Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-08-2017

El centrismo en Cuba
Miscelnea conceptual de una antologa

Pedro Monreal
El Estado como tal (Blog)


El volumen Centrismo en Cuba: Otra vuelta de tuerca hacia el capitalismo, presenta mltiples conceptualizaciones del centrismo que deben ser valoradas antes de examinar la validez de las proposiciones formuladas en los textos de la coleccin.

La multiplicidad de conceptos incluyendo posibles diferencias en el enunciado de un mismo concepto por parte de diversos autores- no es necesariamente un problema. No obstante, como parte del anlisis de la antologa, es conveniente poder identificar con precisin los conceptos utilizados en esta.

El concepto funciona como una unidad de pensamiento lgico que es menor que las proposiciones que se articulan a su alrededor. Cada proposicin predica algo a partir de un concepto.

El concepto confiere un contenido especfico a los trminos y por eso los conceptos no son meras entidades lingsticas. Se relacionan con las cosas respecto a las cuales funcionan como conceptos y tambin respecto a las mentes de quienes observan esas cosas.

En ese sentido, el trmino centrismo que se emplea en la compilacin de referencia es ilustrativo, pues la antologa no se refiere a cuestiones geomtricas, ni siquiera a un uso poltico general del trmino centrismo, ni a su utilizacin para explicar fenmenos en otros pases. El ttulo del volumen no deja margen a la duda: se trata del centrismo (poltico e ideolgico) en la Cuba actual. La antologa es acerca de eso no de otra cosa- y desde esa perspectiva deben juzgarse los conceptos que se utilizan en la compilacin.

Lo que verdaderamente pudiera ser ms interesante para el eventual lector de la antologa no sera tanto cultivarse conceptualmente en general- sobre el centrismo sino entender de manera concreta el razonamiento lgico que utilizan los autores del volumen para considerar que el centrismo sera una posicin poltica contrarrevolucionaria en la Cuba de hoy. Esa es la proposicin central de la antologa.

El Prlogo de la compilacin promete describir cmo se intenta sembrar en las mentes la opcin centrista, desenmascarar la nueva estafa con la que se pretende confundir principalmente al lector revolucionario (pg. 8). Esa es una declaracin de intenciones acerca de algo eminentemente prctico y de naturaleza poltica.

Se ha expresado antes, y aqu se reitera, que la antologa no es una obra acadmica (no expone resultados de investigacin social) y no debe evaluarse como tal, pero inevitablemente su anlisis debe incluir la manera en que se utilizan los conceptos aun cuando estos no se aborden del modo en que se hace cuando se utilizan en las ciencias sociales. Obviamente, las notas que siguen no deben ser tomadas como un anlisis formal del contenido de los textos pues ni el formato del blog ni el espacio aconsejable para exponer el tema lo hacen posible.

El asunto que debe ser retenido es que entender una proposicin lgica de cualquier tipo no necesariamente cientfica- requiere un esclarecimiento previo de los conceptos que se utilizan para enunciar las proposiciones contenidas en los textos.

Los conceptos de centrismo que presenta la antologa

Despus de haberse descartado, en una lectura preliminar, siete textos que no cumplen con criterios de pertinencia, han sido analizados los doce textos restantes, escritos por nueve autores. Entre estos pueden identificarse ocho autores que ofrecen sus propias definiciones (Ichikawa, Gmez Snchez, Luque, Ubieta, Ramrez Caedo, Hernndez Prez, Capote y Lagarde) y uno (Snchez) que adopta la definicin de otro autor (la de Ichikawa).

Si se despeja la hojarasca retrica que acompaa a varias de las definiciones aportadas, pudieran identificarse dos elementos comunes y un elemento diferenciador a nivel del conjunto de los conceptos proporcionados.

Los elementos comunes son, primero, la consideracin de que el centrismo es una posicin poltica de reciente aparicin en Cuba, y, en segundo lugar, la nocin del centrismo como parte de una estrategia subversiva impulsada desde el exterior, principalmente desde Estados Unidos. Compartiendo esos dos aspectos comunes, existen matices distintos y acentos diferentes que se manifiestan en la manera en cada autor conceptualiza el centrismo y en la propia utilizacin de otros conceptos anlogos.

El elemento diferenciador que se observa en el conjunto de conceptos enunciados es la manera en que se construy el concepto. Varios autores formulan sus definiciones del centrismo en Cuba fundamentalmente tomando como base la teora de la tercera va, mientras que otros autores utilizan conceptualizaciones que tratan de explicar una observacin directa, que no se deriva explcitamente de una teora preconcebida, aunque al final la conceptualizacin obtenida no sea contradictoria con aquella teora.

Son trayectorias de pensamiento lgico diferentes. El primero parte de una racionalizacin general conocida (tercera va) para avanzar hacia una conclusin particular, en tanto el segundo parte de datos concretos de la realidad para tratar de arribar a conclusiones generales sobre un fenmeno. No introduzco aqu las cuestiones de detalle sobre las nociones relativas a la induccin y la deduccin para no desviar la atencin hacia una discusin metodolgica.

Una conceptualizacin derivada

Un grupo de autores de la antologa adopta una perspectiva terica la tercera va- que ha utilizado el concepto de centro para explicar procesos polticos en otras partes del mundo, y que esos autores han tratado de aplicar a las circunstancias de Cuba como parte de sus conceptualizaciones del centrismo.

Este es el caso de los conceptos aportados por Gmez Snchez (pg. 51 y 167), Luque (pg. 83 y 117), Ramrez Caedo (pg. 23), Hernndez Prez (pg. 146 y 152), Capote (pg. 175 y 182) y Lagarde (pg. 6).

El concepto ms frecuentemente utilizado a nivel de este conjunto de autores es el de centrismo, que es empleado por tres autores (Ramrez Caedo, Hernndez Prez, y Capote), mientras Lagarde se refiere a centristas. Por otra parte, Gmez Snchez y Luque utilizan el concepto de centro, al que Gmez Snchez agrega zona poltica centrista y estrategia centrista, en tanto Luque agrega propuestas centristas.

La identificacin sucinta de las definiciones de estos seis autores que derivan sus conceptos de la teora de la tercera va es la siguiente:

Gmez Snchez: el centro, la zona poltica centrista y la estrategia centrista.

El centro como espacio ideolgico fabricado por la derecha a modo de trampa para seducir a sectores de izquierda (pg. 51) y la zona poltica centrista como parte de una estrategia externa contra la Revolucin, a la que denomina estrategia centrista (pg. 167).

Estos conceptos expresaran el empuje de las nuevas tendencias de tercera va para el caso cubano (pg. 167).

Luque: el centro y las propuestas centristas.

El centro como interregno de la nada poltica, es decir como un concepto que sirve para denominar una quimera poltica porque no existen terceras posiciones polticas vlidas y sobre todo en Cuba, donde existe una polarizacin objetiva de dos destinos bien diferentes (pg. 117), y las terceras vas y las propuestas centristas como convicciones (pg. 83)

Ramrez Caedo: el centrismo

El centrismo poltico como parte de una de las estrategias de Estados Unidos por subvertir el modelo socialista cubano Supuestamente sera una posicin poltica que se colocara entre la izquierda y la derecha, entre el socialismo y el capitalismo, una tercera va que hace conciliar las mejores ideas de los extremos que le dan vida y donde se postula la moderacin frente a cualquier tipo de radicalismo (pg. 23).

Hernndez Prez: centrismo

Este centrismo, tropical e instantneo, trabajosamente deslizado entre el sector ms joven, y coherente con su intencin de regreso al sistema de Partidos Polticos, se muestra ms como un intento de programa electoral que como una plataforma social de alguna perspectiva futura, al menos si depende de sus propios preceptos y no de alguna fuerza exterior que lo coloque por encima de la sociedad, como al estado burgus (pg. 152).

Las bases actuales de ese centrismo artificial se fundamentan en la llamada tercera va poltica, globalmente impulsada por Tony Blair, aunque centrada en cinco puntos bsicos desarrollados por el socilogo Anthony Giddens, idelogo por antonomasia de esta tendencia (pg. 146).

Capote: centrismo

El centrismo como una tercera opcin, una va intermedia entre el capitalismo y el socialismo (pg. 175) y La tercera opcin, el centrismo cubano, fue creado en los tubos de ensayo de los centros de subversin del enemigo (pg. 182).

Lagarde: centristas

Estos centristas son los abanderados de lo que se ha dado en conocer como tercera va, aquella vieja estafa de la socialdemocracia burguesa (pg. 6).

La otra conceptualizacin

Otros dos autores de la antologa construyeron sus conceptos directamente a partir de una interpretacin del contexto cubano o del relativo a Cuba, sin tratar de derivarlos de la aplicacin de una teora determinada. Es el caso de Ichikawa (pg. 127) y de Ubieta (pg. 133). Han sido estos dos autores los que han mostrado capacidad para tratar de conceptualizar directamente a partir de la observacin de un contexto concreto.

Ubieta define el centro como un lugar poltico desideologizado que se inscribe dentro del desgaste social de la ideologa revolucionaria, es decir, la perturbacin del forzoso proceso de manifestacin y de reproduccin consciente que debe tener la ideologa revolucionaria para que esta pueda prevalecer en un pas como Cuba (pg. 133).

Aunque se precisa que la desideologizacin es funcional a la dominacin imperialista ejemplificada por Ubieta con la mencin de dos plataformas: Cuba Posible y On Cuba la definicin aportada por este autor apunta a una dimensin de posibles causalidades endgenas del centrismo, a diferencia de los conceptos producidos por otros autores que parecen enfocarse ms en la causalidad externa.

En su definicin de centro, Ubieta no hace mencin alguna a la teora de la tercera va. Conceptualiza a partir de la observacin directa de una polmica ideolgica y poltica concreta que ocurre en un lugar y en un momento determinado, sin la intencin visible de ubicar su conceptualizacin en una teorizacin previa sobre el centrismo.

Entre los textos de la antologa, el de Ichikawa es el que aporta el concepto ms preciso de centro: el centro poltico; una posicin que se perciba a s misma como moderada; o mejor, cautelosa. Distante de la extrema izquierda fidelista y de los anticastristas radicales, relacionados simblicamente con Miami. Estas personas, sin una base social definida, seran la elite del golpe suave que derrocara al gobierno cubano; o que por lo menos extremara las reformas raulistas (pg. 127)

Es un concepto que con independencia de que se discrepe de su contenido- exhibe consistencia lgica pues indica de manera ntida la relacin del concepto con la cosa poltica que describe (una posicin poltica especfica), as como la relacin del concepto respecto a las percepciones de dos tipos de actores distintos que observan la cosa poltica: a) una autopercepcin de moderacin por parte de quienes sustentan tal posicin, y b) una percepcin de distanciamiento crtico y de pesimismo por parte del autor (Ichikawa), respecto a aquella autopercepcin y tambin respecto a la propia viabilidad poltica del centro.

Como se ha indicado anteriormente, Iroel Snchez no aporta una definicin propia, sino que asume en sus dos textos- la definicin de centro elaborada por Ichikawa, pero no precisamente la contenida en el texto de Ichikawa que se publica en el volumen (La sonrisa de Iroel Snchez: Adis al golpe suave en Cuba) sino la contenida en el artculo de Ichikawa publicado originalmente en su blog, el 24 de marzo de 2015, que de manera incompleta fue reproducido el 25 de marzo de 2015 en La Pupila Insomne.

Se trata esencialmente de la misma definicin de centro en ambos textos, si bien la primera de ellas (24 de marzo de 2015) puntualizaba dos aspectos adicionales: la nocin de que se trataba de una posicin definida por la administracin Obama, de la que participaban intelectuales y empresarios que operaban en Cuba (pg. 66), y la consideracin de que se trataba de la opcin poltica que ser la responsable a largo plazo de desgracias peores para Cuba que las que pudo traer el fidelismo. (pg. 67).

Resumiendo, en cualquier caso, es conveniente tomar en cuenta que en general- pudieran hacerse proposiciones lgicas con independencia de la manera en que fueron construidos los conceptos. En principio, mientras ms robusto sea un concepto, mayor capacidad pudiera tener para facilitar la formacin de proposiciones validables, pero a veces ello no ocurre. La explicacin radica en que la validez de una proposicin no solo depende del concepto a partir del cual se enuncia la proposicin sino de que esta pueda alcanzar el mejor grado de aproximacin a una representacin objetiva de los hechos a los que se refiere. Esto requiere de un anlisis por separado.

Fuente: http://elestadocomotal.com/2017/08/14/el-centrismo-en-cuba-miscelanea-conceptual-de-una-antologia/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter