Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-06-2017

La amenaza de accidente nuclear nunca fue tan fuerte

Filipa Jlio
Pressenza


Foto Amrico Teixeira

Esperando a Portugal

Garantizar la prohibicin de la produccin, adquisicin, utilizacin, transporte y amenaza de las armas nucleares mediante una herramienta jurdica internacional es ms urgente que nunca. Jean Marie Colin, experto en cuestiones de no-proliferacin y desarme nuclear, llam recin en Oporto a la movilizacin de la sociedad civil para que Portugal colabore polticamente en la elaboracin del tratado que se va a negociar en Naciones Unidas en junio. De momento, fue el nico pas lusfono que vot en contra

Portugal fue el nico pas lusfono que vot en contra del tratado de desarme nuclear firmado por 131 pases en Marzo. Quizs porque es miembro de la NATO Pero estamos esperando a Portugal. Queremos que trabaje con nosotros ya en la prxima semana en la planificacin del tratado que ser negociado en junio en Nueva York, afirm Jean Marie Colin en el marco de una accin organizada por la Universidad Lusfona, sobre las consecuencias humanitarias de las armas nucleares y el desarme.

A travs de esa herramienta jurdica ser luego ms fcil deslegitimar y estigmatizar el uso de armas nucleares, siendo, por eso, importante hacer recordar a la sociedad civil en todo el mundo la tragedia ocurrida en el final de II Guerra Mundial: Cuando escuchamos al testimonio de los supervivientes de las explosiones de Hiroshima y Nagasaki, entendemos mejor que se trata de una verdadera amenaza. No es algo de la televisin. Es real. Ocurri dos veces contra dos ciudades, contra nios, padres, madres, abuelos, o sea, contra la sociedad civil, seala.

Y la verdad es que, segn el director del PNND (Parlamentarios por la No-Proliferacin y el Desarme Nuclear) y vice-presidente del IDN (Iniciativas por el Desarme Nuclear), hemos tenido mucha suerte frente a los nuevos riesgos sobre el (des)control de las armas nucleares.

Hoy por hoy tenemos un nuevo riesgo: el ataque ciberntico. Esto puede provocar problemas con comandos que controlan a las armas nucleares. Tambin podemos temer un ataque terrorista basado en armas nucleares. Esto no exista antes, es algo nuevo y, por ello, hace falta alertar a la sociedad civil. Sabemos que en los Estados Unidos ya se perdi el control de algunas armas nucleares debido a problemas que no se sabe bien si fueron solamente problemas informticos o un ataque. Sabemos que los piratas cibernticos pueden hacer muchas malas acciones contra entidades supuestamente muy bien organizadas, tales como el Pentgono en Estados Unidos y otras, incluso en Francia. Por ello, es necesario asegurarse que no existe riesgo de que esos piratas accedan a las armas nucleares. La nica manera de garantizarlo es eliminando las armas nucleares, explic.

Jean Marie Colin present otros hechos. En este momento, existen an 16.000 armas nucleares diseminadas por el mundo y la teora de la disuasin defendida desde 1945 claramente no funciona.

Las guerras ocurridas desde entonces muestran que el desarme es la nica va posible para la paz. Argentina atac a las Malvinas (islas de una potencia nuclear, Reino Unido) y asistimos a la Guerra de Irak en 1991. Cuando los dirigentes polticos quieren hacer la guerra, ignoran el problema nuclear. Y los pases que tienen armas nucleares y que, por ello, se amenazan de forma latente unos a los otros, son los mismos que desarrollan relaciones econmicas y culturales, enfatiza.

En el Barco de la Paz, Peace Boat, viajaron tambin dos hibakusha, palabra japonesa que define a las personas afectadas por explosiones. Mise Seiichiro y Tsuchida Kazumi asistieron, com diez y cuatro aos de edad, respectivamente, a las explosiones atmicas de Hiroshima y Nagasaki y sus consecuencias humanitarias.

Mise Seiichiro se recuerda bien del da 9 de agosto de 1945, cuando las personas comenzaron a arreglar y limpiar a sus casas: Cog mi rgano para jugar. Empec a recrear el sonido de los aviones americanos, pero mi abuelo se enfad. Al cerrar la tapa del rgano, una gran luz surgi en el cielo. Hice como me haban enseado, cerr los ojos y los odos, tumbado en el suelo. Cuando se detuvo el viento de la explosin, v una casa llena de vidrios rotos, el suelo levantado todo ha cambiado en un segundo. Por la tarde, comenz a caer lluvia negra En la escuela, era imposible distinguir a los heridos. Algunas personas sufran tanto que pedan que las mataran por piedad.

El superviviente, ahora con 82 aos, dijo que quisiera mucho ver a Portugal, los ciudadanos de Oporto y los estudiantes, involucrados en este movimiento de lucha contra las armas nucleares: El prximo da 15 de junio, vamos a presentar nuestras ideas en Nuevo York, en el congreso de negociaciones para que las armas nucleares sean abandonadas para siempre. Esperamos contar con el apoyo de Portugal.

Hablando en japons, pero emanando una fuerte emocin por su voz, Tsuchida Kazumi, superviviente de la explosin de Hiroshima, se mostr preocupada con la fuerza de las actuales armas nucleares: Dicen que pueden ser hasta cien veces ms potentes que las utilizadas en Hiroshima y Nagasaki. Es toda la vida humana que est en riesgo.

Aunque Estados Unidos y otras potencias nucleares no concuerdan con el tratado, existe la oportunidad real de que ste sea ratificado en julio, una vez que el resto del mundo quiere abolir a las armas nucleares.

Y para ayudar en el proceso, Jean Marie Colin, tambin representante da ICAN, asociacin socia del proyecto Barco de la Paz, espera que Portugal asuma el importante papel diplomtico y su condicin de Estado-miembro por la no proliferacin de las armas nucleares, sumndose a esta iniciativa: Portugal tiene la oportunidad de jugar un importante papel diplomtico, ya que el secretario-general de la ONU es portugus. https://www.change.org/p/join-the-hibakusha-appeal-for-a-nuclear-ban-treaty

Fuente: https://www.pressenza.com/es/2017/05/la-amenaza-accidente-nuclear-nunca-fue-tan-fuerte/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter