Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-06-2018

El G7 colapsa en Canad mientras el Grupo de Shanghi asciende en China

Alfredo Jalife-Rahme
La Jornada


Con los fractales zonas mnimas de orden dentro del caos generalizado del incipiente nuevo orden mundial que parece tender a la tripolaridad de EU con Rusia y China.

Con todo y sus inconmensurables defectos locales/regionales/globales, a escala geoestratgica, Trump entiende la decadencia de EU aunque alardea lo contrario cuando no pierde de vista que las deletreas guerras de Clinton, los Bush y Obama arruinaron a su pas con el aterrador dispendio militar de 7 millones de millones de dlares (trillones en anglosajn).

No se puede soslayar que el vaco global de EU est siendo ocupado en forma gradual por Rusia, a nivel militar, y por China, a nivel geoeconmico.

En forma paradjica, Europa protegida por el paraguas nuclear de EU y la OTAN que encabeza se volvi el competidor comercial, geopoltico y geofinanciero (euro vs dlar) de EU.

La mejor prueba es que Trump desprecia y sojuzga a Europa (incluyendo a Gran Bretaa) no se diga, humilla a sus dos valetudinarios vecinos Canad y Mxico: otrora aliados en el caduco previo (des)orden mundial unipolar mientras negocia con China en forma ms equilibrada y equitativa su dficit comercial y coquetea con el retorno de Rusia al G-8.

Tales seran los tres fractales del caos global: EU/Rusia/China que configuran la nueva tripolaridad del siglo 21.

No faltan quienes agreguen a India que desplaz a Japn con un PIB de casi el doble, medido por el Poder Adquisitivo (http://hyperurl.co/ga9dp8) sin contar su arsenal nuclear de 130 ojivas (http://bit.ly/2Jseggu) del que carece el pas nipn. India an no exhibe su vocacin geoestratgica que quiz procure ms adelante.

Era previsible la fractura del G-7 hoy convertido en un G-6+1: El G-7 implosiona en Canad, mientras el grupo de Shanghi asciende en China (http://bit.ly/2LCoQlO).

Antes de llegar con medio da de retardo a la disfuncional cumbre del G-7 en Malbaie (Quebec), Trump sacudi sus entraas cuando formul la imperativa presencia de Rusia para regresar al G-8: Rusia debera estar en esta reunin, por qu tenemos una reunin sin Rusia? Trump agreg en forma desafiante e impertinente: les guste o no, y puede ser polticamente incorrecto, pero tenemos un mundo que administrar (https://nyti.ms/2sKi5HD).

De facto, Trump sepulta la aeja unipolaridad, a la que se haban subido en forma confortable los restantes miembros del G-7, y adopta quiz la tripolaridad con Rusia y China, lo cual dej estupefactos a sus aliados occidentales, con excepcin del flamante primer ministro italiano Giuseppe Conte quien en un tuit aval la sugerencia de Trump: Rusia debe regresar al G-8. Es en el inters de cada uno (https://reut.rs/2HAfVyO).

No se recupera de su estupor el rusfobo The New York Times vinculado a los intereses de George Soros, del Partido Demcrata de los Clinton, Obama y el israel-estadunidense Chuck Schumer, lder de la minora demcrata en el Senado.

The Washington Post expone que con Trump, varios temen el fin del orden mundial (https://wapo.st/2sM4QWM). Cul orden?

Trump lleg medio da tarde a la cumbre, arrib retrasado 17 minutos al desayuno del da siguiente y se fue medio da antes de su conclusin cuando volvi a la carga con el reingreso de Rusia: el G-8 es un grupo ms significativo que el G-7. Culp a Obama de haber permitido la anexin de Crimea por Rusia y de haber encabezado luego las sanciones y la expulsin de Rusia del G-8 (https://nyti.ms/2sKjgGR).

Si ahora el G-7 se qued en lo que el ministro de Finanzas francs, Bruno Le Maire, bautiz como el G-6+1, con el apoyo de Italia al reingreso de Rusia pues ms bien se tratara de un G-5+2 (http://bit.ly/2LDAEUK), si es que no se sale tambin Japn que mantiene excelentes relaciones con Rusia, lo cual acabara en un grotesco G-4+3.

Lo ms divertido es que Rusia no desea regresar al G-8, segn expres el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov (http://bit.ly/2MdTxPu).

El G-8 nunca existi: fue un engao de Clinton que le propin a Yeltsin que degluti todos los cuentos texanos, ya que Rusia nunca fue admitida a sus reuniones financieras, por lo que en su momento la bautic de G-7.5.

Se pulveriza el G-6+1, mientras su contrincante silencioso, pero efectivo, el Grupo de Shanghi encabezado por China y Rusia con otros cuatro pases centroasiticos y la reciente incrustacin de dos potencias nucleares India y Pakistn (con 140 ojivas nucleares) se consolida en Eurasia con su cumbre nmero 18 en Qingdao (China), donde el mandarn Xi y el zar Vlady Putin fortalecieron su asociacin estratgica.

El mandarn otorg al zar la primera Medalla de la Amistad de China (http://bit.ly/2sKTylD), lo que denota la relevancia de sus estratgicos lazos bilaterales.

Ya el ao pasado, el zar haba galardonado al mandarn con la mxima Orden de San Andrs. Hasta donde alcanc a consultar, no vi ninguna mencin en la prensa occidental del galardn del mandarn al zar ni de la transcendental cumbre del Grupo de Shanghi en Qingdao. Censura o envidia?

El portal Sputnik expone los puntos de vista de una plyade de expertos de China y Rusia quienes comentan los acuerdos del mandarn y el zar desde el rtico (sper-sic!) al espacio profundo (sic) frente a una compleja situacin internacional (http://bit.ly/2JDGhVF) cuando Rusia y China se oponen al despliegue de armas en el espacio, lo cual fomenta EU y socava la estabilidad estratgica.

Se acab el pensamiento lineal maniqueo y ahora impera la era de la hipercomplejidad no-lineal.

De hecho, el galardn del zar de parte del mandarn, al unsono de la consolidacin de la relacin bilateral, fue la nota relevante de la Cumbre de Shanghi.

La cumbre del Grupo de Shanghi fue como de costumbre escamoteada por Occidente.Pero en la mitad poblacional del planeta su celebracin fue seguida con sumo inters.

La sede de la cumbre fue en la provincia de Shandong, lugar de nacimiento del confucianismo, e impuls el espritu de Shanghi de confianza mutua, beneficio mutuo, igualdad, consulta, respeto a la diversidad cultural (http://bit.ly/2sJSWgl).

Se trata de un neoconfucianismo geopoltico/geoeconmico: una cosmogona ms optimista frente a la decadencia de Occidente que exhibi sus fracturas y su egosmo durante la disfuncional cumbre del agnico G-7 en Quebec, en contraste con la exitosa cumbre del Grupo de Shanghi donde el primer ministro indio, Narendra Modi, invit al presidente vitalicio Xi a visitar India el ao entrante (http://bit.ly/2sKiNob).

Llam poderosamente la atencin un articulo de Dmitry Shlapentokh, en el portal oficioso chino Global Times, en el que aduce en forma persuasiva que la cumbre Trump/Kim exhibe el desvanecimiento del poder de EU (http://bit.ly/2xUoW6s).

A mi juicio, es probable que la cumbre entre Trump y Kim Jong-un en Singapur no hubiera sido factible sin la facilitacin tras bambalinas del mandarn Xi y del zar Vlady Putin, con la notable ausencia de Europa que se aferra nostlgicamente al caduco orden occidental y no asimila la nueva tripolaridad de EU/Rusia/China del siglo 21 que se ejerce en su detrimento.

Artculo publicado originalmente en La Jornada



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter