Portada :: Espaa :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-11-2017

Oferta en clave de pas para no poner el pas en oferta

Ibon Cabo Itoiz
Rebelin


En los ltimos das los medios de comunicacin se han activado en Euskadi para dar cobertura meditica al acuerdo sobre el concierto y el cupo vasco que han alcanzado PP y PNV. En tiempos en que Catalunya sigue ocupando las grandes portadas del pas, parece que los pactos entre diferentes se acercan ms a la bilateralidad que a la va de la desobediencia y que esto, segn reputados expertos y tertulianos, es del todo imprescindible para avanzar en la construccin de un estado confederal que acabe con las ansias de independencia de los diversos pueblos que conforman el estado espaol.

En estas aparece EH Bildu en escena y le tiende la mano al PNV para decirle que no es necesario abrigar al esculido, famlico y corrupto Partido Popular y que pude incorporarse a una entente ms democrtica, ms cercana a lo nuestro y dejar en el retiro a Borbones y falsos profetas de la espaolidad. La oferta es acogida con asombro y desdeo por Andoni Ortuzar, pues en un sobre actuado discurso, muestra su rechazo frontal a la posicin de EH Bildu ante el cupo. No lo vamos a perdonar dice Ortuzar olvidando que en 2007 el PSOE se abstuvo tambin. Por los madriles ya se llama a este el cuponazo y por los crculos de CONFEBASK el plan Montoro para poner contra las cuerdas al president Puigdemont.

Sin embargo el anlisis econmico financiero que EH Bildu ha hecho de este dista mucho de acercarse a lo que la lnea oficial pregona a los cuatro vientos. Por un lado, el marco del Concierto es admitido por la mayora como una forma de recoger los derechos histricos de los vascos. Este, gracias al pacto UCD y PNV (que luego se trat de trasladar con desigual fortuna por parte de Arzallus a Nafarroa) estn recogidos a cal y canto en el sacro santo texto constitucional. Y por otro lado el Cupo, una ley que se aprueba en funcin del clculo de lo invertido por el estado en al CAV pero que en realidad, se aprueba en funcin de la ley de mayoras rigentes en cada momento histrico en la cmara de los nada comunes diputados espaoles.

Y si todo el mundo dice que Urkullu ha dado un pelotazo, Por qu EH Bildu se empea en decir que no? Retrocedamos un par de filminas y pongmonos en la mesa de las negociaciones que sobre presupuestos han tenido los distintos partidos de la oposicin con el PNV. EH Bildu le tiende la mano y le pide que a cambio realice un nuevo pacto fiscal donde el impuesto sobre la riqueza, la progresividad en el IRPF y las ayudas a PYMES y cooperativas sean causa comn de las dos formaciones polticas. El pacto parece imposible y el PNV acuerda con el PP una nueva rebaja en el impuesto de sociedades que ya fue en su momento motivo de discrepancia entre EA y el PNV cuando gobernaban juntos en las diputaciones forales. Esto, en palabras del discpulo de Jose Lus Bilbao, incrementar la competitividad en el pas igualndola con el resto del estado. Es pues Espaa un pas competitivo y modelo a seguir? Esto parece simplemente indiferente ante el cupo y el convenio. Sin embargo es la base sobre la que se fijan los acuerdos entre PNV y PP: impuestos bajos, construccin de infraestructuras compartidas y pacto de no agresin con el tema de Catalunya. De ilusin fiscal tambin se vive en poltica.

El clculo del cupo se realiza a destiempo, en negociaciones polticas que no en mesas econmicas y acepta el chantaje de que cuando no haya nada que negociar tendr que ser el propio gobierno vasco quin adelante el dinero. Aceptara Kutxabank estos criterios para concedernos un prstamo a cualquier ciudadano vasco? Criterios tcnicos descartados, morosidad por impago de intereses y amenazas de grupos de presin de impagos. Sin duda la oferta es generosa, excesivamente generosa. De ah la abstencin de EH Bildu a la segunda parte del pacto entre los viejos ricos espaoles y los nuevos ricos vascos. El clculo del cupo vasco en un problema sistmico de la democracia espaola y hay que ponerle fin lo antes posible. Euskadi no puede estar siempre en oferta.

Sin embargo, EH Bildu no puede ocultar el anhelo que recorre cada vez con ms fuerza el pueblo vasco. La envidia sana hacia la fuerza que ha demostrado el pueblo cataln hace necesario ir articulando, sin prisa pero sin pausa, con el PNV acuerdos de pas pueblo a pueblo. En ellos tambin debe estar Podemos para gobernar ayuntamientos en clave social pero sin olvidar que nuestra aspiracin es construir un estado vasco independiente y no seguir viviendo de prestado en el sarao de la carrera de San Jernimo. Desde EH Bildu aspiramos a convencer a aquellos que no son independentistas, que la mejor manera de vivir mejor es hacerlo lo ms lejos posible de la guarida de viejos ricos que dominan en la actualidad el congreso de los diputados y el senado espaol. Primos, hermanos y dems parientes debemos reunificar la familia para tratar de evitar el mercadeo y para asegurar que los derechos histricos son un paso previo al ejercicio de la plena libertad.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter