Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-06-2019

Helms Burton o el odio y la agresin de EEUU atemorizado (I)

Ramn Pedregal Casanova
Rebelin


Me odian, luego me temen.
De oficiis, I, 28.   Cicern.

 

Trump parece que vanaliza el entendimiento que proporciona la ley acordada internacionalmente, su actuacin parece un asunto privado, l siempre ha actuado as, mintiendo, rebajando al resto, estafando hasta con la misma aplicacin de las leyes, l mismo lo ha declarado, es su manera de andar por su casa. Pero no nos engaemos, ahora los negocios no son slo los suyos, es la cpula estadounidense la que le ha elegido, para el tiempo en el que estamos, entre los ms tiles a sus intereses. Precisamente porque le precede su fama de mafioso, quieren que haga ese papel en poltica, y, en la vida cotidiana como en el terreno poltico, a esos personajes se les denomina dspotas, dictadores, y fascistas. Entonces, cules son los intereses hoy de ese grupo de tanta influencia, que hace que el mundo entero entre en su bobina de cobre conectada a una corriente para hacerle dar vueltas y sacarle todas las energas? Recuperar el terreno perdido por la cada de sus dictaduras, las competencias que se le han presentado en la globalizacin, los fracasos en sus guerras, el desvalor creciente del dlar y, con el intento de recuperacin empleando los bloqueos, sanciones, amenazas, injerencias, y prximas guerras en preparacin, quin sabe si de dimensiones mundiales, incrementar su fortaleza para asegurar su futuro de potencia imperialista.

Como dice el refrn: No hay mal que cien aos dure. El imperialismo estadounidense impulsado despus de la Segunda Guerra Europea, con las partes contendientes desgastadas, ha tropezado y se le ve inclinarse, decae, sus bancos empiezan a encontrar obstculos para el control del comercio en el mundo, el dlar, la moneda de reserva mundial ha empezado a ser sustituida por otras monedas para los intercambios, moneda china, rusa, iran, ind, y el oro ha vuelto a jugar un papel principal en las reservas de cada pas duplicndose y triplicndose los depsitos en el ltimo ao.

Los intereses de la gran burguesa estadounidense encuentra resistencias, que si las vencieron al principio a base de bombas y ejrcitos interpuestos, (Libia, Irak, ...) ms la guerra poltica y econmica que desataba sobre otros, ahora realiza su maniobra, ya se ha advertido, con mayor agresividad, y es que adems de sus prdidas encuentra frente a frente potencias que no puede eliminar como ha hecho con esos otros pases.

Los actos y el lenguaje de Trump, Abrams, Pompeo, Narco Rubio, Pence, y la cpula supermillonaria, resultan propios de un mafioso histrico, desafan a los organismos internacionales, tambin en decadencia, y se entrometen en la vida de todos los pases y es que el sector dominante de la gran burguesa imperial, no la localicemos slo como estadounidense, se identifica absolutamente con lo que maneja con naturalidad por su tradicin como clase: la dictadura, lo muestra su crispacin y el odio que alberga hacia quienes no se le rinden, y del mismo modo tambin muestra su miedo a ese o esos que le niegan la mayor. El imperio, por emplear una definicin que engloba a esa clase con sede en Wall Street y en el complejo militar-industrial, quiere que los avances conseguidos por los pueblos que se independizan retrocedan; cualquiera percibe que con Trump y los suyos con su agresividad, la ultraderecha en el mundo ha recibido la ayuda que necesitaba para ascender. El imperio precisa, para su supervivencia como tal, subordinar a su poder a todos mediante la fuerza, hacerles agachar la cabeza, que entren o no se atrevan a salir de su espiral. Donde florece la vida, el imperialismo, all, quiere la muerte. Es su historia de creacin. Hacer eso como norma de conducta por considerarse superior, vivir odiando a los otros, haciendo de la agresividad un estado crnico, del odio un estado crnico, expresa su temor: ve el peligro de perder su posicin porque se desentienden de l.

Recuerdo aqu aquellas palabras de Napolen: La poltica de los Estados se halla condicionada por su geografa. Con las palabras de Napolen, en el caso al que me voy a referir no hay nada mejor que mirar el mapa: Cuba se encuentra a pocos centmetros de la orilla estadounidense. En la orilla estadounidense hay frustracin, hay violencia, hay impulsos agresivos, hay odio al pueblo cubano, a la Revolucin cubana, a la rebelin, porque esa conciencia popular afianzada sobre la independencia, la soberana y el socialismo, ha sido el freno que le impide asaltarla ni siquiera con su poderossima industria militar-industrial, teniendo la isla tan cerca!

Para construir un imperio hay que odiar a los dominados o a quienes se quiere dominar, pero si adems el imperio pierde en su intento, el imperio frustrado slo dejar salir el peor, el ms enfermo y rabioso de los odios, y es que todos lo vemos, la causa es que perdiendo una y otra vez, y en tantos pases y competencias internacionales como pierde, vemos que impone bloqueos, sanciones -que es un eufemismo del bloqueo- sube aranceles, persigue, amenaza, desafa con tropas, con misiles, mata de hambre y sed, y as camina hacia su propio aislamiento y con un conflicto interior por su desbarajuste social que puede conducirle ms deprisa hacia su abismo. La direccin hacia ese abismo y la velocidad que ha alcanzado se nos haca impensable hasta hace bien poco.

El 1 de Mayo, Trump, en representacin del odio imperialista, se encarg de hacer pblico que entraban en funcionamiento en la vida poltica contra Cuba y a nivel internacional los ttulos III y IV de la Ley Helms Burton. Su propsito es hacer el mayor dao posible al pueblo cubano, aumentando el bloqueo, arma de guerra, a la isla y a pases y empresas que intercambien con Cuba para impedir que crezca en prosperidad, en entendimiento, y se pierda el respeto entre iguales.

A semejante manifestacin de agresividad y frustracin Trump aada la llamada a aquella ultraderecha que sali de Cuba tras el triunfo popular en 1959, la que se reconcome en el odio de clase que se cree con el derecho natural a la vida de la nacin ahora independiente, soberana y socialista. La llamada de Trump y el bloque de financieros y armamentistas que le impulsan llama a la ultraderecha afincada en Florida para que litigue en los tribunales estadounidenses haciendo constar lo qu quiere del pas, imaginando que vuelve al tiempo de la colonia. En la parte escondida de semejante oferta busca una ocasin electoralista a favor de su batalln: con los ttulos III y IV de la Helms Burton el sector dominante hoy de la cpula imperial llama a que esa ultraderecha le apoye en el 2020.

Pero si su odio se extiende sobre la mayora del planeta, tambin busca los votos de la poblacin estadounidense que estando en las peores condiciones sociales culpa a los anteriores regidores de ineficacia, y espera que un gobernante capaz de apretar la garganta del mundo les saque de su decadencia.

El que no est con nosotros debe pasar por las ms dolorosas privaciones, las ms terribles inseguridades, las ms penosas necesidades ... ha declarado el condenado como criminal de guerra y ahora encargado para Venezuela del gobierno imperial Elliot Abrams ante el Comit de Relaciones Exteriores de la Cmara de Representantes. Puede leer sus declaraciones en www.aporrea.org bajo el ttulo: Horribles e inslitas confesiones de Elliot Abrams ante la cmara de Representantes! Preprate Venezuela.

Cuntas manifestaciones de semejante estilo han hecho gobernantes imperiales en la historia de la humanidad? Las declaraciones como esa son la manifestacin del mayor odio a los pueblos, a ti, a ti, y a mi. Recuerdo que el gran escritor estadounidense Mark Twain escribi en su artculo La paz con honor: Unicamente una treta de poltico -una frase altisonante, una frase que revuelve la sangre y les ha hecho perder su poco crtica cabeza: Nuestro pas, tenga razn o no! Una frase vaca, una frase estpida. Todos los peridicos la repitieron a gritos, se ha odo, como un trueno, desde los plpitos, el supremo responsable de la instruccin pblica la hizo grabar en cada una de las escuelas del pas, el Departamento de la Guerra la inscribi en la bandera. Y quienes no la gritaban o permanecan silenciosos ante ella fueron proclamados traidores, cuando slo ellos eran los verdaderos patriotas.

El artculo mencionado y otros, todos de gran inters, se encuentran en un libro titulado Las tres erres, y en el libro el autor dej una dedicatoria que lo dice todo respecto al odio del imperio: A Anne, La Cristina de mis crisis, ahora y siempre. El mal engendra negacin.

Pero sigamos hablando del mal, del odio, de la ley Helms Burton contra Cuba en lo que se refiere al golpe que reciben las empresas espaolas. Si la UE sali de inmediato al paso para defender sus intereses comerciales con Cuba y respondi con la denuncia contra EEUU ante la Organizacin Mundial de Comercio, por lo que respecta a las empresas espaolas hay que tener en cuenta que aparecen en la primera fila que se ve atacada, para empezar la cadena Melia va a tener a sus directivos en la lista negra si deciden viajar a Cuba. Como respuesta la Asociacin de Empresarios espaoles ante semejante abuso, contando con ms de 200 empresarios ha declarado, por medio de su representante Xulio Fontecha, que se va a defender. Para empezar la Asociacin ha pedido apoyo al gobierno para los empresarios de turismo e innovacin tecnolgica, pues ya ha habido bancos que han retenido dinero y han suspendido sus operaciones de pagos e intercambios. La colaboracin de los banqueros con el imperialismo estadounidense ha hecho que el dinero circulante haya disminuido, consiguiendo que algunos proyectos que se haban puesto en marcha en Cuba se ralenticen. Con la ley Helms Burton, una ley ilegal, extraterritorial, que el rgimen estadounidense pretende imponer al resto del mundo, entre otras cosas busca impedir el turismo a Cuba, una isla del Caribe, un pas pacfico, cumplidor del Derecho Internacional, se ve atracado por el gigante que desafa al mundo.

Ramn Pedregal Casanova es autor de los libros: Gaza 51 das, Palestina. Crnicas de vida y Resistencia, Dietario de Crisis, Belver Yin en la perspectiva de gnero y Jess Ferrero, y Siete Novelas de la Memoria Histrica. Posfacios. Presidente de la Asociacin Europea de Cooperacin Internacional y Estudios Sociales AMANE. Miembro de la Comisin Europea de Apoyo a los Prisioneros Palestinos. Miembro del Frente Antiimperialista Internacionalista (FAI).

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter