Portada :: Espaa :: Rebelin en los cuarteles
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-02-2018

Los despropsitos del gasto militar
Anlisis del Presupuesto de Defensa de Espaa de 2017

Pere Ortega, Xavier Bohigas y Xavier Mojal
Rebelin


Todos los aos, el Centre Dels dEstudis per la Pau analiza el presupuesto de Defensa del Estado espaol. Este ao 2017, el presupuesto del Ministerio de Defensa, despus de diez aos de continua disminucin en sus crditos, aumenta un 32% con respecto al ao 2016. Este colosal aumento es consecuencia de las argucias presupuestarias que el ministro de Hacienda, Cristbal Montoro, ha venido aplicando a este Ministerio para amagar el gasto militar real a la opinin pblica. En concreto, el Ministerio de Hacienda, de acuerdo con el de Defensa, desde el ao 2012 decidi no incluir el pago de los Programas Especiales de Armamento (PEA) en el presupuesto, para luego, durante el ejercicio, recurrir a la aprobacin en el Consejo de Ministros de un crdito extraordinario para hacer frente a los pagos de esos PEA. De esta manera se llevaba a cabo un engao, aparentemente el presupuesto de Defensa disminua cuando en realidad aumentaba, como luego se constataba en la liquidacin del presupuesto al finalizar el ao, y que en el transcurso de esos aos aument en ms de 2.000 millones anuales. Sin la inclusin del pago de 1.824,47 M de los PEA este ao 2017, el presupuesto de Defensa aumentara un 0,6%.

Pero la incorporacin de los pagos de los PEA no acaba con la ocultacin de los gastos en defensa, pues existe otra partida, la de las misiones militares en el exterior, a la que se le asigna un crdito de 14,3 millones todos los aos, cuando en realidad gasta alrededor de 1.000 millones, que son aportados desde un fondo de contingencia, situado en el programa Imprevistos y funciones clasificadas de Otros Ministerios. Para este ao 2017, el Secretario de Defensa Agustn Conde Bajn, en la Comisin de Defensa del 26/04/2017 del Congreso de Diputados, anunci que el gasto previsto de las misiones en el exterior sera de 1.062,5 millones, con lo cual el aumento a final de ao no ser de un 32%, sino cuando menos de un 45%.

Las partidas que segn nuestro criterio se deben incluir como gasto militar, a saber, la seguridad social de los militares (clases pasivas); la mutua militar; los crditos en I+D para la adquisicin de armas (Ministerio de Industria); la Guardia Civil por su carcter militar (Ministerio del Interior); el CNI, dirigido por un general y donde un 50% de sus miembros son militares; el servicio de la deuda pblica, es decir, los intereses, que en la parte proporcional al gasto militar que se deben imputar, en especial por el alto porcentaje (un 20% en 2017), que las inversiones en defensa representan al presupuesto de Defensa. Tambin la diferencia entre el gasto inicialmente aprobado en los PGE y el realmente ejecutado al final de ejercicio y que segn los aos supera los mil millones de euros. En 2016, por ejemplo, la diferencia fue de un 16%. Adems, este ao, por primera vez, hemos incluido como gasto militar las pensiones de guerra abonadas a personas vctimas de la Guerra Civil espaola de 1936 a 1939, ya sean supervivientes que han sufrido minusvalas o sus familiares que las perciben como un subsidio.

Entonces el gasto militar espaol asciende a 18.776 millones de euros, una cuanta que representa 51,4 millones diarios de gasto militar al que cada ciudadano contribuye con 404 euros al ao de su renta. Un gasto muy por encima del 1% del PIB que seala la ministra de Defensa, Mara Dolores De Cospedal, pues eleva el crdito en defensa de Espaa hasta el 1,64% del PIB y nos acerca al 2% que reclaman insistentemente desde la Casa Blanca a sus socios de la OTAN.

En el apartado dedicado a analizar la I+D militar, queda demostrada la discriminacin que existe entre los recursos asignados a I+D civil con respecto a la I+D militar. Pues las obligaciones comprometidas en I+D militar al final de ao rayan el 100% de los crditos presupuestados. Mientras que las obligaciones contradas en I+D civil quedan muy por debajo de las presupuestadas y se ejecutan en un 60% en 2015. Si a esto, se aade que la I+D en general est dividida en ayudas a fondo perdido y en crditos retornables, y que este ao 2017, el apartado de crditos retornables representa un 60% del total de recursos dedicados a I+D. Entonces, los recursos en I+D civil tendrn un grado de cumplimiento mucho menor que los de I+D militar, pues stos se conceden en su totalidad y se benefician del mecanismo establecido en los PEA de no retorno de los crditos hasta que se entreguen las armas.

Un presupuesto que este ao 2017, contina con la tnica de aos anteriores de aplicar fuertes ajustes en la mayora de los ministerios. En total se ha producido una reduccin de 14.250 millones respecto al ao anterior, con un crecimiento prcticamente nulo en todo el gasto no financiero, que aumenta un pauprrimo 1,3% con respecto al ao anterior. Mientras, se prioriza el pago en armamentos de nula necesidad social que slo beneficia a las empresas militares. Cuando por otro lado, el crecimiento del PIB en 2016 fue de un 3,2% y para el ao 2017 se pronostica entre un 2,5% y un 3% de aumento. Es decir, que segn los pronsticos del Gobierno, estamos emergiendo de la crisis y por el contrario se presenta un presupuesto muy regresivo en lo social. Mientras en el mbito militar, aparecen nuevos programas de armas, ya anunciados, no aprobados por el Gobierno, pero con crditos presupuestarios consignados, 86,2 millones en 2016 y 69,5 en 2017. Se trata de los blindados Piraa 8x8 de un coste previsto de 1.600 M, una nueva Fragata F-110, 800 M y cuatro aviones UAV Reaper por un valor de 160 M. Es decir, que los PEA continan aumentando su nmero, sus costes y en consecuencia, las deudas.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de los autores mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter