Portada :: Venezuela
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-09-2017

Una propuesta novedosa
Venezuela debera adoptar la constitucin saudita

Sergio Rodrguez Gelfenstein
Barmetro Internacional


Hace algunos das Julin Assange, hizo una propuesta que ayudara a resolver buena parte de los problemas de Venezuela y nos garantizara la amistad de Estados Unidos, la OTAN y la derecha internacional. El periodista australiano plante que para ello, Venezuela debera adoptar la Constitucin de Arabia Saudita. A partir de esta idea, se me ocurri que valdra la pena revisar que hace ese pas, bajo el alero y proteccin de Estados Unidos y Europa, para tener tales posibilidades, las cuales, incluso en estimacin de sus mritos le valieron el ingreso a la Comisin de Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

En primer lugar si tuviramos la Constitucin de Arabia Saudita, tal vez no ocurrira que en menos de dos das, un canal de televisin espaol y otro colombiano con absoluta premeditacin, ajenos a cualquier tica periodstica y apelando a la libertad de prensa que dicen defender, emitieran noticias falsas sobre Venezuela. Por una parte, la cadena de televisin espaola Antena 3 utiliz una imagen que mostraba el desabastecimiento en un supermercado de Austin (Texas, Estados Unidos) para informar sobre la dificultad para encontrar alimentos y otros productos en Venezuela, mientras que una periodista del canal 1 de Colombia le pag a un supuesto ex agente de la inteligencia venezolana para que acusara de corrupcin y narcotrfico a altos dirigentes del gobierno y las fuerzas armadas bolivarianas. Ante la flagrancia del hecho, la inmoralidad del canal colombiano, respondi diciendo que la denuncia hecha por el canal Telesur, pona en peligro la integridad de la seudo periodista. Deberan recordar a Jos Gervasio Artigas: Con la verdad no ofendo ni temo.

Pero, volviendo a Arabia Saudita, tal vez, adoptar su Constitucin permite mantener asediada durante meses por las fuerzas militares del rgimen, a una ciudad, solo porque la mayora de su poblacin tiene una creencia religiosa distinta de la oficial. En efecto, la ciudad de Al Awamiyah, estuvo en esa condicin, mientras el ejrcito la bombardeaba y la someta a disparos de francotiradores que causaron decenas de muertos, cuyos cuerpos permanecan en las calles, , tres meses despus del inicio del asedio, mientras los rganos de seguridad secuestraban y torturaban a mujeres y nios.

Por la misma razn, el ao pasado la monarqua saudita, detuvo al reconocido clrigo chii Nimr al Nimr, quien junto a cuatro civiles chies y 43 sunes fue ejecutado por presuntos cargos de terrorismo no demostrados.

Arabia Saudita tambin ha sido autorizada por la comunidad internacional (lase Estados Unidos y Europa), para el financiamiento, soporte y entrenamiento de terroristas en todo el mundo, utilizando para ello organizaciones de caridad que funcionan tras el manto de la ayuda a los necesitados, Segn el periodista y analista internacional Rasoul Goudarzi entre los aos 1975 y 1985, Arabia Saud ayud, con unos 48.000 millones de dlares, a estas estructuras para hacer llegar dinero a los grupos extremistas, todo lo cual es conocido por Estados Unidos, incluyendo el papel jugado por ese pas en los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001. Desde la misma ptica, el centro analtico britnico Henry Jackson Society, sita en no menos 86.000 millones de dlares el financiamiento saudita al extremismo wahab. Segn Goudarzi, estos recursos sirvieron en 2004 para crear centros de caridad en alrededor de 50 pases de Amrica, Asia, Europa y frica con ms de 5.000 empleados a fin de ser utilizados para financiar los centros de entrenamiento de terroristas. Esta informacin ha sido corroborada por informes de los servicios de inteligencia de Alemania y Gran Bretaa. Ante esto, algunos pases europeos como Austria y la misma Alemania se han visto obligadas a tomar medidas para evitar el financiamiento del extremismo wahab, lo cual no obsta para que casi todos los pases del viejo continente mantengan excelentes relaciones con la monarqua.

As mismo, en los ltimos aos, los recursos sauditas han sido utilizados por el Estado Islmico y Al Qaeda como se desprende de un informe elaborado por el el Grupo de Accin Financiera contra el Blanqueo de Capitales (GAFI), publicado en febrero de 2015.

El inters de Estados Unidos y Occidente por permitir el financiamiento del terrorismo y la proliferacin de madrasas, escuelas donde se ensea una visin extremista y radical del Corn viene dada por el uso de estos estudiantes como tropa de choque y carne de can en las guerras que las potencias libran en todo el mundo a fin de incentivar el conflicto, incrementando las ventas de armas, verdadero pilar de la economa capitalista, as tambin evitan la participacin de tropas estadounidenses y de los pases de la OTAN, disminuyendo bajas que impactan negativamente en su opinin pblica desde la guerra de Vietnam. Esta modalidad se ha hecho prctica recientemente en Irak, Libia y Siria.

De la misma manera, el sistema medieval monrquico de Arabia Saudita ha creado una polica religiosa que se denomina mutawa y que se encarga de preservar la virtud y prever el vicio, en realidad se trata de un rgano muy similar a la Santa Inquisicin que entre los siglos XII y mediados del XX le permiti a la iglesia catlica perseguir a quienes consideraban herejes o brujas. La mutawa es la encargada de ahorcar y decapitar pblicamente a quienes se alejen de la fe wahaben pleno siglo XXI.

En otro mbito, vale decir que Arabia Saudita pas de ser en 2011 el dcimo primer comprador de armas del mundo, al primer lugar en 2014, cuando gast 6.4 mil millones de dlares, con lo que tuvo un aumento del 280% en solo una dcada, segn un informe de los expertos del IHS Janes, con sede en Londres. Tal vez el secreto de la buena relacin con Estados Unidos est en que este pas se benefici con el 57% de esas compras,

Con este armamento, la monarqua saudita inici una guerra de agresin contra el pas ms pobre del mundo rabe: Yemen. Con el apoyo de Israel y otras monarquas rabes de su misma especie, los ataques del heroico ejrcito de la familia Saud ha causado ms de 12 mil bajas en la poblacin civil, casi 4 millones de refugiados, y la destruccin de la mayor parte de la infraestructura del pas del sur de la pennsula arbiga, as mismo ha dejado como resultado que el 82% de los 26.5 millones de yemenes necesite ayuda humanitaria, que 14.4 millones no alcancen a cubrir sus necesidades alimenticias bsicas y cerca de 20 millones no tengan agua potable, mientras que 14.1 millones no disponen de asistencia sanitaria, toda vez que cerca de 600 centros de salud han sido clausurados por los daos causados por la aviacin y la artillera saudita, as mismo hay una falta total de insumos y personal mdico. Sin embargo, en el terreno militar, las tropas del rey Salman y su hijo Mohamed estn siendo derrotados, por los patriotas yemenes, al mismo tiempo que Al Qaeda y el Estado Islmico toman mayor control del territorio del pas amparados en la brutal agresin saudita.

Como consecuencia del superlativo gasto militar para librar la guerra en Yemen y el apoyo al terrorismo, las finanzas de la monarqua han comenzado a hacer mella. Un informe elaborado por el profesor israel Eido Cohen llega a decir que el sistema saud corre el riesgo de un hundimiento en medio de un empeoramiento progresivo de las condiciones econmicas, todo lo cual ha llevado a la la reduccin de salarios de empleados civiles y militares en 900 riyales (300 dlares), as como a la eliminacin de los incrementos salariales y las bonificaciones. Tambin se ha producido un aumento de los gravmenes que afectan a los cigarrillos, las bebidas energizantes y otros productos alcanzando al 100% de su costo de produccin. De la misma manera, se aprob un nuevo impuesto por el uso de las calles en la capital y otro a los pasajeros que viajan de y hacia los pases vecinos.

Esto no ha sido bice para que durante la ltima gira internacional del rey, en marzo de este ao, se haya hecho acompaar con un squito de 1000 personas y 500 toneladas de equipaje, lo cual no ayuda mucho a alivianar la carga de la crisis econmica y financiera que como siempre recaer en el pueblo. En ese mbito los indicadores de la economa saud, expresan el crecimiento de las tasas de pobreza, inflacin y desempleo, llegando a que 60% de la poblacin se ubique por debajo de la lnea de pobreza, desmintiendo los ms de 20 mil dlares de PIB per cpita que muestran las cifras oficiales, los cuales no expresan la distribucin que se hace de los ingentes ingresos petroleros, los cuales son apropiados en su casi totalidad por la monarqua corrupta reinante.

Imagino que todas estas prcticas bendecidas y aprobadas por Estados Unidos y Europa, los cuales se permiten mantener una excelente relacin con la familia Saud, deben ser la razn por la que Assange, vctima l mismo de la hipocresa occidental, haya hecho tan novedosa propuesta para Venezuela.

[email protected]

Fuente: https://barometrolatinoamericano.blogspot.com.es/2017/09/una-propuesta-novedosa-venezuela.html


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter