Portada :: Espaa :: Inmigracin
(defendiendo el libre mercado)
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 07-12-2017

Represin a defensoras de Derechos Humanos
As es la labor de Helena Maleno, la activista que incomoda a Espaa y cita a declarar Marruecos

Gabriela Snchez
eldiario.es


[La declaracin de Helena Maleno ante el Tribunal de Apelacin de Tnger se ha aplazado al 27 de diciembre. En el nmero 150 de la revista viento sur, Helena Maleno escriba sobre la Frontera Sur Gabriel y su última batalla. Nos sangran las fronteras - guerras no declaradas del siglo XXI ]

Podra decir que siento miedo ante la incertidumbre de lo que puede pasar, pero miedo de verdad tienen que sentir las 35 personas que estn una segunda noche a la deriva en Alborn. En medio del mar, a oscuras y sabiendo que a lo mejor no van a sobrevivir. Podra tener miedo, pero cuando pienso en eso me nace otro sentimiento. Uno de lucha, de fuerza. De decir: Esto es as. A veces hay que hablar y a veces, cuando se habla, corremos riesgos.

La principal defensora de derechos humanos en la frontera sur espaola, Helena Maleno, describa con estas palabras sus sensaciones un da antes de acudir a la declaracin judicial programada este martes a las 11 de la maana (hora espaola) en el Tribunal de Apelacin de Tnger. Poco saba, deca, sobre el origen de su acusacin y los delitos que se le imputan, pero algo s conoca: su nombre aparece en el punto de mira de una investigacin penal internacional sobre trfico de personas por solicitar el rescate de migrantes en peligro en el mar.

Su miedo se transformaba, relataba con la misma voz entrecortada con la que informa de vidas perdidas en el Estrecho, en la misma fuerza que le ha empujado a dedicar buena parte de su vida y sus energas a defender los derechos de las personas migrantes. "A veces hay que hablar", seala la activista desde Tnger.

Ms que hablar, Helena Maleno ha gritado.

El "grito" de Helena Maleno es el primero que se escucha cada vez que una vida corre el riesgo de perderse en las aguas del Estrecho. Desde Marruecos, su pas de residencia, su voz resuena en Espaa cuando una patera navega a la deriva, cuando los migrantes que la ocupan comienzan a sentir la entrada del agua en su barca, cuando una mujer espera con su hijo en brazos un rescate que no llega, aunque un helicptero espaol sobrevuele sus cabezas durante horas.

Los primeros que escuchan sus palabras son quienes se encuentran en riesgo en su intento de atravesar las aguas fronterizas entre Espaa y Marruecos. Tambin aquellos familiares que esperan con angustia seales que no llegan de un hijo, una madre, un hermano que intent cruzar el Estrecho hace horas sobre una patera.

Cmo funcionan las alertas que encienden sospechas

Desde el colectivo Caminando Fronteras , Helena Maleno y su equipo reciben numerosas llamadas desde las propias pateras. El trato cercano mantenido con las comunidades migrantes residentes en Marruecos impulsa a los pasajeros a llamarles a ellos cuando se encuentran en peligro. No saben si saldrn embarcaciones o no, indican siempre desde el colectivo. No se lo cuentan de antemano.

Cuando el mvil de Helena Maleno suena, ese mismo telfono que aparece intervenido en el expediente judicial, la activista trata de obtener toda la informacin posible de quienes piden auxilio con un objetivo: trasladrsela a Salvamento Martimo, el organismo dependiente del Ministerio de Fomento espaol encargado del rescate de personas en riesgo. Tambin a las autoridades marroques, con menos recursos y menor capacidad de reaccin.

Cuando un periodista llama a Salvamento Martimo para conocer los detalles de una patera desaparecida o rescatada, es habitual escuchar una respuesta similar: "Se activ el operativo de bsqueda tras el aviso de una cooperante". Detrs de esa "cooperante" est Helena Maleno. Y sus alertas han permitido el rescate de centenares de vidas en el Estrecho.

"Nos dicen que su barca est pinchada, que qu pasa que nadie llega a rescatarles, que tardan mucho... Nos transmiten mucha angustia", explicaba la activista en un reportaje de 2012. Toda su labor est atravesada por la alegra de cada vida rescatada, de cada grito de "Boza!" (victoria), pero tambin por el dolor.

Identificacin de las vctimas de las fronteras

A pesar de los aos entregados a esta causa, quienes la conocen saben que Maleno no se ha inmunizado del sufrimiento que contagian muchas de las historias escondidas en las cifras. Se percibe en su voz rota cuando describe detalles de algunas de las vidas que se tragan las aguas fronterizas. Cuando acaba de salir de una morgue y se dispone a hablar con familiares de las vctimas, para confirmar sus sospechas. Para confirmarles que el cuerpo que acaba de reconocer coincide con el de Cedrick, Ibrahim, Patience...

Cuando tacha el nmero de supervivientes de una larga lista de pasajeros de una patera y an quedan nombres en ella: Samuel, Larissa, Veronique y tantos otros que fueron completando "ese puzzle de las prdidas" en el empeo de la activista de personalizar a las vctimas de las fronteras.

Ante la falta de informacin oficial tras cada vida perdida en el Mediterrneo, el colectivo Caminando Fronteras activa sus redes para poder identificar quin est detrs de cada uno de los cadveres que han aparecido en la costa andaluza. Para poder dar respuestas a las decenas de familiares y amigos que esperan saber si su hijo, hermana o marido estn entre los que nunca llegaron al otro lado del Estrecho.

Por su trabajo en la defensa de los derechos de los migrantes y, en concreto, de la infancia, la portavoz de Caminando Fronteras recibi el Premio Nacho de la Mata del Consejo General de la Abogaca Espaola. Durante la entrega del reconocimiento, su discurso provoc que el ministro de Justicia, Rafael Catal, agachase la cabeza cuando mencionaba el "incumplimiento de la legalidad" en frontera.

"Si me ahogo en un mar de lgrimas durante este discurso permitdmelo. Como se ahog Prince, de dos aos, en los brazos de su madre en el Estrecho de Gibraltar. Salvamento de Tarifa esper a que fuesen rescatados por Marruecos, y esto no ocurri", arranc Maleno.

Son muchas las veces que hemos dejado de escuchar por unos segundos a Helena Maleno al telfono porque las lgrimas le impedan continuar. Al final lo hace, al igual que esta semana la activista reconoca buscar la forma de transformar su miedo en "fuerza" para afrontar ser interrogada por la justicia marroqu por su labor en la frontera espaola.

Otro de sus retos consista en "transformar el dolor en justicia", un proyecto de Caminando en Fronteras con el que trata de impulsar que las comunidades de migrantes con familiares desaparecidos a las puertas de Europa se organicen para exigir informacin, justicia, reparacin a las autoridades correspondientes.

El caso del Tarajal y sus familias

Lo hicieron las familias de los fallecidos en el espign del Tarajal (Ceuta) el 6 de febrero de 2014 en medio de pelotas de goma y botes de humo de la Guardia Civil. A travs de una asociacin, buscan la manera de ser escuchadas por el Ejecutivo espaol para poder identificar los cuerpos de sus allegados que an permanecen sin nombre en nichos ceutes y recordar que, detrs de esas personas muertas en las fronteras, hay otras que los extraan y aoran justicia.

Ese grito de Helena Maleno ha subido el volumen a las denuncias de la comunidad migrante sobre las vulneraciones de derechos humanos en las fronteras. Caminando Fronteras tambin documenta con informes, fotografas, testimonios, los abusos de las autoridades espaolas y marroques sobre quienes intentan entrar en Espaa de forma irregular.

Sus tuits, declaraciones y alertas han permitido desvelar el caso del Tarajal, la muerte de siete mujeres en el marco de un operativo conjunto entre Espaa y Marruecos, muchas devoluciones ilegales en Ceuta y Melilla. Ha llamado la atencin sobre rescates que se retrasan demasiado y aquellos que nunca llegaron. Ha enviado fotografas de decenas de personas que, sin agua ni comida, acaban de llegar a una isla militarizada.

Cuando estn en apuros, acuden a ella. Maleno les escucha y, luego, chilla. Su grito es incmodo, porque, sin l, nunca habramos escuchado las otras muchas denuncias que acompaan el suyo.

"Y, a veces, cuando se habla, corremos riesgos", conclua la activista. Este martes Helena Maleno afronta uno de esos peligros, para ella y para muchos: la posibilidad de ser silenciada.

Fuente: http://www.eldiario.es/desalambre/defienden-Maleno-activista-espanola-Marruecos_0_714979372.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter