propio MST, tornndose la principal referencia de la Jornada de Alfabetizacin desarrollada por el gobierno Flvio Dino (PCdoB).

A lo largo de ese perodo, ms de 7 mil personas fueron alfabetizadas por medio del mtodo cubano Yo si puedo!. El proyecto se propuso actuar en los 30 municipios con el ndice de Desarrollo Humano (IDH) ms bajo de Maranho. La asociacin con el MST se dio inicialmente en ocho de estos municipios: Aldeias Altas, Agua Doce do Maranho, Santana do Maranho, Gobernador Newton Bello, So Joo do Caru, So Raimundo do Doca Bezerra, Jenipapo dos Vieira y Itaipava do Graja.

En trminos absolutos, fueron muchas las personas alfabetizadas en ese proceso. Mas casi nada en trminos porcentuales, ya que representa menos de 1% de la demanda de Maranho. Por eso, la meta es doblar la cantidad de personas alcanzadas en el estado en 2017, ya que a finales de febrero los representantes del gobierno garantizaron esa ampliacin.

Yo nunca haba estudiado, nunca haba tenido la oportunidad, ahora quiero ms, afirma Manoel Vieira de Sousa, 67 aos. Don Manoel, con los ojos iluminados, entre feliz y orgulloso, insisti en escribir algunas palabras para demonstrar su reciente aprendizaje. Sin embargo, hasta llegar a este momento, mucho esfuerzo tuvo que ser empeado. Al comienzo, la dificultad fue grande, yo no saba nada, no conoca las letras, explica el campesino, hablando de las primeras aulas, comentando tambin sobre la alegra de su esposa, al verlo leyendo. Ella qued muy, muy animada, cuenta.

Esa fue apenas la segunda vez que la experiencia de "Yo si puedo" ocurri en Brasil fuera de los asentamientos del MST. La primera fue en Cear regin nordeste, en la periferia de la ciudad de Fortaleza. Segn Simone Silva Pereira, dirigente del MST en el estado, ese tipo de trabajo, fuera de las bases del movimiento, es un paso en un proceso de emancipacin de la clase como un todo.

Simone explica que el programa no se resume apenas al proceso de alfabetizacin. Las personas discuten sobre alimentacin saludable, el problema de la violencia contra la mujer, la necesidad de que todos continen estudiando. En el proceso fue construida toda una agenda de reivindicaciones, destaca. Para ella, las personas involucradas vencen la descreencia y recuperan la esperanza.

Es lo que cuenta, por ejemplo, la educadora Alexandrina Silva Lima, del municipio de Santana do Maranho, que en este proceso alfabetiz a su madre de 65 aos, una ta, adems de otras 13 personas. Alexandrina dice que el sentimiento de vergenza es comn entre las personas que no saben leer y escribir, y ese es uno de los primeros obstculos a ser superado. Es el miedo de volverse chacota, explica. En su caso, ella mont la sala de aula en casa, con mesas y sillas que no estaban siendo utilizadas por una escuela. Eso facilit el acceso de las personas de su familia. En casa ellos estaban ms a gusto, dice la educadora.

Para la ejecucin del proyecto fueron contratados 702 alfabetizadores y 71 coordinadores, que formaron 628 clases y trabajaron bajo el mando poltico pedaggico del MST. En el acuerdo realizado, el gobierno provey la estructura y la logstica, mientras el movimiento garantiz el mtodo, la movilizacin y la coordinacin general. En cada uno de los ocho municipios haba, permanentemente, dos representantes del MST, acompaando de cerca cada detalle del proceso.

Dificultades

Sin embargo, no todo camin conforme lo planeado. Algunos obstculos colocaron mayores desafos en el desarrollo del programa, como la propia dificultad de llegar a los poblados. En algunos casos solo es posible llegar en moto o carro con doble traccin, lo que dificultaba inclusive el transporte de los aparatos de TV, utilizados en las aulas. Sumase a ello las lluvias, vas en mal estado, ausencia de locales adecuados para instalar salas de aula, la necesidad de los educandos de conciliar el estudio con el trabajo, los hijos pequeos de algunos, el cansancio por el oficio en la roza, la descreencia generalizada en el servicio pblico, la desmotivacin inicial de muchos, entrabes burocrticos y, en el caso de algunos indgenas, hasta la comunicacin entre educadores y educandos por causa del idioma.

El relato de algunas educadoras apunta que algunos tenan dificultad hasta para sostener el lpiz. Adems de la dificultad de leer y escribir, muchos tienen problemas de vista. La planificacin prevea comenzar las aulas solamente despus de la llegada de los lentes. Hubo atraso en la entrega, por parte del poder pblico. En algunos casos, la espera dur cuatro meses, y algunas aulas tuvieron que comenzar sin los lentes, con los alumnos reclamando de dolor en los ojos al forzar la vista durante los estudios.

Todava, el saldo positivo super las dificultades enfrentadas de las ms diversas formas. En Itaipava do Graja, por ejemplo, el albail Emanoel Alves dos Santos, de 37 aos, cuenta que su alfabetizacin sirvi de gran estmulo para sus dos hijos que estn cursando el enseanza media y fundamental.

La intencin central del programa, sin embargo, es que esta poltica de educacin, sumada a las polticas de salud y generacin de trabajo de ms calidad de vida a la poblacin local. Si el agricultor est alfabetizado, l aprender mejor a usar las tecnologas y tendr mejores condiciones para aumentar su productividad y mejorar su renta, explica el secretario de estado de agricultura familiar, Adelmo Soares.

Metodologa

En general, son necesarios apenas cuatro meses para que la persona aprenda a leer yescribir por el mtodo de alfabetizacin Yo si puedo!. En un primer momento, los educandos tienen la ayuda de vdeo aulas por medio de una tele dramaturgia (telenovela).

Despus de los cuatro meses el proyecto avanza hacia los llamados Crculos de Cultura, una metodologa de educacin popular basada en las propuestas del educador Paulo Freire. En esa fase, hay cuatro temas bsicos que orientan el aprendizaje: cultura, trabajo, participacin poltica e historia.

Las salas de aula son instaladas donde es factible. Adems de escuelas pblicas, clubes, asociaciones, sindicatos, terreiros de cultos afros, salones de iglesias cristianas, espacios comunitarios de aldeas indgenas, casas de educandos y de educadores y hasta bares se vuelven salas de aula. En Santana do Maranho, por ejemplo, la educadora Maria del Socorro Costa Saraiva, entre idas y venidas, recoga a algunos de sus educandos en moto y los llevaba hasta el local donde hacan el proceso de formacin.

Para Lizandra Guedes, militante del MST y una de las coordinadoras de la jornada, ha ocurrido una verdadera minga con este proceso. Esa ha sido la realidad en todos los municipios donde acontece el programa. La Jornada de Alfabetizacin se volvi una jornada de solidaridad por el acto de leer y de escribir. Muchos sujetos se han sumado, apunta.

En el municipio Jenipapo dos Vieiras, por ejemplo, que tiene el 6 peor IDH del estado, la jornada alcanz 30% de la poblacin analfabeta. All fueron formadas 72 clases, 24 de ellas en aldeas indgenas. En algunas, parte de los habitantes ni siquiera saban hablar portugus. De esa forma, el Yo si puedo fue un curso para aprender a hablar, leer y escribir en un nuevo idioma. Tereza Paiva, asistente social y militante del MST, explica que el papel de los educadores en este caso era dar acceso al saber sin alterar la cultura.

Era comn en las aldeas indgenas de Jenipapo dos Vieiras la bsqueda de los caciques por las clases, ya que varios de esos lugares no tienen enseanza regular. Segn Tereza, en un curso de 15 alumnos matriculados, ms de 20 personas asistan a las clases, entre adultos y nios indgenas. En la Aldea Kriuli, el pequeo Hamilton Guajajara, de 10 aos, que nunca haba ido a la escuela y que comenz a frecuentar las aulas apenas para acompaar a su padre, en cuatro meses ya pas a escribir su nombre y el de los colegas.

Entre una historia y otra, Tereza Paiva evala que en el mtodo convencional el individuo aprende a leer y escribir en un perodo medio de un ao de actividad escolar. Con el mtodo utilizado en Maranho en cinco meses se alcanza ese nivel, estudiando apenas dos horas por da.

De los 9.492 educandos matriculados en el "Yo si puedo!", aproximadamente 75% fueron efectivamente alfabetizados, lo que totaliz los ms de 7 mil jvenes, adultos y ancianos que tuvieron la oportunidad de enfrentar el desafo de vencer el analfabetismo.

Un ejemplo de ese xito es contado por Tereza, cuando en un poblado de Lagoa do Coco, en Jenipapo dos Vieras, una profesora llor al ver un padre, recin-alfabetizado, muy emocionado, consiguiendo escribir la primera carta para su hijo, que vive fuera de Maranho.

En el mismo municipio, uno de los 72 cursos pidi toga para la graduacin del programa. Aunque no haba presupuesto para eso, la fiesta igual tuvo lugar. Con los pocos recursos levantados por la clase, los alumnos improvisaron los birretes a partir de goma EVA (fomix) e hicieron las togas con textil no tejido (TNT). Despus de la graduacin, los educandos, ya sabiendo leer y escribir, volvieron realidad el deseo de lanzar los birretes hacia arriba, siguiendo una tradicin de escuelas y universidades del mundo.

Prximos pasos

Los prximos dos meses sern de movilizacin y preparacin de educadores y coordinadores para una nueva etapa del programa. El secretario estadual de Educacin, Felipe Camaro, afirm que el proceso para la prxima etapa del programa ya est bien avanzado.

Segn l, algunos de los municipios que participaron en la primera etapa tambin pueden tener como meta la superacin real del analfabetismo. Uno de ellos, segn el secretario, es Aldeas Altas que en la primera jornada redujo en 35% el nmero de analfabetos.

Traduccin: Pilar Troya

Fuente: https://www.brasildefato.com.br/2017/03/30/proyecto-coordinado-por-el-mst-alfabetiza-mas-de-7-mil-personas-con-metodo-cubano/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter