Portada :: Brasil
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-07-2017

Lula sentenciado, objetivo alcanzado

Eric Nepomuceno
Pgina 12


En la tarde de ayer el juez de primera instancia Sergio Moro sentenci al ex presidente Luiz Incio Lula da Silva a nueve aos y seis meses de crcel. De paso, lo inhabilit para ocupar cualquier puesto en la administracin pblica por los prximos 19 aos. La culpa: haber recibido, como soborno, un departamento de tres plantas y poco ms de 200 metros cuadrados en Guaruj, un decadente balneario a unos 70 kilmetros de So Paulo, por valor de poco ms de 700 mil dlares.

La sentencia era, bajo muchos aspectos, esperada. Al fin y al cabo, desde el inicio del llamado Operativo Lavado Rpido (Lava Jato) qued ms que clara la obsesin fundamentalista del juez de provincias contra el ex presidente ms popular del ltimo medio siglo en Brasil y principal figura poltica del pas de nuestros tiempos.

Pruebas de que el departamento haya sido regalado a Lula? Ninguna. Para empezar, el inmueble en cuestin tiene su titularidad empeada junto al banco estatal Caixa Econmica, como parte del acuerdo de suspensin de pagos y recuperacin judicial de la constructora, la OAS. Pero hay ms: no existe un solo registro de propiedad del inmueble a nombre de Lula. Y eso, por una sencilla razn: nunca le perteneci.

Es una historia harto conocida en Brasil, y debidamente ensombrecida por los medios hegemnicos de comunicacin que han sido uno de los pilares del golpe institucional que destituy a la presidenta Dilma Rousseff, pero cuyo objetivo clarsimo siempre ha sido el de liquidar la figura poltica de Lula da Silva.

Efectivamente, hace ms de una dcada, la fallecida esposa de Lula, doa Marisa Leticia, adquiri una cota de un edificio que sera construido en Guaruj. Acorde a las leyes y costumbres en Brasil, es posible comprar una cota de una construccin y, cuando est terminada, elegir determinado departamento y pagar la eventual diferencia. Fue lo que ocurri: cuando el edificio qued listo, doa Marisa fue a verlo y desisti del negocio. El constructor, que s obtuvo gordsimos contratos con la Petrobras durante los mandatos de Lula, entendi lo obvio: tener al ex presidente entre los propietarios del edificio sera un atractivo insuperable. Mand reformar todo el inmueble, dotndolo inclusive de un ascensor privado, y pidi que Lula fuese a verlo. Y cundo lo vio, Lula ha sido su nica visita al local le dijo que definitivamente no.

No hay una nica prueba de que algn minuto de algn da el ex presidente haya recibido el departamento. Sobran pruebas de que la constructora OAS sigue siendo su verdadera y nica propietaria. Por qu motivos entonces se condena da Lula?

Por una nica y verdadera razn: porque para liquidarlo se arm y desat el golpe que destituy a Dilma Rousseff.

Hay que entender que la frustrada presidenta era nada ms que un escollo en el camino de los que armaron el golpe: el actual senador Acio Neves, derrotado por ella en las elecciones del 2014, con el pleno aval del ex presidente Fernando Henrique Cardoso; los medios hegemnicos de comunicacin; los partidos polticos que se dejan comprar por el mejor postor, sea de donde sea; el gran capital nacional; y, claro, los intereses de las multinacionales que ahora pretenden beneficiarse de la nueva situacin. Para que ese cuadro se completase, era y es necesario liquidar a Lula y su partido, el PT.

La llegada de Michel Temer y sus secuaces tuvo como objetivo primordial imponer reformas que, en realidad, significan liquidar todo lo que se construy, en trminos de derechos sociales, no solo bajo los gobiernos de Lula y Dilma, sino de los ltimos ms de cincuenta aos y, en el caso de los derechos laborales, ms de setenta. Ahora, cuando se ve quienes son los verdaderos bucaneros, ellos dejan de ser necesarios. Temer es un presidente que, adems de ilegtimo, est moribundo.

Lula da Silva se transform, gracias a la actuacin de un juez de provincias cuyo autoritarismo y parcialidad son ms que evidentes y ya no solo para juristas, sino para crecientes parcelas de la opinin pblica que no se dejaron idiotizar por los medios hegemnicos de comunicacin, con la TV Globo a la cabeza, en el primer ex presidente condenado por corrupcin.

No hay, vale repetir, una msera prueba contra Lula en el caso del departamento. Pero sobran pruebas de que, pese a la masacre que el ex presidente sufre de manera incesante, su popularidad es una amenaza. Lula es un pjaro peligroso, que tiene que ser abatido antes de que vuelva a alzar vuelo.

Si para defender esa clase de inters la derecha ms rancia encuentra a un joven juez de provincias obcecado por la fama y obsesionado contra Lula, y si a tal magistrado se unen fiscales fanticos, todo eso al amparo de los medios de comunicacin y la omisin cmplice de las instancias superiores de justicia, el guin de la pelcula est cerrado.

Hay que ver cmo reaccionar el pblico. Si con la debida indignacin, o la miserable resignacin.

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/49789-lula-sentenciado-objetivo-alcanzado


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter