Portada :: Brasil :: Elecciones en Brasil
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 12-11-2018

El pas de las cosas inslitas que asustan

Eric Nepomuceno
Pgina 12


El diez de diciembre es el Da Internacional de los Derechos Humanos. Y precisamente ese sbado el Tribunal Superior Electoral entregar al capitn retirado del Ejrcito Jair Bolsonaro su diploma de presidente electo. La tradicin indica que esa entrega ocurra los 19 de diciembre de cada ao electoral. Pero Bolsonaro pasar por una ciruga para retirada de la bolsa de colostoma el lunes, y por eso la anticipacin.

Cul la irona, dnde lo inslito?

Que en el Da Internacional de los Derechos Humanos se entregue el diploma de presidente a un ultraderechista que defiende la dictadura que se impuso entre 1964 y 1985, que tiene como dolo a uno de los smbolos ms perversos y abyectos de la tortura que era prctica cotidiana de aqul rgimen despreciable. Un fulano que dijo a una colega de la Cmara de Diputados no te violo porque no te lo merecs, que asegur limpiamente, si es que existe algo de limpio en semejante figura que prefera tener un hijo muerto que a uno homosexual, que desprecia los negros, que cree sinceramente en la inferioridad de las mujeres frente a los machos-muy-machos. Un troglodita que defiende que cada ciudadano tenga un arma, que advirti que bajo su gobierno los marginales rojos podrn elegir entre el exilio o la crcel, que dijo que no ir tolerar el terrorismo de los movimientos sociales, que prometi acabar con el activismo, que minti como quien respira a lo largo y a lo ancho de la campaa electoral que lo transform en el futuro presidente de este pas arruinado, que defiende ardorosamente que los trabajadores tengan menos derechos para tener ms empleos. En fin, una bestia troglodita recibe en el Da Internacional de los Derechos Humanos que l repudia, su diploma de presidente.

Desde la victoria del domingo 28 de octubre pasaron trece das. Y si hace casi un siglo 99 aos John Reed escribi su impactante Diez das que conmovieron al mundo, es perfectamente posible asegurar que en ese breve periodo entre su victoria y ser diplomado presidente pasaron trece das que estremecieron a Brasil.

Por ms esfuerzo de memoria, difcilmente ser posible encontrar otro recin electo que antes siquiera de asumir el derecho de sentarse en el silln presidencial se haya rodeado de semejante manojo de mediocridades y haya propiciado al respetable pblico, por cuenta propia y tambin por el grupo que lo acompaa, semejante cantidad de absurdos, incoherencias, cambios drsticos de opinin y, principalmente, ridiculeces.

A lo largo de casi treinta aos como diputado Jair Bolsonaro se hizo conocer por dos caractersticas. La primera, su nulidad intelectual y su mediocridad absoluta en trminos de labor poltica. Y la segunda, su agresividad y la capacidad de diseminar odio en cantidades astronmicas.

Es curioso que el mismo diputado de larga e insignificante trayectoria en el Congreso, que hizo de sus tres hijos personalidades igualmente agresivas (uno es diputado nacional, otro provincial, otro concejal), estableciendo una especie de estirpe del odio, que admiti cndidamente recibir subsidio residencial de la Cmara de Diputados pese a ser propietario de un inmueble en Brasilia, que le consigui un puesto de asesora parlamentaria a la seora que le cuidaba la residencia de veraneo en el litoral de Rio de Janeiro, a ms de 1500 kilmetros de Brasilia, pues ahora aparezca como alguien dispuesto a ir en contra de todo eso que est ah, en referencia a sus colegas de dcadas.

Brasil no tendr ms un ministerio del Trabajo. O sea, toda la defensa de la legislacin laboral, de los derechos que lograron sobrevivir a la masacre impuesta por el gobierno ilegtimo de Michel Temer, el combate al trabajo esclavo, que en su momento lleg a ser considerado referencia mundial, pasan ahora a un segundo plano.

Para el ministerio de Agricultura nombr a una obscura diputada que solo obtuvo alguna luz sobre su figura cuando asumi el combate a cualquier tipo de restriccin a los agrotxicos, diciendo que se trata de algo sano para los productores rurales. Para el superministerio de Economa eligi a un agente del mercado financiero que hizo fortuna especulando y que a cada tres veces que abre la boca dispara cinco estupideces. La ltima: decir que pretende llamar para socio del estatal Banco do Brasil a nada menos que el Bank of America.

Para completar, entreg lo que ser otro superministerio, el de Justicia y Seguridad, a Sergio Moro, el juez de provincias que se hizo el queridito de las clases media idiotizadas por los medios hegemnicos de comunicacin, conden al expresidente Lula da Silva basado exclusivamente en lo que llam de convicciones, sin prueba alguna, y que ahora se transformar de juzgador en carcelero: Bolsonaro prometi que el principal dirigente poltico de Brasil se va a pudrir en la crcel. Moro es la figura perfecta para la tarea.

Todo eso podra ser un guion de alguna pelcula de humor de tercera, pero es lo que ocurri en los ltimos trece das en Brasil.

Nada mejor en este burdo teatro de absurdos que diplomar a semejante esperpento en el Da Nacional de los Derechos Humanos: Bolsonaro los ignora, a todos y a cada uno.

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/154411-el-pais-de-las-cosas-insolitas-que-asustan


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter