Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-07-2017

La juventud frente al imperialismo

Nael Ramrez Domnguez
Rebelin


I

Las juventudes a lo largo de la historia siempre hemos sido referencias de mpetu, de energa, activismo y acalorada manera de tratar el mundo, todas las generaciones de jvenes hemos participado activamente en la construccin de cada sociedad, pero no todas las generaciones hemos tenido la misma fisonoma y la misma cualidad. Cada generacin humana tiene su propia personalidad, un sello inconfundible, un impulso propio, que proviene de generaciones pasadas pero con elementos nuevos que la hacen singular.

Nuestra generacin, nuestra juventud en el accionar cotidiano, estamos condicionados por el mundo que nos rodea, somos sueos y esperanzas condicionados por mltiples relaciones sociales, por estructuras ya forjadas, por dinmicas constantes, pero nunca eternas.

Como juventud nos enfrentamos cada da a nuestra realidad, un entorno tanto en el mbito nacional y mundial no adecuado para nuestro libre desenvolvimiento y desarrollo como sociedad. En nuestro alrededor vemos miserias, guerras, hambrunas, enfermedades, violencias, caos, incertidumbre laboral y ms, todo un conjunto de problemas que hacen necesario el pensarnos y reflexionar sobre las causas, el origen, las magnitudes y las posibles salidas a la crisis civilizatoria que nos aqueja.

Sabemos que las condiciones del rgimen social actual, el capitalismo, generan estos flagelos mundiales, obstculos para el desarrollo de la humanidad, pero no siempre ha sido as; el capitalismo en su desarrollo histrico inicial era un rgimen sumamente revolucionario respecto del antiguo modo de produccin feudal, revolucion las formas de produccin, desarroll la industria y el comercio, y en el mbito social garantiz graduales libertades tanto a hombres como a mujeres.

Pero nada en este mundo es inmutable, el capitalismo se desarroll generando su principal contradiccin: la masificacin del trabajo en la produccin y la privatizacin del fruto de ese trabajo; como resultado de esta contradiccin, la concentracin y centralizacin de la riqueza se fue dando cada da ms, generando un pequeo grupo de propietarios sumamente acaudalados, mientras el resto de la poblacin sufra el flagelo de la explotacin y marginacin. Marx y Engels estudiaron a fondo sta naturaleza del capitalismo y concluyeron que sta esencia dara origen a un rgimen de produccin superior, el socialismo. En sus estudios analizaban a Inglaterra y Alemania como pases que tenan las condiciones materiales para el advenimiento de la nueva sociedad, debido a todo el potencial econmico que se haba desarrollado en esos pases europeos.

La historia nos dio cuenta que no fue as, y no porque las teoras de Marx estuvieran erradas, sino que la realidad estudiada estaba cambiando, y era necesario otra teora que entendiera sta nueva realidad. Marx vivi en la etapa del capitalismo en la cual se exportaban mercancas, su vida no le alcanzo para ver el desarrollo del capitalismo en la etapa de exportacin de capitales.

Este nuevo fenmeno del capitalismo desarrollado, la exportacin de capitales de pases sumamente industrializados hacia pases mucho menos desarrollados, lo conoci Lenin, quien lo analiz y teoriz sobre l, teniendo como base todo el estudio marxista previo. A este fenmeno y natural desenvolvimiento del capitalismo maduro lo denomin imperialismo.

El imperialismo como fase superior del capitalismo, Lenin lo catalog como el estado senil del rgimen econmico, que no slo mantiene la principal contradiccin del sistema, sino que engendra otras contradicciones, principalmente entre pases exportadores de capital y pases a quienes se imponen estos capitales. As el mundo capitalista se divide entre pases del capitalismo central y pases del capitalismo perifrico, o dicho de otra manera, entre pases capitalistas hegemnicos y pases capitalistas dependientes.

II

Mxico es un claro ejemplo de pas capitalista dependiente, durante finales del siglo XIX e inicios del siglo XX, nuestra economa estaba entregada al capital forneo tanto la industria como la manufactura pertenecan a los capitales extranjeros. De 1892 a 1907, contra una inversin total de 591 millones de pesos de los capitales mexicanos en la economa nacional, haba 1317 millones de pesos de empresas extranjeras, de los cuales 711 millones eran norteamericanos. Tres aos antes de iniciarse la Revolucin, los intereses yanquis tenan casi el 50 por ciento de la riqueza nacional [1] . Recordemos que los ferrocarriles, los puertos, la industria pesada, la industria petrolera y una larga lista de reas econmicas estaban en manos principalmente de empresas britnicas y norteamericanas, sostenidas ferozmente por el rgimen porfirista.

Nuestra Revolucin de 1910 fruto de las contradicciones propias de nuestras condiciones como pas de latifundios y dependiente, tuvo un carcter profundamente antifeudal y antiimperialista, as lo sintetiz la constitucin de 1917.

Con la conciencia antiimperialista y con el documento constituyente el pas se encamin a desarrollar de manera propia las ramas de la economa, nacionaliz los ferrocarriles, la industria petrolera, reparti tierras a campesinos, construy instituciones de seguridad social y educacin en todo Mxico, as se desarroll como nunca antes nuestro pas, con avances y parciales retrocesos, una veces ms a la izquierda otras ms a la derecha, as se desarroll nuestro Mxico durante gran parte del siglo XX, en lo que la historia recoge como la etapa del nacionalismo revolucionario.

Durante el periodo del nacionalismo revolucionario, la principal contradiccin del sistema capitalista no se resolvi, y no poda resolverse, ya que en esta etapa de administracin del Estado por diversos sectores y clases sociales, el objetivo era desarrollar la economa propia, enfrentando todos los das, en todos los sectores y niveles al imperialismo que nunca dej de acechar al proyecto nacionalista. El objetivo de sta etapa era desarrollar al mximo todas las fuerzas productivas internas, como base econmica para la construccin de una sociedad superior [2] .

A principios de los aos ochenta del siglo pasado el camino recorrido que tena como sustento ideolgico la revolucin de 1910 se haba detenido, llegaron a la direccin del pas lderes que tenan una visin contraria al nacionalismo revolucionario, una visin incluso porfirista de entender a la economa, con eufemismos y con el apoyo del imperialismo desmantelaron lo construido durante sesenta aos, privatizaron las grandes industrias, privatizaron los bancos, los ferrocarriles, las minas, las carreteras; de 1155 empresas pblicas que existan en 1982 actualmente slo quedan, ya debilitadas y en proceso de desmantelamiento, Petrleos de Mxico y Comisin Federal de Electricidad.

Al igual que en el porfiriato, en esta etapa de regresin y profundizacin de la dependencia, el capital extranjero ha aumentado, de 1987 a 2012 la inversin extranjera total pas de 7,300 millones de dlares a ms de 33 mil millones de dlares, es decir, en este periodo se ha multiplicado por cinco la presencia del capital forneo en Mxico. [3]

Esta es actualmente la presencia del imperialismo en Mxico, sus consecuencias las podemos ver en nuestra vida cotidiana, el proceso de privatizacin de las principales ramas de la economa no han hecho ms que pauperizar a grandes sectores de la sociedad mexicana, el Estado ya reducido a funciones meramente administrativas y coercitivas tiene que obtener sus recursos aumentando las contribuciones de los ciudadanos, mientras que a los grandes capitales se les reduje su tasa impositiva e incluso se les condona sus deudas ante el fisco.

Las reformas a las leyes en contra de los derechos sociales y laborales tiene como resultado mayor beneficio para las grandes cadenas de tiendas y consorcios comerciales, en su mayora extrajeras, mientras que a los trabajadores se reduce su poder de compra y certidumbre laboral.

La privatizacin-concesin de minas y recursos naturales tiende ahora a saquear la riqueza no renovable, enviando sus utilidades al pas de origen del capital invertido, para ponerle nombre, a Canad.

El abandono y paulatina privatizacin de la educacin ha causado que muchos jvenes no ingresen y desarrollen sus facultades en la ciencia y la tcnica, la educacin no es ya una palanca de movilidad social, ahora hay miles de egresados de los campus universitarios que no pueden acceder a un empleo, trayendo esto consigo desesperanza y frustracin en nuestra generacin.

En trminos generales los resultados del neoliberalismo, es decir, del imperialismo como fase superior de capitalismo, dan muestras que las condiciones que nos rodean cada da son peores, y no puede ser de otra manera en un modelo en el que el 10% de la sociedad posee alrededor del 60% de la riqueza nacional, y el 1% tiene ms de 33%. [4]

III

El imperialismo es un fenmeno mundial, y tiene similar presencia en todos los pases del capitalismo dependiente, tras la cada del bloque socialista de Europa del Este, el imperialismo petulante difunda el fin de la historia, promova la resignacin de los pueblos ante su dominio; pero como al principio afirmbamos, nada es eterno, todo es finito en el universo, por lo que esa soberbia triunfalista tuvo sus tragos amargos, primero con la heroica resistencia de la revolucin cubana, que ha salido avante a pesar del bloqueo econmico impuesto por Estados Unidos por ms de cincuenta aos, despus, el surgimiento de la llamada Revolucin Bolivariana en Venezuela, pas rico en petrleo y recurso naturales.

Hugo Chvez reivindic el proyecto socialista y se propuso a construir y desarrollar su pas por un camino diferente al neoliberalismo, nacionaliz la industria petrolera y otras reas de la economa venezolana. Pero el pueblo venezolano no fue el nico que eligi un camino diferente al neoliberalismo y contra el imperialismo, tras Chvez, accedieron a poder Lula Da Silva en Brasil, Evo Morales en Bolivia, Rafael Correa en Ecuador, Nestor Kirchner en Argentina, Manuel Celaya en Honduras, Daniel Ortega en Nicaragua, Fernando Lugo en Paraguay; nuestro continente, gran parte del pueblo latinoamericano elega un camino diferente al neoliberalismo y esto no era una situacin circunstancial ni mera coincidencia poltica.

En Nuestra Amrica el neoliberalismo haba exacerbado la crisis sistmica, pero no slo eso, haba profundizado la contradiccin entre los intereses del imperialismo y los intereses de diferentes sectores y clases sociales agredidos por la ambicin externa. Las condiciones maduraron para que se formara un movimiento continental antiimperialista.

An con su crisis generalizada, el imperialismo es an fuerte, en la constante lucha entre volver a dominar a los pases dependientes y la bsqueda de la plena independencia por parte de estos pases, los avances antineoliberales obtenidos en el continente han sufrido algunos retrocesos, mediante golpes judiciales, legislativos y en algunos casos por la va electoral.

Pero ninguna lucha en la historia vuelve a su punto inicial, el continente ha demostrado que el imperialismo cada da entra en profunda contradiccin con los intereses de los pueblos, estas contradicciones se agudizan y maduran las condiciones subjetivas de organizacin de todos los agredidos por el imperialismo, en esa composicin pluriclasista y sectorial esta la fuerza para vencer al imperialismo.

IV

Nosotros los jvenes sabemos que los flagelos que hoy da acechan a la humanidad son productos del rgimen de explotacin del hombre por el hombre, en su etapa senil, es producto del imperialismo. Las juventudes que luchamos por una sociedad ms justa, igualitaria y profundamente humanista entendemos que la lucha por la construccin del socialismo en sociedades del capitalismo dependiente, pasa necesariamente por la lucha antiimperialista.

Nuestra energa y entusiasmo debe ir dirigido a fortalecer todos los frentes que luchen contra el imperialismo, promoviendo la unidad entre nuestro sector y caminando no adelante, ni atrs, ni a los lados del movimiento antineoliberal, sino adentro, compartiendo y desarrollando todas nuestras fuerzas y capacidades para liberar a nuestra patria, desarrollar las fuerzas productivas y construir una sociedad superior.

El prximo ao se presenta una oportunidad para los movimientos antineoliberales en Mxico, existe la posibilidad real de echar del poder a los cachorros del imperio representados por el PRI y el PAN, esto sera un gran paso y un golpe directo al imperialismo. Nuestra Amrica ha mostrado que los frentes amplios, con sus mltiples contradicciones internas, son necesarios para empezar a caminar por nuestra segunda y definitiva independencia.

Como juventud tenemos una gran tarea, una tarea dura, tremendamente dura, pero la ms hermosa deca nuestro maestro Vicente Lombardo Toledano.

Notas:

[1] Lombardo Toledano, Vicente. Carta a la Juventud 1960. Mxico.

[2] La construccin del socialismo en Mxico, pas del capitalismo dependiente, debe analizarse con base a la Ley del grado de desarrollo de las fuerzas productivas necesario para el paso a un modo de produccin superior, por la extensin que amerita esa reflexin, se omite en el presente escrito.

[3] Informe Poltico del Comit Central del Partido Popular Socialista de Mxico a su 21 Congreso Nacional. Zacatecas, Zac. 17 y 18 de Junio de 2016.

[4] Periodico La Jornada. 11 de junio de 2017.http://www.jornada.unam.mx/2017/06/11/economia/017n1eco

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter