Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 12-07-2018

En Cuba, una nueva constitucin para la Repblica

Andrs Gmez
Rebelin


Para los enemigos de Cuba y su revolucin no hay peores noticias que el actual proceso de transformaciones socioeconmicas que durante aos recientes han estado teniendo lugar en Cuba, unidas ahora con las renovaciones de carcter poltico-institucional que estn ocurriendo en el pas.

En primer lugar, la eleccin de prcticamente una nueva y ms joven dirigencia revolucionaria que ha demostrado su compromiso y su dinamismo, reafirmando la confianza en la direccin poltica de la revolucin por lo acertado de esta decisin fundamental, demostrado en el corto tiempo transcurrido desde su eleccin, en gran medida sosegando la natural incertidumbre que exista en la poblacin sobre los individuos que dirigirn el continuo desarrollo del proceso revolucionario.

Y entonces, actualmente, el proceso de ensamblaje y redaccin del anteproyecto constitucional a cargo ahora por decisin de la Asamblea Nacional del Poder Popular, de una Comisin de 33 diputados quienes representan a amplios sectores de la sociedad, presidida por el diputado Ral Castro Ruz, Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba. Por un tiempo anterior, como pblicamente era conocido, esa grave responsabilidad fue encargada a un grupo de expertos sobre materia constitucional quienes trabajaron en la elaboracin de los fundamentos de la reforma.

Dentro de poco, una vez que esta Comisin apruebe el anteproyecto constitucional lo presentar al pleno de la Asamblea Nacional para su examen y discusin, artculo por artculo, y entonces ser sometido a votacin por la Asamblea Nacional.

Una vez aprobado el proyecto de Constitucin ste ser sometido a un extenso y profundo proceso de discusin popular en todos los barrios y centros de trabajo del pas, para que cada ciudadano pueda expresar sus criterios y sugerir cambios al proyecto constitucional. Tal y como ha sido prctica en Cuba durante el proceso revolucionario no slo cuando se trata de proyectos constitucionales sino cuando se han tratado asuntos de extraordinaria importancia para la vida nacional. Genuino y excepcional proceso de participacin y democracia popular.

Alguno de los lectores tiene conocimiento de un proceso de reforma constitucional, exigido por la Constitucin vigente, como parte de sus procesos de reformas integrales a su constitucin poltica, en el que el pueblo se convierte de hecho en una genuina participativa asamblea constituyente?

Es as como en Cuba se logra el consenso necesario para afianzar la unidad nacional imprescindible para poder defender y profundizar su proceso revolucionario ante tantos poderosos enemigos.

Las opiniones y propuestas producto de esta consulta popular sern entonces consideradas por la Comisin constitucional parlamentaria. Una vez actualizado el proyecto constitucional ste volver a la Asamblea Nacional en cuyo pleno se discutir nuevamente y una vez aprobado por la misma el texto aprobado ser sometido a un referendo popular mediante voto secreto y directo de cada ciudadano, que deber escoger entre aceptarlo o desaprobarlo llenado con una cruz en la casilla correspondiente. Tal y como se hizo con la actual Constitucin poltica de la Repblica cuando fue aprobada en febrero de 1976 con la participacin del 98% del electorado y el voto afirmativo del 97.7% de stos.

Las transformaciones socioeconmicas realizadas en el pas durante aos recientes y la necesidad de adecuar e implementar stos y la estructura estatal en la Ley Fundamental de cara al presente y especialmente al futuro, para as el pas tener un Estado y un Gobierno ms democrtico, funcional y moderno, acorde a los acuerdos aprobados en los ltimos dos congresos del Partido Comunista de Cuba, como le corresponde al mismo de acuerdo con la actual Constitucin de la Repblica, hacen necesaria una reforma constitucional integral como tambin lo contempla la Constitucin cubana.

La Repblica de Cuba se constituye como tal el 10 de abril de 1869 en el poblado de Guimaro, del cual adquiere su nombre, seis meses al da, de haber declarado la independencia de Cuba, Carlos Manuel de Cspedes y sus compaeros y compaeras en armas en su ingenio Damajagua, en tierras de Manzanillo, el 10 de octubre de 1968, precisamente celebrando la nacin cubana su 150 aniversario este ao. De acuerdo a la historiografa cubana son 7 las constituciones polticas que han regido nuestra vida republicana: la anteriormente mencionada de Guimaro; la de Baragu, en 1878, al negarse a aceptar un importante nmero de soldados del Ejrcito Libertador, bajo el liderato del Mayor General Antonio Maceo, el alevoso Pacto del Zanjn; la de Jimaguay, en 1895, recin reiniciada la Guerra de Independencia; la de la Yaya, en 1897, dos aos despus, como estipulaba la Constitucin de Jimaguay; la Constitucin de 1901, a la que se le impuso por la fuerza a aquella Convencin Constituyente, como enmienda constitucional a la misma, por el gobierno de Estados Unidos, como condicin para retirar su ejrcito de ocupacin, la llamada Enmienda Platt, violatoria de la soberana del pueblo cubano; la Constitucin de 1940; y la presente Constitucin socialista de 1976.

De manera coincidente y debido a los logros de la poltica migratoria del gobierno revolucionario para satisfacer las necesidades de los emigrados cubanos, aquellos de nosotros que hayan cumplido los requisitos de avecindamiento, sindole as restituidos todos sus derechos como ciudadanos cubanos, podrn si as quisieran y pudieran, participar en el pas en el amplio proceso de consulta popular programado. Inclusive, en el futuro se podra considerar que aquellos emigrados cubanos avecindados en el pas, en ejercicio de nuestros plenos derechos como ciudadanos cubanos, pudiramos participar fuera de Cuba, en un proceso constituyente y en otros procesos nacionales consultivos.

Conscientes siempre debemos estar que el proceso del pueblo cubano de forjar una nueva constitucin socialista para la patria es una nueva derrota vital para sus enemigos, especialmente para el sector contrarrevolucionario cubano centrado aqu en Miami, y que amamantados por sus poderosos amos imperiales, ambos, ellos y sus amos, no cesan en sus sdicos empeos por destruir las libertades y la independencia del pueblo de Cuba.

Me comprometo que este ser el primero de un nmero de trabajos sobre este trascendental proceso constitucional en el cual tratar diversos aspectos del mismo.

Andrs Gmez, director de Aretodigital

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter