Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Siria
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 12-07-2018

Daraa bajo asedio mientras Rusia sigue bombardeando

Al-Jumhuriya English

Traducido del ingls para Rebelin por Sinfo Fernndez.



Las primeras horas del pasado domingo por la maana fueron testigo de los intensos bombardeos lanzados por los aviones de combate rusos y del rgimen sirio sobre la ciudad siria surea de Umm al-Mayadhin, en la zona oriental rural de la capital de la provincia, Daraa, as como sobre varias barriadas de esta misma ciudad. Poco despus, las fuerzas del rgimen asaltaban y tomaban Umm al-Mayadhin, a la vez que conseguan importantes avances sobre el frente de la ciudad de Daraa, obteniendo el control de la base de la Brigada de Defensa Area y su estratgica colina al oeste de la ciudad, cortando as la denominada ruta de la guerra, que conecta las zonas rurales del este y oeste de Daraa que estn bajo control de la oposicin, y asediando las barriadas de esa ciudad que asimismo controla la oposicin y las llanuras que se extienden desde esas zonas hasta la frontera jordana.

A estos sucesos les sigui una pausa que dur alrededor de dos das a partir del anuncio del viernes de un acuerdo de alto el fuego alcanzado entre los rusos y una delegacin de las facciones de la oposicin, conocida como Sala de Operaciones Centrales en el Sur, que emiti un comunicado explicando las duras circunstancias que les obligaban a firmar ese acuerdo, solicitando la tutela de la ONU para verificarlo y el cumplimiento de sus condiciones. Se supona que el acuerdo se implementara en una serie de etapas en las que se iran incorporando varias medidas, como la retirada del rgimen de ciertas aldeas que ha tomado y el traspaso gradual de armas pesadas y medianas por parte de las brigadas de la oposicin, as como la garanta de un retorno seguro para los desplazados internos. De estas etapas, se ha llevado a cabo slo la primera, que consisti en la entrega al rgimen de Asad del cruce fronterizo con Jordania de Nasib, controlado por la oposicin.

Durante este perodo de calma, algunas decenas de miles de civiles desplazados a lo largo de la franja fronteriza jordana comenzaron a regresar a sus regiones de origen; las agencias de noticias informaron de que el nmero de repatriados superaba los 60.000. Sin embargo, una de esas personas desplazadas le dijo a Al-Jumhuriya que muchos de esos civiles no se dirigan a sus aldeas, ahora ocupadas por fuerzas del rgimen, sino a la provincia de Quneitra, en el oeste, que alberga ya a la mayor cantidad de personas que huyeron de los bombardeos y de una campaa militar ms amplia que el rgimen lanz el mes pasado.

El acuerdo inclua tambin el desplazamiento opcional de los integrantes de las facciones de la oposicin y de sus familias que desearan dirigirse hacia el norte, a la provincia de Idlib, aunque la reanudacin de la batalla y los bombardeos pusieron fin a ese proceso, que deba comenzar el domingo por la maana desde la barriada de Sijna en la ciudad de Daraa. Aunque la Sala de Operaciones Centrales no ha emitido ningn comunicado sobre las ltimas violaciones del rgimen, ni sobre los detalles del cumplimiento del acuerdo y la etapa a la que se lleg, parece que la situacin en la provincia de Daraa amenaza con una desunin creciente en el campo de la oposicin. La delegacin negociadora ha regresado ya a Jordania, donde tiene su sede. Mientras tanto, los ltimos desarrollos sobre el terreno ponen en peligro a las facciones de la ciudad de Daraa, ya que las fuerzas del rgimen estn consiguiendo romper las defensas que se haban mantenido firmes durante mucho tiempo en la colina de la Brigada de la Defensa Area, y estn tambin avanzando a lo largo de la zona fronteriza jordana a partir del cruce de Nasib, del que se apoderaron hace dos das.

Al oeste, las fuerzas del Ejrcito Sirio Libre, as como otras de Hayat Tahrir al-Sham, se enfrentaron al ejrcito del rgimen en la provincia de Quneitra, donde un grupo de facciones (*) de la franja rural occidental de Daraa anunciaron en un comunicado la formacin de Yaish al-Yanub (El Ejrcito del Sur), pidiendo a la gente de la zona que tomara las armas en masa, afirmando que nuestra decisin es combatir por nuestra dignidad y nuestra tierra. Se cree que el anuncio de esta nueva formacin indica el debilitamiento del papel del liderazgo habitual de Daraa tras el ltimo acuerdo, y que la zona est entrando en un estado de desintegracin a favor de una toma de decisiones ms local por parte de actores ms estrechamente vinculados a las ciudades y regiones circundantes.

Los hechos acaecidos sobre el terreno en la maana del domingo revelan el deseo de Rusia y del rgimen de Asad de infligir el mximo dao posible a las facciones de la oposicin presentes en la ciudad de Daraa, cuyas capacidades fueron la carta principal que tuvo la oposicin durante las negociaciones con los rusos tras haber librado feroces batallas en los ltimos aos en las que se mantuvieron firmes contra los continuos ataques del rgimen y miles de ataques areos rusos.

Parece claro que Mosc est decidido a implementar el escenario de una toma completa de Daraa por parte del rgimen y sus aliados, sin proporcionar ninguna concesin autntica, y que el resultado probable de todo esto va a ser el aumento en el nmero de personas que opten por el desplazamiento hacia el norte si la nica alternativa es permanecer en un territorio controlado por el rgimen sin garanta alguna. Adems, ahora puede que haya mayores posibilidades de que el rgimen ejecute una solucin militar en la zona rural occidental de Daraa y Quneitra, de forma parecida a lo que acaba de suceder en las ltimas semanas en la zona oriental, confirmando todo ello la existencia de un acuerdo ruso-israel para entregar la zona al rgimen de Asad a cambio de garantas rusas sobre el movimiento de las milicias de Irn en la misma.

Por otra parte, lo que no parece estar claro es el destino de los cientos de miles de civiles y miles de combatientes de la oposicin en Daraa. Lo nico cierto es que no se pueden conseguir garantas serias de Rusia con respecto a su destino, y que el mundo en general les ha dado la espalda, felices de verlos rendirse completamente ante Rusia o de que les desplacen hacia el norte en un momento en el que los combates de las facciones de la oposicin, cada vez ms debilitadas y divididas, parecen tener poco valor si se tiene en cuenta que el rgimen no avanza tras sus victorias en batallas terrestres, sino despus de que la fuerza area rusa ha arrasado ciudades y pueblos enteros.


 

Nota:

(*) El Ejrcito del Sur est compuestos por los grupos de Yaysh al-Ababil; las Brigadas de Yaydur Hawran; Yaysh al-Zawra en la zona de Yaidur; la Sala de Operaciones Watasimu; los Consejos Militares de al-Hara y Tasil y otras facciones .

(Este artculo se public originalmente en lengua rabe   el 9 de julio de 2018. De su traduccin al ingls se encarg Alex Rowell.)

Fuente: https://www.aljumhuriya.net/en/content/daraa-under-siege-russia-resumes-bombardment

Esta traduccin puede reproducirse libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar a los autores, a la traductora y a Rebelin.org como fuente de la misma.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter