Portada :: Venezuela :: Asalto a Venezuela
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 12-02-2019

La revolucin bolivariana en una encrucijada decisiva

Csar Zelada
Rebelin


Un nuevo escenario de guerra imperialista norteamericana que necesita desplazar a China de su patio trasero para no perder su liderazgo como gendarme mundial

La nueva arremetida imperialista norteamericana contra Venezuela reconociendo a Juan Guaid como nuevo presidente, tiene a la Asamblea Nacional (AN) como una especie de doble poder (que viene sesionando hace meses), en un nuevo escenario de guerra comercial chino-yanqui, que, a pesar de la tregua concedida entre ambos, todava no acaba.

Desde 2009 hasta 2017, explica el informe, los prstamos chinos a la regin ascendieron a 145,000 millones de dlares, superando los otorgados por el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo, y compaas chinas como Sinohydro, Gezhouba, China Petroleum y Chinalco tienen a su cargo varios de los proyectos ms grandes en la regin , redact el Nuevo Diario (13/10/18). A esta cuestin hay que agregar la propuesta global china de la Ruta de la Seda y la iniciativa del Cinturn que es la superacin de los vasos comunicantes entre China y Europa que tiene como fin construir una infraestructura (con crdito barato), en forma de cinturn alrededor del planeta que posicionara al gigante asitico como el lder del comercio mundial (Rusia tiene una inversin de $17 000 millones aproximadamente en las reservas del Orinoco).

Y si a esta cuestin agregamos que China para fortalecer su desarrollo tecnolgico con el sistema 5G necesita de los recursos energticos y minerales de Venezuela, pues, est claro que el inters de Donald Trump y los Neocons es por evitar que el gigante asitico desplace a EE.UU. de su rol de gendarme mundial.

Entonces, es esta cuestin aunada al frente interno que tiene Trump (crisis por el impeachment que le quiere abrir el Congreso -que perdi en las elecciones pasadas-, por el tema Rusiagate y la fragilidad de la economa yanqui con la cada de las acciones, en particular de las FAANGAS), la que han acelerado el Plan que se vena elaborando hace aos, pero que ahora cuenta con una parte de la crema y nata de los asesores que fueron parte de las invasiones en Medio Oriente y Panam como Elliot Abrahams, Mike Pompeo, y los congresistas reaccionarios como Marco Rubio, Daz Balart y el terico y estratega yanqui Steve Bannon.

Por eso no es casualidad que Juan Guaid se haya reunido con algunos de ellos en varios viajes desde hace meses.

Una profunda crisis econmica

Esta nueva ofensiva imperialista se da en un contexto de profunda crisis econmica venezolana generada en parte por el bloqueo econmico imperialista de los activos del Estado venezolano por $23 000 millones, pero tambin producida por el rgimen madurista con el pago serial de la deuda externa de alrededor de $80 000 millones (a pesar de la deuda social), hiperinflacin de ms de 1.300.000%, fuga de capitales por ms de $500 000 millones.

La contraccin del producto registrada en el ltimo quinquenio ya destruy el 30% del PBI. Esa regresin tiene el mismo alcance que la Gran Depresin sufrida por Estados Unidos en 1929-1932. La debacle golpea a todos los sectores. La estratgica extraccin de petrleo se ha reducido a la mitad y el financiamiento monetario del dficit fiscal ha provocado la mayor hiperinflacin del siglo XXI. El ndice de precios salt del 300% (2016), al 2.000% (2017) y actualmente promedia una cifra incuantificable, escribi el analista Claudio Katz (Venezuela define el futuro de toda la regin, 06/02/19).

Por su lado, el economista Manuel Sutherland, declar, En plena hiperinflacin, Maduro sigue prometiendo que esta vez s va a controlar los precios y que tratar con mano dura a quienes se atrevan a incrementarlos ms all de unas listas de precios regulados que son bsicamente el hazmerrer de la poblacin. La cada del PIB en Venezuela ronda el 50% en los ltimos cinco aos, un rcord absoluto para el continente, una tragedia sin parangn. Para los aos 2017 y 2018, se vio el agravamiento de la crisis con el penoso protagonismo de una hiperinflacin que ha roto varias marcas histricas en el mundo, ( A dnde va Venezuela? (si es que va a alguna parte), entrevista a Manuel Sutherland, 01/19).

Y si a esta cuestin sumamos la estrategia yanqui de dotar a Guaid del poder econmico de CITGO, que es la empresa administradora de ms de mil grifos en EE.UU., pues, podemos decir que estamos frente a una profunda crisis del rgimen bonapartista de Maduro, que se definir en los prximos das o semanas.

Y as como estn las cosas, todo apunta a profundizar ms el bloqueo econmico al rgimen madurista con el fin de generar grietas en las filas de las FF.AA. venezolanas (que es la columna y la cabeza del bonapartismo bolivariano). Y talvez esto es lo que estaba deliberando la cpula de las FF.AA. al demorar su pronunciamiento un da despus de la juramentacin golpista (Guaid fue apresado por el SEBIN para luego ser liberado expresando desesperacin, infiltracin o contradicciones en las alturas). Y la misma AN aprob una ley de amnista para los militares que se rebelen contra el madurismo (acaba de renunciar el agregado militar Jos Luis Silva en EE.UU., as como el embajador en Irak y un general en actividad de la Fuerza Area).

Apuntando a dividir las FF.AA. para negociar la salida poltica

Hay dos maneras de resolver este tipo de problemas. En 1989 nosotros sacamos a Manuel Noriegas de Panam. Y en 1994 depusimos al presidente de HaitPor otro lado, al final de la dcada de los 80 cuando Ferdinand Marcos tena cientos de miles de manifestantes protestando en las calles de Filipinas, nosotros organizamos su salida y le garantizamos a Marcos que no sera enviado de nuevo a Filipinas para ser juzgado all por crmenes cometidos. Creo que esa es la va para salir de Maduro. Talvez se la puedan proponer alguien cercano a el de otro paspero necesitamos darle una salida en la que no sea obligado a regresar, y as, posiblemente, salir de este problema sin violencia, escribi, el jefe del U.S. Southern Command, almirante Craig Faller, en tono amenazante y dando salidas imperialistas a la crisis bolivariana.

Y si bien es verdad, el Imperio del Norte, todava no tiene correlacin de fuerzas en la ONU, pues, tienen a la mayora de pases fuertes (que estn en crisis econmicas y necesitan del FMI para sobreendeudamientos y financiar sus presupuestos), de Amrica del Sur (Brasil, Argentina, Colombia, Chile, Ecuador, etc.), organizados en la OEA, para imponer su punto de vista. Y la ltima reunin auspiciada por Montevideo y Mxico result en un revs para la diplomacia caraquea aislndola ms y forzando a Maduro a liderar una lista de firmas de lderes connotados a nivel mundial con el fin de contrarrestar este golpe diplomtico.

Y al parecer la diplomacia de la guerra imperial parece comenzar a funcionar. Y es que la sola advertencia de una intervencin militar (con un Maduro que no pudo evitar la juramentacin de Guaid y resolver la crisis econmica -que en las elecciones del 2007 se expres en la abstencin de un importante sector chavista-, y no poder efectivizar medidas concretas contra la burocracia que el propio Maduro denunci en su discurso de posesin), funciona como una presin por arriba para llegar a una negociacin poltica con la cpula militar en su conjunto o en su defecto dividirla para generar caos en el frente interno del madurismo.

En este sentido, el Ministro de Defensa, Vladimir Padrino, acaba de declarar, la FANB es una fuerza armada humanista, respetuosa del estado de derecho, la democracia y los derechos humanos, (El Universal, 28/01/19). Es decir que, ya no es bolivariana? Esta cuestin puede ser interpretada como un puente de negociacin con EE.UU.

Y es que la lealtad de un sector de las fuerzas armadas esta vinculada al control de las empresas estatales. Entonces, la admisin de la amnista solo sera posible si este sector ve que las sanciones econmicas comienzan a asfixiarlo y algunos sectores populares comenzaran a rebelarse o que en su defecto los esculidos comiencen a tener respaldo popular.

En Per, hay experiencias de traiciones polticas militares. El nacionalista tupacamarista Juan Velasco Alvarado, fue traicionado por Morales Bermdez. Y Ollanta Humala, en el poder, traicion al pueblo que lo eligi para realizar la gran transformacin del pas.

Una revolucin bolivariana impresionante, pero con un rgimen madurista con factores de descomposicin poltica

En Venezuela, si bien es verdad, se desarroll un proceso revolucionario impresionante e histrico, con las masas derrotando tres golpes de Estado (11/04/02, 12/02-01/03, referndum revocatorio 2004), un lder carismtico como Chvez, un socialismo petrolero que se basaba en la distribucin de la renta petrolera a travs de varias misiones sociales (que entonces mejor la vida del pueblo), y votando al chavismo abrumadoramente hasta el 2013, cundo se cay el precio del barril de petrleo de $130 a %36 aproximados. Luego, comenz a sentirse la crisis econmica, y la burocracia fue desarrollndose paralelamente a pesar de las denuncias del propio Hugo Chvez, alimentando una boliburguesa y elevndose por encima de los trabajadores/as, aprobando leyes antilaborales (que ni Chvez talvez lo hubiera aprobado), reprimiendo la ocupacin de fbricas por los obreros/as (SIDOR, VENEPAL, etc.), cooptando a los sindicatos y consejos comunales.

El ex vicepresidente de Chvez (entre el 2010-2012), y parte de la elite del chavismo y hoy renunciante al gobierno, Elas Jaua, declar, La corrupcin nos ha hecho un grave dao. Volviendo a su pregunta de nuestros errores, sin duda uno fue no haber combatido desde el principio este flagelo estructuralEn el interior del proyecto bolivariano debatimos entonces si haba que iniciar una especie de operacin manos limpias, pero se consider que eso afectara a la estabilidad poltica del nuevo gobierno y que nuestra prioridad en esa primera etapa era atender la emergencia de pobreza que haba en el pas. Toda la estructura de corrupcin del sector privado qued intacta y sus contactos dentro del Estado rpidamente corrompieron a funcionarios dbiles. Ahora estamos pagando las consecuencias de esas desviaciones.

Y luego, llamando a una conciliacin con la oposicin golpista, seal, Los dirigentes venezolanos, opositores y revolucionarios tenemos que trabajar para garantizar de nuevo una estabilidad poltica que permita recuperar lo que se ha perdido en estos seis aos en que ha habido casi una guerra total entre los factores polticos y retomar el camino del crecimiento econmico y la inclusin social de entonces, (BBC, 10/12/18).

Las declaraciones de un alto funcionario del gobierno bolivariano como ste demuestran el grado de descomposicin poltica en la que se encuentra el rgimen nacionalista de Maduro.

Ya anteriormente, en el 2007, el diputado Luis Tascon (propuesto por el MVR y el PCV de Tchira), fue expulsado del PSUV acusado de agente del imperialismo (entrevista a Tascon: https://www.youtube.com/watch?v=4i9fu0FmTVk ; entrevista dirigentes del PSUV: https://www.youtube.com/watch?v=OdjfZCUbvKI), por denunciar corrupcin alrededor del Ministro de Infraestructura Jos David Cabello, hermano de Diosdado Cabello (hombre fuerte del chavismo). Y a las lderes radicales del chavismo como Lina Ron, la metieron presa (Lina toma Arzobispado: https://www.youtube.com/watch?v=0_hzZmFljT8 ; Chvez pide apliquen la ley a Lina: https://www.youtube.com/watch?v=3UnovI9qq2g ; Chvez rinde tributo a Lina (05/03/11): https://www.youtube.com/watch?v=jshgwWDm600), que preocupaba a Hugo Chvez, generndole contradicciones polticas ( https://www.youtube.com/watch?v=85y88IaJhIk ).

Por otro lado, est la ruptura de Ramrez, el ex jefe de PDVSA y Ministro de Petrleo (1999-2013), a fines del 2017, criticando el manejo de la economa por parte de Maduro.

Los primeros elementos electorales de desgaste y descomposicin poltica (tomando en cuenta que el rgimen chavista se basaba en las elecciones como plebiscitos de su gobierno), se vieron en las elecciones presidenciales del 14 de abril de 2013, donde Maduro gan a las justas con el 50,66% contra el 49,07% de Capriles. Luego, en las elecciones parlamentarias del 2015, la oposicin golpista de la Mesa de Unidad Democrtica gan con el 56,3 % de los votos (y 112 de los 167 diputados de la Asamblea Nacional). En la sentencia 156 del 29 de marzo de 2017 la Sala Constitucional del TSJ advirti de manera general -que mientras persista la situacin de desacato-, las competencias de la Asamblea Nacional sern ejercidas directamente por ella, ( https://es.wikipedia.org/wiki/Venezuela ).

Por esta razn, el madurismo, maniobra hbilmente y convoca a elecciones para una Asamblea Constituyente sui generis (estatizada y que, dialcticamente, niega la constitucin bolivariana de Chvez), para no perder el poder poltico, logrando la abstencin de la oposicin golpista, y ganar las elecciones con 8.089.320 de votos de venezolanos (41,53 % del padrn electoral).

La Asamblea Constituyente como instrumento de negociacin poltico-legal con el sistema financiero mundial

En esta dinmica, la Asamblea Constituyente, elegida en el 2017, como un poder poltico para anular el poder de la Asamblea Nacional golpista, pues, no ha podido ni legitimarse ni votar una ley que profundice la revolucin hacia el socialismo, sino que es utilizada como instrumento de negociacin con la banca internacional para velar por sus cuentas petroleras, que, con el bloqueo yanqui, acaba de fracasar (y por su lado el Tribunal Superior de Justicia vs el TSJ golpista en el exterior).

La lucha de clases se pone al rojo vivo en Venezuela. Si bien es verdad, el rgimen nacionalista, se encuentra en una encrucijada, con deserciones internas, y en tcticas de negociaciones en las alturas (Maduro llamo a un dilogo directo con Trump); la derecha sigue dividida y sin base social consistente (aunque est apelando a conatos de revueltas en bases populares que eran del chavismo). Las marchas de la derecha golpista siguen teniendo una composicin de clase media mientras que el madurismo conserva bases de reserva en algunos sectores populares lo que expresa la fuerte conciencia antiimperialista de un sector del chavismo.

Esta cuestin se da en un contexto donde la mayora de la izquierda nac & pop no tiene capacidad de respuesta poltica de masas y en Per, el Encuentro de Huancayo, si bien es verdad, fue importante en convocatoria, no abord la arremetida imperialista contra Venezuela y desarm a las masas para intervenir.

Por su lado, iconos de la guerrilla tupacamarista como Pepe Mujica, acaba de plantear, un dilogo solo sera posible a travs de una especie de junta ejecutiva donde estuvieran todas las tendencias, pero fuertemente monitoreada y garantizada por las Naciones Unidas, (La Tercera, 28/01/19).

Algo similar, pero bien pesimista y capitulacionista, propone el terico del socialismo del siglo XXI, Heinz Dieterich, No hay forma de evitar que a actual fase de transicin culmine en elecciones generalesEn trminos militares, la batalla decisiva de la guerra es la actual batalla por la transicinabstrayendo de la embajada, el centro de gravitacin de la batalla para todos los actores es el poder de fuego de la FANB: para los sectores maduristas, las fuerzas patriticas y chavistas y las fuerzas exgenas: Rusia, China y Cuba. La alianza con las FANB se vuelve determinante; porque una vez ms se verifica el aforismo de Mao Zedong: El poder poltico nace de los caones de los fusiles, ( https://www.aporrea.org/tiburon/a275037.html ).

No obstante, Dieterich, no plantea el armamento para el pueblo, sino que ste se mantenga en las oficinas de las fuerzas armadas, responsables tambin de la crisis poltica.

Semejanzas y desafos entre el golpismo imperialista en Chile, Cuba y Venezuela

Das antes que cayera Salvador Allende en Chile, en un contexto similar al que pasa Venezuela hoy ( Nixon y Kissinger negaron crditos externos y pidieron un embargo al cobre chileno; protestas, escasez, intentos de abrir grietas en las FF.AA., caos, etc.), hubo un debate profundo sobre la cuestin del armamento popular.

A los que plantearon la autodefensa armada de la clase obrera organizada en los cordones industriales, los acusaban de hacerle el juego a la contrarrevolucin. Al final, se impusieron los moderados y los que proponan negociar polticamente con el enemigo. Allende muri, suicidndose con el fusil que le regal Fidel Castro, en medio del bombardeo a la Casa de la Moneda, ordenado por quien era su Jefe de las FF.AA. y persona de su confianza: Augusto Pinochet.

Y Fidel le regalo el fusil a Allende porque comprendi dialcticamente lo que se vena en Chile. Existen muy pocas posibilidades de construir un Estado Marxista en Chile si no se usa la violencia, declar Fidel Castro, a fines de 1971 . Y es que el propio Fidel tuvo una experiencia extraordinaria e impresionante cuando a partir de la crisis de Baha de Cochinos y la intentona de invasin imperialista, decidi armar al pueblo cubano, demostrando, en este caso, su genialidad estratgica y derrotando al imperialismo yanqui.

La ayuda humanitaria como pretexto para generar el caos y la invasin yanqui

En esta oportunidad, la estrategia del golpismo imperialista es apelar a la hipcrita ayuda humanitaria mientras que por otro lado bloquea $23 000 millones de las cuentas de PDVSA. Esto con el fin de generar un conato con los militares venezolanos en la frontera con Colombia y el pueblo en disputa, para a partir del mismo, plantear una intervencin militar por la OEA, la ONU, etc.

No es seguro que el Imperio vaya a conseguir su objetivo si el pueblo se mantiene firme en su lucha. No obstante, para avanzar y ganar a la mayora popular es necesario superar el gradualismo revolucionario, y aplicar polticas realmente antiimperialistas y socialistas como el No pago de la deuda externa, la nacionalizacin del sistema financiero, control de precios, aumento de salarios y la monopolizacin del comercio exterior.

El sujeto poltico revolucionario

Este programa es poco probable que lo lleve a cabo el rgimen madurista por los elementos de descomposicin antes sealados, sin embargo, en verdad, la nica salida de sobrevivencia poltica que tiene Maduro, bajo estas circunstancias de aislamiento diplomtico y descontento social, es que Maduro arme al pueblo antiimperialista y no solo la milicia (compuesta por 50 mil). Como tambin sealamos lneas arriba, la cpula militar le va a ser leal mientras no vean afectados sus intereses econmicos o el pueblo se voltee.

Bajo esta circunstancia, la clase obrera venezolana, es la nica alternativa para hacer avanzar el proceso revolucionario que est en una encrucijada decisiva. Ya antes, cuando el lock out patronal, demostraron su fuerza protagnica al hacer funcionar PDVSA y la economa nacional. Una huelga general indefinida con piquetes acompaada de un Plan de Lucha y un programa anticapitalista, pondran al Imperio con los pelos de punta.

Por una Conferencia Latinoamericana y la renuncia de los cancilleres del Grupo de Lima

Por estas razones, un debate alturado al respecto en una Conferencia Latinoamericana Antiimperialista Crtica (que exija la renuncia de los cancilleres del grupo de Lima), acompaado de un Congreso de las/os trabajadores venezolanos para elaborar un Plan de lucha y de salida a la crisis (no al pago de la deuda externa, control de precios, monopolio del comercio exterior y nacionalizacin del sistema financiero, etc.), a la par de la autodefensa armada del pueblo antiimperialista sern claves para derrotar al imperialismo. Y en Per, un Plan de Lucha y movilizacin hacia la Cancillera exigiendo la renuncia del canciller Nstor Popolizio, por no respetar la historia diplomtica peruana pacifista de no entrometerse en asuntos externos, es de vital importancia.

 


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter