Portada :: Amrica Latina y Caribe :: Golpe militar y resistencia popular en Honduras
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-11-2017

Los expertos internacionales desvelan la trama que termin con el asesinato de Berta Cceres

Otramrica


La justicia hondurea ha congelado la investigacin sobre el asesinato, el 2 de marzo de 2016, de la activista Berta Cceres. Sin embargo, ahora se conoce el extenso informe de un grupo de expertos que sealan las complicidades entre empresa, Estado y agentes financieros internacionales.

Al poco de ser asesinada Berta Cceres, el Consejo Cvico de Organizaciones Populares e Indgenas de Honduras (COPINH) y los familiares de la activista pidieron a la comunidad internacional y al Gobierno de Honduras que se adelantara una investigacin internacional independiente. El Estado nunca respondi. S lo hizo el Movimiento Amplio por la Dignidad y la Justicia (MADJ), el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL) y otras organizaciones y, con su apoyo, se conform el Grupo Asesor Internacional de Personas Expertas (GAIPE), integrado por Dan Saxon, Roxanna Altholz, Miguel ngel Urbina, Jorge Molano y Liliana Uribe Tirado

Ahora, un ao despus de comenzar sus investigaciones, el GAIPE desvela las diversas estrategias emprendidas por socios, personal directivo, gerencial y operativo de la empresa Desarrollos Energticos, Sociedad Annima (DESA); de empresas de seguridad privada al servicio de DESA; de funcionarios pblicos y aparatos de seguridad del Estado para violentar el derecho de la consulta, previa, libre e informada del pueblo indgena lenca sobre el proyecto de hidroelctrica de Agua Zarca en el ro Gualcarque. En esa estrategia, la lideresa Berta Cceres era una piedra en el zapato y el 2 de marzo de 2016 fue eliminada por sicarios en su casa de La Esperanza, departamento de Intibuc, donde tambin intentaron acabar con al vida dl ambientalista mexicano Gustavo Castro Soto.

El informe del GAIPE no se queda slo en el asesinato de Cceres sino que detalla como la estrategia [de DESA y del aparato estatal] tena por objeto controlar, neutralizar, y eliminar cualquier oposicin. Estas acciones incluyeron: la instrumentalizacin de las comunidades para generar ruptura del tejido social; campaas de desprestigio, infiltracin, seguimiento, amenazas, sicariato y sabotaje del equipo de comunicaciones del COPINH; cooptacin de operadores de justicia y fuerzas de seguridad; y fortalecimiento de estructuras paralelas a las fuerzas de seguridad del Estado.

En este ao de trabajo, los expertos internacionales han realizado cuatro viajes a Honduras, entrevistaron a ms de treinta personas, estudiaron diversos informes de organismos internacionales de derechos humanos, consultaron diez procesos penales por denuncias del COPINH y acciones legales instauradas por la ausencia de consulta previa, libre e informada en el Proyecto Agua Zarca. Adems, tuvieron acceso parcial a la prueba contenida en el proceso por el asesinato de Berta Isabel Cceres y la tentativa de asesinato de Gustavo Castro.

En los primeros meses tras el asesinato, los agentes estatales a cargo de la investigacin, construyeron hiptesis que carecen de fundamento. Atribuyeron el asesinato de Berta Cceres a un excompaero sentimental, dndole una connotacin de crimen pasional. Tambin sostuvieron que el ataque obedeca a conflictos de inters dentro del COPINH. Pero, adems, el GAIPE se queja de que el Ministerio Pblico ha impedido la participacin oportuna y diligente de las vctimas constituidas en acusadores privados, al declarar la reserva del expediente.

Lo que ha logrado el GAIPE es identificar, ms all de los ocho detenidos por el asesinato -Sergio Ramn Rodrguez Orellana, Douglas Giovanny Bustillo, Mariano Daz Chvez, Henrry Javier Hernndez Rodrguez, scar Aroldo Torres Velsquez, Elvin Heriberto Rpalo Orellana, Edilson Atilio Duarte Meza y Emerson Eusebio Duarte Meza-, a los posibles autores intelectuales del asesinato. Los investigadores concluyen que el asesinato de Berta Isabel Cceres Flores es la culminacin de una serie de agresiones en su contra, respecto a comunidades integrantes de COPINH y familiares, quienes han continuado siendo vctimas de diversos ataques.

El informe demuestra que los altos directivos de DESA, as como los socios de la empresa, estaban al tanto y coordinaron las acciones contra el COPINH y contra Berta Cceres. El asesinato de Berta Isabel Cceres Flores ejecutado el 2 de marzo de 2016, respondi, como mnimo, a un plan concebido, por altos directivos de DESA, al menos desde el mes de noviembre de 2015, habindose delegado en uno de los procesados la ejecucin del operativo y la articulacin con agentes estatales y no estatales para lograrlo. Pero tambin se seala a funcionarios de la Secretara de Seguridad de Honduras y se denuncia que el Ministerio Pblico no ha ahondado en esa lnea de investigacin, de la que tiene pruebas desde mayo de 2016. La prueba existente es suficiente para procesar por otros delitos a personas del nivel directivo, gerencial, y operativo de DESA, as como a numerosos agentes estatales, e inclusive ampliar las acusaciones respecto a actuales imputados. Algunos de estas conductas delictivas previstas en la legislacin hondurea son: asociacin ilcita, conspiracin para delinquir, encubrimiento, obstruccin a la justicia y abuso de autoridad. 
 La Secretaria de Seguridad de Honduras, segn explican los investigadores, cumpli un doble rol. Por un lado, destin personal y recursos para la proteccin de las instalaciones del Proyecto Agua Zarca, influenciada por las relaciones con socios y personal directivo de DESA; y, por otro lado, omiti proteger a la lideresa, pese a que conoca el grave e inminente riesgo sobre la vida e integridad de Berta Isabel Cceres Flores.

Tambin seala el GAIPE que las instituciones financieras internacionales que apoyaban el proyecto de Agua Zarca tenan conocimiento de las amenazas contra los lderes y lideresas lencas y prefirieron omitir esta informacin para seguir en el proyecto, del que se desvincularon despus del asesinato de Cceres. Las tres instituciones involucradas son el Banco Centroamericano de Integracin Econmica (BCIE), el banco holands para el desarrollo (FMO) y la empresa financiera finlandesa FINNFUND.

Lo ms interesante del informe del GAIPE es la conexiones que hacen del asesinato con la poltica de concesiones del gobierno hondureo, que ignoran el derecho a consulta previa, y con la connivencia de las lites del pas y los funcionarios del aparato de seguridad a la hora de ayudar, primero en las operaciones contra el COPINH y otras organizaciones de defensa del territorio, y, despus, a obstaculizar las investigaciones judiciales. Segn se encuentra documentado en el proceso de investigacin, el asesinato de Berta Isabel Cceres Flores y la tentativa de asesinato de Gustavo Castro Soto no es un hecho aislado, sino que responde a una poltica sistemtica de ataques en contra de las personas defensoras de derechos humanos, dentro de un contexto de violencia generalizada que afecta a todas las personas radicadas en Honduras. () La informacin analizada por el GAIPE permite concluir que dicha empresa, a travs de los directivos, actu como una estructura de la criminalidad organizada, pero tambin, revela que forma parte de otras estructuras criminales que han incidido en el incremento de los niveles de violencia en contra de la sociedad en general; y, particularmente, contra las personas defensoras de Derechos Humanos.

Fuente: http://otramerica.com/personajes/los-expertos-internacionales-desvelan-la-trama-termino-asesinato-berta-caceres/3473



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter