Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-02-2019

Poca gente con mucha tierra, mucha gente con poca tierra

Juan Camilo Delgado
Rebelin


Actualmente, centenares de familias campesinas procedentes de regiones de latifundio en las cuales han perdido toda esperanza de ser propietarias estn entrando en nuestras selvas, donde cada da se inicia una nueva lucha a muerte. En su obsesin por tener tierra propia, el colono slo cuenta con sus brazos, un hacha, un machete y una vieja escopeta olvidada. [Germn Castro Caycedo (1)]

Un problema latente de Colombia, causante de un sinnmero de conflictos, es la tenencia de la tierra. El campo, durante ms de medio siglo, ha sido el escenario de un conflicto violento que ha acentuado la desigualdad social y econmica en el pas. Adems, esta problemtica est relacionada con el origen de distintos grupos alzados en armas, por ejemplo, los guerrilleros agrarios del Bloque Sur que posteriormente constituiran las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia FARC,o el Movimiento Armado Quintn Lame MAQL conformado por comunidades indgenas.

Durante el conflicto, segn el informe Radiografa de la desigualdad de Oxfam, [2] casi 7 millones de personas fueron desplazadas dejando tras de s, entre 8 a 10 millones de hectreas de tierras abandonadas y expropiadas ilegalmente. Colombia se ubica en el primer lugar como el pas con ms desplazados internos en el mundo. Para el ao 2018, contaba con un total de 7,7 millones de desplazados internos, segn el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados ACNUR.

Los despojos violentos de tierras en el pas fueron cometidos en un 69% por grupos paramilitares, 2,7% por grupos paramilitares en conjunto con el Ejrcito Nacional, 17,2% por grupos armados no identificados y 11% por grupos guerrilleros. [3] Detrs de la mayora de estas acciones estaban los proyectos minero-energticos y agroindustriales que hoy afectan al pas.

Segn Oxfam, teniendo en cuenta los resultados del ltimo Censo Nacional Agropecuario de 2014, el coeficiente Gini sobre la tenencia de la tierra en Colombia es de 0,897, teniendo en cuenta que ste vara entre 0 a 1, donde 0 indica nula desigualdad y 1 total desigualdad. El pas ms desigual de Latinoamrica respecto a la distribucin de la tierra. Adems, el censo no cuantifica la poblacin campesina sin tierras, por lo tanto, la situacin sera an ms desfavorecedora.

Pero, por qu? Las Unidades de Produccin Agropecuaria UPA superan los 47 millones de hectreas. Los minifundios constituyen el 70,5% del total, pero apenas controlan el 2,7% de la tierra productiva. Mientras que el 1% de las explotaciones agropecuariasde mayor tamao concentra ms tierra que el 99% restante.

Dicho de otra manera, el 1% de las explotaciones de mayor tamao controla ms del 80% de la tierra, a diferencia del 99% restante que se reparte menos del 20% de la tierra. El 1% de las UPA ms grandes concentra el 73,70% de la tierra productiva.

Adems, el registro de propiedades formalmente slo lo cumplen, aproximadamente, el 2% de los municipios del pas. Problemtica que se transforma en un nido de irregularidades de expropiacin ilegal y evasin de impuestos prediales en el pas de las mil y una maravillas.

A pesar de los esfuerzos realizados por el Estado colombiano en materia de reformas rurales, stas han terminado en acciones fracasadas. La Ley de Vctimas y Restitucin de Tierras (2011)que se mostraba como la esperanza para las vctimas de la expropiacin de tierras durante el conflicto armado, su cumplimiento no alcanza ni el 20%.

Respecto a los Acuerdos de Paz entre las FARC y el gobierno colombiano, especficamente el primer punto acerca de la Reforma Rural Integral, su implementacin no supera el 5%. Se repite la historia de las inconclusas reformas agrarias en el pas? Esperemos que esta vez no sea as.

La historia de Colombia, es la historia del despojo y la apropiacin de tierras, lo cual ha impactado fuertemente en la vida econmica, poltica y cultural de los colombianos. La expropiacin a sangre y lodo como mencion Marx en El Capital.

Colombia an conserva relaciones semifeudales en el campo desde el perodo de la colonizacin, y no slo se caracteriza por la expropiacin de tierras, sino que tambin por la apropiacin y destruccin de la naturaleza. Un obstculo para la seguridad alimentaria del pas. Mientras las cifras no cambien, Colombia seguir siendo, como dice un camarada del Partido, el pas de poca gente con mucha tierra y mucha gente con poca tierra.

Notas:

[1] Germn Castro Caycedo, Colombia amarga, Crculo de Lectores, Bogot D.C., 1980, p. 36.

[2] Oxfam, Radiografa de la desigualdad. Lo que nos dice el ltimo censo agropecuario sobre la distribucin de la tierra en Colombia, Oxfam Internacional, 2017, 36 pp.

[3] Carolina Tejada, Un retorno con obstculos, en Semanario Voz, Edicin 2930, 2018, p. 12.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter