Portada :: Espaa :: Inmigracin
(defendiendo el libre mercado)
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-11-2017

Womens Link denuncia que Espaa vulnera los derechos humanos de las mujeres vctimas de trata y de sus hijos e hijas

Amecopress

El informe Madres en las redes de trata: derechos robados revela que las autoridades espaolas retiran sistemticamente la custodia de los hijos e hijas de las mujeres nigerianas vctimas de trata, en lugar de proteger la unidad familiar.


La organizacin internacional Womens Link Worldwide ha presentado hoy un nuevo informe Madres en las redes de trata: derechos robados en el que aborda los problemas que enfrentan las mujeres nigerianas vctimas de trata y sus hijos e hijas durante su trnsito migratorio en Europa. En concreto, el informe se centra en la dificultad que encuentran estas mujeres para ejercer su derecho a ser madres.

Detrs de esas dificultades, encontramos prejuicios que se convierten en discriminacin, ha apostillado Viviana Waisman, presidenta de Womens Link, durante la presentacin. Cuando hablamos de las vctimas de trata, rara vez nos paramos a pensar en que estas mujeres tambin tienen derecho a ser madres y a tener una familia. Es necesario que la prioridad de las autoridades empiece a ser la de proteger los derechos humanos de las vctimas de trata y, por tanto, la de proteger su derecho a estar con sus hijos e hijas.

Tras el trnsito migratorio, las mujeres enfrentan un trnsito de explotacin por Europa. El informe que hoy se ha presentado recoge el testimonio de mujeres que, en ese trnsito europeo, buscan a sus hijos e hijas. Mujeres vctimas de trata que perdieron el contacto con sus nios y nias por decisiones de los tratantes o por los sistemas de proteccin a la infancia de los diferentes pases. Tambin mujeres que forman familias, habitualmente monomarentales, y que buscan la forma de compaginar su explotacin con el ejercicio de la maternidad.

Segn la organizacin, las autoridades espaolas consideran de forma sistemtica que los hijos e hijas de las mujeres nigerianas se encuentran en una situacin de riesgo porque sus madres son vctimas o presuntas vctimas de trata. En lugar de buscar soluciones que protejan a la unidad familiar de la violencia de las redes de trata, deciden retirar las custodias y alejar a los nios y nias de sus madres, lo que vulnera su derecho a la vida familiar. Y, entre otras cosas, ser vctima de trata no siempre significa no ser una buena madre, ha enfatizado Gema Fernndez, abogada de Womens Link y coordinadora del informe.

Gema ha insistido en la necesidad de primar un enfoque de derechos humanos con perspectiva de gnero, y no de persecucin del delito o de regulacin de los flujos migratorios, a la hora de abordar la trata. Esto permitira garantizar la proteccin a las mujeres vctimas y proteger la unidad familiar. Es una responsabilidad de los Estados y de la Unin Europea.

As mismo, la abogada ha explicado que un sistema de proteccin integral evitara que las mujeres tuvieran que contar su historia de explotacin y violencia en cada una de las administraciones con las que se relacionan. Recordemos que adems de Espaa, el informe se centra en la situacin en otros tres pases europeos, Francia, Alemania y Dinamarca.

El informe es un viaje a travs de cuatro mujeres y sus historias de vida, ha compartido Helena Maleno, experta en migraciones que ha formado parte de la investigacin. Con ello, pretenden visibilizar las vulnerabilidades a las que se enfrentan las mujeres en los trnsitos de explotacin, as como la responsabilidad de los Estado y de la Unin Europea en la proteccin de las unidades familiares. Tambin, a travs del testimonio de estas cuatro mujeres, la organizacin quiere destacar la capacidad y el deseo de esas madres para ejercer la maternidad que buscan y desarrollan estrategias para proteger a sus hijos e hijas y para preservar sus familias, en contextos muy violentos.

Historias de vida El primer testimonio que lleg hasta la organizacin y que llev a iniciar la investigacin fue el de Mama Prince, en Dinamarca. Esta mujer nigeriana de 34 aos lleg a Espaa con 22 aos. Estuvo en Mlaga, Madrid y Barcelona ejerciendo la prostitucin para poder pagar la deuda que le exiga la red de trata. Su hijo, Prince, se encontraba en una residencia infantil, tutelado por la Comunidad de Madrid. Al principio, acuda con regularidad a las visitas semanales que le autorizaron, pero despus las visitas se distanciaron porque la red la oblig a ir a Mlaga y a Barcelona. Como Mama Prince perdi el contacto con el nio, los servicios de proteccin de menores determinaron que lo ms conveniente para Prince era establecer un acogimiento familiar pre-adoptivo que deriv en la posterior adopcin por la familia de acogida. Mama Prince termin en Dinamarca. La red la envi a Copenhague porque all podan obtener ms beneficios por su explotacin. All entr en contacto con organizaciones que le ayudaron en su solicitud de asilo y pidi ayuda para localizar a su hijo. Tras unos meses averigu que su hijo haba sido dado en adopcin. Cuando se puso en contacto con nosotras, ya saba que su hijo estaba en proceso de adopcin, quera que su hijo supiera que no le haba abandonado.

A partir de este caso, Womens Link realiz varios viajes a los cuatro pases entre octubre de 2014 y marzo de 2016, se entrevist con 23 mujeres nigerianas vctimas de trata y hablamos con 29 organizaciones que las acompaaban en sus procesos de identificacin y proteccin. Tambin se entrevistaron con autoridades competentes en la identificacin y atencin a vctimas de trata, visitaron centros de recepcin de personas refugiadas, y estudiaron el marco normativo aplicable a cada uno de los territorios.

De las 23 entrevistas que hicimos a mujeres, elegimos cuatro historias emblemticas que no slo cuentan sus historias de vida, sino que nos hablan tambin de sus hijos e hijas nacidas durante el trnsito de explotacin y de las mltiples estrategias que ponen en marcha para protegerlos y para preservar sus familias, as como de la respuesta que reciben de las autoridades, explica la organizacin en el informe.

Adems de Mama Prince, la investigacin recoge las historias de vida de Mama Favour, Mama Bright y Mama Faith.

Mama Favour, tiene 28 aos y naci en Benin City (Nigeria). Lleg con su hija, que ahora tiene 7 aos, a Tarifa Espaa en patera en verano de 2014, las trasladaron a un centro de acogida para personas migrantes en Crdoba. Segn varios informes presentados por la organizacin que gestiona el centro de acogida y por la polica que la identific como vctima de trata, las autoridades declararon a la nia en desamparo. Le retiraron la tutela e ingresaron a Favour en un centro de proteccin de menores. El expediente de desamparo de Mama Favour y su hija se cerr despus de seis meses, puesto que no existan razones para continuar con la separacin de madre e hija. Mama Favour acept trasladarse a un centro especializado para mujeres vctimas de trata en Zaragoza. Nos volvimos a encontrar con Mama Favour y con su hija en Pars, hablamos con ella a travs de las redes sociales y nos cont que tuvo que dejar el centro en Zaragoza porque tena que pagar la deuda y si no la pagaba algo malo le pasara a su familia y a su hija.

Mama Bright, tiene 25 aos y naci en Benn City (Nigeria). Su hijo tiene 1 ao y medio. Mama Bright lleg desde Libia a Italia, en patera. Pas un tiempo en Italia y despus lleg a Pars, donde pidi asilo. Segn cuenta es una forma de poder vivir tranquilas sin que la polica las moleste pidindoles los papeles. Conoce muchas historias de hijos e hijas de mujeres nigerianas que se quedaron al cuidado de las madames a las que las autoridades terminaron retirando la guarda y custodia, siendo los nios adoptados por otras familias en Espaa y en Italia.Mama Bright nos cont que tiene suerte porque su madame la deja vivir con su hijo, aunque vivir con los hijos significa que la deuda aumenta. Mama Bright tiene que pagar para que su hijo pueda vivir con ella. Tiene miedo de que le quiten a su hijo, conoce a otras mujeres que los han perdido, la polica iba a sus casas y les quitaban a los nios porque estaban ejerciendo la prostitucin para poder pagar la deuda.

Mama Faith tiene 18 aos y naci en Benn City (Nigeria).Su hija tiene 12 meses. Mama Faith lleg en patera desde Libia a Italia. Tras una breve estancia en Italia se traslad a Mnich. Reside junto a su hija en una casa de asilo especializada para mujeres que tienen traumas psicolgicos muy graves. No quiso contarnos lo que vio y lo que tuvo que soportar en Libia. Nos dijo que no podramos soportar escucharla. En el centro donde reside Mama Faith nos contaron que se estn enfrentando a una nueva realidad con las mujeres que llegan por la ruta de Libia, como ella. Las mujeres, sobre todo las ms jvenes, presentan cuadros de anorexia que derivan de los abusos a los que se han visto sometidas para practicar sexo oral a hombres. Son incapaces de comer y terminan vomitando los alimentos porque la garganta los rechaza. En este centro acompaan en la educacin y el cuidado de los hijos e hijas de las mujeres que han sufrido situaciones de violencia extrema. El personal del centro tiene que informar sobre la evolucin de Mama Faith en la relacin con su hija y en el desempeo de sus labores como madre. El problema es que el modelo de educacin occidental europeo no incorpora la diversidad de otros modelos y prcticas de la maternidad. Esto hace que Mama Faith se sienta examinada continuamente y con mucho miedo para cumplir los estndares de buena madre y que no le quiten a su hija.

Tratamiento personalizado, formacin y cambio de enfoque

Hay que estudiar y buscar soluciones para cada caso, ha insistido Gema Fernndez, asumiendo la complejidad de la situacin. Tambin ha abogado por ms centros de proteccin que permitan a estas mujeres estar con sus hijos e hijas. Y trabajar con toso los actores que intervienen en el proceso servicios sociales, fiscala de extranjera, jueces y juezas- para cambiar el enfoque (ese enfoque que est en la base del dictamen de la Fiscala que vena utilizndose en Espaa y que llevaba a la separacin automtica de mujeres y sus hijos e hijas al pisar nuestro territorio) y a desarrollar protocolos que permitan estudiar cada caso y evitar prejuicios. En ese sentido, la presidenta de Womens Link ha recordado la recomendacin por la que siempre abogan: que jueces, juezas y fiscales estn formados en estereotipos de gnero.

Fuente: http://amecopress.net/spip.php?article16628



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter