Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 16-03-2019

Ante las prximas elecciones
Qu proponen los partidos para resolver la sostenibilidad del Sistema Pblico de Pensiones

Julin Ayala Armas
Rebelin


La no aprobacin de los Presupuestos Generales del Estado para 1919 que, aunque insuficientes, recogan una serie de medidas paliativas de la situacin de miseria de ms de la mitad de las y los pensionistas espaoles, ha dejado las cosas en el mismo punto en que las dej M. Rajoy cuando fue descabalgado del poder. Entonces dijimos que las medidas pactadas entre PP y PNV para 2018 y 2019 eran una victoria parcial de las movilizaciones de millones de pensionistas y trabajadores en todo el Estado, pero constituan tambin un mercadeo poltico, donde se utilizaba como moneda de cambio cuestiones tan vitales como las pensiones de ms de nueve millones de personas mayores.

ESTAMOS EN LAS MISMAS

Hoy estamos en las mismas. Aunque con medidas parciales que consideramos justas, como la subida del salario mnimo a 900 euros y la reimplantacin del subsidio a las trabajadoras y trabajadores en paro mayores de 52 aos, siguen sin abordarse las cuestiones de fondo que permitan la viabilidad futura y sostenible del sistema pblico de pensiones, e incluso se ha intentado devaluar en la comisin parlamentaria del Pacto de Toledo una reivindicacin tan clara y ajustada a la realidad como la revalorizacin de las prestaciones segn el IPC real. El Pacto de Toledo ha cerrado en falso sus trabajos ante la firme oposicin de Unidos Podemos y Esquerra Republicana. Todos los dems partidos (incluso el PSOE, que en la oposicin prometi defender esta reivindicacin) estaban por considerar, junto al IPC, otros aspectos encaminados a rebajar la subida anual de las pensiones por debajo de la inflacin. Esto es slo una muestra de las verdaderas intenciones de los sectores dominantes en nuestro pas, que solo se han preocupado estos aos de crisis de aumentar los beneficios de los grandes consorcios financieros, sumiendo en la pobreza a las mayoras sociales, aumentando las desigualdades a base de reformas y recortes de servicios pblicos y redoblando sus esfuerzos para destruir el sistema pblico de seguridad social y facilitar as su privatizacin.

DISTRIBUIR LA RIQUEZA

El sistema de reparto debe ser la base de un sistema de pensiones pblico, sin embargo tal como est planteado, no garantiza por s solo la financiacin de las pensiones actuales y la viabilidad de las que se estn generando. Al contrario, la existencia de pensiones de miseria que no permiten una vida digna a sus perceptores/as, cuando el pas produce riqueza suficiente para evitarlo, pone en primer trmino la necesidad de que sean los Presupuestos Generales del Estado quienes garanticen las prestaciones sin eliminar cuotas sociales de trabajo , mediante un reparto equitativo a travs de impuestos de la riqueza que genera la masa productiva del pas, aplicando si fuera necesario el artculo 128 de la Constitucin (1). Por otra parte, la apuesta poltica por un sistema pblico de pensiones implica que el Gobierno no impulse planes privados en sus distintas modalidades, por tres razones: 1) Mermara la Caja nica de la Seguridad Social, 2) bajaran las pensiones de quienes no puedan suscribirlos, y 3) las desgravaciones fiscales de dichos planes disminuiran los ingresos pblicos.

REFORMA FISCAL

Es necesaria e ineludible una reforma fiscal progresiva y justa para que quienes tengan ms recursos econmicos, fundamentalmente las rentas del capital. Si la riqueza espaola se distribuye en torno a un 46% a rentas de trabajo y un 54% a rentas de capital, por qu el 75% de los impuestos se pagan por IRPF e IVA, es decir, lo pagan los consumidores y los trabajadores, y no llega al 25% lo que paga el capital? Con este planteamiento hay que hacer una reforma fiscal integral, para sostener las pensiones y tambin el resto de servicios pblicos. 

A VUELTAS CON NUESTRA TABLA REIVINDICATIVA

Por repetida, no podemos dejar de recordar que muchas de nuestra exigencias siguen perdidas en algn recndito cajn del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social. Por ello seguimos demandando la derogacin de las reforma de las pensiones de 2011 y 2013 que contiene el diablico factor de sostenibilidad, que penalizar a los pensionistas a medida que su edad aumente; as como las sucesivas reformas laborales que han precarizado el trabajo, disminuido los salarios y vulnerado los derechos sindicales. Tambin han desodo nuestra exigencia de establecer la edad de jubilacin a los 65 aos o que las pensiones mnimas, no contributivas y de viudedad suban hasta los 1.084 euros al mes que recoge la Carta Social Europea. Es inadmisible que no se haya hecho nada para que se cierre la injusta y vergonzosa brecha de gnero en la pensin media, que es del 38% inferior en las mujeres. Seguimos reclamando que se derogue definitivamente el copago farmacutico y se vuelvan a introducir los medicamentos retirados del sistema de la Seguridad Social y que la reiteradamente incumplida Ley de Dependencia se dote de las suficientes partidas econmicas para desarrollarla en toda su extensin para que no vuelva a repetirse la sangrante injusticia de ver como, desde el 2011 hasta la actualidad, ms de 126.000 mil personas dependientes murieron esperando su prestacin y otras 384.000 permanecen en lista de espera sin ser atendidos pese a tener reconocido el derecho.

Por ltimo, que se abra un debate en profundidad sobre la viabilidad del sistema pblico de pensiones con la participacin de las organizaciones de trabajadores y de pensionistas, incluida nuestra Coordinadora Estatal por la Defensa del Sistema Pblico de Pensiones, como paso previo a la puesta en marcha de la legislacin que garantice la sostenibilidad del sistema con unas pensiones dignas y suficientes.

Es de justicia.

Nota:

(1) Art. 128 CE: Toda la riqueza del pas en sus distintas formas y sea cual fuere su titularidad est subordinada al inters general. Se reconoce la iniciativa pblica en la actividad econmica.

Julin Ayala Armas es presidente de la Asociacin para la Defensa de las Pensiones Pblicas de Canarias

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter