Portada :: Brasil :: Elecciones en Brasil
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-10-2018

Bolsonaro y el gobierno de las incertidumbres

Eduardo Andrade Bone
Rebelin


La verdad es que el triunfo de Bolsonaro (55,22%) en la segunda vuelta de las presidenciales en Brasil, suena como a una crnica de un triunfo anunciado, de un candidato cuasi desconocido y con muy pocos mritos desde el punto de vista poltico y de lo que ha sido su gestin como diputado federal, puesto que en 30 aos como parlamentario solo se le conocen la presentacin de dos proyectos de ley, desconocidos adems para la gran mayora de los brasileos, mientras que los medios de prensa de su pas, acusan a Bolsonaro de ser un outsider como parlamentario. En sus pocas comparecencias como diputado, se caracteriz por defender siempre el legado de la dictadura militar, lo que generaba polmica al interior del hemiciclo parlamentario.

Ahora las claves del triunfo de Bolsonaro, no estn precisamente determinadas por lo que fue su campaa electoral, puesto que tuvo apariciones pblicas breves, siempre rehuyendo de la prensa y los debates, adems se rest de participar en los debates pblicos y de cara a la ciudadana, con el argumento de su convalecencia, producto de una agresin no del todo aclarada por la polica brasilea y que se us para una precaria aparicin ante la maquinaria meditica a su servicio.

Sin embargo, cabe preguntarsecules son los factores que permitieron el triunfo del candidato de la extrema derecha?, puesto que este representa a un pequeo partido poltico (PSL), con muy poca relevancia dentro de la tradicional poltica brasilea. El Partido Social Liberal, prcticamente de la nada, pas de ser una fuerza minscula para convertirse en la segunda mayor bancada en la Cmara de los Diputados y a entrar por primera vez en el Senado.

A simple vista diramos que el candidato de la ultraderecha, la tuvo ciertamente fcil, pues los elementos que permitieron el triunfo de Jair Bolsonaro, estuvieron determinados por el apoyo directo o encubierto de las cadenas de TV a su candidatura., entre ellas, la televisin ligada a las iglesias evanglicas (RecordTV).

Otro de los elementos que permiti el triunfo de Bolsonaro, fueron las empresas encuestadoras, las cuales paulatinamente con sus resultados, fueron las que impusieron la candidatura del candidato de la extrema derecha. En este aspecto cabe sealar que tanto las cadenas de TV, como las consultoras, son entidades empresariales ideolgicamente de derecha, las que manipulan y tergiversan las encuestas, de acuerdo a sus propios intereses polticos y empresariales, cuestin que adems, viene ocurriendo en diversos pases de Amrica Latina, cuando se trata de elecciones presidenciales.

Tambin cabe mencionar la campaa de satanizacin del Partido de los Trabajadores (PT) y su candidato presidencial Fernando Haddad (44,88%), realizados a travs de los diversos recursos de la red Internet (Facebook, YouTube, Twitter, Instagram y WhatsApp), entre los ms relevantes. Contando adems con el asesoramiento y apoyo de Steve Bannon, que desde agosto se encontraba guiando la candidatura de Bolsonaro.

Recordemos que el candidato del Partido Social Liberal (PSL), se empino significativamente en la carrera presidencial brasilea con el uso de las redes sociales y noticias falsas, ms conocidas como fake new, habiendo contado para tales efectos, con el principal especialista en desinformacin: quien ha sido ejecutivo de medios estadounidense, ex banquero de inversiones y expresidente ejecutivo de Breitbart News. Bannon, fue estratega de la campaa de Donald Trump, en Estados Unidos y jugo un papel relevante en las ltimas dos semanas de campaa de Bolsonaro.

En este sentido tambin cabe destacar el apoyo prestado el pasado 4 de octubre por Silas Malafaia, lder espiritual de la iglesia Asamblea de Dios - Victoria en Cristo, el cual declar pblicamente su apoyo a Bolsonaro en un vdeo publicado en su perfil de Facebook. En Brasil el 22% de los brasileos se declara evanglico. La Asamblea de Dios es la iglesia ms importante en el pas y cuenta con 12 millones de feligreses, los cuales adems obtuvieron 84 escaos en la Cmara de Diputados. De all que el apoyo de los sectores sociales poco alfabetizado y muy ligados a los mitos religiosos, ha sido muy relevante para el xito obtenido por el candidato de la ultraderecha Jair Bolsonaro.

Ahora el xito de Bolsonaro, est asentado en un populismo chabacano y brutal, que solo refleja su propia mediocridad poltica, pero que ha sido capaz de exacerbar las emociones, especialmente el miedo y el odio, que cala mucho ms que cualquier programa poltico. Su critica a la elite poltica, de la cual forma parte y el desencanto que sienten los brasileos con las instituciones pblicas, en especial con el mundo parlamentario, los partidos polticos, el sistema judicial y la corrupcin transversal que afecta a todo el aparato del Estado y el mundo poltico, la inseguridad ciudadana, la crisis econmica, son elementos adicionales y sensibles para los brasileos y que han sido coaptados por la demaggica candidatura de Bolsonaro.

Otro aspecto que han destacado permanentemente los medios de prensa nacionales, como internacionales, es el alto grado de radicalizacin y polarizacin en que estn sumidos de los brasileos, lo que es peligroso, pues este viene hacer el caldo de cultivo, para el partido del orden de las fuerzas armadas, que, en una situacin de crisis mayor, seran conminadas a actuar.

Lo cierto es que al asumir el presidente electo Jair Bolsonaro, en enero prximo, nos encontramos enfrentados a un declive notable de la joven democracia brasilea y que ante la crisis generalizada que se vive, el ultraderechista mandatario, podra optar por el factor Bordaberry (Uruguay) cuyo presidente, despus de haber sido presidente en unas amaadas elecciones, se aup como dictador. Por lo dems esta claro, que muchos de los alto oficiales en retiro de las Fuerzas Armadas, entraran a formar parte de sus gobiernos en los ms diversos niveles, en una especie de dictadura encubierta.

Bolsonaro en su breve comparecencia a travs de Skype y sin dar la cara directa a su propio electorado, prometi cumplir con la aplicacin de su programa de gobierno, que incluso es muy poco conocido por la prensa. Programa que estara muy asociado a lo que fueron todos sus exabruptos de su campaa, con un discurso agresivo, simplista, excluyente, violento y defendiendo siempre la dictadura militar (1964-1985).
En sus alocuciones siempre estuvieron presente las amenazas a sus adversarios polticos, la mentira como recurso de su accionar poltico, prometi con exiliar a todos los que se opongan a su gestin presidencial, en especial a los rojos, es ms, uno de sus hijos amenazo con borrar el Tribunal Supremo de Justicia, desato toda su furia contra el Partido de los Trabajadores, en lo cual tuvo relativo xito, su anticomunismo le brotaba por los poros, su anti sindicalismo estaba a la orden del da, su anti politicismo, son todos elementos adicionales que formaron parte de su campaa presidencial.

Sus criticas tambin estuvieron dirigidas hacia la elite poltica corrupta, de la cual forma parte. En este aspecto Bolsonaro deber enfrentar una mayora parlamentaria que no tiene, deber desplegar ingentes negociaciones para impulsar una cierta gobernabilidad relativamente tranquila, y adems deber gobernar con muchos corruptos, partiendo por el que ser su presunto ministro de hacienda, Paulo Gudes, el que ya ha sido imputado por corrupcin y que proviene de la escuela de los Chicagos Boys y sus polticas econmicas ultra neoliberales, de all, el gran desconcierto que generara su gestin presidencial y que la sociedad brasilea deber enfrentar con mucha incertidumbre, en donde Bolsonaro necesitara de un gobierno que genere credibilidad y confianza.

Ahora de acuerdo a lo que informan los ms diverso medios de prensa, el centro de su gobernabilidad, estar determinado por la ms diversa poltica neoliberales, como la reduccin del gasto pblico, que incide en lo social, la entrega de las empresa estatales a la voracidad de los capitales, la reforma laboral, la reforma de las pensiones a la chilena, que es la gran estafa a los trabajadores, la internacionalizacin de la economa, poniendo a disposicin de la oligarqua y las multinacionales, los recursos naturales ms importantes del Brasil, reduciendo al minimo el papel del estado.

En el plano internacional buscara un acercamiento con las polticas hegemnicas de los Estados Unidos y su bufn mandatario. Desplegara todos sus esfuerzos para contribuir a poner fin al gobierno de Venezuela y es posible que congele sus relaciones con Rusia y China. Estados Unidos presionar para que Bolsonaro corte todos sus lazos econmicos y comerciales con los pases antes mencionados e instndolo a que abandone el BRICS.

Lo cierto es que el ultraderechista Bolsonaro pondr fin a los avances alcanzados en materia social y que fueran impulsadas bajos los gobierno de Lula y Dilma Rousseff, para priorizar por el neoliberalismo econmico, cuyos ejes centrales son afectar a los sectores sociales con menor poder adquisitivo, frenar los aumentos de salarios, generar puestos de trabajo temporales, precarios y mal pagados, contribuyendo as al crecimiento gradual de mayores desigualdades sociales y abriendo una brecha mayor, entre unos pocos ricos y la gran mayora, pues el programa de Bolsonaro estar al servicio del poder del dinero y buscara desmantelar los logros alcanzados en materia social, cuestin ya tpica en las polticas econmicas neoliberales, de all que nada bueno le espera al pueblo brasileo, bajo la gestin de un incompetente y mediocre como Bolsonaro, y que permanentemente rehye de la prensa, para que no quede al descubierto su cerebro gris, tan simple como eso.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter