Portada :: Argentina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 12-02-2019

Despidos masivos a periodistas (no importa cundo leas esto)

Julieta Pollo
La tinta


Noticias de ayer que se actualizan a diario: 17 trabajadorxs de Editorial Atlntida fueron despedidxs la semana pasada y ya son ms de tres mil las cesantas en el rubro desde que asumi Mauricio Macri. Este lunes habr un paro de 2 horas y un acto en la puerta de la editorial reclamando reincorporacin y cese de los despidos.
 
El martes los y las trabajadoras de Editorial Atlntida se presentaron en su trabajo como todos los das pero se toparon con la puerta cerrada. Una persona iba cantando quines haban sido despedidxs de la empresa e impidiendo su ingreso al edificio. Se les dijo que estaran recibiendo los telegramas de despido en sus domicilios, que la semana siguiente se comunicaran con ellxs desde el departamento de Legales, y no mucho ms.

No es la primera vez que periodistas y afines de Atlntida atraviesan esta situacin, por dems irregular. En lo que va de 2019 ya hubo despidos grupales y, en menos de un mes y medio, las cesantas suman ms de 35 entre directivos, personal de planta permanente y trabajadorxs precarizados que fueron mantenidos durante aos bajo contratos informales. Mientras crece el rumor de nuevos despidos (el mircoles fue despedida una persona ms) aumenta la incertidumbre y la desesperacin de quienes an no han sido apartados de sus fuentes laborales, y que denuncian un plan de ajuste signado por el recorte, la flexibilizacin y los despidos con causa que eluden el pago de las indemnizaciones que indica la ley.

En conversacin con La tinta, el delegado Csar Vallejos sostuvo: Estamos en alerta porque existe el rumor de que los despidos continen, as que vamos a tratar de continuar realizando acciones de protesta para que cesen los despidos y para revertir los actuales mediante la reincorporacin de lxs compaerxs.

El martes mismo y como primera medida de lucha, la planta del multimedio realiz un paro hasta la medianoche y el Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBA) present en la Secretara de Trabajo el pedido de conciliacin obligatoria y la denuncia de los despidos.

El mircoles tuvimos una asamblea en las que participaron los trabajadores de la editorial, trabajadores despedidos, representantes de SiPreBA, del FATPren (Federacin Argentina de Trabajadores de Prensa) y delegados de otros medios como Clarn, Pgina 12, Publiexpress y Tlam. Resolvimos decretar el estado de asamblea permanente hasta el 8 de febrero inclusive y realizar el lunes un paro de 2 horas, de 14 a 16, y un acto en la puerta de la editorial [Azopardo 565, CABA] reclamando el cese de los despidos y la reincorporacin de los compaeros despedidos, sostuvo el vocero, quien a su vez realiz un balance positivo de la asamblea ya que la Secretara de Trabajo respondi el expediente y convoc a una audiencia de mediacin para el martes 12 de febrero.

Tres o cuatro botones

La situacin de lxs trabajadorxs de medios de comunicacin en el pas es preocupante. Ya lo era el informe que SiPreBA public en 2018, y todos los das se suceden nuevos casos: hoy es Atlntida, pero tambin C5N, Tlam, Radio Nacional, y muchas otras entidades de la prensa, la radio y la televisin en todo el pas. El abandono y el cierre de medios, junto con los despidos y el aniquilamiento de la produccin nacional estn a la orden del da.

Si bien hoy hablamos de la situacin de 17 personas, los despidos de Editorial Atlntida ya son casi 40 en lo que va de 2019 y ascienden a ms de 70 en tres aos.

Setenta trabajadorxs apartados de la empresa en poco ms de tres aos por despido individual con causa, segn aduce la patronal. A razn de un despedido cada quince das, es comprensible porqu lxs trabajadorxs organizadxs denuncian despidos colectivos enmascarados con el objetivo de no pagar las indemnizaciones correspondientes, ms an considerando que la mayora de lxs cesanteadxs trabajan en la empresa hace ms de diez aos o estn prximxs a jubilarse.
Hubo 28 despidos en 2016, 25 despidos en 2017 y en 2018 no hubo despidos pero la empresa cambi de manos. Dej de ser propiedad de Televisa, o por lo menos as lo anunciaron, y pas a manos de un fondo de inversin con accionistas annimos que contrat a un nuevo directorio y que tuvo como primera medida un ajuste: convirtieron de semanal a mensual a la Revista Billiken y eso tuvo como consecuencia la reduccin del salario de los colaboradores permanentes y el despido indirecto de los colaboradores factureros que trabajaban para ese medio, explica Vallejos a La tinta.

Luego de que el monopolio meditico mexicano Televisa vendiera la editorial a un grupo de inversores privados argentinos, el directorio fue reconfigurado con Federico Poletto, ex Perfil, a la cabeza y lxs directorxs ejecutivos Irene Sabalain, Juan Astibia y Gustavo Pesce.

En agosto del ao pasado, semanas despus de asumir como nuevo CEO de Editorial Atlntida, Poletto asegur a Totalmedios que ya vea signos de recuperacin. Entiendo que a partir de ahora con una nueva gestin esto puede volver a subir. Es simplemente apretar tres o cuatro botones que impidan que los nmeros sigan bajando y vuelvan a subir. Estos nmeros en baja son en referencia al mercado grfico. Un mercado que en general viene en bajada. A nivel digital, como todo el mercado, los nmeros estn en subida, pero incluso podran subir ms de lo que estn, sostuvo entonces el empresario.

Ac hay ganas de salir para adelante. Esa fue la mejor noticia que podra haber tenido en mis primeras semanas. Ac hay gente que realmente tiene ganas que esto vuelva a crecer, de devolver a Atlntida donde tiene que estar. Vamos a tratar de canalizar bien ese mpetu. Hoy, a travs de acciones que nosotros llamamos acciones correctivas, las urgentes, hemos empezado a estabilizar ciertos procesos que estaban desajustados y obviamente ahora vamos a empezar una etapa de planificacin ms sana con el equipo que hoy est en Atlntida para poder revertir esos nmeros y que en vez de tener una bajada tan drstica realmente se puedan estabilizar y soar con volver a llevarlos para arriba a un nivel donde signifique un negocio, agreg Poletto.

La excusa digital, una constante

Ms all de la evidente contradiccin que representa leer planificacin ms sana con el equipo que hoy est en Atlntida a la luz de los despidos masivos que alumbraron el 2019, es interesante detenerse en las menciones que realiza, en varios momentos de la entrevista, a la preeminencia del mercado digital por sobre el grfico. Esta cuestin, frecuentemente en boca de tantos empresarios de multimedios, no es inocente: parece sugerir que la precarizacin laboral, el vaciamiento de las redacciones y la importacin de contenidos express de rpida difusin, son el destino inalterable de la era digital. Pero es esto as?

Qu hay detrs de la mscara de lo digital, que cuelga en los discursos de la patronal a la hora de fusionar medios, discontinuar publicaciones, reducir a la mitad el personal? La cpulas empresariales maximizan su productividad a costa de lxs propixs trabajadorxs: a algunxs lxs aparta de sus fuentes laborales (y mucho mejor si es mediante alguna opereta ilegal que les exima del pago de indemnizaciones), mientras que a otrxs les exprime la fuerza de trabajo de tres personas juntas, bajo la sombra disciplinadora, latente, de su propio despido. La excusa de lo digital, mal nombrada como diversificacin del medio, pasa a ser, entonces, recorte y flexibilizacin: nunca contempl la permanencia, la capacitacin y el crecimiento profesional de sus trabajadorxs. Lo que explican como transicin hacia lo digital, no es ms que empujar a lxs trabajadorxs a su despido o a su precarizacin.

El achicamiento del Estado acompaa estos procesos al conceder ms garantas al sector privado que a los derechos laborales y al avalar por omisin el sostenimiento de decenas de miles de trabajadorxs informales. Claro est, al gobierno de turno siempre le conviene cultivar sus alianzas con los poderosos dueos de los monopolios mediticos.

La flexibilizacin laboral, especialmente en el caso de un medio, es tambin flexibilizacin cultural: el desmantelamiento de las redacciones y el reemplazo de periodistas por contenidos enlatados -ni hablar de la persecucin y el adoctrinamiento ideolgico que conlleva- conducen al aniquilamiento de la produccin nacional, al desempleo y a un evidente empobrecimiento de los productos. Contenidos satlite que slo pretenden instalar los tpicos de otro medio madre, contenidos que son publicidad o propaganda disfrazada, contenidos enlatados que escribe en tono neutro un mexicano o una estadounidense que luego es traducida al espaol.

En el caso especfico de Editorial Atlntida, los despidos de 2016 llevaron a vaciar las redacciones y a que revistas importadas como Muy Interesante, Vanidades y Cosmopolitan, cuyos contenidos eran redactados por periodistas argentinxs, empezaran a ser rellenadas con artculos enlatados (ya escritos y estandarizados) directamente desde Mxico. El trabajo que antes haca una redaccin entera, se redujo a una persona que solo agrega las pginas de publicidad a ese contenido for export. Como una sopa instantnea sabor ideologa.

Actualmente, Editorial Atlntida maneja las revistas ms vendidas del mercado argentino, adems del gigante Atlntida Libros. Engloba las publicaciones Gente, Para Ti, Para Ti Mam, Para Ti Deco, Para Ti Tejidos, Paparazzi, Billiken, La Valijita, Para Teens, Ajuar del beb, entre otras, y tambin tiene la licencia para vender en nuestro pas las revistas Cosmopolitan, Muy Interesante, Vanidades, Harpers Bazaar, Nat Geo y Runners.

El mercado digital est en alza? Por supuesto. Pero nada de esto tiene que ver con eso.

Fuente: http://latinta.com.ar/2019/02/despidos-masivos-periodistas-no-importa-cuando-leas-esto/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter