Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-02-2019

El Plan Especial del Cabanyal plantea 1.042 viviendas nuevas, un hotel de 15 plantas y seis aparcamientos pblicos
Movimientos sociales del Cabanyal se oponen a los planes urbansticos del Ayuntamiento de Valencia

Enric Llopis
Rebelin


S de odas que quieren derribar el edificio, pero nadie del Ayuntamiento ha venido a informarnos; aqu no somos delincuentes; el gobierno quiere engordarse los bolsillos porque son viviendas que estn cerca de la playa, afirma una vecina de 37 aos, de etnia gitana, que reside en el Bloque Portuarios del barrio del Cabanyal-Canyamelar, en Valencia. Vive en los bloques desde hace 22 aos, actualmente con su marido y dos hijos y con un contrato de alquiler. Por las maanas trabaja en la venta ambulante en los mercados de la ciudad y por las tardes estudia para titularse como mediadora social. Somos gente pobre y humilde, a la que tienen sin informacin y sin derechos, aade; critica que se adopten decisiones slo por la pinta de la gente y el aspecto exterior de estas edificaciones construidas en los aos 50 del siglo pasado, para los trabajadores del puerto. No es esto inhumano?, se pregunta.

El Ayuntamiento de Valencia, gobernado en coalicin por Comproms, el PSPV-PSOE y Valncia en Com, aprob el 31 de enero en primera instancia -y con el apoyo de Ciudadanos- el Plan Especial del Cabanyal-Canyamelar (PEC), que est sometido a informacin pblica durante 45 das. En la presentacin del PEC, documento marco para la regulacin urbanstica y patrimonial del barrio, el concejal de Urbanismo, Vicent Sarri (PSPV-PSOE), anunci que el Bloque Portuario desaparecera en el plazo de tres aos; de este modo, en la disyuntiva rehabilitacin/demolicin, la concejala ha optado por el derribo; la idea que plantea el PEC es la construccin de dos edificios de cinco alturas cada uno- en los laterales del lugar que actualmente ocupan los bloques (por ello se utiliza oficialmente el trmino reedificacin).

Aprobado hace dos dcadas por el anterior Gobierno municipal, del PP, el Plan Especial de Reforma Interior y Proteccin del Cabanyal-Canyamelar (PEPRI) propona prolongar la avenida de Blasco Ibez una de las vas ms importantes de la ciudad- hasta el mar, lo que implicaba partir el barrio en dos mitades, adems de la destruccin de ms de 1.600 viviendas y 450 inmuebles. La barriada se degrad durante aos, sobre todo en la denominada zona cero. Tras una larga lucha vecinal y de los movimientos sociales, batalla jurdica en los tribunales y litigio entre las administraciones, el plan que inclua la destruccin del Bloque Portuarios- se paraliz. El tripartido progresista formado tras las elecciones municipales de 2015 finiquit el PEPRI sta fue una de sus primeras decisiones- y actualmente promueve el PEC como modelo urbanstico para este barrio martimo y popular, de 20.100 habitantes, cuyo ncleo de ensanche original fue declarado Bien de Inters Cultural (BIC) por la Generalitat Valenciana en 1993.

Segn la Concejala de Urbanismo, integran el Bloque Portuarios 168 viviendas, de las que 91 son privadas y 77 pblicas; coexisten viviendas en manos de sus propietarios, en rgimen de alquiler y ocupadas (de las 117 estancias habitadas en el edificio, 52 estn ocupadas, informa el consistorio). Con los propietarios privados el Ayuntamiento ha alcanzado un acuerdo, destaca Diego Linares, presidente de la comunidad de propietarios de los bloques; despus de presionar y mantener reuniones con las administraciones, hemos llegado a la solucin de que se construya un nuevo edificio en el que se nos pueda realojar a los propietarios que as lo queramos, apunta. La Associaci Brfol, que desde 2013 trabaja en proyectos educativos con mujeres y menores de etnia gitana del barrio (muchos de ellos, de origen rumano), recuerda que en los bloques residen desde hace al menos una dcada entre 70 y 80 familias de escasos recursos, que en la mayora de los casos ocupan viviendas pblicas. Brfol advierte que, con el PEC y la destruccin del Bloque Portuarios, cerca de cien menores podran quedarse sin hogar y escolarizacin en el Cabanyal.

El PEC establece que las 11.609 viviendas con las que actualmente cuenta el barrio -con residentes o vacas- aumenten hasta las 12.651 (de las 1.042 nuevas viviendas previstas, 466 sern de renta libre, 288 de proteccin oficial y otras 288 se dispondrn en rgimen de alquiler para mayores de 65 aos, menores de 35 y colectivos sociales vulnerables). En la dcada y media que el plan propone como horizonte, el Ayuntamiento prev que el Cabanyal-Canyamelar pase a tener 29.000 habitantes. El plan especial incluye, entre otras actuaciones, una zona destinada a oficinas, comercios y un hotel de 15 alturas; otra de carcter educativo-universitario, que podra acoger segn el documento- escuelas de formacin privadas y residencias de estudiantes espaoles o erasmus; 250.000 metros cuadrados de zonas verdes pblicas y espacios libres; y seis aparcamientos pblicos (cinco de ellos en altura) con capacidad de 1.250 plazas. El Ayuntamiento podr limitar el uso turstico de viviendas privadas en caso de saturacin que afecte gravemente a la normal convivencia vecinal y establece porcentajes para la limitacin de estos usos.

En el pleno municipal del 31 de enero intervinieron vecinos crticos con el PEC. No da una solucin real de habitabilidad a todas las personas que viven en el Bloque Portuarios, expusieron, adems de sealar el miedo a la turistificacin del Cabanyal-Canyamelar; se ha sucumbido ante la estrategia inmobiliaria de segunda lnea de playa; asimismo se crea una nueva frontera con el mar, con edificios residenciales alineados de norte a sur de entre tres (ms tico) y cinco alturas; tampoco se especifican las actuaciones para enmendar dcadas de abandono en la zona cero, la ms empobrecida del Cabanyal.

Reivindicaron que el plan especial reconozca y respete la huerta urbana, espacio verde y educativo autogestionado que, con aos de trabajo, ha levantado el colectivo Cabanyal Horta junto a otros vecinos del barrio. Su posible destruccin es uno de los aspectos del PEC ms criticados por los movimientos sociales. La iniciativa agroecolgica naci en 2015 para la recuperacin del solar del Clot, de titularidad municipal, ubicado frente a los bloques. En este sector, el PEC prev actualmente la construccin de viviendas y zonas verdes. Cabanyal Horta celebr el 26 de enero el Da del rbol en el Clot, con una jornada de plantacin de rboles en la que participaron 150 vecinos; ante la amenaza que planea sobre los huertos, denunciaron el urbanismo depredador, ciego y elitista del PEC.

El balance de tres aos y medio de trabajo incluye la retirada y reutilizacin de 1.200 kilogramos de escombros, la limpieza de la mayor parte del solar, la plantacin de ms de 50 rboles y la puesta en cultivo ecolgico de cerca de 500 metros cuadrados de parcela. Menores de dos colegios del barrio Santiago Apstol y Ruiz Jimnez- aprenden en el aula de educacin ambiental, a lo que se suman talleres control biolgico de plagas, conciencia y circo o postres veganos- y jornadas, por ejemplo sobre la acogida de personas migrantes, dinmicas eco-sociales o para la autogestin de Radio Malva.

Se trata de un espacio de resistencia y antigentrificador, uno de los ltimos reductos del barrio conquistado por los vecinos, define Silvia, activista de Cabanyal Horta. Entre los referentes de la iniciativa, afirma que pueden observarse en el centro de Berln o lo que en Madrid represent el Centro Social Patio Maravillas; otro proyecto hermano amenazado por la ciudad negocio, comparte el colectivo Cabanyal Horta en su pgina de Facebook, en referencia a la informacin del peridico Directa sobre la amenaza de desalojo que afronta Date una huerta, un huerto-jardn autogestionado en el distrito barcelons de Nou Barris.

Silvia es vecina del Cabanyal-Canyamelar. Se est desplazando a poblacin del barrio y abriendo muchos negocios para visitantes y turistas, explica. El portal Valencia Bus Turstic, de la empresa Viajes Transvia Tours, define del siguiente modo el Cabanyal: Un barrio que est de moda, smbolo de la resistencia ciudadana, que atrae a turistas e inversores por su cercana al mar, su nuevo ambiente y sus precios. No es la nica muestra de efervescencia. El proyecto DataHippo, que difunde datos sobre las principales plataformas de alquiler turstico, informa que Ciutat Vella es el distrito de Valencia con ms anuncios de apartamentos en Airbnb (1.936), seguido de Poblats Martims (1.407) y LEixample (1.012). El nmero de anuncios no equivale al de apartamentos, pero permite una aproximacin con datos de agosto de 2018. De la cifra atribuida a los Poblados Martimos, 760 corresponden al Cabanyal-Canyamelar.

Helena Puertas Grau es periodista y vecina del Canyamelar, donde vive de alquiler desde 2013 y paga 400 euros mensuales. Me cost mucho encontrar este precio ms o menos asequible, aunque ya supone la mitad de mi sueldo; ha sido fruto de un trabajo de investigacin personal fuera del mercado inmobiliario, afirma; se da la circunstancia de que el Ayuntamiento de Valencia, la sociedad pblica Plan Cabanyal-Canyamelar y la Generalitat cuentan con 394 viviendas (algunas en proceso de rehabilitacin) en el barrio, y las dos primeras instituciones tambin con 130 solares. Sobre la afluencia de turistas, se est produciendo por el momento de manera moderada, pero constante; hay muchos apartamentos tursticos que no se ven, pero estn, destaca Helena Puertas.

Otra de las amenazas es la gentrificacin (transformacin urbanstica de un barrio, que implica sustituir a la poblacin ms pobre por otra de mayor poder adquisitivo); segn esta vecina, adems de los bares con perfil socio-cultural y de moda, en el Canyamelar proliferan hoy los establecimientos hosteleros que antes no existan, aunque es cierto que no en el mismo grado que en el barrio de Russafa. Entre el Canyamelar y el barrio del Grao, resalta un autntico pelotazo: la Collegiate Marina Real Scholarship, un alojamiento para estudiantes inaugurado en septiembre de 2018 que anuncia en su pgina Web 350 estudios de lujo con bao privado. Mientras, continan las luchas sociales. El Espai Venal del Cabanyal, que trabaja en el sindicalismo de barrio, se moviliza contra los desahucios promovidos en la barriada por fondos de inversin, como el grupo Vrtice, o bancos como el BBVA; los activistas denuncian las estrategias de presin por parte de empresas que compran inmuebles enteros y tratan de desalojar a los vecinos, con notificaciones por debajo de la puerta, anuncios de reparaciones de escalera, instalacin de ascensores o inicio de obras.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter