Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-05-2018

El nexo familia-partido-Estado en Nicaragua

Trevor Evans
The Bullet

Traducido del ingls para Rebelin por Beatriz Morales Bastos


En 1979 un levantamiento popular encabezado por el Frente Sandinista de Liberacin Nacional (FSLN) derroc a la dictadura de la familia Somoza, a la que respaldaba Estados Unidos y que haba gobernado Nicaragua desde la dcada de 1930, y en 1984 los sandinistas y su candidato presidencial Daniel Ortega obtuvieron una victoria aplastante en las primeras elecciones libres celebradas en el pas en dcadas. Los sandinistas introdujeron un importante programa de redistribucin de la tierra y un aumento significativo de los servicios de sanidad pblica y educacin. Sin embargo, los logros iniciales se vieron socavados por el impacto de una oposicin armada (la contra) organizada y promovida por Estados Unidos, el colapso de los precios internacionales de las materias primas a principios de la dcada de 1980 y los errores de la poltica sandinista, incluido un excesivamente ambicioso programa de inversiones a gran escala.

En 1990 una poblacin cansada de la guerra voto a una amplia coalicin liderada por Violeta Chamorro, viuda de un distinguido periodista asesinado por orden de Somoza. El G obierno de Chamorro sigui una poltica de reconciliacin nacional pero para obtener una muy necesitada financiacin el Fondo Monetario Internacional (FMI) este le oblig a adoptar polticas econmicas excepcionalmente austeras. Tras un relanzamiento del crecimiento econmico a mediados de la dcada de 1990 Arnoldo Alemn, un populista de derecha que posteriormente fue condenado a diez aos de crcel por corrupcin, gan las elecciones de 1996. En 2001 lo sucedi quien haba sido su vicepresidente, Enrique Bolaos, un lder empresarial ferozmente antisandinista.

Tras la derrota sandinista de 1990 muchos activistas abandonaron el partido debido a su disconformidad con el liderazgo de Ortega y a la falta de democracia interna en el partido. Algunas personas formaron un pequeo grupo disidente, el Movimiento Renovador Sandinista (MRS), mientras que otras se involucraron en proyectos locales de desarrollo y en la creacin de un movimiento independiente de mujeres. Sin embargo, en 2006 los indisciplinados partidos liberal y conservador no lograron ponerse de acuerdo para presentar conjuntamente un candidato a las elecciones presidenciales, lo que permiti a Ortega (que se haba presentado a cada una de las elecciones desde la dcada de 1980) ganarlas con una minora de votos.

A pesar de que la Constitucin prohbe los mandatos presidenciales consecutivos, la Comisin Electoral autoriz a Ortega presentarse de nuevo a las elecciones presidenciales de 2011 y fue reelegido presidente. Posteriormente la Asamblea Nacional con mayora sandinista aprob un cambio constitucional para permitir los mandatos presidenciales consecutivos y en 2016 Ortega se volvi a presentar a las elecciones presidenciales, esta vez con su esposa, Rosario Murillo, como candidata a la vicepresidencia. Poco antes de las elecciones, se priv a los principales candidatos de la oposicin de su derecho a presentarse a las elecciones, lo que permiti a Ortega y Murillo una victoria segura.

El nexo familia-partido-Estado

Desde que Ortega volvi a asumir la presidencia en 2007 ha gobernado gracias a una estrecha alianza con los principales grupos empresariales de Nicaragua. El Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP), la principal organizacin empresarial privada, haba tenido una relacin extremadamente conflictiva con el Gobierno sandinista en la dcada de 1980, pero mantiene una relacin muy estrecha con el Gobierno actual. La American Chamber of Commerce [Cmara Estadounidense de Comercio], que incluye a las principales empresas estadounidenses del pas, tambin ha trabajado estrechamente con el Gobierno, aunque despus de una eleccin muy reida a principios de 2018 el presidente de la filial nicaragense de Cargill fue nombrado presidente despus de hacer campaa a favor de emprender una trayectoria ms independiente. El Gobierno tambin ha podido contar con el apoyo de los lderes de los principales sindicatos, que estn afiliados al FSLN.

Ortega ha intentado asegurarse de que no surja ninguna fuerza poltica a la izquierda y el disidente MRS no se pudo registrar para las elecciones en 2016. Hay muchos partidos de derecha, pero son pequeos y en muchos casos son poco ms que feudos personales de sus lderes. Uno de los partidos ms grandes, el Partido Liberal Constitucionalista (PLC), que gan las elecciones en 1996, ha proporcionado apoyo a Ortega desde principios de la dcada de 2000, inicialmente bajo un pacto que permiti a su lder, Alemn, cumplir en su hacienda la pena de crcel a la que fue condenado por corrupcin.

La otra agrupacin importante de derecha, el Partido Liberal Independiente (PLI), fue la fuerza lder de un frente electoral que podra haber sido la oposicin ms seria a Ortega en las elecciones de 2016. Sin embargo, esta oposicin qued minada unos meses antes de las elecciones cuando el Tribunal Supremo del pas, dominado por personas nombradas por los sandinistas, entreg el control del partido a un grupo minoritario. Los candidatos originales del partido a la presidencia y vicepresidencia no se pudieron presentar y sus 28 representantes en la Asamblea Nacional tuvieron que renunciar a sus escaos. Desde entonces el que fuera durante mucho tiempo lder del PLI, un banquero, se ha retirado y algunos exmiembros del partido han fundado dos organizaciones polticas nuevas: Ciudadanos por la Libertad ( CxL), que fue reconocido legalmente en mayo de 2017 y ms tarde ese mismo ao particip en las elecciones municipales; el Frente Amplio por la Democracia (FAD), en cambio, considera que las actuales elecciones son un farsa y se ha centrado en crear un nuevo movimiento desde la base hacia arriba.

En las elecciones generales de 2016, cuando los principales candidatos del FSLN, Daniel Ortega y Rosario Murillo, obtuvieron el 72 % de los votos, se inform de que haba habido una baja participacin ya que al parecer muchas personas, incluidas quienes eran partidarias del FSLN, consideraban que el resultado estaba preparado de antemano. En las elecciones a la Asamblea Nacional el FSLN obtuvo 70 de los 91 escaos y 14 escaos fueron para la domada oposicin a Ortega, el PLC.

El propio Ortega hace relativamente pocas apariciones pblicas y segn informes no oficiales tiene problemas de salud. Rosario Murillo, que ya desempeaba un papel importante coordinando el trabajo de los diferentes ministros del Gobierno, desempea un papel cada vez ms importante gestionando da a da el gobierno del pas. Murillo hace ahora prcticamente todos los anuncios ministeriales, generalmente durante un programa regular de radio a medio da, y se exige a los alcaldes de los municipios controlados por el FSLN que asistan a reuniones regulares con ella en Managua. Murillo tambin ha creado una slida base de apoyo en el movimiento juvenil sandinista, que cuenta con una fuerte presencia en las universidades.

En las elecciones municipales de 2017 el FSLN gan en 135 municipios, mientras que el PLC gan en 11 y el nuevo partido, el CxL, en 6. Sin embargo, al igual que haba ocurrido en las anteriores elecciones municipales, hubo denuncias generalizadas de irregularidades y en 2017 se ocult el ndice de apoyo a los diferentes partidos ya que solo se publicaron las cifras de la proporcin de votos. En la parte ms poblada del pas a lo largo del Pacfico el FSLN obtuvo una aplastante victoria aunque la participacin fue baja; en las zonas rurales del centro, donde la contra haba tenido una base social en la dcada de 1980, el PLC y el CxL obtuvieron sus mejores resultados; en la poco poblada zona del Caribe el partido local con base indgena tambin obtuvo apoyo aunque las elecciones se vieron empaadas por la violencia entre los partidarios de los grupos rivales (1). Al parecer algunos miembros veteranos del FSLN tambin estn descontentos por el hecho de que Rosario Murillo introdujera un procedimiento centralizado para seleccionar a los candidatos que supuestamente favoreca a sus partidarios ms jvenes (2).

La OEA y Estados Unidos

En respuesta a las acusaciones de irregularidades electorales el secretario general de la Organizacin de los Estados Americanos (OEA) Luis Almagro se reuni con Ortega en febrero de 2017. Para decepcin de los crticos de Ortega, Almagro concedi a este ltimo cuatro aos para rectificar las deficiencias del sistema electoral del pas. Ortega se encuentra bajo una fuerte presin internacional para responder a la OEA pero dado que inesperadamente perdi las elecciones en 1990, parece decidido a hacer el mnimo de concesiones necesarias para apaciguar las crticas externas con el fin de asegurarse su victoria o la de algn sucesor designado por l en las elecciones de 2021.

Como quiz era de esperar, el Gobierno de Estados Unidos y su embajador en Nicaragua han sido los principales crticos del una vez izquierdista presidente de Nicaragua y su rgimen. Las autoridades estadounidenses han llamado la atencin acerca de lo que consideran regularidades significativas en las elecciones nacionales y locales en Nicaragua desde 2011 y tras las elecciones nacionales de 2016 congresistas estadounidenses de los dos partidos principales propusieron la Ley de Condicionalidad de la Inversin en Nicaragua para exigir a los representantes estadounidenses en el Banco Mundial y en Banco de Desarrollo Interamericano votar en contra de aprobar cualquier prstamo a Nicaragua. La Cmara de Representantes aprob esa ley en octubre de 2017 y se necesita la aprobacin del Senado para entrar en vigor. Mientras tanto, la Agencia Estadounidense de Ayuda Internacional, que ha estado proporcionado unos 10 millones de dlares al ao en ayuda al desarrollo, incluy solamente 200.000 dlares para Nicaragua en su presupuesto de 2017-2018 y nada en absoluto para los aos siguientes (3).

En una medida ms directa en diciembre de 2017 Estados Unidos utiliz la Ley Global Magnitsky para prohibir a Robert Rivas, presidente de la Comisin Electoral de Nicaragua, el uso de los servicios bancarios en Estados Unidos. Hasta entonces esta ley solo se haba utilizado contra funcionarios de los Gobiernos ruso y venezolano. De forma inexplicable Rivas haba acumulado muchas propiedades de lujo en Nicaragua, Costa Rica y Pars. Ha sido un estrecho aliado de Ortega y aunque desde entonces sus funciones se han transferido oficialmente a su sustituto, aunque se le ha permitido mantener el ttulo de presidente de la Comisin Electoral.

La polica y el ejrcito nicaragenses fueron refundados despus de la Revolucin de 1979 y durante mucho tiempo gozaron de una reputacin inusualmente buena debido a su honradez. Sin embargo, en los ltimos diez aos han aumentado las quejas, en particular respecto a la polica (4). Lo que quiz sea ms grave es que tambin existe el temor de que se est debilitando la independencia de ambas instituciones. Tanto la polica como el ejrcito haban establecido procedimientos para que los oficiales de alto rango cumplieran un mandato y despus pasaran a jubilarse. No obstante, la Asamblea Nacional ha anulado y posteriormente cambiado las normas referentes a la jubilacin en ambas instituciones y los actuales titulares estn ejerciendo su tercer mandato consecutivo. Se teme que eso haya reducido su independencia y al menos da la impresin de que estn en deuda con Ortega.

Los medios de comunicacin ms importantes de Nicaragua son la televisin y la radio, y la inmensa mayora estn en manos de dos grupos que controlan entre ellos 10 canales de televisin. Uno de los grupos es propiedad del empresario mexicano Angel Gonzlez, cuyos canales se dedican de forma predominante al entretenimiento y evitan las polmicas polticas; el otro grupo est controlado por la familia Ortega y transmite lo que se ha descrito como una mezcla de propaganda oficial, periodismo sensacionalista y entretenimiento de masas. La nica excepcin es el Canal 12, que produce un programa de informacin crtica dedicado a la actualidad de Nicaragua.

Un fuerte crecimiento econmico pero una desigualdad cada vez mayor

Con una poblacin de 6.2 millones de personas en 2017 Nicaragua tiene el segundo ingreso per capita ms bajo de las Amricas. Su economa ha crecido mucho en los ltimos aos, aunque la produccin cay en 2009 a consecuencia de la profunda recesin en Estados Unidos y otros mercados principales. Entre 2010 y 2017 el promedio del crecimiento econmico fue un poco inferior al 5 % al ao, el tercero ms alto en Amrica Latina detrs de Panam y la Repblica Dominicana (5).

La economa sigue siendo dependiente de la exportacin de productos primarios, fundamentalmente caf, carne de vacuno, oro y azcar. Adems, desde la dcada de 1990 ha habido un aumento significativo de la produccin en zonas francas de exportacin, sobre todo de productos textiles y ms recientemente de ensamblajes de arneses elctricos para automviles producidos en Mxico. Con todo, todava hay un amplio sector de agricultores de subsistencia, particularmente en las zonas ms montaosas del norte del pas, y en las ciudades hay un sector comercial muy amplio, en gran parte basado en el trabajo informal.

Los ingresos de las exportaciones de Nicaragua aumentaron mucho hasta 2014, aunque desde entonces el crecimiento se ha ralentizado debido al descenso de los precios del mercado mundial. En 2017 las exportaciones de bienes ascendieron a 4.100 millones de dlares, pero las importaciones fueron considerablemente mayores ya que ascendieron a 6.600 millones de dlares. El dficit se ha cubierto en parte con las remesas familiares, que han aumentado considerablemente en los ltimos aos. Debido a la situacin laboral en Nicaragua muchas familias cuentan con al menos un miembro que trabaja en el extranjero, sobre todo en Estados Unidos o en la vecina Costa Rica, y en 2017 las remesas ascendieron a 1.400 millones de dlares.

Nicaragua tambin ha recibido una importante inversin directa en los ltimos aos atrada por los bajos salarios y la relativa seguridad en comparacin con los vecinos Honduras y El Salvador. La inversin directa neta ascendi a 816 millones de dlares en 2017 y se dirigi fundamentalmente a la industria manufacturera, las telecomunicaciones, el comercio y la energa. La fuente principal fue Panam (22 %), seguida de Estados Unidos (13 %) y Mxico (12 %).

Hasta hace poco Nicaragua se haba beneficiado de petrleo suministrado en unas condiciones muy ventajosas por Venezuela. El suministro se organizaba a travs de una compaa llamada Alba de Nicaragua SA o Albanisa, un 51 % de la cual era propiedad de la empresa estatal de petrleo de Venezuela y un 49 % de la empresa estatal de petrleo de Nicaragua, Petronic. Segn el acuerdo firmado con Venezuela, se supona que Nicaragua pagaba la mitad del coste del petrleo importado y la otra mitad era un crdito a bajo inters y a largo plazo que proporcionaba a Albanisa y a una red de empresas subsidiarias fondos para invertir en una amplia gama de proyectos en Nicaragua (6). Se calcula que entre 2008 y 2014 Nicaragua se ha beneficiado de unos 3.500 millones de dlares de esta manera pero, de manera controvertida, a pesar de ser deuda pblica, esta importante fuente de financiacin externa no se registr en las cifras oficiales del Gobierno.

A medida que se deterioraba la situacin en Venezuela el suministro de petrleo fue disminuyendo y en 2017 no se recibi suministro alguno. Se haba planificado que Venezuela construyera una nueva e importante refinera en el pas, pero esos planes fueron cancelados. Desde entonces Nicaragua ha tenido que comprar petrleo en el mercado internacional y los gastos sociales financiados con los ingresos procedentes del petrleo venezolano se han tenido que reducir. Al mismo tiempo Nicaragua ha empezado a incluir en las cifras oficiales de deuda del pas las cantidades que debe a Venezuela debido a las fuertes presiones del Fondo Monetario Internacional.

 En 2013 el Parlamento de Nicaragua concedi a un inversor chino, Wang Jing, una concesin a 100 aos para construir y gestionar un canal interocenico a travs de Nicaragua, un megaproyecto que podr a albergar a barcos an ms grandes que los que transitan por el Canal de Panam y que ha sido considerado un medio de acelerar el desarrollo econmico del pas. Este proyecto por valor de 50.000 millones de dlares se ha encontrado con una fuerte oposicin de los ecologistas y tambin con un importante movimiento de oposicin entre aquellos campesinos cuyas tierras tendr a n que ser expropiadas y cuyas manifestaciones fueron duramente restringidas por la polica. L a s obras del canal se han aplazado en medio de informes referentes a que Wang sufri grandes prdidas cuando se desplom el mercado chino de valores en 2015-16. De ser un elemento fundamental de los planes de desarrollo del Gobierno el canal ha pasado a no ser siquiera mencionado por Ortega en su discurso al inicio del nuevo mandato presidencial en 2017 y parece poco probable que se vaya a construir alguna vez.

En los ltimos aos se ha producido una considerable inversin en comunicaciones e infraestructuras. Es especialmente significativo en el estado de muchas carreteras. Se estn ampliando y volviendo a asfaltar las carreteras principales mientras que se est ampliando constantemente la red de carreteras aptas para todo tipo de climas en las zonas rurales. Tambin ha aumentado considerablemente el acceso a la electricidad, especialmente en las zonas rurales. Segn cifras oficiales, la cobertura aument desde aproximadamente el 70 % de los hogares en 2010 al 94 % en 2017. La empresa estatal de distribucin fue privatizada en 2000 y se volvi a vender en 2014 a una empresa registrada en Espaa pero que se cree que est vinculada al Gobierno.

El suministro de agua ha permanecido en el sector pblico y tambin aqu se ha invertido para aumentar su cobertura. Pero aunque aproximadamente el 90 % de los hogares tienen ahora acceso al agua potable en las zonas urbanas, la cifra es ligeramente superior al 30 % en las zonas rurales. Existe un programa para construir viviendas para personas con ingresos bajos, pero la construccin de viviendas disminuye desde 2015. Segn la Asociacin de Constructores de Viviendas, aproximadamente la mitad de las viviendas construidas en 2017 estaban destinadas a familias con ingresos bajos, pero equivalan a solo 2.500 unidades. No obstante, se ha invertido en espacios pblicos de muchas ciudades y se han construido parques infantiles adems de lugares para sentarse y un muy utilizado acceso gratuito a internet.

El continuo crecimiento econmico ha provocado un aumento de las personas que trabajan. La cifra oficial de la tasa de paro descendi al 3.5 % para los hombres y al 3,8 % para las mujeres en 2017, aunque esto presenta un cuadro bastante engaoso ya que a los trabajadores sin un trabajo formal les quedan pocas opciones que no sean buscar ingresos en algn trabajo informal. Incluso segn las cifras oficiales, en 2017 el empleo informal ascenda al 42 % de la fuerza de trabajo.

La cantidad de personas que estn empleadas formalmente e inscritas en el sistema de seguridad social aument de 534.881 en 2010 a 914.196 en 2017. Esto proporciona a los trabajadores una pensin al jubilarse, pero se ha ralentizado el aumento de personas inscritas y la cobertura es muy desigual. Mientras que aproximadamente el 75 % de los trabajadores empleados en el suministro de agua y electricidad est asegurado, en la industria manufacturera el porcentajes es de solo el 45 % y en la agricultura es inferior al 10 %. En todo caso, el sistema de seguridad social tiene un grave dficit de financiacin y como ha advertido repetidamente el FMI, sufrir un colapso que supondr al Gobierno central ms demanda financiera en 2019.

La situacin en el mbito laboral ha contribuido a que los campesinos pobres de las regiones centrales del pas avancen hacia el Caribe en busca de tierras para cultivar, un proceso que se ha visto agravado por el aumento de las grandes inversiones en agricultura capitalista que ha desplazado a muchos pequeos agricultores. Esta migracin de agricultores ladinos* ha llevado a graves enfrentamientos, en ocasiones mortales, con miembros de los grupos indgenas a quienes la Constitucin nicaragense garantiza el derecho exclusivo a cultivar la tierra en las regiones autnomas del Caribe.

Las escasas oportunidades de empleo en Nicaragua explica por qu tantos trabajadores buscan trabajo en otros pases. Muchos de estos trabajadores emigrantes son trabajadores no cualificados, pero los cualificados, incluidos aquellos que tienen titulacin universitaria, tambin se han visto obligados a buscar trabajo fuera del pas y se calcula que aproximadamente un 20 % de la poblacin vive en el extranjero. Las remesas que envan a sus familias han desempeado un papel fundamental en el mantenimiento del nivel del vida del pas.

Cuando Ortega regres al poder en 2007 su Gobierno emprendi un programa contra la pobreza llamado Hambre Cero, que proporcionaba a los hogares ms pobres apoyo agrcola bsico y, lo que es ms importante, lminas onduladas de zinc para impermeabilizar los techos de sus chozas. Sin embargo, a medida que los recursos financieros de Venezuela han ido disminuyendo el programa Hambre Cero se ha ido reduciendo y entre 2018 y 2022 se irn retirando paulatinamente las tarifas subvencionadas de electricidad para hogares con bajos ingresos y para pensionistas, que tambin se financiaban con los recursos de Venezuela. Segn informes anuales independientes elaborados entre 2009 y 2015, la proporcin de poblacin que vive en la pobreza experiment un descenso limitado, del 44.7 % al 39.0 %, y la de quienes viven en la pobreza extrema del 9.7 % al 7.6 %. El descenso ms significativo se registr en las zonas rurales (7).

Tras asumir la presidencia en 2007 el Gobierno Ortega aument considerablemente el salario mnimo oficial. Sin embargo, para la gran mayora de los trabajadores los aumentos salariales se quedaron por detrs de la inflacin y solo en 2010 los salarios reales han empezado a registrar un aumento. Segn cifras oficiales, entre 2010 y 2017 los salarios reales de los trabajadores en el empleo formal aumentaron aproximadamente un 10 % al convertirse en dlares o solo algo ms del 1 % anual. En 2017 el salario medio equivala a unos 340 dlares al mes. En el sector financiero y en el minero la cifra era algo ms alta, un poco ms de 500 dlares al mes, pero en el sector manufacturero la media era de solo 230 dlares al mes, mientras que la media de los trabajadores agrcolas era de solo 130 dlares al mes. Para el Gobierno los bajos costes salariales han sido claramente una parte importante de su estrategia para atraer la inversin extranjera.

Nicaragua tambin tiene una prspera clase media comercial y una muy rica clase alta. Segn cifras de CEPAL, el 10 % ms rico recibe aproximadamente el 33 % de los ingresos nacionales y junto con el siguiente 10 % casi el 50 % de los ingresos nacionales (8). En este grupo se incluye a las familias tradicionales propietarias de tierras, muchas de las cuales tambin se han diversificado y dedicado al comercio o a la industria. Tambin se vincluye a los comerciantes nuevos ricos que se han beneficiado del boom del comercio. Segn el informe de CEPAL, aunque la desigualdad disminuy ligeramente en el periodo comprendido entre 2002 y 2008, como en casi toda Amrica Latina, Nicaragua fue el nico pas en el que la desigualdad aument entre 2008 y 2014 (no se dispone de cifras ms recientes para Nicaragua). Segn un estudio de Oxfam publicado en 2015, en Nicaragua haba 210 multimillonarios, cada uno de ellos con unos activos netos de 30 millones de dlares (9). Se calcula que el empresario ms rico de Nicaragua, Carlos Pellas, ha acumulado una fortuna de 2.400 millones de dlares, una de las mayores de Amrica Central, pero algunos lderes sandinista tambin se han enriquecido recientemente, aunque a menor escala.

El principio del fin?

El Gobierno nicaragense se enfrent a un difcil pronstico econmico para 2018 con la amenaza de que Estados Unidos empezara a limitar su acceso a las instituciones financieras internacionales, adems de la necesidad de ajustarse al fin del apoyo financiero de Venezuela. Ante estos retos tanto el FMI como el Banco Central de Nicaragua han reducido las perspectivas de crecimiento para 2018 y 2019. En abril de 2018 Ortega se enfrent al reto poltico ms grave desde que volvi al poder en 2007.

El Gobierno anunci que para hacer frente al fuerte dficit de la Seguridad Social las pensiones se reduciran un 5 % y se aumentaran las cotizaciones de las pensiones tanto de los trabajadores como de los empleadores. Una manifestacin en Managua de pensionistas en contra de la reduccin de sus pensiones recibi el apoyo de los estudiantes de las universidades pblicas de la ciudad, pero la polica antidisturbios y miembros de la organizacin sandinista juvenil hicieron frente a los estudiantes que se manifestaban. A lo largo de los tres das siguientes aumentaron los enfrentamientos callejeros, que se extendieron a otras ciudades y provocaron ms de 40 personas muertas y muchas otras heridas.

Al cabo de cuatro das Daniel Ortega apareci en la televisin flanqueado por su esposa y los jefes de la polica y el ejrcito, y conden lo que calific de manipulacin de unos estudiantes inocentes por parte de oponentes polticos con intenciones ocultas. Pero el hecho de que no condenara las muertes provoc nuevas crticas y en una segunda aparicin ese mismo da anunci que se iba a cancelar la reforma de las pensiones y que el Gobierno iba a iniciar un dilogo con la organizacin empresarial del pas sobre cmo reformar el sistema de pensiones. Las organizaciones empresariales, que hasta entonces haban mantenido de unas estrechas relaciones con el Gobierno, afirmaron que no iban a entablar negociaciones hasta que cesara la violencia policial contra los manifestantes y apoyaron los llamamientos a una importante manifestacin pacfica al da siguiente. Tambin insistieron en que cualquier negociacin deba incluir a todos los sectores de la sociedad nicaragense.

El lunes 23 de abril decenas de miles de personas acudieron a una gran manifestacin pacfica en Managua y tambin hubo grandes manifestaciones en otras ciudades. Las autoridades no trataron de intervenir y las manifestaciones transcurrieron pacficamente. No obstante, para entonces las reivindicaciones de los manifestantes ya haba ido ms all de la cuestin de la mera reforma de las pensiones y se haban ampliado hasta incluir expresiones de profundo descontento con el rgimen de la familia Ortega. Sin embargo, a falta de una oposicin poltica seria no estaba claro cul podra ser la alternativa.

Notas:

    (1) Elecciones municipales 2017. Tres nicaraguas, tres escenarios diferentes, Envo, diciembre de 2017.

    (2) Observadores del eclipse institucional, Envo, septiembre de 2017.

    (3) Preocupa deterioro de relacin con EE.UU., La Prensa, 23 de marzo de 2018.

    (4) Vase Centro Nicaragense de Derechos Humanos (CENIDH), Informe Anual 2016, 2017.

    (5) A menos que se indique otra cosa, la fuente de las cifras es Banco Central de Nicaragua, Anuario Estadstico 2017, abril de 2018, disponible en www.bcn.gov.ni.

    (6) Para ms detalles vase la serie de artculos en confidencial.com.ni de Ivn Olivares, La alcanca de Albanisa (9 April 2016), Una pulpera de negocios (11 de abril de 2016) y La deuda: de Caruna a Albanisa (13 de abril de 2016) y de Enrique Saenz, ALBANISA, Confidential, 27 de septiembre de 2017.

    * En Amrica Central y Mxico las personas ladinas son aquellas que son mestizas y solo hablan castellano (N. de la t,)

    (7) Fideg, Encuesta de hogares para medir la pobreza en Nicaragua. Informe de resultados 2015 .

    (8) CEPAL, Panorama Social de Amrica Latina , 2017.

    (9) Oxfam, Desigualdad Extrema y Secuestro de la Democracia en Amrica Latina y el Caribe, 2015.

Trevor Evans es profesor en el Institute for International Political Economy, Berlin School of Economics and Law.

Fuente: https://socialistproject.ca/2018/05/family-party-state-nexus-in-nicaragua/#more-2303

Esta traduccin se puede reproducir libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar al autor, a la traductora y Rebelin como fuente de la traduccin.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter