Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 27-05-2017

Del pronstico al plan y viceversa

Pedro Monreal
El Estado como tal (Blog)


En aos recientes, los planificadores cubanos han sobrestimado la capacidad del plan como instrumento de gestin del crecimiento. En muy raras ocasiones el desempeo real de la economa al finalizar el ao iguala o supera el plan inicial de crecimiento. En realidad, casi siempre la expansin del producto Interno Bruto (PIB) se queda por debajo del plan y en ocasiones, como en 2016 y 2009, la diferencia ha sido notable.

El grfico siguiente ilustra claramente el problema y no requiere mucho comentario. La lnea continua de color rojo (crecimiento real del PIB) normalmente es inferior a lo planificado (lnea azul), algo que se refleja tambin en la lnea discontinua de color rojo (tendencia del crecimiento real del PIB).

Nota: Los datos sobre los estimados iniciales de crecimiento del plan no coinciden con los de otros autores. Las fuentes que he utilizado son las siguientes: para 2009 (Ver aqu), 2010 (Ver aqu), 2011 (Ver aqu), 2012 (Ver aqu), 2013 (Ver aqu), 2014 (Ver aqu), 2015 (Ver aqu), y 2016 (Ver aqu). Fuente de los datos de crecimiento real del PIB: http://www.one.cu/aec2015/05%20Cuentas%20Nacionales.pdf

Esto nos recuerda aquello que dijo John Kenneth Galbraith acerca de que la nica funcin de la Economa es hacer que la astrologa luzca como algo respetable. Una frase mordaz que es injusta con lo que puede aportar la Economa, pero que es un buen recordatorio para economistas y polticos en cuanto a los pronsticos econmicos.

Obviamente la razn de esa limitacin es bien conocida. Lo verdaderamente sorprendente es la frecuencia con que no se tiene en cuenta. Una de las explicaciones ms sintticas sobre el tema la ha proporcionado Adam Gordon, un conocido experto en prospectiva y autor de Future Savvy un popular libro sobre el tema. Ver aqu.

Dice Gordon: Existen lmites inherentes en la prediccin cuantitativa. Esos lmites no tienen que ver con la calidad de los datos, ni con la habilidad con la que estos se procesan. Son limites relativos a la utilizacin de mtodos cuantitativos para hacer determinados tipos de investigacin. Expresado en trminos simples, el pronstico mediante la modelacin de datos y la extrapolacin puede ofrecer resultados cuando se aplica a sistemas cerrados y estables, es decir, en situaciones donde es posible hacer supuestos vlidos acerca de cules variables provocaran determinados resultados, y donde, adems, debe tenerse la certeza de que esos supuestos mantendran su validez durante el periodo que se pronostica. Sin embargo, donde exista la posibilidad de que se produzca la intervencin de variables externas y de shocks, ese tipo de pronostico no tiene sentido. Aplicar la modelacin de futuros a sistemas complejos abiertos se ajusta a la descripcin del chiste del hombre que de noche busca sus llaves perdidas en una esquina cerca de una farola iluminada y que cuando un polica le pregunta, el hombre le responde que est buscando unas llaves que se le perdieron en el parque. Por qu las busca entonces aqu?, dice el polica, y el hombre le responde que es en esa esquina donde hay luz.

Siguiendo con ese ejemplo, el reto consistira en tratar de llevar la luz a los matorrales del parque: iluminar el sistema complejo mediante la utilizacin de mtodos adecuados a la investigacin de ese tipo de sistemas.

Un detalle interesante, que le confiere un ngulo particular al asunto del pronstico econmico en Cuba, es que, a diferencia de la gran mayora del mundo donde no existe planificacin centralizada, cuando en Cuba se emite oficialmente al finalizar cada ao un estimado de PIB para el ao siguiente, las autoridades cubanas no estn simplemente haciendo una prediccin. En otros pases, al predecirse una cifra de crecimiento se est informando acerca de cul pudiera ser el vector resultante del funcionamiento de mltiples factores que interactan en el mercado sobre los cuales los gobiernos no disponen de medios suficientes para actuar, o muy probablemente es un mercado respecto al que los gobiernos asumen que no debe interferirse mucho.

En Cuba, la situacin es distinta. Lo que se anuncia (en el caso del PIB) es el indicador de mayor nivel de agregacin del plan. No es un simple ejercicio de pronosticar sino de planificar. Cada vez que el plan no se cumple, lo que se constata en Cuba no es un incidente del mercado sino un problema con la capacidad real de lo que se asume como un mecanismo central del sistema (el plan). Cuando la discrepancia entre plan y realidad se hace crnica, estando la realidad por debajo del plan, la pregunta entonces sera para qu se necesita un plan que a fin de cuentas aproximadamente ofrece los mismos vaivenes que el mercado?

Tres cosas debo aclarar:

Traigo todo a esto a colacin porque en los ltimos meses el tema del crecimiento econmico y del plan han estado presentes en el debate pblico y no solamente en medios acadmicos. Ese es el caso de la serie de artculos del Dr. Jose Luis Rodriguez La Planificacin en el Socialismo: su importancia y actualidad para nuestra economa, publicados en tres entregas, el 29 de septiembre, 17 de octubre, y 12 de diciembre de 2016 (Ver aqu, aqu y aqu); y tambin de Rodriguez la serie de artculos La economa cubana 2016-2017. Valoracin preliminar, publicados en cuatro entregas, el 1 de enero, 18 de enero, 26 de enero, y 22 de febrero de 2017 (Ver aqu, aqu, aqu, y aqu). Tambin pudiera consultarse el artculo publicado por el Dr. Oscar Fernndez Estrada en Ekotemas, Una nueva planificacin para la Cuba cercana (Ver aqu).

Ariel Terrero public Cuando el precio suena, en el que cita al Dr. Oscar Fernndez Estrada, 24 de febrero de 2017, (Ver aqu), y De la planificacin y otros apuros, 30 de marzo de 2017, (Ver aqu).

En las ltimas semanas se han sumado nuevos artculos al debate sobre el pronstico del crecimiento econmico para 2017 y sobre el plan, en parte debido a la manera crptica en que se divulg en la prensa oficial lo discutido en un Consejo de Ministros sobre a la marcha de la economa en 2017 y la preparacin del plan para 2018. Ver reporte del Consejo de Ministros publicado en Granma el 27 de abril de 2017 aqu.

El Dr. Esteban Morales ha publicado Un do complejo: prensa y gobierno, 12 de mayo de 2017 (Ver aqu), y el Dr. Pavel Vidal acaba de publicar ayer un interesante artculo Un cambio de signo en la dependencia cubana al precio del petrleo en el que considera que es probable que la recesin cubana contine en 2017. (Ver aqu)

Existe entonces material suficiente para debatir dos temas cruciales como el crecimiento econmico y el plan . El primero es importante para el proceso de desarrollo pues sin un crecimiento mayor al 5 por ciento anual no se alcanzara la meta del desarrollo; y el segundo es cardinal para la conceptualizacin pues en caso de que la prctica permitiese constatar que el plan no es efectivo para la transformacin econmica y social, habra que repensar la presumida primaca de la planificacin centralizada.

La planificacin es esencialmente un proceso poltico, aunque la pericia tcnica sea parte del proceso. No estoy diciendo nada nuevo, pero conviene recalcarlo. Concluyo entonces con la invitacin a hacer una reflexin que considero que debera ser discutida de manera abierta en Cuba:

Sugiero tratar de resistir la tentacin de ofrecer respuestas salomnicas del tipo de que la planificacin puede ser concebida como una cosa y como la otra. Esas preguntas necesitan respuestas claras respecto a opciones de la realidad nacional.

No son preguntas retricas y las respuestas no estn en manuales y libros. Deben ser respondidas sobre la base de datos concretos.

Fuente: http://elestadocomotal.com/2017/05/17/del-pronostico-al-plan-y-viceversa/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter