Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 16-11-2018

Una celebracin de matar y morir

Camillo Mac Bica
Information Clearing House

Traducido del ingls para Rebelin por J. M.


El 10 de noviembre es el 242 aniversario de la Infantera de Marina de los Estados Unidos. Es un momento de celebracin durante el cual los infantes de marina, actuales y antiguos, reconocen el relato histrico y las tradiciones gloriosas de la rama de las fuerzas armadas en las que tan orgullosamente sirvieron. Yo, sin embargo, estoy desgarrado. Como exoficial de la Infantera de Marina que prest servicio durante la guerra de Vietnam, de vez en cuando reconozco haber sido un infante de marina, quizs tambin con cierto orgullo. Sin embargo, me he dado cuenta de que este reconocimiento abarca ms que la pompa y el esplendor que celebramos el 10 de noviembre de cada ao. Me di cuenta de lo que realmente significa ser un infante de marina, situacin a la que me somet cuando era un joven -quizs mejor decir que soport- una profunda experiencia que me cambi la vida, en el campamento de reclutamiento de los marines, durante el cual todo lo que era, abrazaba, defenda y mantena sagrado, era brutalmente destruido metdicamente, con el vaco resultante de los valores, "virtudes" y habilidades apropiadas para el rol que estaba a punto de asumir.

Se dice que el Cuerpo de Marines forma hombres (y mujeres), aunque de un tipo especfico. Me he dado cuenta de que gran parte de este proceso de conversin y condicionamiento fsico, emocional, psicolgico y tico est destinado a crear instrumentos efectivos de muerte y destruccin, creando mquinas de matar que cumplirn las rdenes de los lderes polticos y militares de nuestra nacin sin dudar o protestar. Me he dado cuenta de que el entrenamiento de los marines se enfoca en construir una fraternidad y camaradera intensas con otras personas que usan el uniforme. Cualquiera que haya experimentado la locura del campo de batalla entiende que cuando la mierda golpea al fantico, matamos y sacrificamos no por dios, no por la bandera, pas o incluso por el Cuerpo, sino por el hombre o la mujer que estn a nuestro lado.

Me he dado cuenta de que yo y muchos otros que ostentamos el ttulo de infante de marina hemos visto explotados nuestra abnegacin, dedicacin y patriotismo; se nos pidi, mejor dicho senosoblig a hacer sacrificios luchando en guerras que fueron mal paridas, innecesarias, injustas e inmorales. Me he dado cuenta de que, como infante de marina, no luchaba por la libertad, la nuestra o, en mi caso, la de los vietnamitas, una afirmacin que omos tan a menudo, y que yo era un agresor, invasor y ocupante que luchaba por el beneficio corporativo y la hegemona nacional, en una situacin de supervivencia insostenible de matar o morir.

Me he dado cuenta de que al vivir de acuerdo con el espritu de los marines, me he convertido en un asesino, una comprensin que me ha causado a m (y a muchos otros) una profunda culpa, vergenza y angustia moral. Para muchos de nosotros, el trastorno de estrs postraumtico y la lesin moral han hecho que la recuperacin del trauma de guerra sea difcil, si no imposible, y la muerte por nuestra propia mano, una alternativa que puede hacerse realidad despus de la guerra. S poco de la vida de Ian David Long, el ltimo de la gran cantidad de tiradores en masa de esta nacin. Lo que s s es quefue un producto del entrenamiento de los marines, imbuido de los comportamientos y valores de un guerrero, reforzado por los horrores del campo de batalla, para finalmente acabar con la vida de doce extraos y luego con la suya. Cuando formas infantes de marina creas asesinos, los envas a la guerra para matar y destruir, a veces ellos no pueden dejar su formacin en el campo de batalla. Ian David Long fue otra vctima de la guerra con 12 inocentes como dao colateral... cuando la guerra llega a casa

As, este ao el 10 de noviembre no voy a comer tarta de cumpleaos o abrindar por el Cuerpo. Tampoco voy a celebrar la mitologa.Ms bien abrazar la realidad de la experiencia; reconocer todo el proceso como una farsa, un engao y como una herramienta de quienes se benefician de nuestros esfuerzos, nuestros sacrificios, nuestra sangre y nuestras vidas. Y finalmente volver a reconocer mi identidad como infante de marina y aceptar la responsabilidad y la culpabilidad por lo que he hecho y en lo que me he convertido. Y por ltimo hablar para asegurar que otros hombres y mujeres jvenes no se engaen al abrazar la mitologa y se sientan atrados por el "culto a los marines".

Camillo "Mac" Bica, Ph.D., es un autor, activista y profesor de filosofa en la Escuela de Artes Visuales de la ciudad de Nueva York. Su enfoque se centra en la filosofa y tica social y poltica, especialmente en lo que se refiere a la guerra. Mac es exoficial de la Infantera de Marina, veterano de Vietnam, activista de largo plazo por la paz y la justicia social y coordinador de Veterans For Peace Long Island. Puede ser contactado a travs de su sitio web en http://www.camillobica.com .

Fuente: http://www.informationclearinghouse.info/50585.htm

Esta traduccin se puede reproducir libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar al autor, a la traductora y Rebelin como fuente de la traduccin.

 



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter