Portada :: Mundo :: China
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-10-2017

El ms poderoso dirigente chino en 25 aos, en la estela de Mao y Deng
Xi Jinping defiende la autoridad del PC y promete "una nueva era" para China

Agencias


El presidente chino, Xi Jinping, inst este mircoles a los comunistas chinos a combatir cualquier amenaza a la autoridad del partido en el poder, en la apertura de un congreso que volver a consagrar en el poder al dirigente del pas ms poblado del mundo.

Prometiendo "una nueva era" socialista para su pas, del que esboz un panorama hasta 2050, el presidente chino no dej entrever ninguna esperanza de liberalizacin del rgimen.

"Cada uno de nosotros debe hacer ms para defender la actualidad del partido y del sistema socialista chino y oponerse decididamente a cualquier palabra y accin para socavarlos", recalc el presidente chino, ante los cerca de 2.300 miembros reunidos para la gran asamblea quinquenal del partido en el poder.

Casi todos con traje oscuro y corbata roja, los delegados del "mayor partido del mundo" (89 millones de militantes) escuchaban atentamente el discurso de Xi en el Palacio del Pueblo de Pekn, custodiado por altas medidas de seguridad, tras haberle dedicado una ovacin cuando entr, sonriendo y flanqueado por sus dos predecesores, Jiang Zemin y Hu Jintao.

Dirigindose al resto del mundo, Xi, que recibir el mes que viene al presidente estadounidense, Donald Trump, afirm que su pas iba a "abrirse todava ms" y prometi un trato "igualitario" para las empresas extranjeras.

Tambin dijo estar determinado a continuar con la modernizacin militar para "hacer del ejrcito popular un ejrcito de primer orden" para 2050.

Se prohibieron los partidos de ftbol y se cerraron las discotecas en la capital, donde un amplio despliegue policial se encargaba de mantener la seguridad en torno a esta importante cita, que durar una semana.

Putinizarse

Tambin advirti al vecino Taiwn, sobre si podra estar tentado de separarse definitivamente de China, asegurando que Pekn "tiene los medios para vencer las tentativas separatistas a favor de la independencia taiwanesa".

Se espera que el XIX Congreso renueve en el poder por cinco aos a Xi como secretario general o que incluso le permita plantearse un mandato todava ms largo.

El lmite de edad de 68 aos impuesto a los miembros del bur poltico -la instancia de 25 miembros que gobierna China- podra efectivamente desaparecer para Xi Jinping, que cumplir 69 en el prximo congreso de 2022.

Xi Jinping "quiere putinizarse" al mantenerse indefinidamente en el poder, apunt el sinlogo Jean-Pierre Cabestan, de la Universidad bautista de Hong Kong, en referencia al presidente ruso, Vladimir Putin, con quien el nmero uno chino parece compartir cierto desafo a Occidente, gracias al poder que le otorga el fenomenal auge econmico de su pas.

Desde su llegada al poder a finales de 2012, Xi Jinping ha colocado a sus hombres en los puestos clave, ayudado por una campaa anticorrupcin que sancion a ms 1,3 millones de funcionarios.

Tolerancia cero

El Partido seguir practicando "tolerancia cero" con los responsables corruptos, asegur.

Aunque no puso en tela de juicio "la economa de mercado socialista", su gobierno estuvo marcado por un regreso de la ideologa marxista y de una represin que se manifiesta en internet contra los defensores de los derechos humanos, los disidentes o los creyentes.

"Eso no gusta a todos en China. Hay gente que est en contra de la idea de que se quede ms de 10 aos", destac Cabestan, al estimar que "el retorno al maosmo genera perplejidad en todo el pas".

Al luchar contra la corrupcin, tanto en las Fuerzas Armadas como en el bur poltico, Xi Jinping "atac los intereses adquiridos, observ el experto. "Todo eso le ha valido muchos enemigos. Ha asumido riesgos que ha logrado superar hasta el momento", aadi.

En un claro indicio de la influencia de Xi Jinping, su nombre podra ser inscrito en la carta del partido, honor reservado hasta entonces a Mao Tse-Tung, fundador de la Repblica Popular, y a Deng Xiaoping, artfice de las reformas que propulsaron a China al rango de segunda potencia econmica mundial.

El propio Xi evoc en su discurso una "reflexin sobre el socialismo con los colores de China para una nueva era" que podra valerle tal distincin.

El ms poderoso dirigente chino en 25 aos

Xi Jinping, considerado como el dirigente ms poderoso de China de los ltimos 25 aos, como lo fueran antes Mao Zedong y Deng Xiaoping, acumula ya casi todas las funciones en su pas, sin apenas concesiones a la sociedad civil.

Omnipresente en los medios, al punto de ser comparado con Mao, fundador del rgimen, Xi, de 64 aos, obtendr sin duda un nuevo mandato de cinco aos en el Congreso del Partido comunista chino (PCC) que se inicia el mircoles en Pekn.

Este hombre de rostro redondo y oronda figura acumula las mayores funciones a la cabeza de la segunda potencia econmia mundial: secretario general del PCC, presidente de la Repblica Popular y de la comisin militar central.

"Representa lo que los chinos quieren en trminos de gobierno: un pas bien dirigido, una China fuerte y respetada" observa el sinlogo Jean-Pierre Cabestan, de la Universidad bautista de Hong Kong.

El "sueo chino" de un "gran renacimiento" del pas ms poblado del mundo -1.380 millones de personas- tras un siglo de humillacin infligida por los occidentales, ocupa el centro del programa del presidente Xi.

Su omnipresencia meditica recuerda el ms puro estilo sovitico, todo ello acompaado por un retorno de la ideologa, la propaganda y la represin contra quienes amenazan la estabilidad, empezando por las redes sociales, estrechamente vigiladas.

El anti-Gorbachov

"Xi Jinping se presenta como el anti-Gorbachov. Es alguien que qued traumatizado por la cada de la URSS, lo que explica la represin de la sociedad civil y el retorno de la ideologa tras su llegada al poder", analiza el periodista Franois Bougon, autor de un reciente libro sobre el dirigente chino.

"Si nos desviamos del marxismo, o lo abandonamos, nuestro partido perder su alma y su rumbo", adverta Xi el pasado mes, como si su partido no hubiera dado gigantescos pasos hacia la economa de mercado desde fines de los aos 1970.

Xi Jinping naci en un entorno acomodado. Es hijo de Xi Zhongxun, uno de los fundadores de la guerrilla comunista y perteneciente a la casta de los "prncipes rojos", descendientes de los revolucionarios que llegaron al poder en 1949, antes de ser purgados por Mao.

Xi intent hacer olvidar estos orgenes y cultiva una imagen de dirigente cercano al pueblo. La prensa oficial insiste en su vida en el mbito rural durante la "revolucin cultural" (1966-76), cuando viva en una gruta.

Al final de los disturbios de la era maosta, Xi Jinping se diplom como ingeniero qumico por la prestigiosa universidad de Tsinghua en Pekn, aunque acab haciendo carrera en el aparato del partido, en el que entr con apenas 21 aos.

El presidente chino ya conoca entonces Estados Unidos: estuvo en Iowa en 1985 para estudiar agricultura. Se divorci y en 1987 se cas con la cantante Peng Liyuan, por aquel entonces mucho ms famosa que l. El matrimonio tiene una hija.

Xi Jinping fue gobernador de Fujian en 2000 y jefe del partido en Zhejiang en 2002, dos provincias costeras que son un escaparate de la China reformista. El presidente Hu Jintao recurri a l en 2007 para pedirle que pusiera orden en Shanghi, donde el jefe del partido haba cado por un escndalo de corrupcin.

Ese mismo ao Xi Jinping entr en el comit permanente del bur poltico, cenculo del PCC, a cuyo mando se puso en noviembre de 2012.

Xi ha convertido la lucha contra la corrupcin en la sea de su mandato: desde hace cinco aos, ms de un milln de directivos han sido sancionados y otros estn entre rejas. Hay quien sospecha que esta campaa trata de encubrir una purga de la oposicin interna.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter