Portada :: Espaa :: Crisis poltica en Catalua
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-11-2017

Los interesantes argumentos de la hermana del conseller

Rosa Guevara Landa
Rebelin


Haca tiempo que no la vea tan entusiasmada, tan atenta a la lectura. Hasta el punto de que no quise interrumpirla aunque tena una cosa urgente que decirle. Al final, lo vi con mis propios ojos, no logr contener su emocin y su puso a llorar. Qu te pasa le coment, a qu vienen esas lgrimas. Son lgrimas dulces, de reconocimiento, de proximidad sentimental, me contest. Lee, reflexiona me dijo, que te hace falta aadi (ay, sus latiguillos!), que nos hace falta, matiz, y traduce para las rebeldes e insumisas si te apetece.

Mi esposa-compaera haca referencia a una entrevista a Maria Comn [MC], hermana del que fuera conseller de Sanidad, publicada por El Triangle. El exiliado, uno de los exiliados. Le y me emocion tambin. Vala la pena.

Una breve presentacin de la entrevistada (que tomo de la propia revista con algunos matices mos): historiadora, trabaja actualmente en el fondo documental de su padre, Alfonso Carlos Comn, ingeniero, periodista, socilogo, poltico antifascista reconocido y conocido por muchas de nosotras, cristiano por el socialismo que luch por la democracia y la libertad en la clandestinidad en las filas del PSUC, el partido de las (y los) comunistas catalanes. El presente siempre tiene sus races en el pasado aade el Triangle. No siempre, afortunadamente (no pienso ahora en los Comn por supuesto).

Traduzco y comento algunas cosas. Poco ms.

Se le pregunta a MC en primer lugar por la existencia de hechos histricos que puedan explicar la situacin que se vive actualmente en Catalua. Su respuesta:

La crisis actual ha servido de desencadenante para que a determinados grupos que s que tenan heridas por cerrar se hayan incorporado sectores populares y, sobre todo, clases medias. Un fenmeno similar al del carlismo, cuando la nobleza se ali con el campesinado, que estaba descontento con la burguesa naciente, percibida sta como una amenaza a la estabilidad derivada del contrato social que tena con la nobleza. En la industria naciente volva a ser mano de obra esclava.

Ahora, prosigue, unas clases burguesas que se han apropiado de Catalua porque necesitan tapar sus equivocaciones, los recortes y la corrupcin, recuerden la tesis-explicacin del exconseller Santi Vila, se suman al carro del independentismo, lo convierten en bandera y arrastran estos sectores descontentos, en una situacin de crisis econmica y social, a unas clases medias que se han visto amenazadas en su bienestar.

Por qu Artur Mas abandona el territorio del autonomismo para adentrarse en el del independentismo es la siguiente pregunta.

Es consecuencia de que Convergncia comienza a desmembrarse y sale a la luz toda la corrupcin de la familia Pujol y de los gobiernos convergentes. Ello sumado a la proclamacin de Josep Llus Carod-Rovira sobre el ao del tricentenario de 1714, momento en el que Catalua deba ser un estado independiente. Un asunto que tuvo su punto gracioso, cuando Iceta le respondi: "Sr. Carod Rovira, no creo que tal cosa pueda producirse porque el 2013 ser el ao del fin del mundo".

Astut Mas, lo de astuto es de una (y copiado), finalmente, inicia una huida hacia delante para tapar sus vergenzas, sus vergenzas y la de los sectores sociales que tan bien representa o representaba.

Se le recuerda que ella misma, MC, ha citado la crisis como un elemento de activacin del nacionalismo. Hasta qu punto y por qu, se le vuelve a preguntar.

La crisis econmica ha sido aprovechada por los convergentes, ERC y la misma CUP como elemento de cohesin de sus ideas. El miedo al futuro, la inseguridad, junto a la idea que se ha vendido de que la Catalua independiente lo solucionara todo.

A ello se suma el autodenominado discurso anticapitalista de la CUP, que habra que analizar bien, aade MC, porque para muchos es un discurso muy aguado, un discurso que ha podido arrastrar a sectores ms de izquierda, ms populares. Introduce, de alguna manera, el conflicto social en la corriente nacionalista, aunque ese conflicto social, como le llamamos ahora, aado yo, est y ha estado desde el primer momento al fondo, muy al fondo del escenario . Sin presencia poltica importante. Menos an esencial. De eso nada. Quien dice social, dice tambin temas medioambientales muy importantes. La contaminacin entre ellos.

No subyace, se le pregunta a continuacin, tras la aparente conflicto Catalua-Espaa, otro distinto entre dos Cataluas. Vale la pena meditar sus palabras:

De todo este processisme lo que ms nos quedar es una fractura en Catalua, algo muy preocupante. Estoy analizando qu no hemos hecho bien en estos aos para que se produzca esto. Yo estoy vivindola y, entre gente cercana, todo el mundo est viviendo la divisin. No conozco ni una sola familia que no est dividida. Para m el futuro es el proyecto musical en el que est mi hija, en el que participan nios de la inmigracin extracomunitaria, donde hay mezcla y una gran cohesin social.

All cantan canciones de Charango, de Lennon o de Japn. Ella es hija de padre aragons y madre catalana. Entre ellos hablaban en castellano y a nosotros nos hablaban en cataln. Mismo caso que el nuestro. Hablamos a nuestra hija y a nuestras sobrinas y sobrinos en cataln y usamos el castellano (con toques catalanes) entre nosotras.

MC, comenta, fue a una escuela catalana, los domingos iban a jugar a Cornell y recuerda que vivi en el barrio ms pobre de Mlaga. Pero, aade, asunto que generalmente se oculta, que hay que decir que aqu se perciba una falta de aceptacin de quien no era considerado cataln. Y eso, en su opinin, ha vuelto a irrumpir con mucha fuerza. Con algo de fuerza en nuestra opinin y en determinados sectores secesionistas, no en todos. Otros juegan a la asimilacin.

Hubo un momento, le recuerda el entrevistador, en el que se hablaba del oasis cataln, como sinnimo tambin de paz social, de integracin. Tampoco su respuesta tiene desperdicio:

Haba una convivencia. Muchsimas familias son mixtas y la mayora bilinges. El padre o la madre eran de aqu o viceversa. Haba personas de origen republicano, otras que haban sido franquistas... La vida generaba convivencia, pero cuando se hablaba de la emigracin les segua denominando castellanos.

Y ahora, afirma, en campaas electorales, hemos odo decir a lderes polticos que quien no votaba partidos nacionalistas eran traidores, colaboracionistas y charnegos, que es una forma de insulto clasista, aade y yo con ella, especialmente en el caso de las mujeres trabajadoras. Y no slo en el decir. Son de aqu, pero no son tan de aqu.

Qu corrientes, se le pregunta, confluyen en el nacionalismo cataln. Tome nota tambin, est bien visto:

Hay nacionalismo identitario, anclado en el mito de 1714, y tambin nuevas creaciones de identidad, como la que asocia Espaa al PP y al franquismo. Un disparate que no tiene ningn sentido y que horroriza la gente de toda Espaa. Aqu tambin hay franquistas y postfranquistas, igual que en el Pas Vasco, por que las burguesas que ms se lucraron con Franco fueron la catalana y la vasca.

Decir "nos roban" es tambin muy fcil. Mientras lo decan ellos estaban llenando los bolsillos. Los ejemplos, lo sabemos todas, se multiplicaban y quizs se sigan multiplicando. La vida da sorpresas

El tan reclamado dilogo no debera empezar por Catalua se le pregunta a continuacin. Su respuesta:

El origen de la distorsin del dilogo comienza cuando Artur Mas, de espaldas al Parlamento y al gobierno, va a negociar con Zapatero el recorte del Estatuto, cuando se estaba trabajando para defenderlo en las Cortes. En el referndum del Estatuto, ERC llama a la abstencin y provoca una crisis en el tripartito. Es decir, no estn haciendo las cosas desde aqu. Se est utilizando la puerta de atrs y, finalmente, se fractura el tripartito.

Cmo hemos de sentar nos a hablar, aade, si hemos estado yendo cada uno por nuestra cuenta.

Por qu tanta prisa en el proceso, se le pregunta a continuacin.

Con la cuestin del tricentenario de Carod-Rovira ya se empieza a poner fecha fija a la independencia. Y a Mas tambin le interesaba porque tena mucha prisa en echar tierra sobre la corrupcin.

Tambin ocurre que cuando ya se ha puesto en marcha, no saben muy bien como pararlo. Este punto, el no saber cmo pararlo, es importante.

Ha dicho igo Urkullu, es la siguiente pregunta, que uno de los problemas ms graves que tiene la poltica en Catalua es la existencia de entidades privadas -se est hablando de la ANC y de OC- con gran protagonismo en el proceso, entidades que no estn sometidas a control democrtico alguno.

La respuesta de la entrevistada

Es muy preocupante que el ANC y mnium estn dirigiendo el pas en la sombra, sin nadie que los haya votado. La cosa comenz con la manifestacin del estatuto, con Montilla al frente, a la que fuimos todos, en la que insultaron y se mofaron del gobierno tripartito. Les hizo mucha gracia, cuando no tena ninguna. Y fue muy grave porque se demonizaba a partidos polticos. "Lo hemos logrado, lo hemos llenado todo de banderas azules", se felicit un connotado lder convergente al final de la manifestacin.

Aqu, seala, la ANC hizo un pulso a un gobierno elegido en las urnas y lo ganaron en nombre de una supuesta sociedad civil. En aquella manifestacin, como se recuerda, no slo insultaron a Jos Montilla (que nunca su presidente, segn dijeran ellos mismos y tambin y especialmente la Madre Superiora Ferrusola) y a otros miembros del gobierno sino que estos tuvieron que irse de la manifestacin protegidos.

Y cmo se explica, se le pregunta, algo tan raro como una revuelta organizada desde un gobierno. Su respuesta tampoco tiene desperdicio:

Volvemos al carlismo. La burguesa que est en el poder busca alianzas con las clases medias y el pueblo y hace ver que esto es una revolucin. Exactamente lo contrario de lo que realmente es: una contrarrevolucin burguesa o, como mucho, una revuelta, en la que adquieren protagonismo sectores no metropolitanos, aliados con la burguesa.

La situacin la refuerza la ley electoral -espaola, nunca han logrado ponerse de acuerdo para cambiarla (solucin para Vicente Serrano, que conoce el tema, circunscripcin nica en toda Catalua)- que hace que las zonas rurales estn sobrerrepresentadas.

Se insiste de nuevo: estamos viviendo, pues, una contrarrevolucin burguesa?

En esta situacin de crisis y ante un posible avance o incluso posibilidad de hegemona de las fuerzas de la izquierda, la derecha del 3% en Catalua se rearma y se lanza al independentismo como una forma de ser hegemnica. Y luego se refuerza an ms con el triunfo de Ada Colau en la alcalda de Barcelona y el de En Com Podem en el Congreso. Lo escenific muy bien Rull cuando vociferaba ante los medios que tenan que hacer un frente nacionalista, porque si no les arrebataran la Generalidad.

Tomando, adems, un atajo, se le seala.

S. Estableciendo el precedente que te puedes saltar las normas, las leyes pactadas entre todos, que te puedes sacar de la manga lo que a ti te interese. Esto es muy peligroso, porque ahora es por eso y luego por lo otro. Lo que tiene tambin que ver con la Constitucin del 78. Estamos de acuerdo en que hay que reformarla, pero ya basta de echarle toda la culpa, de cargrsela y demonizar a quienes llegaron a aquel acuerdo, que persegua acabar con el franquismo, cuyo cadver est desenterrando el nacionalismo cataln para seguir sembrando cizaa y obtener rditos polticos a corto plazo.

Todo ello, sin olvidar, ella no lo olvida y hace muy bien, que el proceso ha destrozado los partidos en Catalua y tambin en el conjunto de Espaa. Podemos es el ltimo ejemplo. Y el izquierdismo, se seala, haciendo el juego a la derecha

El izquierdismo cuando ve la gente en la calle piensa que hay que estar, sin analizar quines son y por qu lo hacen. La historia nos ensea que no siempre son revolucionarios los movimientos de masas. Adems, el sesgo izquierdista del proceso hace que se piense que tal vez tienen razn o que no nos podemos quedar fuera de un posible cambio social, que slo se produce cuando hay una ruptura estructural.

Y esto, en su opinin, tambin en la ma, no tiene nada que ver con un profundo cambio social porque no cuestiona en absoluto la estructura capitalista de la sociedad ni la correlacin real de clases en Catalua.

Y hay gentes de izquierda que incluso piensan que pueden arrebatar al nacionalismo la hegemona del proceso y, por supuesto, quienes solo piensan en aritmtica electoral (por el deseo de ocupar el lugar del PSOE en el conjunto de Espaa) y por eso buscan alianzas con fuerzas que slo aspiran a independizarse de Espaa.

Recuerdan las declaraciones de Carolina Bescansa? Pues eso, pues eso.

A qu no est nada mal? A que mi compaera tena toda la razn del mundo en entusiasmarse y llorar de emocin?

Les ha gustado? A m s. Lo que dice y el coraje poltico demostrado.

Nota.

1) http://www.eltriangle.eu/cat/notices/2017/10/el-triangle-entrevista-a-maria-comin-46763.php

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter