Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-03-2018

Premio Libreros de la CEGAL
XXIII Congreso Nacional de Libreros

Paco Puche
Rebelin

Intervencin del autor en Sevilla el 8 marzo de 2018, da de la huelga mundial feminista


Queridas amigas y queridos amigos:

Antes de continuar, y meter la pata, quiero agradeceros de todo corazn esta distincin que los libreros y libreras de este pas nos hacis a Conchita y a m, en este XXIII Congreso Nacional de Libreros, reanudado despus de siete aos, los aos de las crisis.

Yo entiendo por mi parte que es un premio o una distincin a la resistencia.

Los premios no me gustan, e incluso he escrito contra ellos. Siguiendo a Galeano, creo que se premia al revs en infinidad de casos. En este, por ejemplo, que se le concede a quien no lo quiere y no a quien quizs lo est esperando. Es ms, como deca Esther Vivas en un artculo de 2013 titulado Cuando se premia a los que generan hambre, Premios como los concedidos a Monsanto y Syngenta son una farsa ante la que solo hay una respuesta posible: la denuncia. Monsanto y Singenta son dos de los oligopolios de las semillas transgnicas y los agrotxicos, con el glifosato a la cabeza.

A pesar de ello, el tiempo los trae naturalmente, son una cuestin de edad: cuanto ms dilatada sea la carrera de uno, ms te suelen caer; aunque s olo algunas actividades y tareas son premiadas con el tiempo, mientras que otras son invisibilizadas y devaluadas aunque se desempeen durante toda la vida (el trabajo reproductivo y de cuidados, por ejemplo).

En el ao 1998 me dieron el premio Boixareu como librero destacado. All formulaba todas mis prevenciones sobre el asunto. Citando a Cervantes me deca aquello de Llaneza, muchacho, no te encumbres, que toda afectacin es mala, y recoga tambin las palabras de Borges en su poema justamente titulado Llaneza. Culmina el mismo con las siguientes palabras que hago mas:

Esto es alcanzar lo ms alto,

lo que tal vez nos dar el cielo:

no admiraciones ni victorias

sino sencillamente ser admitidos

como parte de una realidad innegable,

como las piedras y los rboles.

En tono jocoso, mi admirado Manuel Alcntara, cuando le concedimos un premio a su escritura, tambin opinaba que no era bueno que a uno le den premios pero aada, con su reconocido ingenio:peor es que no se los den. 

De igual manera, se cuenta que Unamuno en la recogida de otro premio ms coment: Gracias por este premio que tanto me merezco.Y alguien le advirti, pero don Miguel, si todo aquel que recibe un premio suele decir que no se lo merece.Y Unamuno respondi, s, en eso llevan razn.

Yo tambin, vencido ante lo inevitable, en el trabajo que he mencionado al principio, terminaba claudicando, diciendo lo siguiente:

Hay otros premios que se conceden entre pares, que no tienen cantidad anexa alguna, que se celebran en cierta intimidad y que pertenecen al gnero de distinciones que nos hacemos para alentarnos y mostrarnos caminos. Son reconfortantes

Pues eso: recibo con cario este premio que me merezco, desmerecindomelo.

Gracias a todas las libreras y a todos los libreros. Salud para llevar adelante con pasin la bella profesin de librero. 

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter