Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-07-2018

Despus del 1 de julio
El tsunami obradorista y el espaldarazo a la mafia del poder

Manuel Aguilar Mora
Rebelin


Ha habido en las pasadas elecciones claramente un ganador, un virtual ganador, Andrs Manuel Lpez Obrador (AMLO), quien obtuvo una victoria clara, contundente e inobjetable. El reconocimiento de su victoria da certidumbre son algunas de las muchas palabras pronunciadas por Enrique Pea Nieto, presidente de Mxico, con las cuales sintetiz lo que la mafia del poder de la cual es l conspicuo representante, piensa en estos das inmediatos posteriores al triunfo electoral arrasador de AMLO. En efecto, la primera entrevista que AMLO tuvo despus del 1 de julio fue precisamente con Pea Nieto con quien se reuni dos das despus a solas en el Palacio Nacional durante varias horas ante la expectacin de los medios que esperaban sus declaraciones al final de la reunin.

Cordialidad entre AMLO, Pea Nieto y la mafia del poder

As fue que salieron al pblico las fotos de los dos personajes sentados y caminando por los salones del Palacio casi como antiguos amigos, con palmadas de AMLO a su acompaante al que elogi y apoy sin cortapisas. Ante los medios describi el encuentro como cordial y al referirse al proceso electoral felicit a Pea por su conducta en el mismo en trminos que seguramente le supieron a gloria a ste: Yo he padecido de ese intervencionismo faccioso que no corresponde a sistemas polticos democrticos y ahora debo reconocer que el presidente Enrique Pea Nieto actu con respeto y las elecciones fueron, en lo general, libres y limpias. Una opinin que obviamente no se puede comprobar fcilmente y que Ricardo Anaya, el candidato de la coalicin del PAN, acusado sin pruebas por el gobierno de Pea de ser cmplice de negocios de lavado de dinero, no comparte en absoluto.

AMLO y Pea Nieto se comprometieron a realizar la mejor coordinacin posible durante la larga transicin gubernamental de cinco meses que la arcaica ley electoral vigente seala entre el da de las elecciones presidenciales y la toma de posesin del candidato ganador. Como se ha dicho, Pea felicit a AMLO por su triunfo y le ofreci todas las garantas para que el gabinete de secretarios (ministros) ya nombrado por AMLO trabaje junto con los suyos para emprender los planes relacionados con las cuestiones que afectan directamente la puesta en marcha de la siguiente administracin, entre las cuales est el presupuesto de 2019. Y tambin los dos fueron enfticos y repetitivos en lo que para ellos surge cada vez ms como evidente y que es lo fundamental: enviar un mensaje de tranquilidad lo ms claro y contundente posible a los mercados y los inversionistas de que sus intereses son preservados. Y en efecto la confianza y tranquilidad de la generalidad de los empresarios ante el triunfo de Lpez Obrador se ha expresado en que desde dos das antes de las elecciones, la Bolsa Mexicana de Valores est cerrando con alzas y en que el peso ha avanzado un 1% en su valor ante el dlar estadounidense.

Al da siguiente vino la siguiente entrevista precisamente con los empresarios del Consejo Coordinador Empresarial, el cual en la figura de su presidente Juan Pablo Castan, acompaado de otros prominentes miembros como el conspicuo y belicoso Claudio X. Gonzlez, se expresaron en los mejores trminos, abrazndose y declarndose prestos a colaborar lo mejor posible con el lder del Movimiento de Regeneracin Nacional (Morena). Necesitamos un gobierno slido y fuerte dijo Castan en un tono muy diferente del que usaron l y sus colegas cuando antes de las elecciones criticaron a AMLO en una carta abierta publicada ampliamente en que reclamaban a AMLO sus declaraciones contra ellos: As no decan en su carta impugnando las opiniones crticas de AMLO contra la mafia del poder, privilegiada con el trfico de influencias con el gobierno de Pea Nieto. Atrs quedaron, pues, los calificativos apocalpticos que consideraban a AMLO un peligro para Mxico y la convocatoria a no votar por l como lo hicieron los magnates Germn Larrea y Alberto Baillres, dos de los hombres ms ricos del pas. Alfonso Romo, prximo jefe de gabinete presidencial obradorista, amigo y colega de dichos magnates lo dijo con claridad: entre los representantes de la iniciativa privada y AMLO hay ahora una Luna de miel y se quieren todos. Ya no son miembros de la minora rapaz de antes del 1 de julio.

Tambin la cuestin de la construccin del nuevo aeropuerto de la Ciudad de Mxico (NAICM) se mantiene dentro de cauces de un dilogo con los magnates sobre su viabilidad y ya no se critica su construccin como lo que es, un atentado colosal contra el medio ambiente de la regin del vaso del antiguo lago de Texcoco.

En su camino hacia la silla del guila en la que se sentar el 1 de diciembre ya estn anunciadas las prximas estaciones: Trump y AMLO ya se intercomunicaron y Mike Pompeo, quien era director de la CIA en el gobierno de Trump y de ah pas a ser secretario de Estado, visitar prximamente el pas y se entrevistar con Pea y AMLO; en este mes se reunir con los presidentes que asistirn a una reunin en Puerto Vallarta; durante agosto y septiembre se dedicar a perfilar su programa de gobierno y en octubre y noviembre har una nueva visita a las diversas regiones del pas para presentar sus planes de desarrollo integral.

En el discurso en el Zcalo, en la noche del 1 de julio festejando su victoria ante la multitud que lo aclamaba, AMLO se apresur, aprovechando el momento, para anunciar su visin del Mxico democrtico que quiere presidir y mandar un mensaje a los capitalistas que son los amos de Mxico. Con una franqueza completa expres muy en alto cules sern las libertades que reinarn en su gobierno y entonces mencion, cmo no, la libertad de empresas, primero que la de reunin y de expresin. As nadie podr llamarse a engao sobre donde pisa el Peje.

Ellos los hombres y las mujeres ms ricos entre los ricos, los agrupados en el Consejo Mexicano de Negocios no se han tardado en reaccionar y cuatro das despus de la victoria obradorista ya se reivindican como los mejores aliados del nuevo lder nacional. Aupados por los medios de comunicacin que son sus instrumentos, en especial las dos cadenas televisoras principales, Televisa y TV Azteca, all aparecen todos ellos en videos rpidamente montados declarndose partidarios enrgicos e insustituibles del presidente electo. La mafia del poder se declara obradorista.

La poltica en las elecciones

El trato que est recibiendo de Pea Nieto despus de todo es la respuesta a la estrategia que AMLO puso en prctica desde mediados del sexenio peista consistente en convocar al presidente priista a realizar una transicin aterciopelada, adelantndose a la camarilla en Los Pinos en su percepcin de que en las elecciones del 1 de julio saldra como seguro ganador. Fue tajante una y otra vez: habr amnista para Pea Nieto, quien no debera preocuparse por rendir cuentas de sus numerosos crmenes pues AMLO no lo perseguira para tomar venganza. En cambio, Pea y su grupo hicieron todo lo posible por evitar el triunfo del Peje y hasta slo das antes del da de las elecciones los rumores de un fraude corran como los millones de pesos que se reportaban en circulacin comprando votos: se lleg a reportar la compra de votos hasta por 5 mil pesos (unos 250 dlares) y ms. Tambin se inform en los medios que aunque hubo miles que aceptaron, otros tanto, incluso millones, rechazaron vender sus votos a los ofrecimientos que los partidos hicieron, con el PRI como el que ms dinero reserv para esta compra. Pero la tctica empleada, de nuevo, ante todo por el PRI, partido que ha perdido por completo la hegemona dentro del sistema que disfrut durante dcadas, fue superada del todo por el hartazgo social que lleg a cotas inauditas de malestar precisamente en el actual sexenio de Pea.

El triunfo arrasador obradorista del 1 de julio (gan en todos los estados de la Repblica con la excepcin de Guanajuato, el estado de Vicente Fox) ha cambiado muchas cosas y se explica ante todo por el descontento y la resistencia sociales de millones de mexicanos y mexicanas, la abrumadora mayora de ellos y ellas trabajadores formales e informales por igual vctimas de las polticas criminales de austeridad, privatizaciones, violencia y represin que se iniciaron hace ms de tres dcadas y que llegaron a su mxima expresin durante el actual gobierno de Pea Nieto.

La astucia de AMLO consisti en entender eso y mantenerse como oposicin leal dentro del sistema, apostando todo, como buen poltico sistmico, a las elecciones. Su objetivo era, aceptando las reglas electorales institucionales, estirar la liga lo ms posible. Todo para intentar hacer imposible un nuevo fraude como los de 1988 (contra Cuauhtmoc Crdenas) y 2006 (contra l mismo). Haba que mantenerse siempre en la lnea de la ms estricta legalidad, recurriendo a los baos de pueblo permanente, de all las crticas a su populismo de muchos de sus adversarios: durante ms de diez aos AMLO visit decenas de municipios del pas varias veces. Se volvi, por mucho, el poltico ms popular y conocido del pas.

En el comienzo de su sexenio cuando Pea Nieto convoc al Pacto por Mxico, AMLO se coloc claramente en oposicin al mismo. Conformado con el objetivo de cubrir las polticas privatizadoras de tercera generacin con la sombrilla de la unidad nacional, el Pacto por Mxico se integr con los tres principales partidos PRI, PAN y PRD de entonces, los cuales el 1 de julio han sufrido la peor derrota de su historia. Por su parte AMLO se dedic a fundar y dirigir el Morena que en menos de cinco aos se ha convertido en el partido mayoritario: segn el INE contabilizados los sufragios emitidos los resultados arrojan ms de 30 millones de votos (53 por ciento) para AMLO, contra 10.2 millones de Ricardo Anaya (22 por ciento) candidato de la Coalicin encabezada por el PAN y el PRD y 9 millones de Jos Antonio Meade (15 por ciento) candidato de la coalicin del PRI. Ello se traduce en una mayora absoluta en las dos cmaras del Congreso de la Unin. Igualmente de los nueve estados que tuvieron elecciones para la gubernatura ninguno gan el PRI, cinco se los llev Morena (Veracruz, Morelos, Chiapas, Tabasco y la Ciudad de Mxico, bastin tradicional del PRD), Yucatn y Guanajuato correspondieron al PAN, Jalisco fue para Movimiento Ciudadano, participante en la coalicin del PAN y en Puebla seguramente habr la intervencin del Tribunal Electoral para decidir si el PAN o Morena es el ganador.

El colapso del sistema tradicional de partidos

La debacle del PRI, del PAN y el PRD es el otro factor poltico sobresaliente de las jornadas del 1 de julio cuyas consecuencias incidirn en el proceso de transformacin de las relaciones entre las clases y grupos sociales. El PRI en sus nueve dcadas de existencia tuvo su peor resultado: triunf slo en un distrito electoral de los 300 existentes. Todo le sali mal desde que decidi elegir a un alto funcionario que nunca haba sido priista como su candidato presidencial: Jos Antonio Meade, quien fue secretario de estado durante los gobiernos tanto de Caldern como de Pea Nieto.

La raqutica bancada de sus diputados ser la tercera de la Cmara e integrada slo por diputados de proporcionalidad (los llamados plurinominales). El anuncio de la decadencia priista era ya evidente en su primera derrota en el ao 2000, pero la restauracin del gobierno de Pea Nieto infundi bros y condujo al descontrol que signific el espectculo de corrupcin devastador de sus gobernadores en Veracruz, Chihuahua, Quintana Roo, Coahuila, Tamaulipas y, por supuesto, encabezndolos a todos del propio Pea Nieto. Refundacin del partido, incluido la posibilidad del cambio de nombre, son los temas que confronta una direccin desmoralizada que se encuentra al borde del precipicio.

La marginalidad poltica a la que fue arrojado el PRI en estas elecciones es un acontecimiento de envergadura histrica. Se trata ni ms ni menos de la debacle del partido dominante durante la mayora del siglo XX en Mxico. El imperio del PRI marc indeleblemente a la poltica mexicana. Sus consecuencias estn todava presentes y no desaparecern fcilmente. AMLO, por ejemplo, dio sus primeros pasos de joven poltico precisamente en el PRI. Pero el dominio hegemnico priista no logr su restauracin definitiva con Pea. Y las condiciones sociales ya no son las que permiten el surgimiento de un nuevo PRI. Muchos que consideran que Morena es precisamente eso, se equivocan como lo hicieron quienes creyeron hace 30 aos que el PRD era una versin tambin de neopriismo. El corporativismo sindical y el pluriclasismo caractersticos del PRI desaparecieron para no volver. Ciertamente hay muchos aspectos del quehacer priista dominante durante dcadas que permearon a distintos sectores polticos y sociales, pero el priismo como factor poltico del poder gubernamental y el control y dominio corporativo de las masas populares encuadradas en una ideologa nacionalista directamente vinculada con mitos provenientes de la Revolucin mexicana, ese priismo histrico caduc y no volver ya a ser hegemnico. Estuvo vinculado desde un principio con la instauracin de la forma de estado bonapartista que adquiri la Revolucin mexicana hecha gobierno al principio del siglo XX. El bonapartismo se dot del partido oficial que en la prctica constitua un partido nico de facto, casi totalitario. Una burguesa en ascenso, todava no hegemnica dependa mucho del apoyo y promocin del estado. Las transformaciones sociales y econmicas de los ltimos cuarenta aos han cambiado por completo el panorama. Hoy una poderosa gran burguesa interviene e influye directamente en el estado y no est interesada en reproducir mtodos y prcticas bonapartistas. Por su parte, los trabajadores que comienzan a politizarse no buscan la resurreccin del PRI sino el surgimiento de organizaciones verdaderamente clasistas.

El PAN, el tradicional partido conservador fundado en los aos treinta del auge cardenista, con el cual el PRI forj la mancuerna del PRIAN que domin en los ltimos treinta aos, ha salido tambin seriamente daado de estas elecciones. Ricardo Anaya dividi al partido para lograr la candidatura presidencial y realiz un esfuerzo poltico por ampliar los espacios electorales tradicionales buscando la alianza con el PRD. Su esfuerzo, que no careci de originalidad, se enfrent a dos obstculos que lo estancaron por completo. Primeramente la divisin represent la perdida de adherentes que se fueron con el grupo encabezado por Margarita Zavala, esposa del ex presidente Felipe Caldern y su unin con el PRD no fue del agrado de amplios sectores conservadores tradicionales. En segundo lugar, el gobierno de Pea Nieto, utilizando de modo completamente antidemocrtico a la Procuradura General de la Repblica, acus en plena campaa electoral a Anaya de cmplice de negocios fraudulentos, sugiriendo incluso vinculaciones con el narcotrfico. Nunca se probaron en forma contundente dichos cargos, pero obviamente el objetivo poltico de manchar la campaa del candidato conservador se logr con creces y la misma se estanc en el segundo lugar que nunca amenaz la posicin puntera que mantuvo AMLO en todas las encuestas durante los seis meses que duraron la precampaa y la campaa propiamente dicha.

El PRD, el otra hora orgulloso partido de izquierda, representa tal vez el caso ms desolador del panorama de la crisis de los partidos. Apenas con el 5 por ciento de los votos generales, perdi la joya de la corona que mantuvo durante ms de 20 aos como su baluarte, la Ciudad de Mxico y fue arrojado a un lejano cuarto lugar con una pequea representacin en la Cmara de diputados. Su alianza en la coalicin con el PAN fue una especie de suicidio poltico al mostrar que la direccin del partido en manos de la corriente denominada de los chuchos (Jess Ortega, Jess Zambrano) ya no responda a principios sino a las crudas necesidades electoralistas sin ningn tipo de justificaciones ideolgicas y polticas. Con este comportamiento, el PRD perdi por completo identidad y ha sido arrojado a la anomia poltica que anuncia su no muy lejana desaparicin.

La utopa obradorista

La rapidez con la que se estn sucediendo los acontecimientos como consecuencia del alud electoral que ha favorecido a AMLO y a su partido representa un desafo para el anlisis y por tanto para la orientacin poltica. Los millones de votantes que han visto en AMLO la alternativa para superar las condiciones del malestar y la violencia a las que han llevado las polticas de los gobernantes en los ltimos treinta aos tambin estn en una luna de miel con l. Cunto tiempo durar? Depender de muchos factores su tiempo de duracin, pero desde hoy se puede decir que no ser un trayecto muy largo. En este mismo sexenio obradorista que de facto se est iniciando surgirn los conflictos que lo harn no el gobierno de la paz y la tranquilidad, sino de las movilizaciones y el despertar de las masas populares.

El imperio del PRI dur de los aos veinte al 2000. Ciertamente los factores de crisis priista comenzaron a desarrollarse desde los aos cincuenta y sobre todo sesenta, pero fueron controlados con masacres (Tlatelolco!) y con ensayos reformistas que todava tenan cierto margen de maniobra como los que se dieron durante los aos setenta con las presidencias de Luis Echeverra y Jos Lpez Portillo. Precisamente en los ltimos aos del siglo XX se gest una primera forma de gobierno que intentaba renovar la hegemona burguesa amplindola con la participacin del partido de la derecha en los asientos del poder poltico. Los dos sexenios panistas de Fox y Caldern fueron su resultado finalmente fallido. Despus vino la restauracin priista, tambin fallida, de Pea Nieto.

La burguesa ha aceptado que AMLO con su Morena sea el recambio necesario para una hegemona burguesa asediada por una situacin socioeconmica deteriorada cuyas consecuencias polticas pueden ser amenazadoras. Todo indica que lo ha hecho de modo pragmtico, convencida de su necesidad ante la amenaza de que el espectculo deprimente de la crisis de los partidos burgueses tradicionales conduzca a un descontrol poltico y social. Pero muy diferente es la interpretacin que el torrente masivo que ha determinado la victoria de AMLO tiene de la situacin despus del 1 de julio. La mayora de esa masa busca una alternativa que alivie una situacin que ha empeorado sus condiciones de vida de modo cada vez ms intolerable. La luna de miel con AMLO que ofrece y convoca a la conciliacin, al amor y la paz en estos primeros das de su victoria se demostrar del todo insuficiente para lograr esa alternativa esperada. En el Mxico violento, dividido socialmente y sediento de justicia es una oferta utpica. Las cuestiones que aquejan a los trabajadores y al pueblo oprimido en general no sern resueltas con la conciliacin con sus verdugos y represores.

El programa que ha presentado AMLO se puede sintetizar en dos ejes: introducir una poltica moralizadora, con el ejemplo sobresaliente de la honradez del propio AMLO y sus colaboradores cercanos, para desterrar la corrupcin gubernamental lo cual significara la liberacin de miles de millones de pesos que se dedicaran al desarrollo ante todo del mercado interno y para el financiamiento de proyectos de asistencia social: becas para los jvenes estudiantes y los millones de ninis (ni estudian, ni trabajan) por igual, un sistema universal de salud pblica y una ayuda directa a las personas de la tercera edad. Cmo y cules sern los mtodos y procedimientos para el financiamiento de tales programas? AMLO en todas las entrevistas y polmicas nunca contest con precisin, dejando en la oscuridad lo relacionado a la poltica fiscal y contentndose con afirmar una y otra vez que no habr alza de impuestos, ni mayor endeudamiento y, por supuesto, ninguna reforma fiscal.

El otro eje vinculado a la cuestin que junto a la corrupcin fue un punto de la agenda de la campaa de todos los candidatos, o sea la violencia, la seguridad y la consecucin de la paz, tambin AMLO no avanz mucho ms de plantear que promovera una amnista para todos aquellos que fueran capaces de reintegrarse a la vida social y abandonar los quehaceres delictivos. Cmo? Enfocndose en las causas sociales y econmicas que producen las pautas delictivas para a partir de su solucin desaparezcan los objetivos de la delincuencia. En las reuniones de cada maana con sus colaboradores se har el seguimiento de la campaa de pacificacin en la cual las fuerzas armadas seguirn siendo fundamentales hasta que surjan otros cuerpos (una guardia nacional, por ejemplo) que las sustituyan en el futuro.

En todo lo dems la estrategia econmica de AMLO no representa una variante de la lnea neoliberal dominante desde hace tres dcadas. Ya no reivindica la marcha atrs de las privatizaciones energticas y se limita a proponer menor dependencia del exterior, por ejemplo, construyendo refineras. De hecho propone la creacin en la frontera norte de zonas francas como las que ya existen en varios pases de Centro y Suramrica y que son un ejemplo maysculo de explotacin de la mano de obra y del surgimiento de enclaves extraos al cuerpo social de los pases en donde se instalan.

Dos causas sern centrales para definir su relacin con la masa popular que lo apoya y considera su lder. La del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de Mxico y la reforma educativa. En el caso del NAICM su posicin ha venido reculando desde que en un inicio se opuso a la construccin del mismo. Los pueblos en defensa de la tierra que estn amenazados con la construccin del NAICM estn dispuestos a seguir en su lucha y seguramente lo presionarn. Esta ser una cuestin decisiva que definir ante los sectores populares su situacin. La otra es la reforma educativa. Miles de maestros tanto del sindicato oficial como de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educacin votaron por l y esperan que eche abajo la reforma educativa de Pea Nieto. As lo ha prometido y tambin esta cuestin ser definitoria de su actitud con respecto a los millones de votantes que le dieron el triunfo.

Conclusin

AMLO y Morena tienen un reto poltico colosal. Las contradicciones que se desprenden de su victoria aplastante son enormes. El lder es la pieza central del binomio porque Morena y sus aliados son un bloque integrado por corrientes absolutamente diversas ideolgica y polticamente consideradas. Lo mismo hay antiguos miembros prominentes del PRI como del PAN, los hay izquierdistas de las corrientes estalinistas y maostas como evanglicos y ultraderechistas catlicos. Magnates como Carlos Slim, Azcarraga (Televisa) y Salinas Pliego (TV Azteca) han puesto alfiles en sus filas y lderes y ex lderes charros como Napolen Gmez Urrutia (que ser senador) y Elba Esther Gordillo tambin lo apoyan. Y en sus listas plurinominales del Senado est Nestora Salgado, la promotora de la polica comunitaria en Guerrero.

Este guacamole poltico tendr que ser arbitrado por el mximo lder. A los cinco das despus de la victoria aplastante de AMLO, hecho definitorio de un brusco cambio en los niveles gubernamentales en ms de cincuenta aos, todo indica que la lucha poltica de Mxico ha entrado a una nueva etapa pues al mismo tiempo millones de mexicanos y mexicanas han dado un batacazo formidable a uno de los establishments ms poderosos del capitalismo latinoamericano. En cierta forma se ha abierto en Mxico un captulo nuevo de su lucha de clases.

Manuel Aguilar Mora. Militante de la Liga de Unidad Socialista (LUS). Integr el Comit de lucha de Filosofa y Letras en 1968 al lado de Jos Revueltas. Fue fundador del Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT) en 1976, y miembro del Secretariado Unificado de la Cuarta Internacional junto a Ernest Mandel. Es coautor de varios libros, entre los cuales estn Interpretaciones de la Revolucin Mexicana (1979), Adnde va el mundo? (2002) y La noche de Iguala y el despertar de Mxico (2015). Es autor de La crisis de la izquierda en Mxico. Orgenes y desarrollo (1978), El bonapartismo mexicano, dos tomos: I Ascenso y decadencia, II Crisis y petrleo (1982) y El escndalo del Estado. Una teora del poder poltico en Mxico (2000). Es profesor investigador de la Universidad Autnoma de la Ciudad de Mxico (UACM) en la ctedra de la Academia de Historia y Sociedad Contempornea, en la cual ensea Historia del siglo XX, mundial y nacional. Ha participado en la organizacin de movimientos sociales, sindicales y polticos.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter