Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-11-2018

Los caballos de Swedenborg y la proscripcin de la risa (8 de noviembre 1917 - 8 de noviembre 2018)

Douglas Calvo Ganza
Rebelin


De casualidad me fij en la fecha y detect el aniversario (8 de noviembre). De modo que me lanc, raudo, y compuse estas lneas (no s si conmemorativas). Pues en un da anlogo (octubre, segn otro calendario), los leninistas tomaron el poder en el Imperio ruso. Hoy ya no existe mucho de su legado, y es natural. Pues slo cambiaron al caballo de establo y proscribieron la risa.

Aqu aludimos primeramente a un filsofo sueco del siglo XVIII (Swedenborg) quien escribi: Los pueblos libres son como los caballos voladores a los que los antiguos llamaron 'Pegasos', y que volaban no slo sobre los mares, sino tambin sobre el monte Parnaso y sobre los templos de las Musas. Pero los pueblos sin libertad son como caballos nobles con un arns elegante, paciendo en los establos de los reyes.[1] Esencialmente, en una fecha como hoy, de la lbrega caballeriza zarista el pueblo ruso pas al famlico pesebre bolchevique, donde casi muere por falta de forraje y alegra, bajo amos an ms tirnicos que Nicols II.

No siempre fue as. Interesantemente, en 1917, triunfantes aquellas izquierdas, crearon una estructura basada en los sviets (o sea, las asambleas de trabajadores, del pueblo llano y relegado) y stas gozaron de poder, si quiera temporal. En aquellos sviets iniciales, al parecer, haba bastante libertad de palabra, crtica y eleccin. Los funcionarios tuvieron que dar cuentas, todo el nuevo funcionariado del estado era elegido directamente desde la base, y cada oficial era revocable ipso facto, desendolo el pueblo. Y en aquel tiempo, segn se dice, los comisarios eran tan pobres como los obreros, empezando por Lenin mismo.

Curiosamente aquella Revolucin era multipartidista y exhiba una suerte de sistema de partidos de izquierda, donde para obtener el triunfo poltico en las Asambleas haba que competir por una mayora, y reinaba gran pugna entre los social-revolucionarios y los bolcheviques, y tambin contra los comunistas-izquierdistas, los mencheviques, etctera. Todos ellos gozaron legalmente de sus propios peridicos, elecciones y debates pblicos. Por dems, la Constitucin de 1918 no consentira en la exterminacin de personas con postura poltica diferente, quienes no estaban actuando para restablecer a la monarqua o imponer el imperialismo occidental en Rusia. As, hubo diputados de los Kadetes (pronto ilegalizados), los Bundistas judos, los seguidores de Plejanov organizados como un grupo poltico[2] Y tambin los anarquistas accionaron bastante libremente hasta el tiempo de sus rebeliones. E incluso los Viejos creyentes, una secta extremista enemiga de la Iglesia ortodoxa oficial, tuvieron sus derechos reconocidos por un tiempo.

Pero todo acabara, lentamente. El nuevo Estado persigui a los explotadores tradicionales y los explot a su vez, vengando crimen con crimen, ahorcamiento por ahorcamiento, y dndole bayoneta al hijito del Zar en reivindicacin por el esqueltico infante del Mujik. Y aprendido el mtodo, con el tiempo los soviticos ostentaran las peores fosas masivas de ejecutados que sea dable recordar en una sola nacin[3]. Y al final, arrib el gran Secretario General, Generalsimo, Padrecito de los pueblos.

Ante l, dos opciones: o arrodillarse o ir a parar a un Gulag. Ninguna discusin. Ninguna votacin real. Ninguna auto-crtica o esbozo de franco criticismo Y obviamente, como el viejo izquierdismo (llamado centralismo democrtico) y la nueva burocracia autoritaria eran antitticos, por consiguiente, toda la Vieja Guardia leninista fue torturada, liquidada, inducida al suicidio. Y as perecieron los Kamenev, Zinoviev, Bujarin y otras miradas de personas que ya haban saboreado las cadenas del Zar, y haban soado con un mundo mejor y ms igualitario. Pues la nica va para que Jos Stalin se convirtiera en el semidis de los nuevos Appartchiks se elevaba sobre las osamentas de los viejos rebeldes leninistas[4]. De modo que el Caudillo mantuvo el culto exterior al fundador de la Rusia sovitica, y a la vez extermin sus ideas tras las alambradas siberianas.

Ahora bien, tambin se proscribi la risa, el sentido del humor. En las sociedades libres y democrticas es muy corriente encontrarse con caricaturas, animados, stiras y otras burlas dirigidas a los poderosos de la nacin, como el Presidente. Pues si el gobierno es del pueblo y para el pueblo, ste ltimo no tiene por qu temerle a sus gobernantes, si no al revs: los lderes deben temer a la nacin soberana, que puede deponerlos si no cumplen con su cometido (impeachment). Ahora bien, en cualquier tipo de sistema totalitario, el lder tiene poder absoluto y est prohibido caricaturizar al presidente de la nacin, pues no hay crtica libre. El periodista o artista que se propase, puede terminar muerto. Y recordando algunos ejemplos del perodo[5], me alegro por cualquier pas que no haya perdido la capacidad de rer polticamente.

No s si hoy esa Rusia puede rer ya en paz como tanto merece, pero como quiera, es natural que el antiguo establo de los Beria y los Vasily Blokhin haya sido demolido hasta los cimientos. Adems, espero de corazn que nadie muera hoy por hacer un epigrama sobre la enigmtica seriedad de Putin.

Sea como sea, cierro con Mart, el cual, retratando verbalmente el entierro de Marx [6], dijo de los socialistas rusos: No, no son an estos hombres impacientes y generosos, manchados de ira, los que han de poner cimiento al mundo nuevo: ellos son la espuela, y vienen a punto, como la voz de la conciencia, que pudiera dormirse; pero el acero del acicate no sirve bien para martillo fundador.[7]

Notas:

[1] Vera Christiana Religio, 815:2.

[2] El sistema de partido nico vino slo ms tarde, despus de las insurrecciones internas, e intentos de derrocar al poder en medio de una guerra en contra de varias potencias. Pero ha de notarse cmo Lenin respet la vida de la lder oposicionista Mara Spiridnova, quien vivi hasta las Grandes Purgas.

[3] Slo en Bykivnia, de 100.000 a 225.000 cadveres, una cifra impensable para cualquier otro pas, incluso al ms capitalista e imperialista de todos http://www.reuters.com/article/worldNews/idUSL2750737720071027

[4] Incluyendo a hroes tan reales como los mariscales Blcher (quien salv a la Repblica del Lejano Oriente del expansionismo japons) y Tujachevsky (maestro de los generales nazis en la estrategia de tanques), junto a sus familias. El implacable Karma se la cobrara ms tarde a un Ejrcito Rojo descabezado.

[5] Sobre todo el caso del poeta judo Osip Mandelstein, quien hizo un poema caricaturesco contra el dictador, criticando al montas del Kremlin que jugaba con los medio-hombres que le cortejaban y para quien el patbulo era siempre una fiesta. Ese epigrama le cost al rimador la muerte por hambre.

[6] A quien ciertamente admir, pero de quien, no obstante, tambin dijo que Anduvo de prisa, y un tanto en la sombra, sin ver que no nacen viables, ni de seno de pueblo en la historia, ni de seno de mujer en el hogar, los hijos que no han tenido gestacin natural y laboriosa. (vol. IX, p. 388). Buena prediccin de la cada del Bloque del Este.

[7] Mart, Loc. cit.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter