Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-05-2017

Las Hermanas Capuchinas y el negocio de los menores

Antonio Gmez Movelln
Rebelin


La Generalidad de Valencia en una operacin ejemplar y esperemos pionera est poniendo orden en los centros de menores tutelados. La realidad, como venimos denunciando desde hace varios aos, es que la tutela de los menores se ha cedido a organizaciones de origen, la mayora de las veces, religiosas o sectarias. Organizaciones como Fundacin O Beln (hoy ya prcticamente desarticulada), las organizaciones del Padre ngel, Emas, o la empresa Dianova, que deriva de la organizacin sectaria del Patriarca, son algunas de la organizaciones que se ha ido quedando poco a poco con este negocio. Se presentan como organizaciones sin nimo de lucro pero somos muchos los que sospechamos que el nico objetivo es, por el contrario, el lucro. Y aqu est el problema: la custodia de menores tutelados se ha convertido en un negocio sin ms. Las organizaciones religiosas o sectarias se han quedado con la mayor parte del pastel y esta intervencin de la Generalidad valenciana ha sacado al luz como las Hermanas Capuchinas tenan en el ms absoluto abandono uno de estos centros. La Generalidad ha puesto el asunto en manos de la Fiscala. Lo que no se entiende es que se hace con los fondos pblicos que se recibe por este servicio. Es urgente que las administraciones asuman por s mismas la gestin de los centros tutelados y que exploren vas, como la Generalidad de Valencia est empezando hacer, donde se potencia la guarda en familias ms que la reclusin en centros. No obstante es increble que, en pleno siglo XXI, la tutela pblica sea ejercida por organizaciones religiosas y todo ello con dinero pblico. El defensor del Pueblo, en un informe del 2009, ya sac a la luz estos problemas de los centros de menores por la cantidad de quejas que esta institucin ha ido recibiendo: medicalizacin excesiva de los menores, centros en malas condiciones, falta de personal especializado etc,etc. La crisis econmica ha multiplicado el nmero de menores tutelados ya que, aunque parezca mentira, una de las causas ms comunes del ejercicio de la tutela publica sobre los menores es la pobreza y la falta de oportunidades de mujeres o familias. Esta presin sobre la pobreza es algo que algunas asociaciones como la Asociacin de familias siglo XXI vienen denunciado; la precarizacin social y la exclusin socioeconmica est en el origen de estas situaciones; tambin el sistema educativo existente en nuestro pas requerira una verdadera revolucin empezando por potenciar la escuela pblica y no ahondando en la segregacin social que significa el mantenimiento de la red concertada.

Tras el manto de la caridad, las iglesias y sus fundaciones y rdenes religiosas han penetrado en sectores como los menores tutelados o las residencias de ancianos o la asistencia domiciliaria. Se busca, contrariamente a lo que pueda parecer, no realizar ninguna caridad sino realizar un buen negocio con apariencia no mercantil.

Los hechos son los siguientes: tras una inspeccin en el centro que las Hermanas Terciarias Capuchinas de la Sagrada Familia tenan en Segorbe la Generalidad decide cerrar de inmediato el centro debido a las condiciones del mismo, y a los maltratos que reciban los 18 menores tutelados que all residan ; poniendo los hechos en conocimiento del fiscal. Las Hermanas Capuchinas lo han negado todo y dicen que tiene ms de un siglo de experiencia en el trato con menores adems subrayan que su labor es institucional y de confianza de las administraciones pblicas no solamente en este centro sino en los otros ocho centros que tienen en diversas puntos de la geografa espaola. Este caso es la punta del iceberg. Esto, el acogimiento de menores y la asistencia social, s debera convertirse en una cuestin de Estado y no de las iglesias y las organizaciones sectarias.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter