Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-05-2017

Buenas noches!

Mikel Arizaleta
Rebelin


Buenas noches! fueron las palabras de Javier Valdez en el ocaso de aquel 11 de septiembre del 2011 agradeciendo el Premio Internacional de Libertad de Prensa, otorgado a este bravo periodista de La Jornada, a este escritor mexicano de verdades y denuncias, por el Comit para la Proteccin de Periodistas en Nueva York. Buenas noches, que ayer se volvieron silencio y polvo de primavera, acalladas por balas mercenarias a sueldo de narcotraficantes y gobierno en Culiacn, en el estado de Sinaloa.

En Culiacn, Sinaloa, Mxico, es un peligro estar vivo, y hacer periodismo es caminar sobre una invisible lnea marcada por los malos, que estn en el narcotrfico y en el gobierno. Un piso filoso y lleno de explosivos. Esto se vive en casi todo el pas. Uno debe cuidarse de todo y de todos. Y no parece haber opciones ni salvacin. Y muchas veces no hay a quin acudir, escupi con tristeza Javier Valdez aquel anochecer en New York con 21 aos de periodista, por entonces, a su espalda, hechos de expresiones de calle, de abrazos y apretones de mano.

Buenas noches, Javier Valdez. Hoy, si acaso, recordarte con los versos que escribiera Unamuno: S, lector solitario, que as atiendes / la voz de un muerto, / tuyas sern estas palabras mas / que sonarn acaso / desde otra boca, /sobre mi polvo / sin que las oiga yo que soy su fuente. / Cuando yo ya no sea / sers t, canto mo! / Oye la voz que sale de la tumba / y te dice al odo / este secreto: / Ya no soy yo, hermano!

Y poco ms, un recuerdo agradecido y una lgrima en una flor sobre tu vida, que fue, y tus crnicas y tus escritos, que quedan.

En Culiacn, en Madrid y en Bilbao la voz crtica, la denuncia institucional siguen amenazadas por las balas mercenarias de narcos y del poder. Es mentira la transparencia que venden y la democracia e igualdad que pregonan, y es verdad la compra y el mercadeo de gentes, el montaje de txiringitos, de organismos sumisos y aplatanados, amancebados desde las instituciones, elegidos desde la amistad y el amn. La corrupcin, hoy tan pregonada en radios y peridicos, tan en boca de todos, tan arraigada en el PP y sus gentes, en el PSOE y sus filiales, tan denunciada en la tele y en las redes, se esparce en nuestra sociedad como gangrena humana. Somos clientela, vendibles a precio, somos oferta barata y t, don Javier Valdez, bien lo sabes.

Las tardas y perezosas indagaciones judiciales entre nosotros estn descubriendo firmas de funcionarios institucionales, redactando escritos y papeles al antojo del jefe por unas botellas de vino o unos miles de euros. Funcionarios, que dejaron de lado su funcin y se convirtieron en lacayos de pajarita, yates, viajes y merendolas. Hombres y mujeres, que tras una carrera de aos y unas oposiciones duras, abandonaron su dignidad humana en atajos de la vida. Emigran de la dignidad y autonoma humana para inmigrar, adentrarse y cobijarse en una esclavitud dorada.

Buenas noches, Javier Valdez, pero cunto me gustara que tu voz de muerto, tus palabras sonaran esta tarde y esta primavera en otras bocas desde tu polvo, que eres su fuente.

Ojal que hoy, que ya no eres, se escuche tu voz, que sale de la tumba!


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter